Bufanda tejida para niñas

Bufanda tejida para niñas

¿Qué es una bufanda?

La bufanda, también conocida como jata, pashmina, shemagh o kufiyya, es una prenda que adorna los “looks”, es un trozo de tela que se utiliza de diferentes formas: alrededor del cuello, en la cabeza o alrededor de la cintura, ya sea por moda o por motivos religiosos.

Es una prenda de vestir, cuya longitud y acabado varía dependiendo de su confección. La prenda puede ser hecha con tejidos muy diversos empleando materiales como la lana, el algodón, polar, entre otros. Su diseño llega a abarcar una amplia gama de colores, dibujos, patrones o figuras como cuadros y rayas.

Estas tienen como función impedir que el frio se cuele por cualquier espacio de su abrigo, y mantener el calor corporal. Sean el frio, el viento y la humedad sus mayores enemigos, una gruesa bufanda te acompaña a cualquier lugar donde vayas.

Historia

La bufanda tiene su origen en la Antigua Roma, donde no se utilizó para protegerse del frío, sino para limpiar el sudor de la cara y el cuello cuando hacía calor. En principio se le llamó “Sudario de Oviedo”, que se traduce del latín al inglés como “paño sudor”.

Para entonces fueron usadas originalmente por los hombres alrededor de su cuello o atadas a su cinturón. Pronto las mujeres comenzaron a utilizar bufandas hechas de tela, y no de lana, pashminas, o las de seda.

Desde entonces este “pañuelo” se ha puesto de moda y ha dado estilo a la mujer.

Los historiadores creen que durante el reinado del emperador chino Cheng, los pañuelos de tela fueron utilizados para identificar los agentes o el rango de guerreros chinos. En tiempos posteriores, alrededor del siglo 17, las bufandas también fueron usadas por los soldados de todos los rangos en Croacia.

El pañuelo se convirtió en un accesorio de moda real a principios del siglo 19, tanto para hombres como para mujeres.

Fue a mediados del siglo 20 cuando esta prenda se convirtió en uno de los accesorios de vestir esenciales y más versátiles, tanto para hombres como para mujeres.

Hoy en día el principal fabricante de bufandas es China, con la India, Hong Kong e Indonesia. Los materiales más comunes utilizados para hacer bufandas de moda son la seda, lana, pashmina y cachemir.

Características y beneficios

Con el inicio del clima frío, cada madre piensa en la necesidad de comprar una bufanda para niños. Pero su elección no es tan sencilla, a pesar de la diversidad, presentada en las tiendas. Comprar una bufanda para niños con colores alegres puede no ser suficiente. Muchos se preguntan cuál será el largo y el ancho de la bufanda de un niño, así como de qué material debe estar hecha para no molestar la delicada piel del niño.

Al comprar una bufanda infantil vale la pena prestar atención a la longitud. No debe ser demasiado largo, ya que puede interferir con el niño al caminar y aferrarse a objetos del entorno. La longitud óptima para una bufanda para niños es de 120 cm. Esto es suficiente para envolver la bufanda alrededor del cuello varias veces. Esta manera de atar una bufanda protegerá al niño de una posible hipotermia y no causará inconvenientes. Los extremos de la bufanda se pueden rellenar.

También al comprarla vale la pena prestar atención no solo a la longitud, sino también al ancho. El ancho óptimo es de 10 cm. Este tamaño es suficiente para envolver adecuadamente al bebé.

Al elegir un material de bufanda debe prestar atención al grado de su extensibilidad. Las bufandas de telas elásticas para niños son más versátiles, ya que proporcionan la máxima adherencia a los elementos de la ropa y el cuello del bebé.

Muchos bebés son propensos a reacciones alérgicas e irritaciones de la piel. En este sentido, vale la pena elegir materiales de algodón natural o lana suave y cálida que no sea molesta. Un tipo de lana es la alpaca. Además, al elegir un material para una bufanda de niños, debe evitar el hilo que se "cae". Las pequeñas partículas pueden entrar en la boca del niño, lo que causará inconvenientes adicionales. Y el momento decisivo a la hora de elegir una bufanda debe ser una apariencia atractiva.

Ventajas de usar bufandas

Los diseños son infinitos y el tipo de punto y agujas utilizadas para su elaboración también es muy variado. En internet se pueden encontrar miles de ideas para hacer bufandas tejidas. Pero sepamos cuales son las ventajas y desventajas de una prenda como la bufanda realizada con este material para niñas. 

Una de las ventajas de las bufandas tejidas para niñas es que este material es capaz de absorber el treinta por ciento de su peso al mojarse. Lo mejor es que pese a esa absorción, al tacto o rozarla con la piel no se nota húmeda. Por lo que es ideal para cualquier época del año. 

Se trata de un efectivo aislante térmico que protege a la niña del frío. El cuello no sufre así los rigores del invierno y evitamos de esta manera caer enfermos a las primeras de cambio.

Las bufandas tejidas poseen gran elasticidad, y con su uso no cede el tejido ni se deforman las mismas. 

Son resistentes a los ácidos suaves o diluidos.

Desventajas

Algunas bufandas tejidas pican y hacen que las niñas se sientan un poco incómodas.

Tendencias de moda

La moda para bufandas apareció recientemente. Pero, a pesar del corto tiempo, este accesorio se ha vuelto necesario no solo en los guardarropas de hombres y mujeres, sino que también ha entrado en la moda infantil. Usar una bufanda en un conjunto de ropa para niños no solo lo calentará en un día helado, sino que también agregará calidez y comodidad externa.

También crece la popularidad de las bufandas infantiles decorativas. A menudo, se crean a partir de materiales de punto fino, tienen colores brillantes y se utilizan para salidas culturales y sesiones de fotos para niños.

Para chicas

Para los niños de hasta tres años, el tipo principal de bufandas es el frente de la camisa. No requieren nudos complicados y se calientan a la perfección en el clima helado, envolviendo no solo el cuello, sino también el pecho y la espalda del bebé. A menudo, están decoradas con apliques de elementos de punto.

También son populares las bufandas, lazos. Tienen un aspecto original y una calidez increíble. Su configuración proporciona un bucle de punto en un extremo de la bufanda. Estas bufandas no requieren tejidos complicados, que cansan mucho a los niños antes de caminar. Un extremo de la bufanda simplemente se pasa al otro. Intersección, los extremos de la bufanda forman una especie de arco. La doble capa formada en el pecho del niño protege contra el soplado y la penetración de las heladas.

Otro tipo popular de bufandas, recientemente ingresadas en la moda infantil, es bufanda-LIC. Este tipo de bufanda es muy cálido y moderadamente cómodo. Es perfecto para un niño de cualquier género, ya sea un niño o una niña. A menudo se hace en una hermosa encuadernación a granel. Esta bufanda es muy elástica y mantiene su forma perfectamente. El tamaño de esta bufanda se selecciona de las características individuales del niño.

Para adolescentes

Los adolescentes son más caprichosos en su elección, porque quieren ser como adultos y enfatizar su individualidad. En este sentido, la moda o las bufandas para adolescentes se hacen eco directamente de la moda femenina y masculina. Así, en la moda adolescente de esta temporada, productos largos, bufandas de lana a granel, modelos cuyo adorno tiene una jaula o tira, bufandas anchas, así como bufandas finas hechas de seda y gasa. La moda en el color del producto depende del material y la temporada. Las recomendaciones de los estilistas y diseñadores son similares en una, en que el color de la bufanda debe superponerse con los elementos básicos de la ropa, así como tener tonos brillantes. Atención a los tonos brillantes que se pagan no solo. La bufanda, como accesorio, fue creada para enfatizar la individualidad y hacer que la imagen sea más expresiva.

¿Cómo pueden llevar una bufanda las niñas?

Se deben usar bufandas para niñas, según las características del modelo. Las bufandas, los pliegues de la camisa o las mallas, se visten debajo de la ropa de abrigo y también se pueden usar como accesorios. La bufanda de la forma estándar no debe causarle inconvenientes al niño. Esto significa que el método de atar una bufanda debe dejarse a la discreción de los padres.

La mejor manera de combinar los jeans, camisetas, bermudas o shorts es usando una bufanda tejida de un material liviano, cuando se esta en verano la mejor opción para los colores son los vivos, que llamen la atención y resaltan el color de piel de la niña. En la época de invierno los colores grisáceos con los tonos azulados mandan.

Dentro de los muchos accesorios para vestir, las bufandas tejidas es quizás el más versátil y el que permite mayor creatividad en las niñas. Es la prenda ideal para complementar su estilo, además de protegerlas del frío las ayuda lucir diferentes y marcar la diferencia.

En la actualidad se ofrecen cientos de opciones y de accesorios, pero ninguno como las bufandas tejidas para niñas. Estas han tenido tanto furor en los últimos años, ya que usarlo aparte de dar un estilo único a su niña ofrece una practicidad inigualable.

Recomendación

Se recomienda utilizar bufandas en invierno, ya que la bufanda puede calentar el aire antes de inhalarlo, y eso reduce el riesgo de sufrir enfermedades.

Salir a pasear en un día frío puede ser un peligro para la salud de muchos asmáticos. Con el uso de la bufanda se minimiza el riesgo.

Proteger el cuello durante el duro invierno, sin perder el toque de glamour que toda niña o adolescente merece es una tarea mucho más fácil de lo que se puede pensar.

Comentarios

La mayoría de los padres les gusta ver a sus niñas con un accesorio como la bufanda tejida.

Indican lo lindas y elegantes que se ven las niñas en invierno con este accesorio.

También hay quienes no les gusta este accesorio ya que indican que sus hijas han presentado alergias por el tipo de tejido de la misma.