Vuelve tus uñas hermosas con cera

Vuelve tus uñas hermosas con cera

En gran parte de las mujeres el cuidado de las manos y específicamente de las uñas resulta un tema de gran importancia. Para algunas, quizá la idea de adornarlas pintándolas con colores variados y añadiendo diseños minuciosos no parezca tan llamativa, sin embargo, se percatan por cuidarlas, dándoles forma, aseándolas y en algunos casos recortándolas y añadiendo solamente brillo.

 Hoy en día la cosmetología juega un papel relevante en la sociedad; y es que tanto mujeres como hombres quieren sentirse y lucir de forma excelente. El mantener un buen aspecto resulta cada vez más fundamental para las personas, ya que verse fresco y natural brinda seguridad y confianza. Los productos cosméticos favorecen a este proceso, sin necesidad de gastar mucho dinero y utilizando productos a base de ingredientes naturales se puede lograr hacer cambios notorios y saludables en nuestro cuerpo. 

Existen muchas productos que son útiles para colocar y para quitar barnices, así como otras alternativas para esmaltar y dar un cuidado regular a las uñas. Últimamente la cera de abeja se ha vuelto un recurso famoso entre ellos, y es que tiene una gran cantidad de propiedades que logran obtener resultados satisfactorios.

Conoce un poco acerca de este maravilloso producto

La cera es el resultado de secreciones producidas por las abejas y utilizada por estas para la defensa, creación y nutrición de sus colonias. Tiene un tono blanquecino cuando es recién secretada y suele ir oscureciendo con el paso de los días. Cuenta con una consistencia plástica y un bajo punto de fusión que hace posible que sea moldeada con facilidad en las colmenas.

Tradicionalmente ha sido empleada en la creación de productos ajenos a la belleza y la estética, tal es el caso de velas, objetos de artesanía, así como creyones y pulimentos. Sin embargo y debido a sus inmensas cualidades, ha sido introducida en la cosmética como emoliente natural para elaborar productos como cremas, jabones, mascarillas, lápices para labios entre otros.

Una característica que distingue de gran manera a la cera de abeja y por la cual ha tenido tanta fama en el mundo de la cosmetología, es su capacidad antibacteriana y su resistencia a la hidrólisis. Es esta particularidad la que acredita su efectividad en productos para el embellecimiento de la piel así como para el cuidado de las uñas.

Esto va de la mano con el hecho de que presenta una neutralidad con respecto al organismo. Es decir, a diferencia de la miel que muchas veces suele provocar reacciones alérgicas en personas con hipersensibilidad, la cera de abeja no suscita tales inconvenientes sin excepcionalidad.

A parte de las propiedades favorables que ya se han mencionado, la cera de abeja tiene la capacidad de penetrar la piel así como en las capas de la uña, esto la hace ideal para tratar de forma efectiva infecciones tales como hongos, curar enfermedades como la avitaminosis, que es la escases de vitaminas en el organismo, o prevenir todo tipo de enfermedades en general, mientras que a su vez suaviza y brinda brillo a las uñas, haciéndolas lucir hermosas y saludables.

La cera resulta un producto excelente para dar un gran acabado a las uñas, usándola tanto para obtener un resultado prolijo luego de pintarlas, como para sólo pulirlas si se opta por un look más natural. Dándole protección a la misma de diferentes agentes externos que podrían arruinarlas, tales como son la grasa y el polvo. Sin olvidarnos de que también es esplendida para la piel que rodea las uñas, sobre todo porque es una zona muy delicada y que por ende requiere ser tratada con un cuidado especial.

Existen diferentes presentaciones y composiciones de acuerdo a sus necesidades

La industria de la cera para uñas es muy amplia y ofrece diferentes tipos opciones según la finalidad que se quiera obtener con su uso. En ocasiones esto puede ser un problema debido a la adición de ciertos componentes químicos que pueden minimizar los efectos que naturalmente aporta, e inclusive llegar a ser nocivos para la salud. No obstante y con todos los adelantos tecnológicos existentes, existe un gran abanico de productos para el mantenimiento cotidiano de las uñas. La presentación más común de la cera es en crema, debido a que su aplicación resulta más sencilla a la hora de pulir y proteger las uñas diariamente.

 En la actualidad y de acuerdo a la finalidad que se quiera, los principales tipos de cera en crema que existen son:

  • Con componentes nutritivos: Cuentan con un alto grado de vitaminas, las cuales ayudan a contrarrestar la escasa nutrición de toda la placa ungueal, a su vez presentan minerales y oligoelementos, entre los cuales destacan el calcio, el magnesio y el zinc. La cera penetra de forma eficaz provocando que todos los complejos y nutrientes esenciales sean depositados de forma optima en los tejidos de la uña y cutícula. Esto resulta ideal para mujeres que tengan deficiencias vitamínicas o de micronutrientes. Se puede encontrar también este tipo de crema con un carácter reafirmante, esta posee una cantidad mayor de componentes que actúa de forma intensa formando así una capa protectora, haciéndola inmune a los factores externos y dando un cuidado preventivo.
     
  • Que promueven el crecimiento:  Esta es una opción estupenda si lo que se busca es promover el crecimiento de la placa ungueal, ya que contiene elementos que resultan esenciales para tal fin. En muchos aspectos este tipo de crema es semejante al mencionado anteriormente,  aunque quizás su diferencia se encuentra en que posee muchas más vitaminas y minerales para acelerar incremento del tamaño de la uña. Es por ende que debido a su efecto tan intenso, es recomendable que su uso sea empleado durante un pequeño lapso de tiempo.

Las ceras en crema contienen diferentes compuestos

Naturalmente la cera de abejas contiene una gran cantidad de ésteres de alcoholes C24 – C33 y ácidos grasos C18 – C36, a su vez cuenta con punto de fusión en el rango de 61-65ºC; adicionalmente incluye flavonoides, lactonas, alcoholes y ácidos libres. Tiene la capacidad de ser una sustancia altamente soluble en grasas, aceites y otros solventes orgánicos de carácter no polar, como es el caso del benceno y el tetracloruro de carbono. 

En cuanto a la composición con la cual es fabricada la cera en crema, esta puede variar de acuerdo al productor y la tecnología que sea empleada por el mismo.

Componentes de calidad, buenos estándares de elaboración así como productos óptimos, serán factores determinantes a la hora de lograr una crema que genere buenos resultados en nuestras uñas, sin dejar por fuera lógicamente al elemento primordial que es la cera de abejas. Es importante evitar utilizar sustancias artificiales que traten de emular los efectos de la cera de abeja, así como la incorporación de parafinas químicas y baratas, ya que se podría llegar a obtener resultados únicamente superficiales y que no aporten beneficios realmente provechosos o inclusive que puedan llegar a afectar la salud de las uñas. 
La gran mayoría de ceras en crema incluyen en su composición los componentes mencionados a continuación:

Compuestos orgánicos derivados de petróleo o inorgánicos oxigenados:

  • Los ésteres: Se utilizan como disolventes y aromatizantes, estos ayudan a eliminar las impurezas, imperfecciones o defectos que puedan existir en las uñas, además de promover la asimilación de nutrientes. Es por esto que constituyen en gran parte la base de las ceras en crema y mientras más se encuentre presentes, mayor será la efectividad de las mismas. 
     
  • Ácidos grasos: Son una parte fundamental de la composición de gran parte de grasas y aceites que podemos hallar en el medio natural y en los seres vivos. Se clasifican en saturados, poliisaturados y monoinsaturados; los primeros suelen encontrase animales, así como en la manteca, la grasa de las carnes, el aceite de palma y de coco. Los poliinsaturados se encuentran en nueces, aceite de maíz, soya, semillas de girasol, pescados como el salmón, la caballa y el atún blanco. Por su parte los monoinsaturados aparecen en el aceite de canola, el aguacate, el aceite de oliva, el aceite de cártamo, el aceite de girasol, el de ajonjolí y de mantequilla de maní.

Los ácidos grasos suelen incorporarse sin exclusión en la combinación de compuesto para la creación de las ceras en crema, ya que también fomentan la activación de los procesos naturales de formación de tejidos y su regeneración, así como el crecimiento y fortalecimiento eficaz de la lámina ungueal.

  • Oligoelementos y derivados de minerales: Quizás su nombre no sea muy familiar al igual que su significado, el hecho es que los oligoelementos forman parte de un grupo de elementos químicos que participan en diferentes procesos del organismo como es la digestión, la función respiratoria, muscular o inclusive la función neurovegetativa. En la actualidad, existen alrededor de 70 oligoelementos necesarios para nuestra salud, entre los que destacan el cobre, el manganeso, el cobre, el hierro o el zinc, todos estos básicos para mantener saludable la estructura de las uñas.
     
  • Derivados del petróleo y en algunos casos, aceites de origen natural: Hoy por hoy se pueden hallar hidrocarburos en muchísimos productos para uso cosmético, desde jabones, cremas, champús, mascarillas, labiales o pintalabios hasta productos habitualmente dirigidos al cuidado de pieles más sensibles como la de los bebés o como es el caso de la cutícula que es una capa tan fina de piel que recubre las uñas protegiéndolas de posibles infecciones.
     
  • Componentes vitamínicos: Como se sabe, las vitaminas son nutrientes que resultan indispensables para el buen funcionamiento del cuerpo así como para la regulación de muchas de sus funciones, como la formación de las células de la sangre, material genético, hormonas, sustancias químicas para el sistema nervioso y para la nutrición de los tejidos de las uñas.
     Los productos con un alto contenido de vitaminas A, B y E son recomendables para aquellas damas con uñas deterioradas, maltratadas o quebradizas, así como en el caso de deficiencias vitamínicas.

Tips para utilizar la cera de abeja en crema

Como ya ha quedado en evidencia a lo largo del artículo, la cera de abejas en crema posee muchísimas capacidades beneficiosas para el cuidado de las uñas. Y es que no sólo funciona para solucionar problemas ya existentes, sino para también prevenir posibles lesiones o enfermedades.

Puedes utilizar la cera de abeja en crema para las siguientes funciones:

  • Si lo que se busca es fortalecer la lámina ungueal y así como la cutícula, aplicar cera de abejas en crema ayudará a este fin, ya que la misma ayuda a penetrar en las capas de la uña y a su vez acumularse en ellas y garantizando que los beneficios sean más efectivos.
     
  • Por otra parte si el objetivo es lograr el crecimiento de las uñas, la cera de abeja promueve el incremento del tamaño estas, ya que cuenta con un alto grado de ácidos grasos que resultan ideales para tal fin.
     
  • La cera de abeja en crema funciona muy bien para tratar grietas, daños e imperfecciones que puedan arruinar la buena apariencia de las uñas así como de la capa de piel que las rodea.
     
  • Cuando se realiza una manicura siempre se espera que esta se mantenga intacta por el mayor tiempo posible, es por ello que se aconseja sellarla con cera para que de esta manera actúe como una capa protectora frente a los diferentes factores externos.
     
  • Se puede usar para alisar, dar suavidad, aseo, pulcritud e higiene además de obtener un brillo atractivo y agradable a la vista.
     
  • Como tiene propiedades desinfectantes y antibacterianas, se puede utilizar para prevenir o combatir enfermedades.
     
  • En el casos de escasez o carencia de una o varias vitaminas en el cuerpo, como es el caso del calcio o el hierro. 

Principales fabricantes en la industria de la cera de abeja en crema

La cera de abejas es un material tan especial que prácticamente cualquier gran empresa de cosméticos para el cuidado de las uñas, fabrica productos teniéndola como base. Hoy en día, las siguientes marcas son consideradas líderes en calidad:

  • DNC: Esta marca fue fundada en 1990, la gama de productos DNC se modifica constantemente, procurando siempre mantenerse actualizada e incorporando técnicas de producción de nuevas  materias primas. Un punto a resaltar de esta marca es que la mayoría de los componentes  que utilizan son naturales y no son tratados químicamente. Los componentes sintéticos no deben usarse si existen análogos naturales con efectos similares.
     
  • Masura: es un fábrica de cosméticos de origen japonés, se funda en el año 2002, utiliza tecnologías innovadoras para el desarrollo sus productos manteniendo el uso de ingredientes orgánicos y naturales como es el caso de ceras de abeja de muy alta calidad para el cuidado de las uña.
     
  • Lor: es otra marca que cuenta productos para el cuidado de uñas y que es muy popular entre las mujeres.
     
  • Belweder: es otra cosmética originaria de Francia, que cuenta con una línea de bálsamos para labios muy famosa, así como cremas a base de cera de abeja para uñas y cutículas. “Nail”, “Zdorov”, "PhytoCosmetics”, “Spivak”.
     
  • Rio Profi: es una marca de origen Polaco que cuenta con una amplia gama de esmaltes para uñas, así como productos para el sellado de manicura y cuidados preventivos.

Formas de adquirir la cera abeja en crema

Son muchos los sitios en los que se pueden encontrar la cera de abeja en crema, tal es el caso de tiendas especializadas o dirigidas al uso de cosméticos para la manicura profesional. De igual forma, podemos encontrarla en farmacias ya que su empleo es común en el área de la podología. Por último si ninguna de estas opciones esta a su alcance siempre puede adquirirla mediante internet, existen muchísimas páginas webs y tiendas online que se encargan ofrecerlas.

Acerca de su uso cotidiano

Muchas veces las personas con una vida muy agitada y con muchas responsabilidades no suelen tener el tiempo necesario para cubrir necesidades básicas, como salir a pasear, hacer ejercicio, compartir en familia y por supuesto, enfocarse en el cuidado de su imagen u apariencia. Otra de las tantas virtudes de utilizar la cera de abejas en crema, es que puede ser utiliza para pulir, nutrir, suavizar, fortalecer las uñas y cutículas, todo de forma fácil y sin la necesidad de salir de casa o tener que asistir a centros de manicura profesional.

Modo de empleo

Es muy sencillo utilizar la cera como un artículo para cuidar y proteger la placa ungueal de forma convencional. Basta con tomar una pequeña porción de crema o pasta con los dedos, aplicándola haciendo movimientos suaves y circulares sobre cada uña, cutícula y piel que la rodee, haciendo que poco a poco se derrita y se adhiera.

También se puede hacer el limado de la forma como lo hace habitualmente, siempre tiene en cuenta que antes hacerlo se percate de retirar todo rastro pintura o esmalte que se haya aplicado con anterioridad para así partir de forma más ordenada. Se puede además recortar u poco las uñas si lo desea y luego meterlas durante algunos minutos en agua tibia acompañada de gotas del aceite natural que más le guste. Como paso final seque sus dedos con cuidado y ya luego proceda a pulir toda la superficie de la uña aplicando una pequeña cantidad de cera de abeja en crema sobre ella y frotándolas con algún pañuelo de gamuza.

Estos cuidados funcionan para proteger la uñas y ofrecerles un cuidado preventivo. Aunque va especialmente dirigidos para aquellos casos en que se presenten imperfecciones, desgastes en la superficie de la uña o exista una gran fragilidad en ellas. 

Si desea aprender de forma más detallada como sellar las uñas con cera, puede ver el video presentado a continuación:

Pasos para pulir de forma adecuada las uñas

Es un proceso muy sencillo y rápido. Lo único que necesita tener a la mano es la cera de abeja crema especial para pulido, su lima de goma preferida, un paño de gamuza y por supuesto seguir al pie de la letra las siguientes recomendaciones:

  • Primeramente se debe suavizar un poco las uñas y cutículas sumergiéndolas por un lapso de tiempo en agua tibia y agregando varias gotas de aceites naturales.
     
  • Seguidamente de esto, se recomienda recortar la placa ungueal con un  cortaúñas y luego limpiar un poco la superficie.
     
  • Agregando una pequeña porción de cera en sus uñas, cutícula y piel que las rodea, frótela suavemente hasta que se derrita.
     
  • Bruña sus uñas utilizando la parte gomosa de la lima. Trate de prolongar este procedimiento por un tiempo aproximado de un minuto. Una vez hecho esto, pase con sutileza la yema de sus dedo por la superficie de la uña; si esta logra deslizarse con total facilidad, significará que puede parar de pulirla. Intente no sobrepasarse con ese paso ya que podría acabar eliminando toda la capa de cera aplicada.

Algunas apreciaciones a tener en cuenta

La industria de la cera de abejas acoge una gran cantidad de comentarios alentadores por parte de mujeres y profesionales dedicados a cuidado de la estética corporal. A día de hoy, no existen análogos capaces de reunir las propiedades de curación, fortalecimiento, restauración y resultados externos que esta brinda.

Es por esto que se convierte en una herramienta fabulosa para el cuidado efectivo de las uñas y para la manicura en general, que es muy sencilla de usar y está disponible para todos.