Vendaje abdominal para mujeres embarazadas

Vendaje abdominal para mujeres embarazadas

El embarazo es una fenómeno natural y el cuerpo de la mujer está perfectamemte dotado para enfrentarlo. Sin embargo, son tantos los cambios que ocurren en 9 meses, que los ajustes compensatorios del organismo a veces no son suficientes, llegando con esto la aparición de ciertas dolencias, como el dolor de espalda a nivel lumbar. Mientras avanza la gestación, no solamente crece el feto, sino también el útero, la placenta y aumenta el volumen de líquido amniótico. Esto genera un incremento de la carga sobre la columna vertebral, añadiendo que al moverse el centro de gravedad, por el útero grávido que sale hacia adelante y los cambios de posición de los huesos de la cadera, los puntos de presión en la espalda sufren ligeras modificaciones, provocando fatiga en la musculatura. A menudo existe una sensación de dolor en la espalda, que se calma con el reposo. No obstante, si los síntomas son molestos o severos, no dude consultar con su médico al respecto. Quizá le indique alguna de las vendas o fajas que mostramos a continuación.

¿Qué es el vendaje? y ¿por qué es necesario?

El vendaje es un dispositivo ortopédico elástico para brindar soporte al abdomen de la mujer a partir la segunda mitad del embarazo. Según el período en que se utilicen, se pueden clasificar en prenatales, postnatales y universales. Al seleccionarse el tipo de vendaje apropiadamente, se logrará distribuir uniformemente la carga del útero gestante sobre la espalda baja, aliviando el dolor a nivel de la lordosis lumbar y articulaciónes sacro-ilíacas. Otro beneficio del vendaje es que al mejorar el soporte del abdomen, disminuye el pinzamiento de los vasos sanguíneos a nivel de la íngle, favoreciendo la circulación, mejorando así la pesadez en las piernas, síntoma que puede ser muy desagradable si de paso existen venas varicosas. Y si su piel es propensa a las estrías, la venda la ayudará a evitarlas o a reducir el riesgo de que aparezcan, al mejorar el nivel de tensión sobre la piel. Para este último punto no olvide que la clave está en la hidratación cutánea, la ingesta de agua, la alimentación saludable y la actividad física moderada.

Situaciones en las que el médico puede asignarle un vendaje.

  • Al final del embarazo (en el tercer trimestre).
  • Si por causa del primer embarazo los músculos pélvicos se debilitaron.
  • Con una ubicación baja de la placenta y amenaza de parto pretérmino.
  • En el caso de cesárea anteriores.
  • En embarazo múltiple o fetos grandes.
  • Problemas documentados de la columna vertebral, pelvis estrecha, venas varicosas.
  • Dolor en la sínfisis del pubis.
  • Si está activa y se mueve mucho incluso en los últimos meses.

¿Cuándo comenzar a usar el vendaje abdominal?

Recordemos que la primera indicación para su uso es la de su médico de cabecera. A manera informativa, es válido sugerir el vendaje desde el momento en que el niño comienza a crecer a un ritmo más acelerado (aproximadamente a partir de la semana 20) . Sin embargo, esto debe individualizarse, por ejemplo, si anteriormente se le practicó una cesárea, podria usarlo desde mucho antes, incluso a partir de la semana 16. Si no presenta síntomas y desea dar soporte a su vientre, puede usarlo más tarde, después de la 28° semanas.

Contraindicaciones para su uso

La principal y más importante contraindicación es que la posición del feto sea diferente a la de cabeza abajo, es decir, que se presenta de pies, nalgas o está transverso dentro del útero. En este caso, el vendaje puede evitar que el bebé tome su posición cefálica definitiva, por la fijación de la presentación del bebé. Las contraindicaciones también incluyen la presencia de infecciones de la piel y reacciones de hipersensibilidad al material del producto.

Modelos

El vendaje se confecciona en diferentes diseños:

  • Bragas de vendaje. Esta clase tiene forma de ropa interior femenina, con un elástico insertado en su parte superior, que sujeta el abdomen en su parte baja. Es cómoda y fácil de ajustar, además es discreto bajo la ropa. También tiene sus desventajas: su uso rutinario ensancha la panty, aumentando su complacencia y brindando un soporte menos eficaz. En ocasiones puede colocarse sin ropa íntima debajo; si elige esta opción, deberá comprar al menos dos unidades. Las bragas-vendaje no se puede usar con hinchazón o edema de las piernas y si tiene un útero grande, no le proporcionarán suficiente soporte.
  • Vendaje universal para mujeres embarazadas. Esta es una cinta ancha, estrecha a los extremos. Durante el embarazo, el cinturón en su parte ancha cumple la tarea de aliviar la carga sobre la columna vertebral. Para este propósito, a veces se insertan varillas rígidas adicionales en la parte posterior de la correa, que se pueden quitar si es necesario. La parte estrecha se sujeta debajo del vientre, sosteniéndole de forma segura. El cierre de velcro le permitirá ajustar la venda según su comodidad y beneficio. 

Existe la opinión de que usar un vendaje después del parto es útil para restaurar la forma del cuerpo previo al embarazo, favoreciendo a la recuperación del tono de los músculos abdominales y de la piel. Desde este punto de vista, el vendaje universal es bueno por su practicidad: simplemente gírelo al revés para que la parte estrecha se ubique en la parte posterior, y la ancha, sobre el abdomen. Solicíte a su médico las sugerencias respecto al comienzo de uso, la seguridad de su salud siempre será primero.

Vendaje tipo correa: Esta es una tira ancha con alta elasticidad y cierre de velcro. Son muy cómodas y prácticas, ideales para la temporada de calor. El modelo con "capucha" no es más que una banda ancha de tela elástica junto a la correa en su parte anterior, ejerce compresión y una suave protección local, adaptable al crecimiento del vientre. Esta es una versión muy bien aceptada y hasta popular dentro de su clase.

¿Cómo elegir el tamaño?

El tamaño deseado se selecciona según la medida de la circunferencia de la cadera o justo bajo el vientre. La medida deberá cotejarse con la leyenda del paquete y de ese modo elegir la talla correcta de acuerdo con la escala del fabricante. Haga las mediciones justo antes de comprar. El modelo correctamente seleccionado no debe restringir los movimientos, causar sensación de incomodidad, ni lastimar la piel.

¿Cómo debe colocarse?

Se debe colocar con la mujer en decúbito, es decir, acostada sobre una superficie rígida o semirrígida, levantando ligeramente la pelvis, asegurando el cierre al exhalar. Esto ayudará a fijar el abdomen en la posición correcta, evitando que el útero descienda y no lo sostenga adecuadamente. Es importante asegurarse de que no se altere la circulación de la sangre en los tejidos blandos, para ello el vendaje debe sostener el abdomen sin presionarlo.

¿Cuánto tiempo utilizarlo?

Usar un vendaje solo es necesario cuando se está de pie. Use el producto por un máximo de tres horas seguidas, luego tome un descanso por 40 minutos si tiene que volver a colocar. El tiempo total de uso no debe exceder las 14 horas por día.

No olvide que todas las preguntas con respecto a la elección y el uso de un vendaje definitivamente deben ser respondidas por su ginecólogo-obstetra.

Sobre cómo elegir y usar un vendaje, en el siguiente video.