Acondicionador capilar: Uso y aplicación

Acondicionador capilar: Uso y aplicación

Un cabello hermoso siempre atrae las miradas. Todas las personas quieren mostrar un cabello radiante, sedoso, manejable, con cuerpo, en otras palabras: un cabello saludable. Él forma parte primordial en la imagen diaria de una persona, ¡la primera impresión es muy importante! Para ello, debe ser atendido con esmero. El cuidado integral y adecuado del cabello es la clave de su belleza, crecimiento intenso y salud. Afortunadamente, los fabricantes de cosméticos se han dedicado en gran parte a formular productos para su cuidado como son: acondicionadores, mascarillas, lociones y bálsamos. En esta ocasión nos vamos a dedicar al acondicionador para el cabello, haremos una revisión para qué sirve y cómo aplicarlo para lograr el mejor efecto.

Descripción y beneficios

Pensando en economía de tiempo y dinero, nos podríamos preguntar: ¿Para qué utilizar un acondicionador si el champú me deja el cabello limpio? Para responder esta y otras interrogantes, es necesario conocer un poco más acerca de la estructura del cabello, daños que padece en la superficie y la función del acondicionador.

La parte externa del cabello está formada por la cutícula, que es una capa compuesta por escamas que sirven de protección para evitar la pérdida de humedad y nutrientes, gracias a ellas, cada hebra se mantiene suave y brillante. Cuando se aplica el champú, cuya función es limpiar el cabello de todo el sucio acumulado, también le quita parte de la grasa que recubre a la cutícula y al cuero cabelludo, dejándolos sin capa protectora, esto trae como consecuencia que las escamas se levanten, perdiendo brillo y fortaleza. El cabello se reseca, fractura fácilmente, sus puntas se abren, luce despeinado y es susceptible a las agresiones externas. El empleo de secadores, planchas o el uso de productos como los tintes, alisadores o rizadores permanentes, también eliminan la capa protectora y aceleran el daño al cabello.

Es aquí donde el acondicionador juega un papel importante reparando las escamas de la cutícula devolviéndoles el brillo y la suavidad, a la vez que le repone la capa de protección. El acondicionador para el cabello está diseñado no solo para el cuidado del cabello estándar. Este producto ayuda a reducir el impacto negativo que algunos componentes del champú ejercen en el cabello y el cuero cabelludo, las vuelve más suaves y sedosas. Si tienes el cabello largo, el acondicionador es el aliado perfecto a la hora de desenredarlo pues lo deja mucho más manejable y sedoso. Hay diferentes formulaciones en función de las características y necesidades del cabello. Dependiendo de sus ingredientes activos, puede mejorar el crecimiento de los folículos pilosos, los fortalece y nutre.

Algunas personas creen erróneamente que el acondicionador y el bálsamo tienen las mismas funciones, por lo tanto, los utilizan a la ligera, sin darle el uso apropiado. Esto no es correcto, el bálsamo tiene una composición más rica, debe permanecer en el cabello por un tiempo prolongado para permitir que reciba mucha más nutrición e hidratación, mientras que el agente acondicionador debe aplicarse no solo en las hebras, sino también directamente en el cuero cabelludo por un corto período de tiempo. Hoy en día, han salido a la venta productos que combinan las funciones de bálsamo y acondicionador simultáneamente; estos han sido formulados con ingredientes muy particulares.

Estos productos acondicionadores, necesariamente contienen en su composición una gran cantidad de ingredientes útiles, por ejemplo, extractos de hierbas naturales, un complejo de vitaminas, minerales y aceites esenciales.

Si hablamos acerca de los beneficios de usar acondicionador para el cabello, los principales son los siguientes:

  • Aporta la nutrición e hidratación que el cabello necesita.
  • Es mucho más fácil para peinarlo.
  • Hace que las hebras sean sedosas y con un brillo atractivo.
  • Ofrece protección no solo contra los componentes agresivos del champú, sino también contra las influencias negativas de los agentes externos.

Para recibir todos esos beneficios es importante seleccionar el acondicionador que sea más apropiado, según el tipo de cabello que tenga y el daño que está presentando. Tenga en cuenta que los requerimientos para un cabello grasoso no son los mismos que para uno seco. También debe considerar que no necesariamente por utilizar grandes cantidades del producto los beneficios se reciben más rápido. Utilice solo la cantidad y frecuencia recomendada, no vale la pena perder dinero y producto acondicionador inútilmente.

Para proceder adecuadamente con el cuidado de su cabello es importante estar bien informado, por ello, para obtener más detalles sobre los beneficios de un acondicionador para el cabello, observe con detalle el siguiente video.

Tipos y formas de liberación

Debido a las diferencias en el tipo de cabello y las necesidades de cada caso, los fabricantes de productos cosméticos ofrecen a la venta productos con variadas formulaciones para que cada persona tenga la opción de elegir el que más le convenga. Según sus funciones podemos agrupar los acondicionadores de la siguiente manera:

  1. Los curativos: El principal objetivo de este producto es proteger el cabello de daños mayores y la eliminación de los problemas existentes. Los más populares son los empleados para prevenir la calvicie, los formulados para el cabello reseco y débil, así como para restaurar las hebras después de la ondulación permanente, el alisado o el teñido. Los empleados en estos últimos casos también se llaman "desenredadores".
  2. El restaurador: Esta fórmula, por regla general, mejora las funciones de protección por el uso del champú y también elimina rápidamente algunos de los daños como son la rotura, la sequedad y la falta de brillo. Además, este producto ayuda a aumentar la elasticidad del cabello, por lo que recibió el nombre de "acidificador". Usualmente pertenece a productos de dos fases que, por regla general, no requiere enjuague de los cabellos, por esto, también se le conoce como acondicionador indeleble.
  3. El acondicionador "acondicionador": Es el producto más popular. El objetivo principal es facilitar el peinado incluso del cabello más duro, dándole brillo y sedosidad.
  4. El champú acondicionador: Este es un producto 2 en 1 porque cumple las dos funciones simultáneamente. Durante el lavado con champú, el acondicionador influye activamente en el cabello y, como resultado, no solo se limpia, sino que también se humecta y recibe nutrientes adicionales. Los profesionales en la materia recomiendan no abusar de este producto. El cuidado adecuado es limpiar constantemente el cabello con champú y luego aplicar la composición acondicionadora. Este producto es adecuado para viajes o situaciones en las que el tiempo disponible es corto.

Así como están disponibles productos acondicionadores para el cuidado del cabello, con diferentes funciones, también lo están en diferentes presentaciones. Los más comunes son los productos cremosos, aunque también se presentan como loción, espumas o aerosoles. En términos generales, los acondicionadores pueden ser terapéuticos, regeneradores y aportadores de brillo. Es recomendable utilizar este producto en pequeñas cantidades y solo en cabellos mojados. Muchas veces estos productos forman parte de la misma línea que el champú, lo cual es aconsejable porque generalmente sirven de complemento uno con el otro y utilizan el mismo principio activo, por otra parte, usualmente vienen en envases con el mismo volumen, es decir, ambos se consumen prácticamente al mismo tiempo.

Los productos acondicionadores cuyas presentaciones son en aerosoles no son menos populares. La mayoría de ellos no necesitan ser retirados del cabello mediante enjuague,  lo que simplifica su uso y acelera el proceso de cuidado.

Algunos fabricantes también empezaron a producir acondicionadores en espuma que no requieren enjuague, son fáciles de aplicar y no hacen que el cabello sea más pesado.

Cuando es necesario dar volumen al cabello, usualmente se aplica el acondicionador en forma de espuma o aerosoles. Cada producto, según su presentación, tiene su propia forma de liberar los componentes.

Fundamentos para elegir un buen acondicionador

Al momento de decidir por cual acondicionador para el cabello es el que debes optar, tienes que ser bastante estricto con los criterios de selección. De la adecuada escogencia del producto de cuidado dependerá el logro de los objetivos, así como también de la eficacia.

Lo ideal es comprar el champú y el acondicionador de la misma línea del fabricante porque ellas se complementan idealmente y aumentan su impacto; también es una buena idea comprar productos adicionales, por ejemplo, un bálsamo, una máscara o un enjuague, para que el efecto sea completo.

Criterios para la selección del producto más adecuado. Es preferible pagar un poco más y comprar un producto que tenga, dentro de los ingredientes principales, una gran cantidad de compuestos naturales. Estas sustancias aportan suficiente contenido de vitaminas y minerales que son beneficiosos para su cabello.

Es importante seleccionar el acondicionador teniendo en cuenta principalmente el tipo de cabello. Si su cabello es grasoso, no puede utilizar un producto preparado para el tipo de cabello seco y viceversa. Esto no va a solucionar los problemas existentes, de hecho los puede empeorar o hacer que aparezcan otros. Para una cabellera que haya sido teñida, independientemente del tipo de cabello, elija un acondicionador formulado para cabellos con tinte. Ayuda a restaurar la estructura de las hebras, evita la lixiviación de los pigmentos de tinte y da brillo adicional.

El cabello, así como la piel, se "acostumbran" a los componentes activos de los productos de cuidado y dejan de responder como solían hacerlo. Por lo tanto, los expertos recomiendan cambiar el producto una vez cada 12 semanas o un máximo de 16 semanas. Esta no es una regla escrita pero es recomendable tomarla en cuenta y se refiere tanto al acondicionador como al champú, el bálsamo y las máscaras.

Recomendaciones de uso

Como cualquier otro producto formulado para el cuidado del cabello, el acondicionador debe usarse de acuerdo con las recomendaciones del fabricante, que, según el tipo de producto y la forma de aplicación, pueden diferir entre sí. Sin embargo, las reglas generales de uso son las siguientes:

  1. Utilice el acondicionador en pequeñas cantidades. El exceso del producto, en cualquiera de sus presentaciones, puede hacer que los cabellos se sientan pesados, pueden darles un aspecto sucio y grasiento, además, es un consumo inútil del producto.
  2. Este producto de cuidado solo puede ser aplicado sobre el cabello limpio. Para que sus componentes puedan actuar eficazmente, es recomendable hacerlo inmediatamente después del lavado, eliminar el exceso de humedad presionando el cabello, luego aplicar el producto con movimientos suaves.
  3. El tiempo específico que debe mantener el producto en contacto con su cabello depende de su composición, para ello debe seguir las recomendaciones del fabricante. No debe mantener el acondicionador más tiempo o menos tiempo que el especificado, a menos que en la etiqueta indiquen las condiciones particulares al respecto.
  4. El enjuague del producto, una vez finalizado el tiempo de exposición, debe ser muy cuidadoso y es mejor hacerlo con agua tibia o a temperatura ambiente. Si quedan remanentes del acondicionador en el cabello, entonces la apariencia del cabello se ve comprometida, las hebras pueden verse opacas y sin vida.
  5. Para lograr el mayor efecto, dé preferencia al acondicionador de la misma marca que su champú.

Desafortunadamente, muchas personas consideran que el uso de acondicionador para el cabello es necesario solo para las mujeres que tienen el cabello bastante largo, sin embargo, no hay nada más alejado de la realidad. Los hombres, al igual que las mujeres con estilos de cabellos cortos, necesitan de estos productos de cuidado para proteger y recuperar la salud de su cabello porque, aunque sea corto, de igual manera está expuesto a los efectos negativos del champú y del medio ambiente.

Por lo tanto, este producto de cuidado puede ser utilizado por personas de ambos sexos, independientemente del largo del cabello.

Con la ayuda del acondicionador no solo puede hidratar, sino también limpiar el cabello al aplicarlo como el champú. Este procedimiento se llama co-elección. Su esencia radica en el hecho de que el acondicionador se aplica al cabello húmedo en el volumen habitual de champú. Es necesario lavar el cuero cabelludo y las hebras durante 15 minutos, masajeando suavemente, y después del procedimiento, enjuagar cuidadosamente la cabeza con agua fría. Este método es ideal para lavar el cabello muy dañado.

Otras recomendaciones  acerca del uso de acondicionador para el cabello las puede ver en el siguiente video.

Opiniones

La mayoría de las mujeres, al igual que los hombres, dijeron que el uso regular del acondicionador como producto para el cuidado del cabello les ayudó a transformar su cabello.

Según ellos, las hebras se volvieron más brillantes y elásticas, son más fáciles de peinar y se caen menos. Aquellos que a menudo se tiñen el cabello, también notaron que la pintura se lava menos y que el cabello se restaura mucho más rápido, después de ese procedimiento que es bastante agresivo.

El acondicionador para el cabello es realmente un producto universal que es adecuado tanto para hombres como para mujeres. Puede mejorar la estructura de las hebras, fortalecer los folículos pilosos, agregar brillo y volumen, así como protegerlos de cualquier influencia negativa. El uso regular de este producto de cuidado es una garantía de la belleza y la salud de sus cabellos.