¿Cómo preparar maravillosos jabones con tus propias manos?

¿Cómo preparar maravillosos jabones con tus propias manos?

En la vida cotidiana, las personas usan constantemente diversos productos químicos. Diariamente, se utilizan como medios para el higiene personal, para lavar los platos, el piso y, por supuesto, la ropa. En cada una de las actividades que realizan las personas estan en contacto con sustancias tóxicas. Quizas no afectan nuestra salud y condición en general de inmediato, pero el uso habitual de productos cuyos componentes sean tóxicos y peligrosos pueden ocasionar daños en el largo plazo, por ello, debemos tener cuidado con el uso de tintes para el cabello, cosméticos, champús y bálsamos para el cabello, entre otros, este tipo de sustancias se liberan en el cuerpo a través de la piel, sin duda, afectan negativamente al cuerpo en su totalidad y pueden ser la causa de diversas enfermedades. El jabón casero es aquel que se prepara con los métodos y procesos tradicionales, con ingredientes vegetales naturales y estan libres de agentes químicos.

Para muchos una manera de evitar el impacto negativo de estas sustancias en el cuerpo es fabricando algunos productos usted mismo. Uno de los más simples y sencillos es la elaboración de jabones caseros. Hacer jabones en casa es una tarea si se quiere sencilla y fascinante, son productos indispensables para todos, parte importante de nuestra rutina de cuidado e higiene diario. De allí, que al conocer y dominar el procedimiento para la elaboración de jabones en casa, puede evitar reacciones alérgicas desagradables a los productos que acostumbra a comprar, así como disfrutar del arte de la fabricación de estos maravillosos jabones. 

Tipos

Podemos encontrar una gran variedad y tipos de jabones hechos en casa, cada pieza o barra de jabón son creados para satisfacer hasta los gustos más exigentes, así como para un propósito específico. Hay jabones elaborados exlusivamente para tratar algunas enfermedades o problemas en la piel, hechos a base de miel, leche y manzailla. Son excelentes para combatir los daños causados por el medio ambiente y alivian las irritaciones. Este tipo de jabón es perfecto para pieles secas y normales.  

Puebe preparar en casa jabones para diferentes fines, como aquellos jabones en crema, exfoliantes, y hasta jabones anticelulíticos. También puede hacer jabones para adultos y para niños, los jabones para niños son recomendados para aquellos que sufren de alergías y constantes irritaciones. 

Uno de los jabones usados con frecuencia son los de glicerina, pero se debe ser cuidadoso con si uso, debe ser utilizado con moderación, ya que a pesar de sus propiedades y beneficios tienen alto grado de hidratación, asimismo, tonifica y le otorga elásticidad a la piel. El jabón de glicerina tiene varias contraindicaciones y posibles efectos secundarios. Es especialmente peligroso usarlo en la piel inflamada y sensible, y si se usa excesivamente, la piel se reseca, privando a la capa externa de humedad. Al prepararlo en casa, debe considerar que el porcentaje de glicerol no puede exceder el 5% y en ningún caso debe mezclarse con sustancias que contengan silicona. Sin embargo, no debes tenerle miedo: con un uso moderado este será muy útil. La elaboración de jabones caseros con glicerina puede resultar muy satisfactoria ya que cuidarás la salud con un producto totalmente natural.

Beneficios

Evidentemente el jabón que se adquiere en las tiendas con frecuencia está lejos de ser ideal, por esta razón, un jabón hecho en casa puede darnos la seguridad que fué elaborado con ingredientes naturales y no tendrá efectos secundarios en nuestra piel. Hay otras ventajas irrefutables, estos jabones, en contraste con los que compramos, ofrecen más beneficios y tienen deliciosas fragancias. La fabricación de jabones caseros es una actividad que ha despertado el interes de personas de cualquier edad, y en su preparación puede utilizar una gran cantidad de aditivos, aromas y colorantes para así crear hermosas formas y figuras, el resultado no será un jabón de baño común, sino una obra de arte original.

Proceso de fabricación

Los jabones caseros se hacen a partir de álcali y grasas naturales. Muchos principiantes pueden preparar jabones a partir de una base de jabón ya hecha, que también puede ser reemplazada con jabón para bebés. En el mercado moderno se ofrecen muchas opciones para la creatividad, incluidos kits especiales para la preparación de jabones para principiantes.

Kit básico para la fabricación de jabón

Un kit de fabricación de jabones estándar es bastante simple. Lo principal es tener un recipiente adecuado para mezclar todos los ingredientes, para su preparación las materias primas necesarias son la base o el jabón para bebés, aceites y aditivos (lo ideal es que estos sean naturales) y los moldes para darles al jabón la forma deseada. Es importante engrasar los moldes para sacar con facilidad los jabones una vez que estos esten listos. Es bueno tener alcohol a la mano: ayudará a eliminar las burbujas en la superficie de los jabones, si aparecen mientras se mezcla la composición.

Es recomendable añadir ... 

En la preparación de jabones caseros debe incorporar aditivos adecuados para obtener el tipo y diseño de jabón que más le guste. Las opciones más comunes de jabones son los que estan hechos a base de hierbas secas como la celidonia, hilo, manzanilla, así como con sal marina. Estos se pueden usar como exfoliantes, ya que los granos de sal y las hierbas limpian la piel de la suciedad, por lo que el efecto del jabón de sal será doblemente útil. Asimismo, puede preparar el producto con leche de cabra o con arcilla o miel. Tales herramientas serán muy útiles si su piel es propensa al enrojecimiento y la erupción, ya que eliminarán la irritación.

Otra manera de preparar un jabón único es agregarle tintes o colorantes. La fabricación de jabón es un proceso muy creativo, y con los tintes obtendrá un resultado hermoso e interesante. Un jabón decorativo no solo complacerá sus ojos cuando lo use, sino que también puede ser un excelente regalo para cualquier ocasión.

Tintes naturales:

  • Hierbas verdes.
  • Blanco - arcilla (blanca) o leche en polvo.
  • Naranja - aceite de espino amarillo o jugo de zanahoria.
  • Rosa y burdeos - arcilla (rosa), remolacha rallada o su jugo.
  • Amarillo - la cúrcuma le dará un rico color, pétalos de caléndula.
  • Marrón - café (molido), cacao en polvo.

Si desea decorar un jabón casero para obsequiar, puede hacerlo insertando una imagen impresa en la muestra aún no congelada. También en el jabón se pueden colocar conchas de limones, naranjas, sandías y otras frutas o flores, dependiendo del olor del jabón. Otra variante para la decoración de los jabones son los adornos de fantasía en el interior del producto como remolinos de colores, esta es una técnica sencilla con la que se consiguen unos jabones muy vistosos, solo se deben combinar los colores que más te gusten y te quedará un jabon con remolinos 100% personalizado. Y si hace alguna inscripción en la parte superior, por ejemplo, con el nombre del destinatario del regalo, será aún más agradable.

Instrucciones paso a paso con fotos

Para elaborar un jabón clásico necesitas:

  • Base de jabón.
  • Molde de las formas o figuras de tu gusto.
  • Aceite esencial.
  • Colorantes.

Pasos para su fabricación:

  1. Añadir los aceites esenciales a la base del jabón.
  2. Agregue un colorante a la preparación y mezcle suavemente para evitar que se formen burbujas de aire dentro de la misma.
  3. Verter la mezcla en moldes pre-lubricados o engrasados. Si quieres que la superficie sea perfectamente lisa, esparce un poco de alcohol por encima.
  4. Retire el jabón del molde. Hecho! Este jabón es adecuada no solo para lavarse las manos, sino también para lavar lana y textiles.

Te ofrecemos un tutorial o clase magistral donde te enseñaremos como preparar jabones en casa de glicerina de maner rápida y sencilla. En cada paso se indicará que debes hacer para crear un excelente jabón que se puede usar a diario, inclusive para rasurarte. Usted solo necesitará:

  • Una pieza de jabón para bebés o base de jabón.
  • 2 a 3 Cucharas de aceite esencial, como el aceite de oliva natural, aceite de semilla de uva, almendra, rosa mosqueta, espino amarillo, cedro, palma y otros.
  • 1 cucharada de glicerina.
  • 50 ml de agua hirviendo.

Lo que debe hacer primero es preparar las materias primas: mezcla alcalina (mezcle la glicerina y la base; si usa jabón para bebés, hágalo fundir previamente) y los aceites, y luego caliéntelos a 40 grados por separado. Poco a poco agregue alcalina a la mezcla de aceites, sumerja la licuadora en un tazón y mezcle el contenido durante tres minutos utilizando aproximaciones durante unos segundos.

Vierta una cucharadita de aceite de canela en la solución terminada esto le va aportar olor. En este paso, puede poner en practica cualquiera de sus ideas: use tintes u otros aditivos para obtener el resultado deseado. Después debe mezclar de nuevo, vierta la mezcla en el molde, previamente lubricada con aceite de oliva, envuélvala con una toalla o manta y deje que se compacte por un día.

Existen muchas maneras de preparar un jabón casero, pero cada una de ellas tiene sus caracteristicas propias a las que se les debe prestar atención. Hay muchas formas y figuras muy interesantes para crear jabones, todos encontrarán algo que les guste.

Aquellos que viven lejos de la ciudad, una manera de preparar jabones es a través de la cocción con cenizas.

Es muy bueno y limpia rápidamente la suciedad, dejando una sensación de pureza y frescura. Para cocinarlo, debe recoger un tercio de un cubo de ceniza de madera (solo madera, la mejor ceniza son las de árboles de hoja caduca) y verterlo en la parte superior, eliminando las piezas emergentes. Se debe permitir que la ceniza se prepare durante unos tres días o que cocine la mezcla hasta que se vuelva jabonosa al tacto. Esto tomará una hora o un poco más. Es importante diluir la lejía con agua de 1 a 10 o más, de lo contrario puede ocasionar una fuerte irritación. Entonces no es necesario agregar olores naturales y aditivos útiles al producto y dejarlos compactar en los moldes por más de un día.

Si deseas combatir la celulitis y para bajar de peso use jabón con virutas de naranja. La piel de la naranja tiene muchas propiedades entre las que destacan la exfoliación, limpieza y masajea suavemente la piel.

Para preparar este jabón, necesitamos los siguientes ingredientes:

  • Base de jabón (preferiblemente transparente).
  • Aceite de semilla de uva.
  • Cáscara de naranja.
  • Aceite esencial de naranja.

Triturar la ralladura de la naranja con la ayuda de una licuadora o en un molinillo de café. Preparar 150 gramos de base de jabón, fundirlo y agregar aceite de semilla de uva. Vierta una cucharadita de cáscara de naranja en la base y mezcle bien. Esto no solo le dará un olor natural, sino que también le dará color al jabón en un tono naranja claro, para que pueda prescindir de otros tintes. Cuando la base se haya enfriado ligeramente, agregue unas gotas de aceite esencial de naranja.

Después proceda a preparar los moldes y colocar la mezcla resultante. En caso de que aparezcan burbujas en la superficie, pase un pañito humedecido con alcohol con mucho cuidado. Espere hasta que se haya enfriado y compactado completamente y saque el jabón hecho a mano de los moldes. Empáquelo al día siguiente.

Otro jabón que actúa como una especie de esponja vegetal (toallita natural), no produce alergías, es ideal para todo tipo de piel y remueve perfectamente las células muertas, se obtiene mezclando harina de avena a la base del jabón. La harina de avena debe triturarse en un molinillo de café antes de agregarla a la base del jabón. La avena es un exfoliante natural, por ello la piel se vuelve más suave y sedosa. Resulta ideal para pieles sensibles y grasas, ya que limpia en profundidad y favorece la hidratación de la piel.

El jabón de Alepo es una de las variedades de jabones caseros. Este es  considerado uno de los más delicados y adecuados para la piel delicada, y su receta es simple: 100% de aceite de oliva y una cantidad de álcali calculada con precisión. El jabón allepo se diferencia del castellano en que contiene aceite de laurel.

El aceite de laurel se toma en varios porcentajes. Para aumentar el efecto antiséptico y antibacteriano del uso del jabón de Alepo, agregue un porcentaje mayor. Estos jabones se recomiendan tradicionalmente para limpiar y cuidar la piel grasa y problemática.

Otra opción, similar al jabón castellano, es el jabón marsella. A diferencia del castellano, no contiene 100% de aceite de oliva, pero no menos de 72%. Es muy suave y agradable, y lo más importante es que no tensa la piel después de la aplicación. El proceso de su preparación es similar al de Alepo.

Para los amantes de el dulce y de los olores exóticos de seguro les encantará un jabón de chocolate. Este es un antioxidante natural, lo que proporciona una apariencia hermosa. Asimismo, mejora el estado de ánimo, estimula la producción de serotonina ("la hormona de la felicidad") y también vigoriza y aumenta la circulación sanguínea.

Para su preparación los ingredientes requeridos:

  • 500 g de base de jabón.
  • 50 g de chocolate negro.
  • 1 cucharada. cucharas de cacao.
  • 0.5 cucharadas cucharas de aceite de coco.
  • 50 ml de aceite de germen de trigo.
  • 10 gotas de aceite esencial (lavanda, menta, bergamota, canela, ciprés, cilantro, cardamomo o hinojo).

Primeramente, debe triturar y derretir la base del jabón. Una vez derretida, agreguele el chocolate negro previamente rallado, debe mezclar hasta que adquiera una consistencia suave. Luego, vierta el cacao, agregue el aceite de coco, mezcle y vierta el aceite de germen de trigo. Tan pronto como la mezcla vuelva a ser homogénea, retirela del baño de calor o agua, agregar el aceite esencial, deje enfriar un poco antes de verter en los moldes.

Una opción será agregar café molido en lugar de chocolate y cacao. Con ello creará un jabón con un delicioso aroma a café. Entre las propiedades del jabón de café encontramos que tonifica la piel además de aportar firmeza y vitalidad. El olor de tal jabón es único e inusualmente atractivo e incluso despierta el apetito, después de cerrar los ojos, puede imaginar que está tomando café recién hecho y comiendo un delicioso pastel.

Los jabones preparados con fragancias y elementos decorativos florales son muy comunes y apreciados. Este tipo de jabón es usualmente algo gelatinoso, transparente, y cada flor y hoja de hierba se pueden ver en él. Los jabones de manzanilla y lavanda son los favoritos por sus fragancias y beneficios que se les atribuyen. La magestuosidad de los aromas florales hacen que las personas sientan que estan en presencia de un jardín repleto de flores frescas.

Existe una manera muy fácil, sencilla y económica de combatir o hacer frente al acné, y esto es gracias a los jabones caseros preparados con carbón activado. El jabón de carbón activado limpiará profundamente tu piel. Es un productor perfecto, de origen vegetal capaz de absorber bacterias, tóxicos o químicos. Para su preparación, siga las instrucciones de la receta estándar, pero antes de agregar aceites y otros aditivos, debe verter tabletas de carbón triturado en la solución. Si usa este jabón con regularidad, en una semana, las áreas problemáticas de su cara y cuerpo se reducirán notablemente, y después de un tiempo olvidará que una vez tuvo acné en la piel. En tal jabón también es una buena idea agregar aceite de lavanda para consolidar y potenciar la acción del carbón.

Los visitantes o turistas frecuentes al hammam saben que es habitual utilizar el jabón beldy negro nacional marroquí. Este jabón actúa simultáneamente como exfoliante, crema para la piel y también limpia perfectamente. Para hacer un análogo del beldy en casa, solo necesitas los siguientes ingredientes:

  • 100 gramos de jabón de bebé rallado.
  • 150 ml de té verde (elaboración de la cerveza).
  • 0.5 cucharadita de jengibre seco.
  • 50 gramos de eucalipto molido.
  • 20 ml de aceite de oliva.
  • 40 gotas de aceite de eucalipto.

Etapas de cocción:

  1. Verter en un recipiente el jabón picado con té y derretirlo en un baño de agua. Una vez que la mezcla se vuelva homogénea, retírala del fuego.
  2. Añadir el jengibre y el eucalipto triturado.
  3. A medida que la mezcla se enfríe, agregue aceite de eucalipto y mezcle bien.
  4. Vierta la mezcla en un frasco, cierre bien y coloque en un lugar oscuro durante 10-12 días.

Tan pronto como el beldy esté listo para su uso, adquirirá su famoso color oscuro. Este jabón tiene una consistencia muy inusual: algo entre el jabón líquido y sólido. Podemos decir que es un soufflé, pero no tan ligero. Antes de aplicar el beldy, debe vaporizar el cuerpo, luego tomar un poco de jabón y aplicar una pequeña cantidad de espuma sobre la piel. Espere unos minutos y use un paño húmedo para masajear todo el cuerpo. Puede dejar el producto por unos minutos más, luego enjuague y disfrute el efecto.

Errores tipicos en la preparación de jabones caseros

La regla principal que debe cumplir es que no se debe descuidar la cocción ni alterar este proceso, porque el resultado no será el más agradable. 

Es recomendable que coloque la cantidad necesaria y conveniente de cada uno de los ingredientes, no debe abusar de aceites y aditivos. El exceso en las cantidades no dará el efecto cosmético deseado, no limpiará y los olores de sus componentes se interrumpirán entre sí y se fusionarán en una sola fragancia incomprensible y desagradable. Asimismo, un producto mal preparado puede causar alergias. En el caso de que el jabón que se vaya a preparar es para uso exclusivo de niños, no debe incluir aceite en su preparación. 

Otro error que no debe cometer a la hora de preparar un jabón casero, es agregar una gran cantidad de hierbas y otros componentes sólidos en la composición. Esto hacer que la piel se reseque, causa irritación y pequeñas heridas. 

Debe tener mucho cuidado con los tintes naturales, ya que a menudo dan el resultado incorrecto, que está previsto. Muchas personas usan pétalos de rosas rojas o té de hibisco para colorear y obtener un tono rojo, pero en realidad los primeros emiten un color gris sucio, y el segundo da un color verde sucio. Por ello, debe prestar especial atención cuando vaya a darle color a los jabones. 

En el siguiente video se puede ver una clase magistral detallada acerca de cómo preparar jabones en casa. 

Otro punto muy importante a considerar es el almacenaje de los jabones, este debe ser adecuado para que su composición no se altere, ya que esto podría causar que tanto el color como el olor cambien notablemente. Los jabones no deben estar expuestos directamente a los rayos ultravioletas ni al calor, lo ideal es que esten en una habitación fresca o en un armario. El jabón hecho a base de té de hierbas no debe hacerse inmediatamente y mucho menos, si no lo va a usar pronto. Tiene una vida útil muy limitada, no más de dos meses.

Si optas por derretir los restos de la base, asegúrate de esta sea hecha con los ingredientes que necesitas.

¿Cómo usar las sobras de jabón?

Generalmente, no usamos todo el jabón siempre qudan restos. No los bote ya que estos pueden ser de gran utilidad, los podemos usar para preparar un nuevo jabón, tanto sólido como líquido.

Inicialmente, necesitas:

  • Agua (caliente).
  • Leche.
  • Contenedor para el producto terminado.
  • Turco.
  • Formas o figuras de silicona.

Para la preparación de un jabón líquida, tome agua, los restos de jabón y leche en una proporción de 2: 2: 1. Ralle los restos de jabón con un rallador fino y coloquelo en un recipiente. Luego de eso, llene con agua caliente, agite bien el recipiente para disolver las virutas en el agua. Deje la mezcla durante dos o tres horas; revuelva periódicamente el contenido del recipiente hasta que la mezcla sea completamente homogénea. Con el tiempo, el jabón se disolverán por completo y será posible verter la leche, los aceites esenciales y usarlos como jabón líquido.

Para preparar un jabón sólido o barra de jabón, lleve las pastillas de jabón con agua hirviendo y deje que se disuelva, revolviendo cada 15 minutos. Después de un par de horas, vierta la mezcla en los moldes de formas y colóquela en un lugar frío hasta que se endurezca la mezcla. En un par de días, tu jabón estará listo.

Un kit para fabricar jabones puede ser un gran regalo para usted, sus amigos e hijos. La compañía rusa Molly ofrece una gran selección de diferentes kits, entre ellos "Blackberry and Strawberry", "Helicopter and Airplane", "Racer", "Fruit", "Ocean", "Sweets", "Ray", "Crocodile and Hippo" y otros.

Opiniones y comentarios de clientes

Los amantes compradores de la marca Molly aseguran que el proceso de cocción para la elaboración del jabón es muy fácil, simple y rápido, y comenzaron a usar el jabón resultante inmediatamente. Los juegos incluyen todo lo que se necesita, incluye instrucciones paso a paso que no causa dificultades incluso para un niño. Además, a muchos usuarios les gustó el olor del producto terminado: en los kits de Molly, se utilizan principalmente olores de bayas.

Los jabones caseros en su mayória se preparan con aceite de oliva o coco, estos poseen una serie de vitaminas que son muy positivas para la piel y el cuerpo de las personas, pero no solo eso, sino que estos jabones ayudan a curar ciertas dolencias de la piel tales como psoriasis, dermatitis, acné, asimismo, humectan la piel. También se pueden usar para curar algunas heridas de la piel. 

Puedes tener talento para crear hermosos jabones con deliciosas fragancias, no temas en ponen en practica tu ingenio y creatividad. La elaboración de jabones además de ser un pasatiempo agradable y gratificante, también puede ser una actividad lucrativa que te garantice el éxito en los negocios. Si tienes miedo de comenzar a hacerlo tú mismo por medios improvisados, compra kits especiales con ellos puedes desarrollar tu creatividad y no dudes en unirte a esta actividad mágica.