Paraguas infantiles para niños y niñas.

Paraguas infantiles para niños y niñas

Las madres siempre se han preocupado por mantener una buena salud en sus hijos y evitar cualquier cosa que pueda perjudicarlos y enfermarlos, es por eso que cuando llegan las épocas del año en donde hay fuertes brisas, llueve y hace frío, las madres prefieren que sus hijos se queden en casa resguardándose y evitar salir a la calle, inclusive sabiendo que para muchos niños jugar bajo la lluvia y pisar charcos son una de las mejores cosas que existe. Pero tarde o temprano las madres se encontraran en situaciones en donde salir bajo estas condiciones climáticas no será simplemente un deseo del niño para jugar sino que será por necesidades urgentes, ya sea para ir a una cita con el médico, ir a clases o una diligencia personal. Para exponer a los niños a estas condiciones climáticas, las madres deberán asegurarse de que sus hijos estén protegidos de la mejor manera posible. Los mejores accesorios para proteger son los impermeables, botas de goma y un paraguas infantil, con el cual los niños se sientan cómodos y se puedan divertir.

Muchas veces, para los niños es fastidioso llevar estos accesorios para protegerse contra las lluvias y el frío, sobretodo el paraguas. Es por eso que hoy en día existen muchos modelos de paraguas para niños, con diferentes colores y estampados, a manera de hacerlo llamativos para los niños y que quieran usarlo en las lluvias. 

Características y Ventajas

 Los paraguas infantiles para los niños y las niñas, al igual que los de adultos, pueden guardarse o plegarse de diferentes formas. Los más comunes son los paraguas con mecanismos automáticos, estos son sistemas muy fáciles de usar tanto para los adultos como para los más pequeños, ya que este cuenta con un botón que al presionarlo, activara el sistema y permitirá el despliegue del paraguas sobre sus cabezas. También cuenta con otro botón que al presionarlo permitirá que el paraguas se recoja y se pueda cerrar fácilmente. Existe el modelo de paraguas conocido como el semiautomático, su principio es básicamente el mismo que el automático, se despliega presionando un botón, pero para guardarlo se deberá de cerrar con las manos. Y por último está el modelo mecánico el cual tanto su despliegue y su guardado solo se puede realizar con las manos.

En los modelos automáticos, para ayudar a los niños y que puedan manipular los paraguas de forma fácil y segura, se dibujan flechas e indicaciones para mostrarle a los niños como se debe usar el paraguas y en dónde. Los niños suelen entender y dominar de gran manera los sistemas automáticos, pero para poder manipular los paraguas con sistemas mecánicos los niños presentan mayores dificultades, ya que muchas veces no entienden cómo funcionan y necesitan una gran fuerza física para poder manipularlos, lo cual les resultara muy incomodos. Es por estos motivos que no es recomendable que los padres le compren los modelos mecánicos a sus hijos, está siempre tendrá que ser la última opción a elegir para niños muy pequeños, ya que de comprarle esos modelos, los niños podrán estar muy nerviosos e incluso hasta molestos y no querrán utilizar el paraguas.

Se pueden encontrar varias diferencias entre los paraguas para niños y los de adultos, la diferencia más notable es la del diseño. Los paraguas para niños se caracterizan por su diseño simple y fácil de manipular, lo que permitirá que cualquier niño pueda abrir y cerrar su paraguas sin ayuda de un adulto. Un diseño ideal para un niño pequeño es el modelo de bastón, preferiblemente que este elaborado con un mango en forma curvo, ya que este diseño de mango es muy versátil para los niños porque les permitirá sostener el paraguas con una sola mano, y a su vez, les permitirá colgarlo en un gancho o pechera. Estos paraguas son una excelente opción debido a que cuentan con una gran resistencia al viento, su conjunto de varillas que sostienen y unen la tela impermeable no se doblaran fácilmente, lo que hace que posea una gran confiabilidad para resguardar a sus hijos.

Los paraguas infantiles son diseñados de manera muy segura para no representar ningún peligro para otros niños o a sí mismo. Las puntas de las diferentes varillas que componen el paraguas, están cubiertas por tapas de plástico, diseñadas en forma de bolas o cilindros; al igual que la punta superior del paraguas, conocido como la corona. En los paraguas infantiles un requisito fundamental e indispensable es el de que nunca se puedan encontrar superficies afiladas y peligrosas, esto le brindara una gran seguridad a los padres, estarán seguros de que sus hijos no podrán lastimar a nadie.

Los paraguas para niños tienen que ser fabricados con materiales de excelente calidad, que den garantías de protegerlos contra las lluvias de la mejor manera posible, y sobre todo, de materiales livianos, que sean fáciles de sostener por un gran periodo de tiempo, esta será una gran ventaja debido a que muchos niños les resulta difícil sostener objetos pesados por mucho tiempo ya que no cuentan con la fuerza necesaria para soportar peso debido a sus tamaños y edades.

Como explicamos anteriormente, los paraguas para niños están fabricados de materiales livianos para que puedan sostener el peso de una manera más cómoda y segura. Los materiales de fabricación de estos paraguas son los mismos utilizados para fabricar los paraguas de personas adultas, ya que ambos estilos necesitan las mismas características. Actualmente, con los avances en desarrollo de telas y materiales impermeables, los paraguas usan diferentes tipos de tejidos con buenas propiedades de impermeabilidad, rapidez para secarse, resistencia y peso, siendo los más comunes en la industria el poliéster, el satén, la seda, el plástico y un nuevo tejido desarrollado llamado “pongee”. Muchos paraguas cuentan con recubrimientos especiales como resinas o barnices, que al cubrir la tela del paraguas, permitirán que esta aumente su resistencia al agua y aumentara la vida útil del mismo. El recubrimiento más utilizado actualmente por los fabricantes es la impregnación de teflón, esta crea una barrera en la tela que permite que esta no absorba las gotas de agua y se deslice a través de ella hasta caer al piso, manteniendo así la tela totalmente seca. 

Los niños, en muchas ocasiones, ven sus paraguas como juguetes, ya sea por sus llamativos colores o dibujos de sus objetos o comiquitas favoritas. Pueden usar el paraguas como bastones, bates, espadas y de tantas maneras como lo permita su ilimitada imaginación. Los paraguas son diseñados con una resistencia muy alta y se caracterizan porque son productos duraderos. Si el niño lo utiliza para jugar o cualquier actividad, y llega a caerse, puede tener la seguridad de que el paraguas resistirá los golpes y no se romperá de manera fácil. Si el paraguas llegara a romperse, nunca lo hará en fragmentos pequeños que sean peligrosos para la integridad física del niño, sino en partes grandes que no representen ninguna amenaza.

La gama de paraguas para niños es muy grande y amplia debido a la infinidad recursos visuales que se pueden utilizar para su fabricación. Los diseñadores se dieron de cuenta de que este es un mercado que ha tenido un gran crecimiento debido a que los paraguas son necesarios para proteger a los niños de las enfermedades que traen consigo las lluvias. Para hacerlos llamativos a los niños, fabrican los paraguas con todo tipo de colores y estampados. Los paraguas pueden ser desde unicolores llamativos como el rojo, azul y naranja, o multicolores, por ejemplo, simulando los colores de un arco iris. También tienen diferentes estampados, para los niños se pueden encontrar figuras deportivas como balones y bates, carros, motos, cohetes, personajes de caricaturas favoritas como superhéroes o monstruos, y para las niñas, se pueden encontrar estampados de muñecas, unicornios, castillos, todos sus personajes de sus cuentos de hadas favoritos. Al tener todas estas variedades de colores y estampados, los niños sin duda alguna querrán utilizar sus paraguas y sentirán una felicidad que no podrán ocultar.

Los fabricantes de estos paraguas han intentado todos los diseños posibles para los niños. Desde modelos de formas redondos, cuadrados, de bastón y muchos modelos más y originales. Se puede escoger cualquier tipo de paraguas para el niño siempre y cuando sea cómodo para que lo utilice, siempre y cuando el paraguas no sea demasiado ancho para el niño, esto es una regla que se tiene que cumplir, ya que si son muy anchos, su tamaño dificultara que los padres puedan caminar junto a sus hijos, y el agua que se deslizara a través del paraguas caerá a los pies de los padres mojando sus zapatos. Un modelo de paraguas con que no sea tan ancho y con una caída más pronunciada, o lo que se conoce como modelo abovedado, es ideal tanto para el niño como para sus padres, ya que les permitirá caminar juntos sin ocasionar ningún tipo de molestia o incomodidad. En algunos paraguas se puede incluir una ventana transparente, esta permitirá que el niño pueda ver lo que ocurre a su alrededor y no solo lo que sucede bajo sus pies.

Los paraguas infantiles tienen muchas ventajas y grandes características tanto como para los padres como para los hijos, siempre y cuando los padres escojan los modelos correctos. Los padres pueden escoger el tamaño y el mecanismo con el que funcionara el paraguas, mientras que el niño puede escoger el color o el estampado que más le guste, garantizando así que será un accesorio cómodo que los niños siempre querrán y podrán utilizar sin inconveniente alguno. 

Modelos más utilizados

Debido a los cambios climáticos de los últimos años y las enfermedades que estos traen consigo, los padres se han vuelto más responsables con la protección y la salud de sus hijos, su deseo más grande es evitar en todo lo posible que sus hijos se enfermen y tengan problemas de salud con las malas condiciones climáticas. Todos estos factores han llevado a los padres a prestar más atención a los productos que sacan los fabricantes al mercado para la protección contra frío y lluvias. Entro los estilos de paraguas que se pueden encontrar en el mercado existen los modelos pequeños y medianos, de sistemas automáticos, semiautomáticos y mecánicos, de diferentes colores y estampados, transparentes, plegables y muchos modelos más. La elección del paraguas ideal dependerá del tipo de niño, sus gustos y las actividades que este realice. 

Uno de los modelos más utilizados entre los niños y las niñas, son los transparentes. Estos modelos lucirán muy bien con ellos y podrán usarse en cualquier ocasión, desde paseos y juegos, hasta para asistir a clases. Entre los niños es bastante aceptado, ya que al ser transparente les permite observar todo lo que ocurre alrededor de ellos y ver como caen las gotas de lluvia sobre la superficie del paraguas. También son muy aceptados los modelos con volantes y orejas.

Debido a que son mucho los modelos y estilos de paraguas que existen en el mercado, los padres pueden optar por comprar paraguas de varios colores, estampados y formas para los niños. Al tener variedad de paraguas, los niños no se aburrirán de ellos y los padres pueden garantizar que sus hijos los usaran y estarán protegidos y seguros en condiciones climáticas no deseadas. 

Colores y estampados

La variedad de diseños modernos que salen al mercado año tras nunca dejan de sorprender a los consumidores, siempre se podrá encontrar colores y estampados totalmente nuevos nunca antes visto. Con la gran variedad de diseños existentes cada niño puede tener un modelo único y original. Los paraguas con personajes de dibujos animados son muy populares entre los niños. Las niñas, por lo general, siempre eligen estampados con las princesas de Disney como Rapunzel, Cenicienta, Elsa, La princesita Sophia y de la comiquita del momento que es Masha y el Oso.

Los niños, por su parte, prefieren estampados de figuras deportivas, carros, dinosaurios, perros de la famosa comiquita Paw Patrol, Mickey Mouse, superhéroes como los vengadores, batman, superman, villanos malvados como thanos y el guasón, existen muchos estampados que serán aceptados de manera muy favorable en el grupo de los niños.

También existen los modelos unisex, que podrán ser usados tanto por niños como por niñas. Otro de los modelos muy populares entre los niños son los paraguas arco iris, que al mojarse puede cambiar de colores varias veces, estos es muy llamativo no solo para los niños, sino también para adolescentes y adultos. El paraguas blanco también lo podrás utilizar los pequeños de la casa, este es un color que nunca desentonara ni estará fuera de lugar y podrá usarse en toda ocasión sin importar el género de la persona.

¿Cómo elegir?

Muchas veces los padres no saben cómo escoger un paraguas para sus hijos, esto puede ser algo estresante y fastidioso. Para elegir un paraguas adecuado para un niño se necesita cumplir con una serie de pasos y requisitos. Estos productos son fáciles de encontrar ya que son las muchas las tiendas que se encargan de venderlos, desde boutiques de alta gama y nombre, tiendas especiales, automercados, en tiendas subterráneas y en muchas otras. Al existir una gran variedad de lugares en los que se puedan conseguir los paraguas, los padres encontraran una gran variedad de diseños, funcionalidades, mecanismos, calidad y precios, es por esto que tienen que tomarse su tiempo y no comprar el primero que vean o el más económico. Es necesario que el paraguas este diseñado para resistir ante los fuertes vientos, sea de un color o estampado del agrado de su hijo, de tela impermeable, que posea un mecanismo con el que el niño pueda abrir y cerrar fácilmente; es necesario que el paraguas cumpla con todos estos requisitos. Una vez que los padres hayan escogido el producto correcto se darán cuenta que la lluvia ya no será una preocupación y que se convertirá en un juego alegre para el niño.

El primer paso a tener en cuenta para elegir un paraguas ideal para un niño, será el tamaño. Es importante que el producto no se mucho más grande que el niño, ya que, si el paraguas es mucho más grande el niño no lo podrá controlar y será difícil de mantenerlo cuando se enfrente a fuertes vientos. El paraguas deberá de contar con un bastón resistente y fácil de agarrar para el niño, el largo ideal del bastón sería de 5cm por debajo de la cintura. La cúpula abierta deberá cubrir totalmente los hombros del niño para no permitir que este se moje, pero dentro de los límites aceptables del sentido común. Una cúpula demasiado grande  no resultara práctica, y, por lo contrario, será muy incómodo para el niño llevar un paraguas de ese tamaño, e inclusive, también será incómodo para los padres ya que caminar al lado de sus hijos será de gran dificultad y no podrán controlar a su hijo.

Una de las cosas más importante es la forma y el material del que este hecho el mango. Los pequeños dedos de los niños deberán poder agarrar el asa de forma fácil y cómoda, sin que esta se deslice entre sus manos. El mango más recomendable para los pequeños es el de forma en “J”

Existe una lista de requisitos que un paraguas debe de cumplir para poder garantizar que será el producto adecuado para los niños y los protegerá en todo momento. Las características son las siguientes:

Mecanismo

A la hora de escoger un paraguas para niños, hay que tener en cuenta diferentes factores, uno de los más importantes será el mecanismo para activar y desactivar el paraguas. El mecanismo debe ser lo más simple posible para que el niño lo pueda utilizar sin dificultad alguna. El modelo mecánico o manual no es recomendable comprar para los niños, ya que seguramente no entenderán como funciona este sistema y no podrá abrir ni cerrar el paraguas, o incluso, podría romperlo con movimientos inciertos.

La mejor opción para los pequeños será un paraguas con un mecanismo automático, este será muy conveniente porque es de fácil manipulación y practico, viene con indicaciones sencillas en la cual explicara al niño para que sirven los don botones, un botón funcionara para abrir el paraguas y el otro botón servirá para cerrarlo, es un sistema bastante sencillo y que los niños podrán usar sin problemas.

Otra opción recomendable son los paraguas con mecanismo semiautomáticos, el principio es básicamente el mismo que el del sistema automático, a diferencia, de que este para cerrar este será con ayuda de las manos. El diseño de estos dos modelos son un poco más complejos ya que todo funciona de manera automática, por lo que estos requerirán un mayor cuidado, ya que si se usa de manera incorrecta son más fáciles de dañarse.

Tamaño

La selección del tamaño adecuado para el paraguas es fundamental, no debe ser muy grande, es importante recordar que entre más pequeño sea el niño más pequeño tiene que ser su paraguas. Con estos factores hay que tener un especial cuidado, ya que si el paraguas es muy pequeño, no protegerá al niño de las lluvias. Lo recomendable para estos casos es que los paraguas sean pequeños o cortos pero anchos. En la actualidad, los modelos más populares y vendidos son los de telas impermeables transparentes y arqueados. Estos modelos permitirán que el niño observe todo lo que pasa a su alrededor, como caen las gotas de agua encima del paraguas, y al ser arqueados no será incómodo para que los padres caminen a su lado.

De igual manera, es importante tomar en cuenta el tamaño del mango del paraguas. Debe ser idóneo para el tamaño de la mano del niño. El mango tendrá que ser cómodo para que él lo pueda sostener, no podrá ser ni muy grande ni muy pequeño, y deberá estar elaborado de un material que no se resbale.

Materiales recomendables

Los paraguas están compuestos de tres partes fundamentales que son las siguientes: montura o varillaje, tela y el mango. Debido a que son diferentes partes que formaran un producto, se utilizaran diferentes materiales en un paraguas. 

Es necesario tener en cuenta diferentes puntos, como por ejemplo, el material del que estará elaborado la montura o varillaje. Los paraguas están hechos con 8 varas que son las que se encargaran de sostener la tela y de darle equilibrio a todo el conjunto. El material más común para fabricar los varillajes es el aluminio, debido a que es más económico que otros materiales y es más liviano. Sin embargo, para los niños es más recomendable los paraguas con varillaje de acero, estos son más pesados que el aluminio pero serán mucho más resistentes contra los fuertes vientos, este factor le brindara mayor confianza y tranquilidad a los padres. También existen paraguas con varillaje con recubrimiento de titanio que son mucho más resistentes que el acero, pero, son mucho más costosos.

Otro punto a tomar en cuenta es el material del que estarán elaboradas las telas del paraguas. Existen diferentes tejidos que se pueden utilizar, pero el más utilizado por los fabricantes es el nylon, debido a que es un material económico y sin pretensiones, aunque muchas personas opinan que este no es muy efectivo para proteger con la lluvia y su tiempo de vida útil es muy corto. El poliéster tratado con seda o terciopelo es una opción que se puede tomar en cuenta pero estos son fáciles de rasgarse. Existe un material nuevo llamado “pongee” que es de buena calidad y de un secado rápido, pero no es tan popular. Por lo tanto, el material de mejor calidad para las telas de los paraguas, son el algodón combinado con el poliéster, esta combinación permitirá que la cúpula del paraguas sea mucho más fuerte, más bonita pero también será más cara que otros materiales.

Existen otras opciones como la eponzha japonés. Estos se caracterizan porque son de materiales muy livianos, suaves y sobre todo por sus propiedades impermeables repelentes del agua.

Y por último, los materiales con los que se elaboran los mangos de los paraguas. Se pueden fabricar de diferentes materiales como el acero, madera o metacrilato. La opción más recomendable para los niños son los mangos de goma, estos serán más fáciles de agarrar y no resbalaran. 

Seguridad

Antes de comprar el paraguas, es importante evaluar la seguridad del mismo. Los padres deberán asegurarse de que no existan elementos afilados, los bordes de las varillas y radios deberán contar con pequeños tapones plásticos, estos garantizaran que el niño no se pueda lastimar o herir debido a los bordes puntiagudos, ni a otros niños. El mecanismo del paraguas deberá funcionar perfectamente y estar libres de defectos. De igual manera, los padres deberán asegurarse que de que el mecanismo no represente un riesgo y no se pellizque los dedos.

No es sencillo obtener un certificado de calidad de este tipo de productos. Esta será una información que deberá de proporcionar los vendedores a los compradores de estos paraguas. Solo un certificado de calidad podrá garantizar que el producto es de alta calidad, cumple con todos los requerimientos para ser manipulado por niños y no represente ningún riesgo ni amenaza potencial en forma de aditivos o materiales tóxicos. ¡La seguridad siempre es lo más importante¡

Diseños

La selección de un diseño en el paraguas al final dependerá exclusivamente del niño, ya que cada gusto es único y particular. El producto deberá encantarle por completo al niño, ya que de lo contrario, si no le gusta el diseño del paraguas, no querrá utilizarlo y no se protegerá de la lluvia. Es por eso, que en este tipo de situaciones, lo recomendable es que sean los niños los que escojan el diseño y color de su paraguas y no los padres, elegir uno debe basarse exclusivamente en sus gustos personales. Los niños tienen gustos muy variados y únicos, le suelen gustar modelos con colores brillantes y diferentes, estampados únicos y estilos inusuales, como por ejemplo, con orejas, cuernos y encajes.

Para que los padres no se equivoquen con la adquisición del producto, lo ideal sería que involucren al niño en el proceso de selección. Si están indecisos entre diferentes paraguas, lo recomendable es mostrarle todos los estilos al niño y que sea esté el que tome la decisión final, escogiendo el que más le guste.

Al elegir un paraguas es importante verificar cada detalle posible, esto nunca será una pérdida de tiempo. Los padres deberán cerciorarse de que el mecanismo no esté atascado, que no existan daños en la tela, que el paraguas no se doble cuando esté totalmente abierto y que también se pliegan los varillajes.

¡Todos estos factores le otorgaran garantías a los padres de que el paraguas es de alta calidad, tendrá una vida útil muy larga y no causará ningún tipo de problema!

¿Qué ponerse?

En las épocas del año en donde existen fuertes vientos y lluvias, es común ver combinaciones de paraguas con botas de goma, impermeables o chubasqueros. Estas combinaciones son las adecuadas para garantizar una total protección de los niños contra las lluvias y evitar así enfermedades no deseadas. Los paraguas infantiles siempre darán un toque de alegría a la vestimenta del niño debido a sus llamativos colores y estampados. Nunca estropeara la imagen de un hombrecito.

Estas combinaciones servirán para todo tipo de ocasiones, el paraguas lucirá bien tanto con camisas, monos y botas de goma para salir a jugar a un parque, como para una vestimenta más seria como la del colegio o para ir a una cita médica, un paraguas infantil nunca se lucirá mal. 

Noticias de la marca

Los paraguas infantiles para niños son fabricados por muchas empresas tanto nacionales como extranjeras. La marca estadounidense “Alex” es muy conocida a nivel mundial por su excelente calidad y confiabilidad, estos factores la convierten entre una de las marcas más populares entre los padres. Los paraguas de esta marca se destacan de los demás por el hecho de que los niños y las niñas pueden decorar sus paraguas de la manera en las que ellos deseen. Estos paraguas vienen equipados con kit que incluye un manual de instrucciones, el paraguas, marcadores impermeables (para que los dibujos no se borren con el agua de la lluvia) y varias plantillas para decorar.

Otra marca muy famosa de paraguas es la Dopple, estos son productos de excelente calidad. Se caracterizan por fabricar sus productos con materiales impermeables, repelentes al agua, materiales de muy alta calidad y diseños actuales y modernos.

La famosa marca italiana TM “Perletti” se especializa en paraguas estampados con dibujos animados de Disney. Si tus hijos son fanáticos de estas comiquitas, sin duda alguna estos serán los paraguas adecuados para ellos. Sus productos han sido probados y elaborados de manera muy rigurosa, por lo tanto, son muy confiables y seguros para los pequeños de la casa.

Entre las marcas de paraguas más buscados por los padres para sus hijos están  Hatley, Hello Kitty y Silver Rain. Estos productos son muy valorados por los consumidores ya que cumplen con todos los estándares de calidad, y sus diseños actuales que van de la mano con la moda, hacen completamente felices a sus pequeños propietarios.

Looks con estilo

Los paraguas no siempre serán accesorios que se utilicen en climas lluviosos. Muchas veces, los niños pueden usar estos productos como sombrillas y así protegerse del sol y sus rayos ultravioletas. Básicamente, el paraguas es un accesorio que se puede utilizar en cualquier época del año, ya sea primavera, verano, otoño o invierno.

Con el verano, los niños empiezan a vestir de manera más fresca por las altas temperaturas que se generan. Un niño vestido con un look de verano y una sombrilla lucirá totalmente moderno y elegante, al igual que combinando el atuendo con botas de goma brillantes o colores llamativos, al igual que con impermeables. Estos detalles a la hora de vestir, colores inusuales y estampados, le darán un toque de alegría que tanto caracteriza a los niños.

Y en las épocas en las que mejor lucirán estos atuendos, sin duda alguna, es en el invierno. Esa época del año donde hay fuertes vientos y lluvias, será la apropiada para lucir ropa impermeable y aprueba de viento, prendas que permitirán lucir muy bien a los niños, especialmente combinándolos con un paraguas distintivo.