Colgante con dijes para guardar o lucir fotos dentro

Colgante con dijes para guardar o lucir fotos dentro

La moda puede llegar a ser tan cambiante o variar de tal manera que algunas cosas que llegaron a ser tendencia por un período de tiempo, lo vuelven a ser. La joyería artesanal no es la excepción. Por ejemplo, el elegante colgante de apertura con una foto en el interior, que llego a gozar de gran popularidad en siglos anteriores, una vez más hoy en día se convirtió en una prenda o accesorio favorito de los contemporáneos. Esta prenda consiste en un colgante que se abre para revelar un espacio usado para almacenar alguna fotografía. Por lo general, es obsequiado a seres queridos en días especiales. En la época victoriana el estilo de estos colgantes era ricamente decorada con filigranas. Sin embargo, hoy en día se dan los diseños planos en los que se graba el nombre o las iniciales del destinatario o una frase significativa en su parte posterior. Estos colgantes contienen por lo general solo una o dos fotografías, pero algunos fabricados especialmente pueden contener hasta ocho. Se han creado también colgantes giratorios, donde la argolla que conecta la cadena con el propio guardapelo se une pero no se fija a este, por lo que está libre para girar. Estos colgantes constituían un estilo común en la época victoriana.

Hablemos un poco más acerca de la historia de este estilo de colgante

Este accesorio es tan familiar para todos, así como lo son los accesorios como pendientes, anillos, entre otros. Los cuales aparecieron hace mucho tiempo. Hace muchos años esta prenda decoraba y complacía a muchas mujeres de diferentes clases y de diferentes orígenes. Estas piezas surgieron a finales del siglo XVIII y se siguieron utilizando durante todo el siglo XIX. Los colgantes solían ser de forma ovalada y por lo general, solían ir en el cuello, bien con cadenas o colgados de anchas cintas de terciopelo negro a modo de gargantillas. Con su ayuda, hermosas damas hechizaron a los hombres con su encanto. Hoy en día, están de moda como parte del estilo vintage y es una pieza original que complementa nuestro atuendo.

Cada producto o cada colgante tiene su propia historia, muy interesante sobre su origen. Estos colgantes con fotografía también experimentaron muchas transformaciones a lo largo del tiempo. Ahora nadie recuerda quién creó esta prenda o accesorio en primer lugar, pero se sabe que los antepasados utilizaban este colgante como amuletos con fotografía de antiguos habitantes de la tierra.

También se cuenta como historia que, para protegerse de las fuerzas de otro mundo y diversos problemas, los antiguos paganos colgaban un guijarro en el cuello, en su opinión tenia un significado sagrado. Este objeto se colocaba con una tira de piel de animal.

Con la evolución de la humanidad, los cambios también tuvieron lugar en los colgantes. Se volvieron más complejos, pero no menos interesantes. En Egipto, en los tiempos de los faraones a menudo usaban este tipo de colgantes. De hecho, se cuenta que la misma Cleopatra les otorgó a sus asistentes colgantes en los cuales venían piedras preciosas muy valiosas, con su nombre grabado en la parte posterior, y algunas veces este colgante venía con la imagen de ella.

En los siglos XV-XVI, aparecieron colgantes que contenían secretos. La piedra fue cortada por la mitad, de esto resultó algo así como una concha con una cavidad dentro. Estas contenían veneno, el líquido mortal a menudo era para envenenar a los súbditos leales y a los propios reyes, o a los que eran cercanos a la familia real.

Después de un tiempo, los nobles inventaron un destino diferente para este tipo de joyas, comenzaron a esconder lo más apreciado en sus colgantes. La imagen de algún ser querido o el cabello de esa persona en especial. En aquellos días, los nombres de los amantes, por diversas razones, a menudo se ocultaban. Tales accesorios se convirtieron en una buena solución para esconderlo y para evitar algún escándalo.

Esta prenda es especialmente valorada por la gente de mar, por sus distintos atributos. En los colgantes, guardaban imágenes de sus esposas, niños y su cabello. Esta prenda en especial se convirtió en el único recordatorio de sus hogares durante largos viajes por esos mares y océanos extensos.

Aproximadamente en el final de la Edad Media, los colgantes, que se habían proporcionado para la apertura, se transformaron y pasaron de ser simples decoraciones a signos distintivos. Se convirtieron en premios que fueron entregados a los mejores guerreros y figuras destacadas que estuvieron en las batallas.

Fue con la apertura del colgante que el famoso Faberge comenzó su actividad en diseñar hasta el día de hoy. En sus primeras creaciones el maestro las hizo en forma de colgantes. Pero las joyas eran tan pesadas que el joyero se vio obligado a abandonar esta empresa y comenzar a producir sorprendentes bellezas en la forma ovaladas en las que han llegado a nuestros días.

¿Cómo son los modelos de estos colgantes?

Una decoración o un accesorio tan sorprendente, como lo es un colgante, hace que existan una gran variedad de modelos y estilística, por lo que se pueden combinar con cualquier tipo de ropa y distinguir. La novedad son los colgantes realizados con materiales textiles, con dibujos de cómics contemporáneo, con imágenes del cine actual, con fotos, entre otros, la idea es hacer contrastar el estilo tradicional y antiguo con imágenes o materiales actuales. Pueden variar:

  • Por llevar el dije en un colgante con cadena larga o corta.
  • Puede llegar a ser pequeña, mediana o grande la parte donde se introduce la foto.
  • Existen modelos con vidrio, piedras naturales, metal.
  • También son fabricados con mimbre, madera, cuero, entre otros tipos de materiales.
  • Hay modelos utilizados de forma semántica y simbólica, es decir como amuletos.

Además de los colgantes estándar con una foto en el interior, se hacen variantes más complejas, en las que se pueden colocar hasta ocho imágenes. También están diseñando joyas en forma de corazones. Los medallones de corazónes son especialmente populares entre las personas que aman, que desean mostrar sus sentimientos a un ser querido. Se llaman también colgantes.

Hoy en día, la producción de colgantes ha alcanzado tal altura que a veces se puede ver las más inesperadas variantes en el modelo. Estas pudieran ser figuras de animales, flores e insectos, símbolos geométricos, entre otros. Pero, sería una prenda solo para adornar a la persona. Y estos medallones de apertura se utilizan por lo general, en primer lugar, para recordarle al propietario lo importante que es una persona o momento en especial.

¿Qué materiales se usan para fabricar estos colgantes?

Los colgantes, en su mayoría, están hechos de metales preciosos: oro blanco y amarillo, platino y también plata. A menudo, la base se inserta en varias partes con piedras preciosas. En los diseños modernos, los diamantes de imitación de Swarovski también se utilizan. Los diseños más económicos están decorados con piedras y otros atributos artificiales. Los colgantes auténticos en alto relieve pueden estar hechos con conchas o piedras naturales, mientras que los pintados suelen ser de porcelana. Entre los materiales de los que pueden estar hechos, se encuentran las conchas, el ágata, la cornalina, el ónix, el marfil, la lava, el coral, el azabache, el hueso, el nácar y otras piedras preciosas.

¿Qué significa dar este tipo de colgante como regalo?

El significado de este obsequio

Al dar este tipo de prenda como un regalo, cada persona coloca una porción de alma en él, especialmente si es preparado en forma de sorpresa para un ser querido, en estos casos es siempre seleccionado con mucho más cuidado y escrupulosamente. La opción de regalar esta prenda se aplica más entre personas cercanas, como por ejemplo entre parejas, padres e hijos y entre abuelos y nietos. Hay regalos que son para ocasiones especiales y que significan mucho, sobre todo si se trata de un compromiso sentimental. Y este será el regalo perfecto.

El significado del regalo en forma de colgante es obvio. Tal cosa no se le da a un colega en el trabajo o una novia en una escalera. El colgante es una cosa que se le presenta o se le regala a una persona muy importante, que muestra su sentimiento y cariño hacia una persona.

¿A quién dar este tipo de regalo?

El colgante seleccionado correctamente será un regalo original y muy valioso que será valorado no solo por la mitad femenina de la sociedad, sino también para los hombres. Decorará y deleitará al propietario durante muchos años, lo protegerá, traerá buena suerte y siempre le recordará a la persona que le dió este regalo.

Un colgante con una foto se puede regalar para un cumpleaños, Año Nuevo, Día de San Valentín, Día del padre o madre, entre otros.

El colgante de apertura es el regalo perfecto para una declaración de amor. Puedes ponerle una pequeña nota con palabras suaves y dársela a una persona cercana. Tal reconocimiento romántico sin duda recibirá una respuesta positiva. Y porque no, hasta para proponer matrimonio también sería una buena opción.

¿Con qué ropa lucen mejor?

Un accesorio es el toque final para crear una imagen ideal. El colgante de apertura debe corresponder con el estilo de la ropa, sin estropear todo el conjunto. La integridad del estilo es el criterio principal que determina la elección del modelo que mejor se llevaría a cabo.

Los colgantes pueden ser utilizados en diferentes situaciones, en diferentes momentos del día, ya que esta es una prenda universal. Debido a su popular naturaleza, estos accesorios se usan con un traje de negocios y con una vestimenta que pudiera ser sobresaliente, un atuendo de salir, dar un paseo, de vacaciones e incluso en la playa. Lo principal es elegir joyas, que sean ideal para el estilo de la ropa, el color de la piel, los ojos y el cabello, y la ocasión.

La ropa de noche estará adornada con joyas elegantes hechas de metales preciosos y piedras preciosas en una cadena fina o cordón. Las formas grandes serán apropiadas, pero el colgante debe ser elegante y que pueda realzar la figura femenina. Es recomendable no irse por un estilo o diseño muy señorial, procura que tu look sea siempre joven y fresco.

Para las personas que tienen una imagen con un estilo étnico, es mejor elegir colgantes de materiales naturales como por ejemplo, madera o cuero, hechos en la misma dirección o estilo que la ropa.

Un traje de negocios se complementa idealmente con un pequeño colgante sencillo hecho de metal precioso, preferiblemente sin inserciones. Alternativamente, puedes comprar un medallón con guijarros muy pequeños, no demasiado llamativos. Lo importante es actualizar tu look dentro de la esencia del colgante, dentro de lo femenino, pero rompiendo el esquema. Pudiera ser una romántica camisa blanca junto a una muy femenina falda negra, todo muy clásico, acompañado de un mega colgante, sería el atuendo perfecto para esa reunión de negocios.

En vacaciones, debes darles más atención a los productos económicos es decir los colgantes hechos de plástico brillante o vidrio, puede usar productos con gemas brillantes. Las dimensiones y las formas pueden ser muy diferentes. Pudieran ser algo exagerado en tamaño, quedaría perfecto con esos atuendos vacacionales de verano, dando un toque fresco a la vestimenta.

Los colgantes grandes se usan sobre la ropa o en un recorte de blusas o suéteres. Modelos miniatura para este uso no es adecuado, están necesariamente "perdidos" en el contexto de incluso el tejido más delgado. Cuando nos encontramos con modelos de colgantes elegantes, pero a la vez exagerados de tamaño es recomendable utilizar blusas cerradas y hasta sueltas, pero que sean de un estilo muy juvenil. Pues no es recomendable que en este caso te vayas por un look vintage porque, ropa vintage más accesorio de antaño o estilo antiguo solo puede salir como resultado que el atuendo se vea recargado.

Otra manera de llevar el colgante y que revitalizará y hará lucir tu atuendo elegante pudiera ser en llevar una vestimenta que consista en un suéter o un jersey de cuello alto, una cadena fina con un colgante. La decoración que aporta la prenda dará vida a un aspecto poco llamativo. Combina tus vestidos o polos strapless con una collar largo para dar una apariencia más fresca. Este look lo usarás principalmente para ocasiones informales, para situaciones más formales opta por un collar corto.

Los estilistas no recomiendan llevar colgantes con prendas o piezas coloridas. Tal ropa ocultará el colgante, contra su fondo se volverá invisible. Por lo tanto, es mejor no usar tales combinaciones. Es recomendable utilizar colores de tonos pasteles, o los colores clásicos.