Alianzas de Boda

Alianzas de Boda

Es una sorpresa descubrir que el uso de las alianzas de boda por parte de las mujeres, se remonta al antiguo Egipto, mientras que en los hombres, esta práctica comenzó a ser adoptada a partir de la segunda mitad del siglo XX, cuando los militares occidentales empezaron a llevar anillos para recordar a sus esposas y familias que dejaron en casa, aguardando el final de la Segunda Guerra Mundial. Desde entonces, se convirtió en una costumbre popular, que se ha extendido, prácticamente, a todo el mundo.

También es meritorio destacar, que alrededor de la misma época, el avance de los derechos femeninos transformó el intercambio de alianzas, convirtiéndolo en un ritual que simboliza el mutuo compromiso y la igualdad dentro del matrimonio.

Siendo esto así, reconocemos que la boda es uno de los eventos más importantes en la esfera social de los seres humanos, un acto que consolida el amor, y también los deseos de sentar bases firmes para el futuro y la familia. Para tan importante acto, los preparativos contemplan numerosos aspectos, sin embargo, uno de los que llena de mayor ilusión, es la selección de las alianzas o anillos de boda.

En consecuencia, se hace necesario prestar mucha atención a la selección de los anillos de matrimonio, pues son varios los elementos que se habrán de considerar, tales como el material, el corte, la apariencia, comodidad y practicidad. Además, los anillos deberán tener un estilo o detalles que representen a la pareja, pues como lo indica la tradición, son para siempre.

Entre la gran variedad de anillos de bodas, son especialmente populares los de oro amarillo, rojo y rosado. También, las alianzas clásicas siempre son las favoritas, debido a su belleza y sencillez. Para dar originalidad a las piezas, se pueden hacer grabados de los nombres de los recién casados ​​o la fecha de la boda.

Materiales

Es amplia la variedad de materiales para la creación de las alianzas de boda, aunque con bastante frecuencia, es el oro 14 ó 18 k el más solicitado, siendo válido elegir entre cualquiera de sus tonos, como son: amarillo, rojo, rosa y blanco. También, son populares la plata, el paladio y el platino. 

La elección del material de los aros es una decisión importante. Para los amantes del oro, las alianzas podrán ser en cualquiera de sus conocidos tonos; y aquellos que prefieran los metales de tonos más fríos optarán por la plata, el oro blanco o los productos de platino. El ancho de tales anillos de matrimonio varía de 2 a 10 mm. En este caso, a las mujeres se les recomienda elegir anillos delgados, y para los hombres los más gruesos.

Variedades de corte y diseño

Aquellos con experiencia en la materia, podrán confirmar que en el matrimonio siempre existirán diferencias de diversos tipos, pero uno de los puntos en los que ambos deberán estar sólidamente de acuerdo, es con el diseño de sus alianzas de boda. Estos accesorios son joyas que deberán lucirse con orgullo.

Las alianzas que lucen como una banda plana, se consideran una opción conservadora. Su principal ventaja es su precio accesible. 

Se hace evidente que, gracias a las modernas tecnologías de procesamiento de metales, los joyeros hacen diseños sobre el anillo, decorándolo según las exigencias de ambas partes. Actualmente, muchas parejas eligen anillos con patrones de relieve, pudiendo ser desde el estándar diamantado, hasta patrones al estilo egipcio. Otra tendencia en cuanto al diseño, es la creación de anillos diferentes pero complementarlos entre sí, una tendencia muy chic.

Dentro de los diseños más populares, encontramos los aros tradicionales, favoritos también por el precio. Sin embargo, también gozan de cierta fama los anillos con combinaciones de oro de distinto color.

Examinemos a continuación algunos de los modelos más populares:

  • Alianzas clásicas en color rosa y amarillo: Para obtener el tono rosa, los joyeros usan una aleación de 750 g de oro fino, 50 g de plata fina y 200 g de cobre. Este modelo tiene una cara convexa con un ancho de al menos 5 mm. En este anillo, la cara interior está hecha de oro amarillo, y el exterior con un precioso acabado rosado mate.
  • Alianzas clásicas en oro amarillo y blanco: El modelo se caracteriza por una cara convexa, bordes delgados y un perfil rectangular. Para la fabricación de este tipo de anillos, se utilizan tanto el oro amarillo como el blanco, el primero producto de aleación de 750 g de oro fino, 125 g de plata fina y 125 g de cobre; y para el segundo, 750 g de oro fino, 160 g de paladio y el resto, plata fina. Externamente, su imagen exhibe los dos colores. 
  • Alianzas clásicas con diseño moderno: La forma tradicional de estos anillos de boda viene esta vez modificada con un reborde grueso. La cara externa es convexa, y la interna plana; los bordes terminan en ángulo recto. El ancho de este anillo no supera los 12 mm.
  • Alianzas clásicas "acanaladas": La cara  exterior del anillo tiene una forma convexa, y sus bordes se encuentran decorados por grabados en línea que recorren todo el perímetro del aro. Este detalle le brinda un aspecto elegante y diferente al aro liso tradicional. 
  • Alianzas clásicas con bordes anatómicos: La presencia de estos bordes redondeados le otorgan a este modelo un aspecto original, refinado y moderno. Además, su ajuste en los dedos es suave y confortable. A menudo, este tipo de anillo puede encontrarse decorado con pequeños patrones, diamantes o derivados del corindón (zafiros y rubiés).

¿Cómo elegir las alianzas perfectas?

Al pensar en las alianzas, considere que estas piezas de joyería deben ser concebidas para durar eternamente, como el pacto de amor que se sella una vez se consuma el matrimonio. La durabilidad debe estar pensada en cada detalle del diseño, así como también en la elección del metal y el engaste de las piedras, si las tiene.

Al seleccionar sus anillos, tome en cuenta los tips generales que compartiremos a continuación:

Como primer paso, determinen juntos las preferencias con las que sueñan. Piensen en los metales, que pueden ser platino, plata, oro blanco o amarillo. También imaginen su forma, grosor y perfil. Pregúntense de paso si desean un toque de brillo a expensas piedras preciosas, o si harán un par de anillos personalizados en vez de escoger los del mostrador. Por supuesto, no se olviden de considerar el presupuesto!

Otra característica importante en la selección de las alianzas es la comodidad y la practicidad. La prenda tiene que coincidir perfectamente con el tamaño del dedo, y deberán evitarse, en lo posible, los errores de medición; en caso de un anillo apretado, se presentarán molestias tras uso, o por el contrario, correría el riesgo de extraviarlo si el mismo le queda holgado. Tome las precauciones de no ingerir líquidos en exceso en el período alrededor de las pruebas, así como tampoco debería excederse respecto al consumo de sal, para no tener retención de líquidos y errar, en consecuencia, la talla de la sortija. 

Cabe agregar, que si su gusto se orienta hacia las piedras preciosas, sugerimos eligir minuciosamente el tipo de montura, ya que un engaste de grifas, por ejemplo, pudiera engancharse en las prendas de vestir, y con el tiempo, irse deteriorando. Una excelente elección serían piedras engastadas a nivel, en pavé o en riel.

Seguidamente, le aconsejamos ponga interés en el metal que desea para sus alianzas. El oro es el más popular, pero tenga presente que deberá ser, idealmente, oro 14 o 18 k, pues al tener otros metales en su aleación, la resistencia y durabilidad estará garantizada, a diferencia del oro 100% que es muy blando, y los detalles podrán borrarse tras el paso del tiempo. Otro metal igual de apreciado, es la plata, con bondades para crear piezas increíbles, pero resulta medianamente perdurable por ser blando y vulnerable a rayaduras y golpes. El platino es fuerte, pesado y muy duradero, cotizado para este tipo de joyas por su resistencia. Así, encontraremos también el paladio, titanio, hasta el acero y carbono. Solicite información pertinente a su joyero, y haga una adecuada elección según el costo, el gusto y el beneficio. 

Grabado

Ahora bien, ya tiene listos sus anillos, pues es momento de decidir si inscribir alguna frase memorable, como los nombres de los futuros esposos, la fecha del matrimonio, o quizá algo con un significado especial para la pareja. Esto, sin duda, le dará un toque de originalidad muy agradable. 

En la actualidad, existen varios tipos de grabado:

  • A Máquina. Permite hacer inscripciones en anillos utilizando fuentes clásicas. Dichas inscripciones son bastante legibles.
  • Manual. Este tipo de grabado logra acabados que se ven muy elegantes.

Antes de que comience el grabado, debe saber con qué tipo de metal están hechos sus anillos de matrimonio. Los productos de oro puro (95% de pureza) no son aptos para el grabado, este metal es demasiado suave y las inscripciones se pueden borrar con el tiempo. La opción más adecuada para esto, es el oro 58% ó 75% de pureza. Dichas aleaciones de oro son las más fuertes, por lo que las inscripciones en los anillos durarán mucho tiempo.

Cuidados para las alianzas

Para que los anillos de boda conserven su apariencia original, necesitan la atención adecuada. Es recomendable hacer limpiezas periódicas en casa, colocando las alianzas en un cuenco con agua templada y jabón suave durante 15 minutos, luego frote con un cepillo de cerdas suaves, aclare con agua limpia y seque con una gamuza. Evite exponer su joya a sustancias abrasivas, cloro, sudor o humedad excesiva. También tenga el cuidado de guardar o transportar sus aros en estuches apropiados, para evitar rayaduras o golpes innecesarios. Por último, le aconsejamos que cada ciertos años realice una limpieza profesional, para que traigan a la vida sus preciados anillos y siempre luzcan como nuevos.