¿Cómo hacer un gel de ducha en casa?

¿Cómo hacer un gel de ducha en casa?

Las modernas tiendas de cosméticos ofrecen una selección tan amplia de productos que es muy fácil conseguir el adecuado para cada gusto y presupuesto. Pero, ante tanta variedad, muchas mujeres se sienten confundidas, ya que no saben cuál producto elegir entre todas las funciones que cumplen, además, los ingredientes que incluyen estos cosméticos son tan diversos que muchas dudan de la seguridad y conveniencia de su uso en la piel, y para muchas es muy difícil encontrar productos que no causen alguna reacción alérgica

Por ello, muchas mujeres a veces piensan cómo aprender a preparar productos de cuidado personal en el hogar. Existen muchas ventajas al decidir elaborar cosméticos en casa, una de ellas es que se puede confiar plenamente en la composición de los productos, además, se puede ahorrar dinero. Cuando se trata de hacer cosméticos en casa, las opciones son muchas y el gel de ducha es una de ellas. Nada mejor que hacer su propio gel de ducha en casa y prepararlo con el aroma de su preferencia, añadirle hidratantes, vitaminas y convertirlo en su producto favorito.

El gel de baño es una lujosa alternativa a la barra de jabón y al aplicarlo con una esponja puede tener una ducha que se sentirá exquisita en la piel. Por otra parte, el gel de baño asegura una limpieza inmediata y efectiva. Además, muchas marcas comerciales de gel de baño contienen tantos ingredientes que no están debidamente probados o regulados, que hacer el propio en casa será una garantía de seguridad y calidad. Y por último, pero lo más importante, personalizar su gel de baño por poco o ningún costo lo que hará que lo disfrute aún más.
 

En este artículo, aprenderá  cómo hacer un gel de ducha con sus propias manos y podrá disfrutar de un cosmético natural, de calidad y efectivo.

Beneficios de los productos naturales

Un gel limpiador casero para la piel tiene muchas ventajas sobre el cuerpo. El gel de ducha hecho en casa es un producto que se adapta a sus necesidades en todos los aspectos. Al usarlo, se puede estar seguro de que el gel no causará ninguna reacción alérgica.

Hacer gel de baño natural en casa es rápido, sencillo y económico y tiene otra ventaja más: puede dejar de lado los químicos que resecan y dañan la piel. Muchos de los geles que se compran en las tiendas contienen químicos que lejos de hidratar la piel acaban por resecarla. Por eso, se recomienda crear productos caseros, de esta manera, el gel de baño natural será acorde a las necesidades de su piel y se asegurará que los ingredientes son 100% naturales.

El olor del producto también será un placer, ya que podrá incorporarle el aroma de su preferencia. Para ello, solo basta con agregar exactamente los aceites esenciales y aditivos que le gustan a la base neutra del gel y obtendrá el producto de cuidado corporal perfecto. De esta manera, puede preparar diversos tipos de gel para la ducha, por ejemplo, para las mañanas crear un gel ligero y vigorizante con un agradable aroma refrescante; y por la noche, crear un cosmético con aroma calmante y relajante. Además, al elaborar el gel de ducha en casa, puede hacer que tenga propiedades que ayuden con algunos inconvenientes de la piel como la celulitis o las erupciones cutáneas.

También es importante mencionar que usted puede elegir los ingredientes naturales y necesarios en su composición. El gel casero, creado a partir de ingredientes naturales, será la fórmula más inocua para la piel.

El gel casero también se puede utilizar en la piel del bebé, ya que permite limpiar suavemente su delicada piel haciéndola más suave, limpia y aterciopelada.

Otro beneficio del gel casero es su precio, ya que le costará mucho más barato que un producto comprado en una tienda. Incluso si decide agregar varios aceites esenciales y componentes suavizantes para la piel en su gel casero, el precio final seguirá siendo más bajo que cuando compra un gel de una marca de renombre. Además, al hacer el gel en casa, se asegurará de pagar por los componentes reales y no por un supuesto ingrediente de un producto comercial en un empaque espectacular.

En general, el gel de ducha casero es una excelente opción para toda la familia. Puede hacerlo de acuerdo a las necesidades individuales de cada miembro de la familia e incluso puede servir de regalo para complacer a algunos de sus amigos.

Métodos de preparación del gel de ducha casero

Actualmente, existen muchas formas de preparar su propio gel de ducha. A continuación, se presentan algunas de ellas:

Gel de ducha con base de jabón

La forma más sencilla de preparar su propio gel de ducha casero es simplemente tomar una base especial y agregarle los componentes naturales que más le gustan. Es posible encontrar esta base para el gel en tiendas especializadas de cosméticos orgánicos, o puede realizar un pedido de esta base en tiendas en línea. Algunas mujeres comentan que utilizan la "Base líquida de jabón orgánico de Castilla" (a base de agua, sosa y aceite de oliva) y han tenido buenos resultados. Esta base no hace falta diluirla mucho, solo bastará con calentarla hasta treinta grados y mezclarla con los otros ingredientes de su elección.

Para preparar un buen gel, además de esta base, necesitará una cucharada de aceite de aguacate, sal de roca y unas gotas de éter. Cuando la base esté caliente, puede agregar todos los aceites para que se intensifique su aroma.

La siguiente etapa consiste en mezclar todos los ingredientes. Este paso debe hacerse cuando la mezcla se haya vuelto más homogénea y la turbidez haya desaparecido. En esta etapa, agregue sal y bata suavemente la solución. Luego, debe verter la mezcla resultante en una botella limpia y bien desinfectada. Antes de usar el producto, se le debe dar tiempo a que la mezcla se asiente, y solo después de un par de horas se puede usar el gel.

Gel de baño a partir de jabón común

Para hacer un gel casero, es mucho más económico usar jabón para bebés. Para una botella de gel, necesitará un pedazo de jabón común para bebés. Al elaborar este tipo de gel, debe prestar atención a los demás ingredientes que va a usar, ya que no deben tener olores ni componentes sospechosos. Y si tiene un hijo en casa, simplemente puede utilizar algunos restos de jabón (como los trozos pequeños que siempre quedan) y utilizarlos para preparar su producto de cuidado e higiene

Es posible complementar este gel con hierbas y aceites esenciales. Además, no se olvide de agregar un poco de glicerina a la mezcla ya que suavizará su piel y la mantendrá aterciopelada al tocarla. Las hierbas que vaya a utilizar deben adaptarse a su tipo de piel y sus necesidades especiales. Puede ser menta, celidonia o melissa. Para preparar el gel, necesitará diez cucharadas de hierbas secas.

Los aceites esenciales se pueden elegir según su criterio y preferencias. Es necesario prestar atención no solo al efecto que dan estos aceites, sino también a su olor. Si el aroma es demasiado áspero o desagradable, no se recomienda utilizarlo, incluso si sus propiedades se ajustan perfectamente a sus necesidades.

En la preparación de algunos geles de ducha hará falta utilizar algún método de cocción, a continuación se detallará los pasos del método de cocción:

  • Primero necesita hervir las hierbas. Llene una olla con agua limpia y la mezcla de hierbas secas, ponga la olla a fuego lento. Después de hervir, retire la decocción de la estufa y deje que repose durante media hora.
  • Después de eso, el líquido resultante debe filtrarse para que no entren hojas de hierba en el gel. A continuación, agregue el jabón, para ello, ralle con un rallador y vierta los copos resultantes en una olla y luego incorpore el líquido de las hierbas. Coloque de nuevo a hervir todo. Esta vez es necesario hervir hasta que la mezcla se vuelva homogénea.
  • Cuando esto suceda, debe agregar una cucharada de glicerina y la cantidad de aceite esencial que necesite. Cuanto más aceite agregue, más rico será el aroma, así que trate de no exagerar.
  • Finalmente, solo debe dejar que el gel se enfríe para luego verterlo en una botella limpia. Recuerde que aunque la mezcla resulte demasiado líquida, no debe preocuparse, ya que se espesará después de que se enfríe.

Tanto el gel con base o hecho con jabón común  son recetas muy simples de preparar, por lo que al intentar hacer el gel cosmético en casa no representará una gran dificultad.

Vea el siguiente video sobre cómo hacer un gel de ducha en casa.

¿Cómo almacenar el gel de ducha casero?

Un paso importante en la elaboración de un gel de ducha casero es su preservación y almacenamiento. No basta con saber hacer un gel, también es necesario tener en cuenta las particularidades de su almacenamiento. Esta etapa asegurará que el producto no se eche a perder, dure por mucho tiempo y pueda ser utilizado con total seguridad.

Para ello, en primer lugar, vierta el gel en botellas de vidrio con densas paredes oscuras y manténgalo en un lugar fresco donde no quede expuesto a la luz directa del sol .

Pero incluso, almacenarlo en estas condiciones, no garantiza su durabilidad, ya que los cosméticos caseros sin conservantes no duran mucho tiempo. Si desea que su producto dure tanto tiempo como el gel comprado en la tienda, entonces debe incorporarle un conservante especial. Se puede comprar en el mismo lugar que adquirió la base.

El gel de ducha hecho en casa le permite experimentar mucho. Puede agregar sus aceites o perfumes favoritos a la base, cambie la receta en cada ocasión, experimente y sorpréndase a usted misma y a sus seres queridos con nuevos aromas deliciosos.