Collar de perlas, la joyas favoritas de Coco Chanel

Collar de perlas, la Joyas favoritas de Coco Chanel

Historia

Podemos decir que el collar es la joya más antigua que se conoce, se han encontrado sepulturas prehistóricas de la edad paleolítica cuentas de collar hechas con conchas, estos hallazgos datan de cien mil años de antigüedad.

En un principio los collares se realizaban con huesos, maderas, y conchas de todo tipo, según se iba evolucionando se agregan metales, haya por la edad media es cuando se empezaron a usar metales nobles y piedras preciosas.

En joyería por excelencia el collar de perlas, es una pieza que tiene su historia y su publico claro esta. Hay collares de perlas sintética muy económicos adaptados para cualquier bolsillo, incluso de perla natural que tampoco es tan caro para lo que realmente es un collar.

Las perlas son esferas hechas de nácar producidas dentro del cuerpo blando de los moluscos, especialmente en los bivalvos, alrededor de partículas extrañas que ingresan al cuerpo del animal. Las perlas más conocidas son las consideradas como gemas o piedras preciosas, por su simetría y su particular lustre. Las perlas preciosas son producidas en su inmensa mayoría por las ostras pertenecientes a la familia Pteriidae.

Las perlas son de tamaño, color y forma variables. El valor de la perla se determina en función de criterios varios pero puede decirse que se centran en tres: una forma deseable (por ejemplo, las esferas perfectas o las "lágrimas"), la rareza de su color (casi toda la gama entre el blanco y el negro) y naturalmente la talla. Aunque las características estéticas y de tamaño son fundamentales en la valoración de una perla, el precio final depende en gran medida de las tendencias de la moda del momento.

Las perlas son un mineral duro de color perla natural en forma de granos, extraídos de las conchas de algunos moluscos. Esta piedra es tan femenina y romántica que los antiguos romanos la dedicaron a Venus.

Características y beneficios

El collar de perlas ganó su increíble popularidad entre los fashionistas de todo el mundo después de que se convirtió en un accesorio prácticamente constante de la inimitable Coco Chanel en los años 30 del siglo pasado. Convirtiéndose en un creador de tendencias de su tiempo, convirtió un collar de perlas en un atributo obligatorio de una dama real, tanto en un aspecto informal como en eventos ceremoniales.

El collar tradicional de Chanel es una perla, que está conectada por enlaces de metales preciosos o no preciosos. Se pueden agregar artículos decorativos en forma de marca, así como piedras preciosas y semipreciosas a este collar. Gabrielle Chanel insistió en que no solo el metal precioso y los diamantes en las joyas se pueden lucir con elegancia, sino también las joyas sencillas, combinadas con la imagen con gusto. Y poco a poco todas las damas de la alta sociedad estuvieron de acuerdo con ella. El collar de perlas es una de las joyas más populares de nuestro tiempo.

¿Quiénes pueden usar collares de perla?

El collar de perlas se ve femenino y elegante, adecuado para un look clásico de negocios, para la noche, para una celebración de bodas e incluso para una imagen en un estilo informal. Un collar de perlas se adaptará tanto a una joven como a una mujer de edad, todo depende del tipo de collar, la longitud de sus hilos, el tamaño, el color de las perlas y el número de filas de perlas en el collar. Se cree que las mujeres mayores tienen un collar adecuado con perlas grandes, y las niñas, por el contrario, deben prestar atención al collar con perlas en miniatura.

El collar de perlas también se elige según el color de la piel: las perlas negras o amarillentas son perfectas para las pieles oscuras, para las de piel clara: las perlas con un tinte rosado o azulado. Las perlas blancas y las perlas de color crema se consideran universales y adecuadas para todos, sin excepción.

Variedades de perlas

Hay varias variedades de perlas: mar, río, perlas cultivadas y artificiales. Mar: el más caro, es más brillante, de color uniforme, tiene un tono más claro y una forma redondeada regular en comparación con el río.

Las perlas de río tienen un tinte amarillento y una forma diferente: de ovalada a redondeada, el tamaño de las perlas puede ser diferente.

Las perlas naturales, que crecieron en condiciones naturales, hoy casi nunca ocurren, sus reservas se han agotado. Por lo tanto, los fabricantes utilizan perlas cultivadas. Para cultivarlo, un grano de arena se introduce artificialmente en el molusco y después una perla comienza a crecer. Así, producen tanto perlas de río como mar. En apariencia, no es absolutamente diferente de sus contrapartes cultivadas en condiciones naturales.

La vida de las perlas naturales es limitada y varía de 50 a 200 años, por lo que requiere un tipo de cuidado . Por ejemplo, las perlas deben usarse lo más a menudo posible, entonces no perderá su brillo por más tiempo y no se secará. Las perlas adoran la humedad, por lo que a veces es necesario lavar un collar de perlas con agua limpia y fría o con un paño pequeño y húmedo. Es mejor mantener las perlas envueltas en un trozo de tela de algodón, y una vez cada 5 años, un collar de perlas se debe colocar en otro hilo.

Las perlas artificiales tienen una ventaja sobre las naturales en términos de cuidado: no requieren un cuidado tan cuidadoso y, si se manejan con cuidado, durarán mucho más tiempo que las naturales. Las tecnologías modernas le permiten realizar imitaciones de perlas de alta calidad y darles la forma y el tamaño necesarios, pero en el mundo los productos hechos de perlas naturales son los más valorados en el mundo.

¿Con qué tipo de perlas hacen los collares?

Los collares o cuentas de perlas están hechos de perlas artificiales o de perlas naturales. Sus colores pueden ser completamente diferentes: perlas blancas con tonos verde, azul, rosa o grisáceo, perlas de color amarillo amarillento, perlas negras con tinte azulado o violeta.

Las materias primas más comunes siguen siendo las perlas blancas o amarillentas: siempre hay una demanda de ellas, que los fabricantes conocen bien.

Combinación con metales

El valor del collar de perlas también se ve influenciado por el material del que está hecho el cierre. En el collar más caro es el cierre de oro. Se proporciona una opción más económica con broches de plata, y las perlas de perlas artificiales generalmente tienen un broche hecho de metales no preciosos.

Collares hecho de diferentes materiales

Los collares de oro a diferencia de la creencia de todos, no son los mas caros. Todos piensan que por predominar el oro es algo que lo hace lo máss caro, el collar de perlas puede llegar a pagarse mucho dinero sin tener ni rastro de metal alguno ya sea en oro, plata, platino o plásticos.

Collare de plata estos collares son bastante extendidos por su precio, aunque también nos podemos encontrar collares de plata con perlas, diamantes o alguna piedra natural como zafiro o esmeralda que eclipsaría a cualquier collar de oro.

La bisutería es muy buscada a la hora de tener variedad en el joyero de casa, podemos tener muy buenos diseños en nuestro poder para cualquier ocasión sin tener que desembolsar mucho dinero.

También en la actualidad nos podemos encontrar bisutería con piedras de gran valor y muy bien trabajadas con diseños muy cuidados y muy parecidos a piezas en metales mas caros.

Tipos de collar

El collar de perlas puede ser de varios tipos:

  • Gargantilla, es un collar modesto clásico hecho de un hilo con una longitud de 35 a 40 cm. Es perfecto para un look clásico, está bien combinado con un traje de negocios, un vestido clásico o un vestido de noche estricto.
  • Un collar con una longitud de 30 a 32 cm, consta de varias hebras adyacentes al cuello, parece un collar y, por lo tanto, es adecuado para las personas con un cuello de cisne largo. Este collar se puede combinar con un vestido o una blusa con un escote profundo.
  • Matine es un collar largo de unos 60 cm, que combina bien con un cóctel o vestido de noche, así como un traje estricto.
  • Princesa, un collar con una longitud de 42 a 48 cm es perfecto para las personas de un cuello grueso o corto, ya que visualmente lo alarga.
  • Ópera, longitud del collar de 80 a 90 cm en un hilo. Este collar se ve muy bien con ropa monofónica en colores oscuros y visualmente adelgaza a su dueño.
  • Cuerda, collares de 115 cm de largo colocados en un hilo o en varios. Se lleva alrededor del cuello, como un cinturón, como una pulsera, y también como un aro, dependiendo de las preferencias estilísticas.

Formas de las perlas

Posiblemente todos pensemos en una perla perfectamente esferica cuando queremos imaginarnos una Perla Cultivada, aunque la realidad es que las perlas cultivadas pueden presentar multitud de figuras, siendo cada vez más populares y valoradas. En la actualidad podemos encontrar perlas de gran valor en formas Drop y Barrocas, por encima del valor de las perlas esféricas.

Las principales geometrias que presenta una perla pueden englobarse en las siguientes figuras:

Redondas: Son generalmente, las de mayor valor. Es simétrica y rueda en línea recta.

Barrocas: Indican forma irregular en las perlas. Son, por lo general, las menos valiosas, aunque pueden existir especímenes que lleguen a valer más que las redondas.

Semiredondas: Son perlas que tienen formas redondeadas, pero que no llegan a ser enteramente esféricas.

Anilladas o estriadas: Presentan líneas regulares o anillos cóncavos de manera perpendicular a un eje de revolución superior a un tercio de la superficie de la perla.

Semibarrocas: Poseen un eje de simetría, por lo que las formas son ovaladas, gotas, de botón, trompo, etc.

Costo de un collar de perlas

El costo de un collar de perlas está determinado por la variedad de cuentas, la calidad, el tamaño, el brillo de las perlas, la longitud del hilo de las cuentas, el material del cierre y la marca que las produjo. El precio de un collar hecho de perlas naturales de una famosa casa de moda puede alcanzar varios cientos de miles de rublos. Collares hechos de perlas artificiales cuestan desde 500 rublos.

¿Como elegir un collar de perlas?

Eligiendo las perlas debe abordarse con cuidado si realmente desea comprar un accesorio elegante que le complacerá durante mucho tiempo con su apariencia. Mire detenidamente el collar: las perlas deben ser del mismo tamaño y color. Incluso en productos de alta calidad, hay varias perlas en el hilo, que tienen pequeñas discrepancias en tamaño y color.

Las variedades de perlas tienen su propia escala de calificación: en función de su calidad, la letra A se asigna a las perlas de menor calidad, AAA, las perlas de mayor calidad.

Cabe señalar que las perlas negras que se extraen en Tahití tienen su propia clasificación y también tienen matices completamente únicos: cereza, verdoso, marrón, gris y púrpura. Por lo tanto, un collar hecho de perlas de Tahití negras puede recogerse durante varios años para asegurar una combinación armoniosa de perlas entre sí. Esto se debe al alto costo de dicho collar, que puede leerse en un par de miles de dólares.

¿Cómo y cuándo usar un collar de perlas?

Los accesorios y joyas de perlas son accesibles y muy duraderos, y si sabes combinarlas te ayudarán a darle a tus outfits un toque de elegancia y distinción. Son un adorno que nunca pasa de moda y lo más elegante que una mujer puede

En la oficina. Si deseas llevar perlas a tu oficina, elige piezas sencillas. Para usar un collar, procura que no sobrepase la línea del busto y recuerda que debe ser nada más que un complemento y no acaparar las miradas.

Salidas nocturnas. Sin ninguna duda, las perlas te darán un aspecto sumamente femenino y elegante sobre todo si las combinas con un vestido de gala. En caso que tu ropa sea de un solo color, puedes complementarlo con un collar de perlas grandes; en cambio, si tu prenda es con diseños, es mejor que utilices perlas de tamaño pequeño.

Ocasiones especiales. También es un clásico que da mucho glamour para algo más elegante. Lo ideal es no usar todos los accesorios en conjunto para no saturar el look que desees llevar. Combina un collar de perlas con un vestuario de un solo color. Por ejemplo, un collar de perlas blancas con un traje negro es una clásica combinación perfecta.

Evita los tonos fluorecentes y los colores llamativos. La combinación de las perlas con tonos claros o pasteles las favorecen en gran medida, de lo contrario los tonos más fuertes o llamativos pueden opacarlas.

Puedes usar un collar de perlas con elegantes vestidos de noche, un pequeño vestido negro, vestido de mezclilla, traje de tweed, jersey, camiseta o cuello alto. Los estilistas no limitan la combinación de collar de perlas con diversas prendas. Lo único a lo que debes prestar atención es la forma de la muesca en la ropa y la longitud de la cadena de perlas.

Consejos para cuidar collares de perla

Para mantener la belleza de las perlas, es necesario saber cómo cuidarlas apropiadamente. A pesar de que su estructura cristalina y compacta las hace duraderas, las perlas son suaves por naturaleza y esta realidad no puede pasar inadvertida. Es muy fácil rayar las perlas y su solo contacto diario con los aceites propios de la piel pueden deteriorarla. Por lo tanto, una limpieza diaria y meticulosa debe ser parte de la rutina de todo dueño de un collar de perlas.

Jamás utilices productos abrasivos para limpiar las perlas como cepillos de dientes o esponjas de plástico. El único producto que debes emplear para limpiar las perlas es un paño de tela suave.

Nunca apliques limpiadores comerciales para joyería en tus perlas. Generalmente, dichos productos contienen una elevada cantidad de amoníaco, el cual podría dañar las perlas.

Limpia tus perlas con un paño limpio humedecido para quitar cualquier residuo de jabón.

El collar de perlas está hecho con un hilo de seda que sirve para enhebrar las perlas y, si dicho hilo se estira o se afloja, se puede romper en cualquier momento. Incluso si no utilizas tu collar de perlas muy seguido, es recomendable que reemplaces el hilo cada 5 años.

Los aceites de la piel (elementos ácidos), los perfumes, las lacas para el cabello e incluso el maquillaje son las causas más comunes del deterioro de las perlas. Antes de ponerte tu collar de perlas.

Protege tu collar de perlas de los golpes bruscos, de las rayaduras, de los químicos, de la luz solar y de las altas o bajas temperaturas. Guarda tu collar de perlas en una caja o estuche forrado con tela suave como la seda, el satén o el terciopelo. Nunca lo guardes en estuches hechos de plástico, ya que lograrás que se reseque y se agriete.

Si alguno de los nudos se afloja, mándalo a un joyero para que lo ajuste o hazlo tú misma. Haz un nudo para cada perla y, utilizando una aguja, guía el nudo hacia la perla antes de ajustarlo.

Imagenes con estilo

  • . Una combinación clásica de collar de perlas de tres hileras y un vestido negro siempre será una opción de ganar-ganar en cualquier evento.
  • El collar de perlas, complementado con nombres de marcas y diversos elementos decorativos, se ve joven y fresco y combina bien con el estilo casual.
  • Un inusual collar de perlas con eslabones de metal y una combinación contrastante de cuentas claras y oscuras, que se usa en varias hebras, se combina perfectamente con un maquillaje liviano y una chaqueta o traje estricto, que le da a la imagen un toque elegante y glamour especial.
  • Una hermosa imagen suave en el estilo de Audrey Hepburn se complementa armoniosamente con un collar de perlas con un gran colgante decorativo que se ve muy bien con un vestido negro en tiras finas con un escote profundo.