Hebillas de cinturón para hombres

Hebillas de cinturón para hombres

Anteriormente las hebillas, junto con los cinturones, eran solo un accesorio fundamental de la vestimenta masculina pero al pasar del tiempo, se transformaron en atuendos tan versatiles que les permitieron adaptarse tanto a hombre como mujeres y ser usadas en diferentes tipos de ocasiones. Algunos de ellas han sido perfeccionados de tal manera que son considerados verdaderas obras de arte y orgullo de eminentes joyeros.

Desarrollo

Las primeras hebillas aparecen en la Grecia antigua y durante el Imperio Romano. Eran usadas sobretodo en el equipamiento militar; en las correas de las vainas de las espadas y corazas o para fijar las sillas de montar y los estribos. Elaboradas con metal, hueso y marfil y debido a su sencillez y durabilidad, su uso extendió a las prendas de vestir y calzado.  Durante el siglo XVI comenzaron a adquirir, aparte de práctica, importancia estética, debido a que las más elaboradas comenzaron a distinguir el nivel social de sus propietarios, convirtiéndose así en sinónimo de elegancia y distinción.

En la época moderna, hacia los años veinte, hubo un incremento de su uso, cuando las cinturas de los pantalones cayeron a una línea más baja y natural. En la actualidad, las hebillas para cinturón son especialmemte populares en los rodeos de Estados Unidos como trofeos, así como pequeñas obras de arte que se entregan en torneos de golf y como objetos de colección.

Temas

Actualmente existe una amplia gama de hebillas destinadas tanto a actividades específicas como a moda de alto nivel, las cuales a su vez hacen referencia a diversos temas:

  • Automovilísticas
  • Localidad
  • Música
  • Flora y fauna
  • Místicas
  • Origen étnico
  • Citas
  • Profesiones
  • Artes y espectáculos
  • Tendencias

Tipos

Dependiendo del método de fijación estas pueden ser:

  • Clásicas: De estilo simple y común consisten en un marco base y una pestaña. La correa se pasa por una barra y la varilla se inserta en el agujero.
  • Automáticas: Con partes autómatas de presión en los extremos del cinturón,  bloquean y forman un candado en el mismo.
  • De abrazadera semiautomática:  La unión de los extremos ocurre al sujetar el cinturón con dientes especiales.
  • De dos y tres rendijas: Aquí el cinturón se extiende en una ranura y se sostiene por presión del mismo.
  • De posicionamiento: Actua bajo el mismo principio que los sujetadores de dos y tres rendijas.
  • De rodillo: Las más adecuadas para cinturones reversibles, desmontables, pueden girar en el sentido deseado.

Materiales

Los elementos que forman las hebillas pueden estar fabricados de diferentes materiales. Los mecanismos de fijación, apliques, relieves o logotipos, les permiten distinguirse unas de otras para darles personalidad al conjunto.

  • Las partes de hierro, en cualquier imagen diseño se ven elegantes y varoniles además de combinar perfectamente con el latón, bronce y cobre cuyos colores cálidos se emplean para dar carácter al sistema. Sin embargo, normalmente son susceptibles a los efectos de la humedad y tienen un gran peso.
  • Los cierres con herrajes plateados o dorados, son accesorios de lujo únicos que dejar ver el nivel social  de su propietario. Otros productos decorados con piedras preciosas o diamantes de imitación se han vuelto obsequios de preferencia para los fanáticos de la joyería.
  • Las de plástico o vidrio líquido, hanganado en los últimos años, gran popularidad debido a su bajo costo y variedad de colores; superando con creces a pesar de lo común, los productos de otros materiales.

Tendencia

El hecho de elegir la hebilla correcta, así como el cinturón, es un punto importante en el guardarropa masculino. Además de que el mecanismo deba moverse con facilidad y el sujetador no se adhiere a la ropa, un accesorio bien elegido va a arrojar una buena armonía de la imagen y de la comodidad de los pantalones.

Los cinturones delgados y las hebillas de abrazadera semiautomática son preferidos por los jóvenes, mientras que los adultos optan por usar cierres clásicos con un ancho de al menos 40-50 mm (Óptimo de  fijación ).

Estilo

Las hebillas son tan importantes como otros elementos del guardarropa masculino. Estas pueden decir mucho sobre el carácter, la profesión o el pasatiempo de su dueño. Un accesorio bien elegido es una oportunidad única para realzar su estilo de ropa y vida. Por ejemplo:

  • Un mecanismo de fijación juicioso complementaría la imagen comercial de un empleado de oficina.
  • Una insignia poderosa con simbolismo sería caracteristico de un fanático
  • Una hebilla brillante destacaría la imagen de un cantante o artista
  • Y un exclusivo cierre costoso demostraría el nivel de un hombre de negocios.

"Como vemos las hebillas no solo son un complemento funcional, sino una prenda que distingue el guardarropa masculino".