Acondicionadores para el cabello maltratado

Acondicionadores para el cabello maltratado

Desde hace mucho tiempo, se han utilizado diversos aceites y lociones para acondicionar el cabello para que luzca brillante, sedoso y fácil de peinar. Tradicionalmente han sido los aceites de rosa, ylang-ylang, claveles o manzanilla los más utilizados para este fin. 

En 1900 en la Exposición Mundial de París, el perfumista Edward Pino, inventò un acondicionador para caballeros exigentes, como una herramienta para suavizar y dar brillo, qué pronto comenzó a ser utilizado por las mujeres para el cuidado del cabello.

Productos especializados

Hoy en día, es prácticamente imposible concebir el tratamiento del cabello sin el uso de acondicionador y es que luego de lavar el cabello para eliminar la suciedad, es importante, repararlo para garantizar que se mantenga sano, fuerte, brillante y sedoso; apto para ser tratado con secadores, rizadores o productos químicos. Los aditivos nutritivos que contienen los productos para la limpieza del cabello son débiles, porque el lavado y la nutrición de alta calidad son dos procedimientos diferentes, y lo que es bueno para el cabello no siempre es bueno para la piel.

El acondicionador se especializa en mantener el cabello sano, al tiempo que cuida el cuero cabelludo.

Los acondicionadores por lo general, no contienen tantos nutrientes activos como los bálsamos, sin embargo; sus fórmulas incluyen siliconas, ácidos grasos, compuestos de amonio cuaternario, que nutren y cuidan el cabello sin hacer que las hebras sean pesadas.

El uso del acondicionador como elemento en el lavado frecuente del cabello es insustituible, ya que proporciona protección mientras el sebo natural de la piel se regenera, y mantiene el cabello luminoso y sin exceso de grasa.

También el uso de acondicionadores es beneficioso para cabello seco, maltratado, así como en el control y eliminación de la energía estática tan común durante el  período de invierno debajo de los gorros y sombreros. Un cabello bien hidratado es garantía que sin importar qué peine use, tendrá un cabello suave y manejable.

Líneas de Cuidado

Los fabricantes de productos para cuidado del cabello, han hecho tendencia la política de desarrollar líneas de cuidado específicas para diferentes tipos de cabello. De manera que encontramos diversas opciones como, la propuesta para cabellos grasos de Oriflame, que incluye en su fórmula aceite de ortiga y limón como factor de mínima humectación, mientras que MATRIX Total Results Moisture, ofrece un acondicionador con factor máximo de humectación para cabellos secos y rizados. Para cabellos muy  secos y maltratados por tratamientos de peluquería, está la opción de reparación de cuidado de daños de KeraSys, trigo y coco Oriflame, qué ofrece humectación adicional. Y para todos los tipos de cabello tenemos disponibles acondicionadores Kerastase Elixir Ultime Beautifying Oil Conditioner.

La variedad, la cantidad y la calidad de aditivos vegetales y sintéticos con los que se pueden enriquecer los acondicionadores, dependen del fabricante, así como del segmento de precios para el que se crean los productos. Generalmente, todos los acondicionadores incluyen en sus fórmulas ingredientes naturales como: zumos, o decocciones. Por ejemplo, el extracto de mango, que es un excelente humectante natural o miel, que le da brillo y suavidad a los rizos.

Tipos de acondicionadores hidratantes, que ofrecen las marcas más reconocidas:

  • Con un efecto nutritivo: Dikson, acondicionador revitalizante y nutritivo, Shiki-Oriori
  • Con un efecto regenerador: KRACIE Naive, Gliss Kur
  • Con protección térmica: BiElita Revior, Londa Professional, Label.
  • Con efecto antiestático: KeraSys Oriental Premium, Estel Curex Versus Winter, KEUNE Ultimate Control.
  • Para una fijación confiable: Con o sin volumen Kallos Cosmetics Hair Botox, Alegar Suavizante, Estilo Aromatherapy.

Analizando los aditivos de la composicion

Pantenol

La mayoría de los acondicionadores incluyen suplementos nutricionales: vitamina B5 o su sustituto sintético pantenol. Qué crea una película protectora en el cabello, parecida a una cápsula, que evita la incidencia de los rayos ultravioleta, así como los cambios de temperatura y conserva los componentes nutricionales dentro de las fibras de cabello. Qué es la razón, por la que después de la aplicación del acondicionador el cabello luce más grueso y con más volumen.

El pantenol o el dexpantenol regenera el cuero cabelludo dañado, hidratandolo y manteniéndolo sano por su acción antiinflamatoria y antibacteriana.

Las películas protectoras que forman los componentes de los acondicionadores, son permeables y permiten que la piel respire, sin embargo previenen la separación de las células muertas, lo que contribuye al envejecimiento prematuro de la piel. Por lo que, los expertos recomiendan el uso de champús y acondicionadores que están diseñados específicamente para trabajar en pares. Pero incluso en este caso, es importante, alternarlos por productos diferentes de vez en cuando, porque el cabello y la piel deberían tomarse unas vacaciones.

Dimeticona

La dimeticona Neutraliza los agentes irritantes y los componentes responsables de la protección térmica, dejando una sensación de frescura y sedosidad. Es ideal para el tratamiento de piel normal, sensible y seca. Se utiliza en productos de todos los rangos de precios.

La dimeticona es una sustancia que se obtiene del aceite de coco o de remolacha,  prácticamente insoluble en agua y se mantiene en filamentos de cabello durante hasta cuatro lavados con champú. Y para eliminarla de la piel es necesario emplear una loción especial que contenga grasa.

Es importante destacar, que un champú sin sulfato regular, no es capaz de eliminar la dimeticona del cabello, este no lucirà completamente limpio,y brillante. De manera que la recomendación en este caso, es elegir un champú diferente o cambiar de acondicionador. 

Componentes de silicona

Los acondicionadores que contienen silicona sintética, tienen su rango de precios de acuerdo al grosor que le aporten a la estructura de las hebras del cabello. De manera que los más costosos son los que logran cabellos menos gruesos. Sin embargo, de acuerdo con las revisiones, la mayoría de los consumidores prefieren lograr mayor densidad.

Las siliconas cosméticas no pueden ser absorbidas por la piel, porque sus moléculas son demasiado grandes y resultan inofensivas, de acuerdo a diversos estudios científicos realizados acerca de ellas. Pero es necesario tener en cuenta la recomendación de los especialistas, de no dejar caer en el cuero cabelludo ni en las raíces de las hebras, porque los polímeros bloquean los folículos y retardan el crecimiento del cabello. Y para este tipo de acondicionadores, normalmente se produce un champú especial con el efecto de peeling.

Para el lavado frecuente los expertos recomiendan:

  • Acondicionadores de uso diario, usualmente son humectantes disponibles en colecciones para diferentes tipos de cabello, se pueden aplicar sin procedimientos especiales, o con champú de características específicas.
  • Acondicionadores sin enjuagar, son similares a las máscaras o fijadores, que se aplican en pequeñas cantidades sobre el cabello, con la ayuda de atomizadores o dispensadores, están disponible para diferentes tipos de cabello, ideal para cortes de cabello cortos.

Instrucciones de uso

Es importante que al elegir productos cosméticos, se tenga en cuenta nuestro tipo de piel y de cabello, asimismo tener en cuenta cuando se va a utilizar por primera vez, evaluar los componentes y hacer una prueba en una pequeña zona del cuerpo para comprobar que no generen alguna reacción alérgica adversa. Y los acondicionadores no deben ser una excepción. El aire acondicionado no es una excepción.

Los acondicionadores no deben usarse como tratamientos nutritivos, puesto que estos están diseñados sólo para mejorar la apariencia, no para aportar reparación o hidratación profunda.

Asimismo, debe aplicarlos solo al cabello limpio, puesto que los efectos de aplicarlos en cabello sucio pueden ser adversos y hacer que su cabello se torne frágil y quebradizo.

  • Si exagera con la aplicación del acondicionador, puede también hacer que su cabello se vuelva graso y no luzca bien.
  • Asimismo, no se recomienda aplicar los acondicionadores sobre el cuero cabelludo, porque esto ocasionará que su cabello pierda volumen y se ralentice su crecimiento.
  • No deje secar el cabello sin enjuagar el champú.
  • Enjuague bien los residuos de chapú al lavar el cabello.