Gargantilla, un accesorio elegante y de moda para las mujeres

Gargantilla, un accesorio elegante y de moda para las mujeres

En el mundo de los accesorios de moda, las gargantillas ocupan ahora una posición de liderazgo. Averigüemos: ¿De que se trata?

La gargantilla es un collar que se ajusta alrededor del cuello. Con el pasar del tiempo es considerada aún una pieza de joyeria que esta de moda. La traducción literal del inglés de la palabra gargantilla es "estrangulador" o "soga". A pesar de su mala traducción, en la industria de la joyería las gargantillas se refieren a collares de lujo y sofisticados. 

Historia de la gargantilla

Las gargantillas desde la antigüedad han tenido un significado sagrado. Los indios massai en el este de África, asi como hombres y mujeres, usaban gargantillas en el cuello como una especie de amulato. Para otorgarle la protección a esta prenda se requeria de un sanador o chamán, a quienes se les atribuia esta ía, existen pueblos indigenas que aún conservan sus tradiciones y creencias y utilizan las gargantillas como talismán para la protección. El significado y el motivo del collar variaba dependiendo de los símbolos y los materiales utilizados. Muchos afirman que las gargantillas fueron vistas por primera vez en en año 1798, durante la Revolución Francesa. Las mujeres usaban cintas rojas alrededor del cuello como una forma de rendir homenaje a los que habían perdido la vida en la guillotina. Pero en realidad, se puede suponer que las gargantillas hicieron acto de aparición incluso antes, ya que Anne Bolena (1507-1536) fue retratada usando un collar ajustado en el cuello en las pinturas de su época.

En la época del Renacimiento Europeo, las mujeres usaban las gargantillas como adorno para su cuello. Y es en este momento cuando las gargantillas de oro con piedras y gemas adquiere una gran relevancia en la sociedad. En Alemania, las mujeres usaban grandes gargantillas en sus cuellos con varias vueltas estando la fila superior ajustada al cuello, como símbolo de pertenecer a la alta sociedad. 

Con el advenimiento de la Ilustración, se dan a conocer los chokers de tela, elaborados en terciopelo, teniendo estos una ligera diferencia. Asi como aparecen los de terciopelo negro, de igual manera los azules en forma de cinta o calados al tono del traje. Por mucho tiempo se mantuvo la relevancia de las gargantillas de color negro, ya que estas destacaban el tono de piel clara de las mujeres y con ello se demostraba su orígen noble. Las gargantillas de terciopelo eran usadas sin elementos decorativos, o en algunos casos estas estaban decoradas con piedras y perlas, se les podían colocar colgantes. Con frecuencia, se les colocaba en los extremos una cinta especial para ajustarla con un lazo en lugar de un cierre de terciopelo.

A finales del siglo XX, la gargantilla no cedió su posición en el mundo de la moda. Alexandra de Dinamarca era la esposa del Príncipe de Gales, nuera de la reina Victoria de Inglaterra y un ícono de la moda del siglo XIX. Las gargantillas que usaba para ocultar una cicatriz producto de una desgracia que sucedio en su infancia, fue un accesorio que recibió un reconocimiento. Alexandra usaba varias filas de perlas, diamantes o terciopelo con gemas que estaban en lo alto de la barbilla. En esta época las joyas definían el estatus social, incluso más que la vestimenta.

Con las gargantillas se le dió un cambió a la moda en joyería. Y muy pronto se empezaron a fabricar los "chokers" con telas de encaje y hasta se les adicionaban metales preciosos. Se creó una amplia variedad de gargantillas y con ello el reconocimiento de las mujeres de Europa y América. 

Con los diseños de gargantillas de la famosa diseñadora Coco Chanel las gargantillas ganarón mucha popularidad en el siglo pasado. Este ícono de la moda creó hermosos y delicados modelos de gargantillas. La versatilidad de este accesorio se debe a que es una decoración multifacética y puede complementar perfectamente la imagen de una dama o ser el toque final del atuendo de una mujer. Con el uso de las gargantillas las mujeres podrían lucir sus ostentosas piedras preciosas o simplemente disimular las desagradables arrugas de su cuello. 

En los años 90, la gargantilla se hizo especialmente popular. A mediados de la década, resurge con más fuerza que nunca la gargantilla con un estilo muy grunge. Celebridades, mujeres del mundo de la moda, figuras icónicas comenzaron a aparecer en la gran pantalla luciendo una gargantilla negra con un pequeño colgante. Uno de los tipos más memorables de “chokers” era la conocida como “tattoo” choker. Estaba hecha de plástico y era áspera, pero su diseño reticular demostró ser bastante popular entre los más fieles seguidores de las tendencias y los góticos. Para la época los chokers de abalorios, sedal o spandex ganaron popularidad.

En el año 2016 el choker se vuelve la gargantilla de moda por excelencia, siempre presente en las últimas colecciones de los joyeros más famosos. Se convirtió en una prenda que dejaba a la luz las tendencias al mejor estilo urbano. Y por esta razón, la gargantilla se considera un accesorio presente en el atuendo cotidiano o para complementar la imagen elegante y sofisticada para una fiesta. 

Materiales

En la actualidad, el uso de gargantillas se ha extendido, ahora vemos como mujeres de cualquier edad complementan su imagen con una gargantilla, es un elemento indispensable para lucir a la moda. Existe una amplia variedad de imagenes que podemos crear usando una gragantilla, sobre todo estilos únicos e inusuales. Una mujer que desea estar a la moda lo primero que toma en cuenta es el material del que se elaboro la gargantilla, las gargantillas de hilos se pueden utilizar para determinadas ocasiones, así como las de cuentas o terciopelo.  

Hoy en día, las gargantillas no tienen que estar hechas de metales preciosos, para su elaboración se usa una gran variedad de materiales como madera, cuero, metal, y como elementos decorativos cuentas, pieles, telas, encajes, incluyendo el terciopelo, plástico, hilo, alambre y muchos otros. 

Los diseñadores de moda y de las marcas más famosas en el mundo, llevan al mercado una amplia gama de gargantillas, de diferentes estilos y donde se combinan diversos materiales, desde telas las cuales se pueden decorar con abalorios, pedreria, piel o bordados, y listones de satén, oro y o plata incluso con materiales que simulan una malla o en tejido de araña. Las gargantillas con encaje de gamuza con cierre de metal para ajustarlas, gragantillas de hilo decoradas con colgantes, gargantillas de bandas elásticas con piedras o abalorios, con todos estos elementos decorativos se puede complementar perfectamente una imagen de moda. 

Incluso hacer una gargantilla con tus propias manos no será una tarea dificil, se pueden tejer con facilidad. Asimismo, se pueden elaborar gargantillas de varias vueltas o niveles, estos pueden ser lo suficientemente delgados o anchos, todo dependerá del gusto de cada quien. La gargantilla puede ser de hilo elástico o una banda elástica que generalmente se llama spandex, terciopelo, entre otros. 

Sin duda, escoger una gargantilla como accesorio de moda para complementar tu imagen es muy conveniente. Esto se debe a la cantidad de materiales que se pueden usar para su elaboración, así como la variedad de modelos y estilos que se pueden crear. Elegantes gargantillas al estilo "Victoriano" con grandes piedras preciosas, gargantillas de estilo "rockero" son hechas con frecuencia en cuero con elementos decorativos en metal en forma de alfileres, cademas o remaches. 

Tipos y modelos de gargantillas

Los hermosos y modernos estilos se pueden complementar con una gargantilla, esta puede ser el toque o elemento que le falta a tu vestuario. Los elementos decorativos y la forma de la gargantilla pueden ser de cualquier tipo y son muy apropiadas para complementar el traje de noche o el que usas en la cotidianidad. Las gargantillas de diversos colores, formas y tamaños son el último grito de la moda. 

A lo largo del tiempo, las gargantillas han evolucionado tanto en forma como en diseño. Pueden encontrar modelos de gargantillas dobles o la del ancho habitual, cuyo toque distintivo será una cadena larga y delgada. Los elementos decorativos variaran dependiendo del estilo, las gargantillas estilo "Hindú" es elaborada en cuero y decorada con cuentas de madera, las garagantillas al estilo "Hippie" es de colores brillantes y para adoptar un estilo formal y elegante la mejor opción serán las gargantillas discretas.  

Las gargantillas pasarón a ser un accesorio unisex, es decir no solo son usadas por las mujeres. Hay modelos de gargantillas diseñadas exclusivamente para hombres, discretas, simples, hechas de encaje. Sin duda, la variedad de gargantillas para mujeres es mucho más amplia. La diversidad de modelos dependerá del material con el que se elabora, los elementos decorativos y el ancho. 

  • Con un colgante: Las gargantillas de este tipo pueden estar hechas en cuero o terciopelo y los colgantes varian desde cuentas, hasta piedras, metales y perlas. 
  • Gargantillas con una luna: Esta resulta una decoración muy elegante, los colgantes de los cuerpos celestes son los favoritos de las mujeres de cualquier edad, asimismo se consideran una adición romántica a cualquier estilo.
  • Spiked "Pua": Este es un estilo muy rockero de gargantilla. Cualquier mujer que se incline por este estilo podrá usar una gargantilla con agujas y pinchos o púas. Si este estilo le parece muy atrevido y audaz, lo puede complementar con un jeans y una camiseta. 
  • Con un corazón: Las gargantillas con un corazón son un accesorio muy romántico y femenino, todo dependerá del material del que está hecho.
  • Con piedras: Estos son modelos de gargantillas muy interesantes, se pueden usar para el atuendo de día y de noche. Solo debe considerar el tamaño y tipo de piedra, las gargantillas con cristales, pedreria, perlas e incluso diamantes lucen hermosas.
  • Tatting "Encaje": Las gragantillas de encaje son una prenda ideal para los amantes de la joyería de hilo. Además de ser un accesorio elegante también le dara a su imagen un toque delicado. ¡La ventaja de este accesorio también es el hecho de que puede hacerse fácilmente con sus propias manos!
  • Gargantilla con una cadena: Las gargantillas de este tipo pueden contener una cadena grande o una delgada, estas a su vez pueden ser dobles o la cadena puede tener un colgante como un adicional. Una gran gargantilla con una cadena de metal puede ser un atributo para las chicas a las que les gusta vestirse al estilo rockero, con un colgante de piedras o alfileres. 
  • Este es un accesorio sobrio y lacónico, se adaptará a cualquier imagen, tarde o día.
  • Una gargantilla para la novia: Es simbolo de elegancia y gracia. Puede ser combinada con finos encajes y piedras, perlas y pedrería.
  • Con una cruz: Generalmente se utiliza para un atuendo de noche donde el lujo y la elegancia deben distinguirte del resto, asimismo, puede ser usado para un outfit de día, todo depende de los materiales.
  • Una gargantilla con un lazo aportará coquetería a la imagen, y un es un estilo muy femenino.
  • La estrella: Es una elemento muy romántico para el estilo. Aunque algunos le atribuyan un valor mágico y mistico. Los chokers más populares son los que tienen la "estrella de David".
  • Con un triángulo: Los accesorios con figuras geométricas desde siempre han sido muy populares y su amplia variedad es extensa. Los chokers no son una excepción. Una gargantilla doble con un triángulo destacará la imagen cotidiana y le dará el toque ideal a cualquier vestuario. 

Las gargantillas pueden ser utilizadas como un accesorio independiente o como parte de un juego de joyería. Como por ejemplo, una elegante gargantilla se puede usar en conjunto con unos pequeños aretes y un brazalete. No debes olvidar que una gargantilla es un accesorio que por si mismo crea el complemento perfecto para cualquier imagen, por esta razón no se debe usar con grandes y voluminosos zarcillos que desvien la atención. 

Al momento de escoger una gargantilla debe considerar los diversos materiales, texturas, formas y colores. En la actualidad no se siguen patrones estrictos en los accesorios, lo importante es que este luzca y realce su atuendo. Un elemento determinante para complementar el atuendo es el color. Una gargantilla de color rojo luce muy interesante y es mucho más audaz que una gargantlla negra. Las de color azul puede ser muy conveniente si enfatiza el color de los ojos y complementa el atuendo de todos los días. 

Para las jóvenes fashionistas los modelos de gargantillas de múltiples colores es una adición muy interesante a la imagen. Estas pueden ser de colores totalmente diferentes desde el rosa brillante hasta los colores que componen en arco iris. En la infancia asi como en la adolescencia se puede jugar con el uso de colores brillantes, puede darse el lujo de ir más allá y mantenerse en la tendencia.

¿Con qué combinar una gargantilla?

Las gargantillas son un accesorio muy conveniente para complementar tu outfit y resaltar tu apariencia. Sin duda, la mayoría de las mujeres apuestan por accesorios originales e inusuales que les permitan crear imagenes únicas y exclusivas. Este es el caso de las gargantillas por los innumerables modelos y diseños no pasan de moda. Por ello, las gargantillas estan presentes en las colecciones de los diseñadores sin importar la temporada, es un accesorios que se mantiene en la tendencia de la moda. Y esto lleva a que las mujeres se planteen la siguiente interrogante: ¿Cómo elegir una gargantilla y con qué tipo de ropa se puede usar?

Las gargantillas son el accesorio que se puede elegir facilmente, debido a que es una pieza que combina con casi cualquier atuendo y estilo. Además, es un accesorio que pueden usarlo mujeres de cualquier edad.

John Galliano el famoso diseñador de moda quien se distingue por su irreverencia y extravagancia, así como por su inmensa creatividad le ha hecho estar en la industria de la moda desde hace más de treinta años. Galliano incluye en sus colecciones gargantillas porque las considera una joya universal, sobre todo en la pasarela, también es ideal para usar con jeans o para salir de noche. 

Cuando evaluamos detenidamente cuál sería la manera correcta de utilizar una gargantilla, se debe prestar especial atención a una serie de aspectos. A las gargantillas se les incorpora un cierre ajustable, de manera que quede bien cerrada y ajustada. Lo conveniente es que no apriete porque esto lógicamente es incomodo. 

Por la belleza y delicadeza de una joya como esta se debe utilizar con atuendos que dejen al descubierto el cuello. ¡Siempre se usa sobre el cuello descubierto y nunca sobre la ropa!. Debe seguir esta regla para que luzca con estilo este accesorio. En caso de usar prendas de vestir que cubran el cuello las gargantillas no serán su mejor opción. Para outfits compuestos por chaquetas de cuello en "V", vestidos sin mangas, camisetas o tops las gargantillas iran muy bien. Las camisetas deben tener un cuello abierto pero sin exagerar para que se muestre la gargantilla, y si se decide por una camisa con cuello entonces no debe abrocharlo. 

La gargantilla enfatiza el cuello y lo hace visualmente más largo. Propietarios de un cuello no muy alargado, los diseñadores recomiendan elegir una gargantilla de un color que no contraste, para que no se divida visualmente en la mitad de un área ya pequeña. Si hay defectos en el cuello o está preocupado por una segunda barbilla, la gargantilla puede enfatizar esto. Sin embargo, fue gracias a Choker que la princesa Alexandra escondió una cicatriz en el cuello, que recibió en la infancia. Por lo tanto, una gargantilla también puede convertirse en un accesorio que ayudará a ocultar algunas imperfecciones, como las arrugas.

Revisando las revistas de moda notamos como los diseñadores y estilistas se oponian al uso de gargantillas con ropa formal. Al cambiante mundo de la moda, nada lo detiene, y por ello, ahora las gargantillas no tienen restricciones para combinarlas con cualquier estilo. Los diseñadores incluyen en sus colecciones modelos de gargantillas, por ejemplo, los muy conocidos "Choker" complementan armoniosamente las imagenes y atuendos para una cita de negocios. 

Siendo las gargantillas una joya universal podemos encontrar innumerables modelos, y uno de los más populares son las gargantillas hechas de un fino cordon de cuero con un colgante se puede dar varias vueltas alrededor del cuello cuyos extremos pueden caer libremente a cada lado. Este accesorio se puede combinar perfectamente con una chaqueta de un corte recto.

Las gargantillas se pueden combinar con varias joyas a la vez sin exagerar. Muchos diseñadores recomiendan el uso de sencillas gargantillas con cadenas de distintas longitudes o usar varios chokers al mismo tiempo. Con blusas y vestidos con los hombros al descubierto las gargantillas se adaptan convenientemente. Hoy en día, la tendencia es combinar texturas, elementos decorativos radicalmente diferentes.

Toda mujer tiene en su armario prendas de vestir con el convencional cuello en "V", y este es justamente uno de los más indicados para lucir una hermosa y delicada gargantilla. Puedes recrear fácilmente la silueta deseada con la ayuda de una camisa de jeans o una chaqueta de cuero. En caso de que elijas una chaqueta o camisa, lo mejor es que no abroches el cuello de esta manera podrás mostrar la gargantilla. Hasta el modelo de gargantilla más sencillo es una pieza que se hace notar en juego con el outfit que lleves, solo debes seleccionar la gargantilla apropiada para tu estilo. 

Gargantillas con estrellas son parte de las nuevas tendencias de la moda, estas las puedes combinar con prendas de vestir informales como un vestido de mezclilla de estilo retro, o de un diseño más moderno y cerrado.   

En los catálogos y reconocidas revistas de moda se muestran las últimas tendencias de la moda, las gargantillas de cuero con detalles de metal combinan muy bien con blusas o ligeros vestidos de gasa. Las discretas gargantillas se combinan con prendas de vestir más llamativas, pero por el contrario si luces un atuendo ligero puedes destacarlo con una gargantilla con vibrantes elementos decorativos. 

Y por supuesto no debemos olvidar la tan famosa cinta de raso brillante como parte de un look para cualquier mujer. Este ha sido un estilo que se convirtió en un boom, dejando claro que lo simple es a veces lo que más predomina. Asimismo, la gargantilla de satén para combinar con tu vestuario será una decoración maravillosa. Sencillo y de buen gusto!

Definitivamente una gargantilla hace maravillas con cualquier ropa. Inclusive los vestidos lacónicos o las blusas de estampados tenues te harán sobresalir del resto, si usas una gargantilla. No debes olvidar que se debe elegir el color de gargantilla acorde con el vestuario que vamos a lucir. 

Un tipico outfit para una chica moderne esta compuesto por un jeans y un top. En este caso, las gargantillas de satén o encaje aportarán elegancia a este look. 

Y para aquellas mujeres que aman la naturalidad y la originalidad al mismo tiempo, debe tener presente que las gargantillas serán la pieza más adecuada para ellas. Las gargantillas elaboradas con pequeñas cuentas combinan perfectamente con blusas estampadas de estilo etno, en cambio, los vestidos con estampados florales al estilo "Boho Chic" se complementan con piezas de piedra natural.  

Desde tiempos muy remotos, el terciopelo es simbolo de alto estatus social. Por lo general, el terciopelo era usado exclusivamente por damas de familias ricas y nobles que podían pagarlo. Hoy en día, cualquiera puede adquirir una pieza de terciopelo, lo que le dará a su dueña un toque clásico. Por ello, las gargantillas, confeccionadas en terciopelo, se ajustan armoniosamente en la imagen del vestido de noche.

En el mundo moderno, la moda es lo suficientemente flexible, por ello se pueden combinar diferentes estilos. Los jeans rotos eran considerados parte de un look rockero, las blusas femeninas en telas delicadas con encajes caracterizaban un estilo clásico, pero ya esto no sorprende a nadie, lo ecléctico es parte de la modernidad. Y es aqui donde encaje perfectamente las gargantillas. 

Los sueteres de gran tamaño son parte de las últimas tendencias en la moda, y el look lo podemos embellecer con una cinta de terciopelo ajustada al cuello. La lana y el terciopelo se complementan, ya que su estructura es muy similar, en conjunto brindan una sensación de calidez y confort en un clima fresco.

Una imagen relajada se puede crear usando una camisa ancha sobre un vestido estrecho y como accesorio una gargantilla de terciopelo, enfatizando el buen gusto y el encanto de las nuevas tendencias de la moda. Aqui se deja claro que prendas de vestir tan sencillas se transforman con una gargantilla. 

El satén combiando con una gargantilla de terciopelo agrega originalidad a la imagen, haciéndola más festiva y femenina. Por esta razón, la gargantilla puede ser parte integral de un elegante vestuario. Inclusive un simple estilo de diario adquiere un toque de gala si le agregas una gargantilla. Es sorprendente cómo un detalle tan simple puede diversificarse de la manera más sencilla.

Inspiradas en las últimas tendencias de la moda, las mujeres pueden adicionar una gargantilla a su atuendo. No debes tener miedo de lucir como una chica de los años 90, porque con la ayuda de este elegante accesorio puedes crear una apariencia y estilo mucho más relevante. En la actualidad, los chokers se complementan audazmente con ropa casual, deportiva y de noche con un traje, entre otros. Solo te queda elegir qué modelo o tipo de gargantilla es la adecuada para ti. 

No debes olvidar que la talla básica de gargantilla es de 40 cm, que suele quedar pegadita al cuello pero holgada, sin apretar. Las gargantillas ajustadas “al cuello”, miden normalmente menos de 35 centímetros, puedes llevar una o varias y realzar tus hombros con escotes en pico o tipo barco. Las gargantillas largo “Princesa” son un poco más larga que la anterior, con un estándar de 45 centímetros, perfecta para cuellos redondos, es una de las medidas clásicas. Y las gargantilla largas tienen una medida entre 50 y 65 centímetros, para escotes altos, redondos o cuadrados que realzan la forma del vestido. Según qué colgante se colque en la gargantilla, se consigue un efecto o estilo distinto, desde el romántico, coqueto o elegante, hasta un estilo extravagante, o roquero. Un sobrio corazón o una medalla personalizada con un grabado permiten crear una joya individual de profundo significado. Las cruces lujosas o llamativas de estilo vintage causarán furor incluso acompañando los conjuntos más discretos. Además, los chokers los vemos en las cubiertas de todas las revistas de moda adornando los cuellos de las estrellas más prestigiosas. 

la gargantilla se ha convertido en un elemento básico, una pieza de joyería moderna que posee unas raíces antiguas pero no por ello desechadas, sino que ha ido soportando el peso de los años y que, hoy vemos en todo tipo de formas llamativas en el mercado.