Champú para el cabello normal.

Champú para el cabello normal

A todas las personas les encanta tener un cabello siempre en perfecto estado. Para ello, se tiene que tener siempre muy bien cuidado, y el champú juega un papel fundamental. Es crucial contar con un buen champú para tener el cabello en las mejores condiciones.

Lo más importante para cuidar el cabello, es saber qué tipo de pelo se tiene y de esta forma elegir, el champú más adecuado, porque no todos los cabellos son iguales, están clasificados desde normales, secos, grasos, maltratados y los que usan tintes.

Para cuidar el cabello se debe partir de la siguiente premisa: Al cabello, igual que a la piel, le afectan multitud de factores internos y externos. La alimentación, los medicamentos o las condiciones climáticas, además de los productos cosméticos que se usan pueden perjudicar el cabello. Por ello, es fundamental conocer el tipo de cabello y el champú más adecuado para su limpieza.

Encontrar el mejor champú para el pelo entre todas las opciones que se encuentran en las tiendas, puede ser una tarea difícil ya que se necesita uno adecuado para su tipo de cabello. Las opciones son infinitas. Los diferentes champús reflejan las diferencias individuales en la estructura del cabello, el contenido de humedad, y la producción de sebo. El truco está en dar con el champú adecuado. Los champús, como la mayoría de los productos modernos para el cabello, se formulan usando principios científicos. Cada uno de ellos beneficia al tipo de cabello para el que ha sido diseñado.

Uno de los champús más comúnmente utilizados es el champú para cabello normal, Este tipo de champú está presente en la gama de productos de muchas marcas especializadas en la producción de cosméticos. Su composición es el criterio principal para evaluar la confianza de un fabricante en particular. En el presente artículo, se intentará describir qué ingredientes incluidos en los champús para cabello normal son beneficiosos y cuáles son dañinos, y así, conocer las marcas de champú más populares.

Características del champú para cabello normal

Desde la antigüedad, se ha considerado el cabello como uno de los principales atributos de la belleza femenina. No es por nada que en el folclore haya tantos refranes y dichos sobre la belleza del cabello: “El cabello es el ornamento más rico de las mujeres.”; "Crece, llega a la cintura, no suelte ningún pelo", etc.

El principal producto para cuidar el cabello durante los últimos años es el champú. En el gran surtido de cosméticos para el cabello, se producen productos destinados a tratar o eliminar diversos tipos de inconvenientes del pelo como la caspa, debilidad, puntas abiertas, etc. Pero el champú para el cabello normal es el líder absoluto de ventas.

La definición de "cabello normal" implica que el cabello no causa ningún problema en particular.

Se considera que se tiene cabello normal cuando no tiene tendencia a la sequedad, es decir no se encrespa, ni se suelen abrir las puntas, ni sufre un exceso de volumen y por otro lado tampoco se apelmaza, con excesivo brillo e inclinación a quedar lacio. El pelo normal no es ni demasiado seco ni demasiado graso. La cantidad de sebo está, en efecto, en equilibrio y de este modo protege el pelo de forma natural. Es bastante suave al tacto y se desenreda con facilidad. En general, es fácil de peinar, brillante y poco eléctrico. Este tipo de cabello no suele dar demasiados problemas, aunque eso no significa que no requiera sus cuidados también.

No debe pensar que los cabellos normales no necesitan cuidados especiales. Si se lava el cabello con cualquier producto, cambia los champús con frecuencia y no cumple con las recomendaciones de uso, los problemas no tardarán en aparecer. Se recomienda dar preferencia a las marcas que se preocupan por la calidad de sus productos y utilizan ingredientes naturales.

Composición de los champús para el cabello normal

En esencia, los champús para el cabello son una mezcla de agua y surfactantes que eliminan la suciedad. Sus componentes más comunes son pantenol, colágeno, aminoácidos de queratina, complejos vitamínicos. Dependiendo de los aditivos que contenga como aceites, minerales y compuestos químicos, el champú trabaja con el propósito de eliminar el exceso de grasa, la normalización de las glándulas sebáceas, dando volumen o suavidad al cabello, haciendo más manejable.

El cabello normal requiere humedad, protección contra la radiación ultravioleta y contra los cambios de temperatura.

Además de los componentes tradicionales, muchas marcas añaden ingredientes adicionales, normalmente naturales, para aportar al cabello beneficios más intensos. Para este fin, se usan extractos de hierbas como manzanilla, ortiga, bardana, salvia, romero, caléndula, así como aceite de semilla de uva, ylang-ylang, jojoba, bergamota, árbol de té. En algunos productos tambiém se incluyen yema de huevo, miel, brandy, limón y jugo de manzana, cáscara de cebolla, y tiene un efecto positivo sobre el cabello.

En cuanto a las sustancias tensoactivas, también conocidas como surfactantes, ayudan a disminuir la tensión superficial de un líquido, permitiendo esparcirlo más fácilmente. La palabra surfactante es un anglicismo de la palabra surfactant que a su vez proviene de "Surface active agent" (agente activo superficial). Los principales tensoactivos usados en la elaboración de champú, son: aniónicos, catiónicos, noniónicos y anfotéricos.

Es mejor elegir un champú con el elemento sulfato de lauril trietanolamina, ya que es la más cuidadosa en relación con el impacto en la estructura del cabello, no causa reacciones alérgicas. Es un compuesto químico que actúa como detergente, o lo que es igual, el agente limpiador del champú. Su concentración puede variar entre el 0,001% y el 50% en productos de higiene personal. Tiene propiedades de tensioactivo aniónico que hace que al unirse al agua disminuya su tensión superficial, favoreciendo la disolución de sustancias poco solubles en este medio, como las grasas y los aceites.

La abreviatura TEM (abreviatura de trietanolamina) en la etiqueta garantiza una clase alta de detergente.

Hay que leer muy bien las etiquetas del producto que se vaya a adquirir, ya que si se indica que contiene Lauril Sulfate de Amonio o Laurenth Sulfate de Amonio, se recomienda abstenerse de comprar, ya que estos principios activos son muy agresivos y existe el riesgo de destruir la estructura del cabello.

Por lo general, estos productos químicos se utilizan en la producción de champús de baja calidad y más económicos.

Algunas veces, el lauril sulfato de sodio o el laurenth sulfato de sodio actúan como surfactantes y son uno de los ingredientes más controvertidos de los champús, debido a la publicación de ciertos estudios que han demostrado su toxicidad. En principio, estos compuestos se inventaron originalmente para lavar los motores de las máquinas, desengrasar las superficies y, según los científicos, son capaces de penetrar en el cuerpo a través del cuero cabelludo, afectando negativamente la retina del ojo.

En concreto, uno de ellos demostró que la exposición de 24 horas ante una solución con entre un 1-2% de SLS puede aumentar la pérdida de agua transepidérmica del estrato córneo (la capa más externa de la piel) y causar inflamación leve pero reversible.

Recomendaciones de uso

Existe la opinión general de que el cabello está realmente limpio, si hay una sensación de crujido después de lavarlos con agua. Desafortunadamente, esta creencia errónea, y por el contrario, indica daños en la película protectora exterior y que el cabello está reseco. Para prevenir esta condición, no abuse de los champús de la serie "dos en uno". Si su cabello necesita usar acondicionadores, es mejor dar preferencia a los productos por separado, en lugar de los mixtos y, preferiblemente, de empresas cosméticas reconocidas.

A continuación, se presentan algunos consejos para lavar el cabello: correctamente.

  • Antes de lavar el cabello, cepíllalo para eliminar las partículas de suciedad y restos de piel muerta.
  • Moja tu pelo con abundante agua.
  • Aplica el champú sobre la palma de tu mano y lava el cabello con las yemas de tus dedos (no las uñas), dando un suave masaje desde la raíz a todo el  cabello. Muy importante: Las raíces al estar en contacto con el cuero cabelludo están más sucias por lo que necesitan más limpieza que las puntas.
  • Enjuaga el cabello con agua tibia hasta eliminar por completo la espuma.
  • Si lo cree conveniente, repite el lavado para que quede perfectamente limpio.

Una excelente alternativa al acondicionador para el cabello puede ser el jugo de limón. Las proporciones óptimas son un limón por dos litros de agua. Este procedimiento asegura un fácil peinado, brillo y delicado aroma a cítrico.

Productos naturales para el cuidado personal

Recientemente, la popularidad de la línea de champús clásicos, llamados champús hechos a mano, está creciendo. Cualquier salón de belleza o spa que importante ofrecerá una gran variedad de opciones de champú sin productos químicos. De los champús más simples y naturales para el cabello normal, se pueden recomendar los que contienen infusión de ortiga o yema de huevo.

A continuación se explica cómo preparar champús caseros con ingredientes como la ortiga y yema de huevo:

Champú con ortiga

Para su preparación, debe verter tres puñados de hierba seca en un termo con agua hirviendo y dejar infundir durante un par de horas. Luego cuele el líquido a través de un tamiz, deje enfriar a una temperatura ambiente y agregue jugo recién exprimido de un limón. Después de aplicar en el cabello, se recomienda envolverlo con una toalla durante 30 minutos y dejar que se seque a temperatura ambiente.

La ortiga fortalece la fibra capilar y contribuye a la oxigenación del bulbo capilar, logrando una profunda limpieza. La ortiga provoca que los folículos pilosos se abran y sean capaces de absorber un mayor número de nutrientes, por lo que el pelo crece más sano y fuerte.

Champú con yema de huevo

Para preparar este champú, debe batir tres yemas de huevo y agregar una copa de brandy o coñac. La yema es una lecitina inherentemente natural, que envuelve la superficie del cabello, creando una capa protectora sobre él. El coñac también tiene propiedades de limpieza.

El huevo es un alimento que es muy rico en proteínas de calidad, por este motivo, al usarlo en el pelo, se refuerzan los folículos pilosos evitando que se rompa o que se debilite, por lo que el cabello estará más denso, con más cuerpo y más resistente.

Gracias al interesante aporte nutritivo del huevo, la melena se beneficiará de una apariencia mucho más nutrida y, por tanto, se verá más brillante y sedosa. Además, evita la caída del pelo debido a que fortalece cada mechón y lo nutre en intensidad, por tanto, el pelo estará mucho más fuerte. Además, gracias a su aporte en biotina, el cabello estará mucho más nutrido y saludable.

Adicionalmente, reduce la grasa ya que regula su producción de las glándulas sebáceas.

Igualmente, si agrega un par de cucharadas de jugo de cebolla al producto, el champú evitará la caída del cabello.

Champús mejor calificados en el mercado cosmético

Con el fin de identificar el mejor champú, se presenta una revisión de los productos de las marcas más populares de esta serie en el mercado de la industria cosmética.

Green Mama

La colección de la marca Green Mama tiene una gran selección de champús para el cuidado del cabello normal, pero el champú Birch and Strawberry tiene la mayor demanda. Sus componentes incluyen extractos de fresas, abedul, patas, lúpulos, así como pantenol y alatonina, que normalizan la producción de las glándulas sebáceas.

El fabricante afirma que con el uso regular del champú se obtendrá un crecimiento acelerado del cabello, debido al alto contenido de vitaminas. También los compradores elogiaron el delicado olor a fresa del cosmético.

Nivea

De acuerdo con los resultados de las pruebas del programa de televisión "Prueba de compra", los champús de la marca Nivea con el mejor cosmético en la línea de productos para el cuidado del cabello. Vea más sobre esta opinión en el siguiente video.

A pesar de que el champú contiene sulfato de sodio Laureth, el fabricante afirma que es un surfactante relativamente seguro. El champú también incluye ingredientes incoloros que se presentan en una botella transparente que permite observar el producto y los suplementos vitamínicos.

Weleda

La marca alemana de producción suiza Weleda ha creado un buen champú para el cabello normal sin surfactantes agresivos, adecuado para toda la familia. Están preparados con componentes naturales y orgánicos, que combinados con técnicas científicas permiten cuidar el cabello de la manera más natural posible, sin implementar químicos que lo dañen. La botella está equipada con un conveniente dispensador.

Pharma Green

A primera vista, el empaque del champú conquista por la apariencia de su botella, un color verde pálido y transparente con una etiqueta concisa. Como parte de sus ingredientes no se incluyen tensoactivos agresivos. El champú está certificado por Ecocert, lo que indica la naturalidad del producto.

Alerana

Entre los componentes del producto se encuentran el extracto de ortiga, bardana, aceite de árbol de té, pantenol, proteínas de trigo, aceite de semilla de amapola y lecitina. Este champú es adecuado para el cabello seco y normal. Después de usar el champú, quedará gratamente sorprendido por  brillo, vitalidad y volumen de su cabello, al tiempo que se mantiene suave y manejable.

Dove

El champú está enriquecido con un micro suero hidratante, que lo hace ideal para usarlo durante la época de verano. El principio activo del producto es Sodium Laurenth Sulfate, y el costo del producto no supera los 150 rublos.

Pantene

La marca Pantene desde hace muchos años ha liderado el mercado de productos cosméticos. Este champú aporta volumen al cabello, facilita su peinado, y le da mayor densidad. Los productos de esta marca son llamados repetidamente con el título "Producto del año". Los comentarios de los clientes indican una alta calificación de champú.

Gliss Kur de Schwarzkopf

La marca alemana Schwarzkopf ha establecido hace tiempo su producción en Rusia. Su champú es un elixir con un complejo de queratinas líquidas, es muy apreciado por los consumidores. Según los comentarios, no reseca el cabello, lo limpia delicadamente, y tiene un agradable aroma a aceite de rosa.

Olivia

El 93% de este champú profesional consiste en materias primas naturales. Se comercializa en Rusia importado desde Grecia. Su precio es bastante alto, pero se justifica por la ausencia de surfactantes agresivos, colorantes y siliconas. Este champú cuida el cabello, gracias a su contenido de extractos naturales de olivo, de flores, frutas y aceites.