¿Cómo retirar los zarcillos después de realizada la perforación?

¿Cómo retirar los zarcillos después de realizada la perforación?

Las damas para lucir bellas, en algunos casos, se ven expuestas a ciertos procesos traumáticos y/o molestos, existen algunas que se muestran adversas en perforarse la oreja por no soportar el dolor. En la actualidad para las personas horadarse es una tarea fácil, rápida y sin angustia porque utilizan una pistola a la que se antepone un pendiente particular con su trancador, se acciona y listo quedó tu oreja perforada; lo difícil está después, cuando pasado los días, la prenda se adhiere al ocurrir esto resulta delicado reemplazarle sin lastimar. Es preciso implementar medidas adecuadas de manera de lograr horadarse sin contratiempos y así lucir hermosa con esos pendientes que se desean usar.

Zarcillos con perno prisionero

Para horadar las orejas se utilizan implementos especiales en los cuales se insertan pendientes de uso específico. Están elaborados con componentes característicos como la plata, el oro, además, con materiales antialérgicos e hipoalergénicos que ayudan a que los orificios se sanen sin ninguna complicación. Para prevenir que se infecte el lóbulo perforado es necesario inducir pequeños giros en el pendiente sin sacarlo y luego de realizar la cura diaria; luego, se puede retirar este pendiente y reemplazarlo por alguno de preferencia. Existen algunos elementos particulares con los que se puede realizar la cura, si es de manera natural agua y sal serán suficientes, también se puede usar alcohol. En la actualidad, la moda preferida es perforarse y no sólo en las orejas, sino también otras partes del cuerpo como el ombligo, la nariz en los cuales suelen colocarse piercing. Lo que siempre se debe tener presente es que al hacerlo se deben conservar estrictas normas de higiene.

Modelos de trancadero para zarcillos 

Existen dos tipos de diseños para cerrar los pendientes especiales:

  • Metales (Acero, oro, plata).
     
  • Polímero sintético (Silicona).

Cuando se utilizan zarcillos con trancadero de polímero o silicona, se sugiere periódicamente dar suaves movimientos para que no se adhieran a la oreja. Este tipo de trancadero suelen ser muy suaves por ser de plástico; es importante saber que con el tiempo esa pieza puede endurecerse y causar molestia, para que esto no ocurra es necesario cambiarlo oportunamente. De estos hay una variedad, así como una preferencia. Las chicas escogen usar el cierre de mariposa puesto que este no se mueve, ya que este se sujeta la barita del pendiente y no permite que se resbale, otras, eligen el de silicona por su textura blanda que es fácil de colocar y no molesta. También, se sugiere usar el cierre de mariposa en las niñas, ya que al hacer una leve presión en el pendiente hace que este no se deslice y por ende no se extravíe el zarcillo. Lo importante al utilizar cualquier tipo de prenda o complemento de la misma lo importante es siempre darle el más adecuado uso siguiendo las normas sugeridas para ello.

¿En cuánto tiempo se debe retirar el abridor de la oreja?

Los lóbulos de las orejas constituyen una zona sensible de nuestro cuerpo si en algún momento son horadados es recomendable esperar el tiempo suficiente para su curación, esto para evitar complicaciones. Si se quiere lucir otro zarcillo, arete o pendiente, se aconseja no cambiarlo de inmediato; en torno a esto existe una serie de estipulaciones que vale la pena considerar:

  1. El lóbulo puede inflamarse a tal punto de producirse un absceso, causando mal olor, hinchazón y sangramiento.
     
  2. En caso de infectarse, la curación será más tardía y causará molestias secundarias como mal humor y angustia.
     
  3. Retrasará la posibilidad de colocar y lucir un nuevo zarcillo, sin haber cicatrizado la punción, ya que es muy doloroso.

Todas estas consideraciones en vista de que por mucho que el lóbulo de la oreja, luego de perforarse sane con prontitud, esto no significa que no deba tenerse un estricto cuidado. Para que pueda recuperarse bien debe cumplir con al menos un mes y medio de haber realizaod un buen cuidado.

Procedimientos para limpiar la perforación

La primera norma para realizar este método es permanecer calmado y no permitir que el miedo se apodere de la mente. El terror y la desconfianza no sientan bien, lo opuesto puede hacer que el temor se haga presente al momento de efectuar la cura o querer extraer el zarcillo del lóbulo de la oreja perforado. Por esto hay que estar relajado.

La primera norma para realizar este método es permanecer calmado y no permitir que el miedo se apodere de la mente. El terror y la desconfianza no sientan bien, lo opuesto puede hacer que el temor se haga presente al momento de efectuar la cura o querer extraer el zarcillo del lóbulo de la oreja perforado. Por esto hay que estar relajado.

En caso de usar un trancadero de silicona, es recomendable, unas horas antes de retirar los pendientes, humectar con alguna crema o aceite puesto que estos actuaran rápidamente y suavizarán la silicona, así, separar los zarcillos del lóbulo o del alguna otra área donde se haya hecho la perforación no será una tarea dolorosa.

En caso de usar un trancadero de silicona, es recomendable, unas horas antes de retirar los pendientes, humectar con alguna crema o aceite puesto que estos actuaran rápidamente y suavizarán la silicona, así, separar los zarcillos del lóbulo o del alguna otra área donde se haya hecho la perforación no será una tarea dolorosa.

Para desinfectar la zona perforada hay que completar el proceso de curación, es necesario mantener la calma, estar despejado y tranquilo. Separar el zarcillo del cartílago o del lóbulo la oreja, limpiar el sitio lentamente, tomarse el tiempo necesario para hacerlo de manera adecuada y cambiar en repetidas ocasiones el algodón con que se desinfecte la zona. Queda claro que siempre lo más importante es saber que el área de la punción debe ser cuidad periódicamente y mantenerse atento a sus avances. 

Efectuar el tratamiento en fases:

  • Dejar la zona libre sujetando el cabello en una cola o moño para que de esta manera se pueda llevar a cabo el proceso de perforación de la forma más adecuada posible.
     
  • Se debe procurar hacer el tratamiento conservando estrictas normas de higiene: Desinfecte las manos utilizando abundante agua y jabón o sencillamente aplicar alcohol o gerdex, para evitar infección y/o complicaciones al momento de mover los pendientes. Es importante que durante el procedimiento se tenga cuidado en tener dispuesto los implementos como gerdex, alcohol, hisopos, algodón, gasa, para esterilizar el área agujereada. De igual manera, es conveniente incorporar tijeras punta redonda que ayuden a sostener los orificios del trancadero; claro está que las tijeras, el área a horadar y las manos tienen que están anticipadamente desinfectadas y limpias. Posteriormente, se sujeta el zarcillo por el trancador perno prisionero, se sostiene con las tijeras cuidando que los extremos estén dentro del cierre y en ese instante puede quitarse de manera delicada el pendiente haciendo presión correctamente. 

Existen dos maneras de extraer los zarcillos abridores de la oreja:

  1. Sujetando el pendiente con los dedos de la mano izquierda halar delicadamente el trancadero con la mano derecha.
     
  2. Intente remover el zarcillo, para ello, debe sujetar el pendiente con la mano derecha, halar calmadamente del trancadero y simultáneamente sostenerlo con la mano izquierda para que no deslice.

En algunos casos, retirar los zarcillos del cartílago o del lóbulo de la oreja puede resultar complicado, en tal sentido requiere de mucha dedicación para su extracción. Si se presenta alguna complicación no es el momento para improvisar; lo más aconsejable es acudir al especialista que horadó las orejas. En ese recinto está el personal especializado que de una manera adecuada retirará los pendientes.

  • Considerando que realizar una perforación es delicado siempre es importante desinfectar los puntos donde se hará la punción bien sea en el cartílago o el lóbulo con alcohol o cualquier otra sustancia que sirva para tal fin. Se usa una gasa esterilizada, algodón o hisopo, se le moja con alcohol y se limpia el área donde se perforará.
     
  • Se pueden usar zarcillos nuevos o los abridores especiales o médicos que ya se hayan utilizados. Siempre debe tener presente que si desea usar aretes es necesario desinfectarlos, limpiarlos con gerdex o alcohol. De igual manera, es aconsejable que, al momento de usar los pendientes, no ciña el abridor al lóbulo con fuerza, ya que se puede maltratar y causar dolor.

Como se ha dicho, extraer el arete del lóbulo de la oreja o cartílago puede resultar una tarea complicada, en tal sentido, es importante poner empeño para lograr sustraerlos. Si se presentan obstáculos, es preferible no improvisar, significa que el zarcillo, no se debe retirar. Es por ello, que se aconseja acudir a la persona especialista que horadó las orejas. En ese centro estético al cual se acudió a horadar las orejas, seguramente prestarán la debida atención para retirar los pendientes, empleando algunos métodos y/o técnicas inherentes en esos casos.

  • Por lo expuesto, es necesario señalar, que primeramente se debe desinfectar los sitios en los cuales fueron horadadas las orejas, bien sea en el lóbulo o cartílago; para ello, es importante aplicar alguna solución especial o alcohol. Este tratamiento implica colocar alcohol en un algodón, almohadilla o gasa esterilizada, para luego   higienizar el punto en el cual se realizó la perforación.

En pendientes vale algún tiempo. Idealmente, no debes disparar aretes, al menos durante 6 meses. Este tiempo será suficiente para que tus oídos se adapten y finalmente se curen. Es importante teenr en cuenta, que no es recomendable retirar  el pendiente hasta que la punción esté totalmente cicatrizada. Además se debe cuidar que el tejido que rodea la punción no esté hinchado, de esa manera será más sencillo retirarlo y evitará dolor e incomodidad. Finalmente, una vez extraído el pendiente, de forma rápida  se vuelve a limpiar con peroxido de hidrógeno y alcohol el lóbulo de la oreja, también se sugiere esperar aproximadamente una hora, para colocarse otro pendiente.

Es fundamental utilizar pendientes nuevos o simplemente los abridores especiales. Se debe tener en consideración que los aretes hay que esterilizarlos con alcohol antes de utilizarlos. Si está luciendo los aretes, se sugiere no sostener con fuerza la hebilla.

Cabe destacar, que bajo ninguna circunstancia se debe quitar el arete hasta que la perforación este definitivamente curada. Otro aspecto importante que se debe tomar en cuenta, es que luego de la perforación, el lóbulo de la oreja no este hinchado para que al momento de sustraer el pendiente sea más fácil y no cause dolor y molestia. Para finalizar, después de haber retirado el zarcillo de forma cautelosa, nuevamente se higieniza la zona de punción con alcohol. Para volver a colocarse otro arete, que sea de gusto personal, es decir de entera preferencia y combine con el traje y la ocasión de algún evento o celebración, se recomienda esperar una corta diferencia de tiempo, en ningún momento se debe colocar de manera inmediata pues eso sería perjudicial.  

Posterior al uso de los zarcillos abridores o pendientes médicos se sugiere usar pendientes elaborados con metales tales como el oro o plata, puesto que los mismos evitan que el lóbulo de la oreja se inflame y sufra una excoriación que le impida que sanen adecuada y prontamente. Si por alguna razón se dispone a utilizar pendientes cuyos materiales sean otro metal como el acero o bañados en oro, puede suceder que se complique y se obstruyan los orificios causando dolor e incomodidad a las perforaciones. Como se sabe, luego de una perforación hay que tener especial cuidado en la escogencia de la prenda, de allí deriva una mejor evolución y curación.

En el caso del trancadero de los nuevos aretes, se debe tratar de que no sea masivo y se inserte por la perforación del lóbulo de la oreja. Tal recomendación, en vista que el grosor puede causar daño y rasgar el lugar perforado e impedir que cicatrice. Se aconseja que luego de haber utilizado los abridores especiales o médicos se use preferiblemente zarcillos con cerradura inglesa por su composición y estilo son prácticos y fácil colocación. Lo más importante es evitar rozar con el cierre en la parte trasera del lóbulo de la oreja. Este pendiente posee una base y estrecha barita de metal que abarca el lóbulo, luego se pliega y, por último, se encaja para asegurar el pendiente. Estos modelos de cierre inglés son elegantes y representativos además que no se extravían con frecuencia pues su diseño no lo permite.

Aretes con cerradora inglesa

Existen para las orejas existen diferentes adornos y embellecedores con estilos parecidos. Absolutamente todos los zarcillos se diseñan en pares, llevan la estructura de base, inserto, castas y mallas. Los joyeros y orfebres los han diseñado con ingenio creándolos con una especial base de sujeción elaborada en metal donde colocan los demás complementos. Estos aretes han sido creados para atender a las damas de manera que se amolden a la forma de la oreja. En tal sentido, al elaborar diversos tipos de aretes, sus creadores buscan responder a las exigencias de las mujeres sobre todo cuando se trata de satisfacer sus diferencias en cuanto a la anatomía de la oreja. Los aretes con cerradura inglesa son un invento hermoso para las damas, y desde hace algún tiempo son lo más frecuente en uso de pendientes. Particularmente, los del Castillo inglés, suelen ser un estilo muy admirado entre los orfebres y joyeros, porque son muy elegantes y fiables. Estos zarcillos que poseen candados difícilmente se extravían porque se sujetan al zarcillo.

Precisamente, el cierre inglés se caracteriza por poseer un gancho y alfiler pequeño. Básicamente el sujetador es una tira metálica delgada que encierra el lóbulo de la oreja desde la parte inferior, y el pasador se introduce en el centro del lóbulo donde se ubica la perforación. Es el cierre más confiable y común para los pendientes, porque se ajusta bien, su cerradura se acopla ligeramente alrededor del lóbulo de la oreja, sujetándolo bien. El pendiente de cierre inglés es el que más se comercializa en las joyerías por ser elegante y holgado. En las niñas es un modelo muy utilizado por el ajuste que ofrece la prenda, la comodidad y durabilidad. Pueden lucir lindas y jugar libremente sin temor a perder sus pendientes.

Virtudes del arete con cerradura inglesa

  • Diseño seguro y/o fiable.
     
  • Idóneo y adecuado cuando se quiere lucir una bonita prenda.
     
  • Brinda una apariencia hermosa, glamorosa son zarcillos con diseño elegante.
     
  • Por el delineado del cierre es distinto a los otros; es un diseño muy particular y sofisticado.
     
  • Brinda la ventaja porque ayuda a sanar una perforación y por su modelo de cierre extendido.
     
  • Si casualmente se queda puesto al momento de dormir, el cierre no causa molestia.
     
  • El pendiente que tiene cerradura inglesa, es más duradero, no se extravía con facilidad.

¿Cómo pueden percibirse los pendientes con cerradura inglesa?

Cuando se coloca este zarcillo se observa como la barita o mango está en la perforación del lóbulo de la oreja y se encaja con el agujero en el zarcillo con un ligero sistema de resorte. Al poner el zarcillo, se siente un pequeño sonido seco o clic, avisa que el sistema de la cerradura opera adecuadamente y nos revela que se ha enganchado adecuadamente en los pendientes. Los zarcillos con cerradura inglesa son hermosos y a la moda. Son decorativos y cómodos por su diseño. Por su forma y anatomía son fáciles de poner y retirar sin pedir apoyo. En los últimos años los diseñadores y orfebres han creado los más finos modelos de este tipo de accesorio que complacen los gustos de los clientes, en especial a las mujeres y niñas. Estos pendientes han sido elaborados con diferentes metales como el oro y la plata y los han decorados con piedras preciosas naturales y otras artificiales.

¿Cómo sustraer el pendiente con cerradura inglés?

Los pendientes con cerradura inglés son muy fiables, no obstante, su mecanismo es delicado. Se sugiere retirar los zarcillos con candado inglés antes de dormir para no deteriorar la hebilla. Si se dañan, es importante conocer que es muy difícil lograr ajustarlos de forma precisa al cierre. También no es conveniente utilizarlo en una oreja con lóbulo ancho porque la presión sería muy intensa. Se conoce que esta prenda ha sido creada para ser usada permanentemente, es decir, para aquellas chicas que usan los zarcillos sin quitárselos. Cabe destacar, que existen personas que no han podido entender el cómo utilizar un cierre en este tipo de pendientes. Tal vez manipular indebidamente la cerradura de los pendientes tipo inglés pueda hacer que se descomponga y se deba arreglar.

¿Cómo retirar los pendientes con cerradura inglesa?:

El procedimiento para quitar los pendientes con cerradura inglesa:

  • Es relevante hacerlo tomando en cuenta las medidas higiénicas adecuadas para esterilizar los zarcillos nuevos, así como al desinfectar las manos.
     
  • Desate los zarcillos con la cerradura inglesa delicadamente, sin realizar una fuerza física sostenida. Sujete el arete con la mano izquierda. Ponga su dedo índice en la parte de arriba del mango. Con el pulgar de su mano derecha, haga presión hacia la parte que sobrepasa del arco y desplácela hacia el dedo índice.
     
  • Se debe estar atenta de escuchar un clic, lo implica que se ha realizado todo de la manera apropiada y el arete está suelto.
     
  • Posteriormente, se puede poner zarcillos nuevos, antes de colocares pendientes nuevos, limpie el agujero en el lóbulo de la oreja.

Se ha dado el caso, que los pendientes de cerradura inglesa que están nuevos, por esa condición, se hace difícil abrirlos. Sin embargo, pasado cierto tiempo que la cerradura se adecúe o amolde, podrá retirar con tranquilidad sus aretes. Es importante saber que si por alguna razón se debilita la cerradura del pendiente estando en uso; significa que se haya descompuesto por presentar baja calidad o que presente alguna deficiencia en su fabricación, puede ser que se ignore el manejo del cierre inglés.

¿Cómo se tiene que remover del ombligo?

Las perforaciones en el ombligo se han vuelto algo más frecuentes en las mujeres ya que aumenta su sensualidad, atractivo y finura. Al tener un bonito abdomen ¿Por qué no adornarlo con un pendiente? Otorga un aspecto lindo y que hace sentir hermosa. Las modas no son algo transitorio como algunos piensan, hay ciertas modas que durante el tiempo han prevalecido.  En este caso el piercing en el ombligo es una tendencia que se creó por los egipcios, pensada para incrustar hermosas joyas en la perforación y así disfrutar de los bailes tradicionales.

Los especialistas en piercings aconsejan no retirar el pendiente del ombligo posterior a la perforación, lo ideal sería esperar a que la punción sane completamente. La curación del piercing varía entre cada persona puesto que no todas las perforaciones cicatrizan igual, el tiempo que se recomienda esperar para que la zona horadada se recupere es de 1 a 6 meses teniendo en cuenta el tipo de perforaciones que se haga. Luego del plazo estimado extraer el pendiente es tan fácil como el del lóbulo de la oreja, hay que sostener con una mano y girar el piercing con la otra. También se tiene que mantener la limpieza de la zona para evitar posibles afectaciones.

El método se completa lentamente y siendo muy cuidadoso. Todos estos procedimientos deben realizarse de manera higiénica, se hace hincapié por las complicaciones que hacer esto representa. En esta área, por la debilidad de la piel del ombligo resulta adecuado usar componentes como la solución salina o clorhexidina (Componente fungicida, desinfectante y antibacteriano) No se recomienda usar sustancias como el alcohol o el peróxido de hidrógeno porque resecan la zona y podría causar comezón e irritación. Muy difícilmente se podría crear una afectación bacteriana en todo el conducto (Área de la perforación) Sin embargo ¿Por qué no seguir todas las indicaciones y evitarlo? Manteniendo los pasos explicados extraer el pendiente será sencillo y seguro, en caso de no ser así y generarse una complicación debería dirigirse al médico de cabecera.

Completado el tiempo de cicatrizado del lugar donde se haya realizado la perforación, en este caso el ombligo, a preferencia puede escoger entre los diferentes estilos de piercing que existen, seleccionando entre los distintos diseños de estos que se pueden combinar con el outfit o ropa que desee vestir. La variedad de estilos de piercings es extensa, puede adecuarse a cada persona y look, elegir uno entre los muchos que pueden encontrarse lo convierte una pieza fácil de cambiar. Los piercings en el ombligo se convirtieron en una moda muy conocida y es generalmente muy bastante visto en las damas, por ello, hay tantos tipos de pendientes con hermosas joyas, otros caen y son muy llamativos, para cada persona y look existen piercings.

Los distintos estilos de pendientes en la oreja o el ombligo hacen tener un aspecto delicado, sensual y atrayente. Hay que mantener siempre presente que el tiempo estimado de recuperación y cicatrización de la punción debe completarse cuidando tener el aseo y limpieza aunado a esto seguir todas las recomendaciones para que la perforación sane de manera adecuada. Es importante señalar que los especialistas en perforaciones aconsejan todos estos pasos para prevenir que el área horadada se inflame, infecte o tenga otra complicación, pues luego de esperar el tiempo recomendado se lucirá un hermoso pendiente. Apresurar la cicatrización es un riesgo para la salud y traerá como consecuencia tener que esperar un lapso más largo de tiempo para poder realizar nuevamente una punción o perforación el ombligo, ya que esta zona es muy sensible.

Los pendientes tienen más historia de la que se conoce

Los pendientes tienen una data de antigüedad desde el período o edad de bronce encontrados en sepulturas generalmente en la nariz y en el cartílago de la oreja, cabe resaltar que para este tiempo se desarrolló la metalúrgica por lo que incrustar metales preciosos como el oro y la plata eran un sinónimo de riqueza, estos usualmente pertenecían a princesas de grandes dinastías y de faraones egipcios.

 Las arracadas fueron su mayor diseño, creando diversas formas con los metales. Estos zarcillos posteriormente llegaron a España causando sensación en la Edad Moderna, se presume que los españoles solo creaban imitaciones por el costo que representaban diseñarlos como los originales.