Pedicure tradicional

Pedicure tradicional

El mantenimiento de los pies no abarca únicamente la apariencia bonita o atractiva de las damas, aunado a esto engloba la parte de aseo. En el proceso de la pedicure profunda tradicional, aparte de erradicar las imperfecciones cosméticas del pie (piel muerta, rugosa, manchada o cutícula en las uñas), adicionalmente se obtiene un beneficio de sanación: La curación de la zona afectada, la cual es altamente vulnerable al cultivo de bacterias y virus, que generan epidemia por hongos. La piel sin vida se asea entre cada uno de los dedos, previniendo así los olores desagradables.

¿Qué es una pedicure tradicional?

La pedicure es un tratamiento cosmético superficial de las uñas de los pies. Es decir, no trata exclusivamente de las uñas de los pies, sino de su cuidado integral. De hecho, el término pedicure viene del latín y significa literalmente cuidado de los pies. Uno de los primeros pasos en la pedicure es la evaluación de las uñas y la piel. Esto permite que una decisión que debe tomarse en cuanto a qué plan de tratamiento que se requiere para el cliente. Al llevar a cabo la evaluación se debe mirar: la longitud y forma de la uña, el estado de la cutícula, el color de la piel y el estado de la circulación.

Gran número de personas tienen conocimiento de que se trata una pedicure. Requieres efectuarlo frecuentemente, sin embargo un número reducido de personas lo pone en práctica. La hermosura y salud de una dama no necesariamente se mide por lo bonito que tiene los pies, adicionalmente se toma en cuenta la adecuada realización de este método. La pedicure tradicional contempla retirar la cutícula en el borde de las uñas. A esto se refiere cuando se habla de pedicure tradicional para el mantenimiento de los pies, es importante no cortar el tejido sano de los pies: talones, en el borde de los dedos y en las almohadillas.

Es relevante conocer, que al momento de ejecutar una pedicure, los restos de piel innecesaria se remueve, sin embargo la misma no se corta por ningún motivo. La herramienta ideal para ejecutar este procedimiento es una piedra pómez o un flotador, es inaceptable la utilización de cuchillas y tijeras. Existen varias cuchillas para quitar delicadamente la piel inútil de los talones, ahora no quiere decir que su uso sea indispensable. Una vez removido la excedencia con este procedimiento, con frecuencia se cercena una película de células vivas, junto con una de las capas más superficiales de la epidermis. El cuerpo humano comienza un procedimiento de regeneración perfeccionada, que ocasiona el nacimiento de forma veloz de una piel con un nivel más intenso en cuanto a lo áspero, en un tiempo record.

Es necesario cuidar los talones gruesos de forma lenta pero segura. Es mejor remojarlos pies en agua tibia y luego frotarlos con una lima gruesa para eliminar la zona aspera.

Características

La pedicure tradicional se caracteriza por una variedad bastante integra en lo que al mantenimiento de los pies se refiere, La remoción de la piel envejecida, eliminar la cutícula y al finalizar el procedimiento hidratando los pies.

Los beneficios de esta variedad de mantenimiento completo de los pies:

  • Se le dedica un tiempo para descansar y mimar los pies.
  • La persona se relaja y también mejora su estado anímico.
  • Con el masaje se incrementa la circulación sanguínea y mejora la oxigenación del cuerpo.
  • Mejora la textura de la piel y disminuye la callosidad.
  • Evita uñas encarnadas.
  • Ayuda a desinflamar, drenar líquidos retenidos y liberar toxinas del cuerpo.

Otro beneficio al optar por una pedicure tradicional, es su pronta ejecución. El tiempo promedio en el tratamiento (incluyendo la aplicación de la pintura de uñas), se lleva entre 50 minutos a 60 minutos.

Por otro lado, el procedimientos tradicionales poseen sus inconvenientes: cercenar la cutícula con pinzas. Las extremidades inferiores se ensucian en mayor medida a diferencia de las manos, es por ello que los pies están propensos a contraer infecciones. Lo bueno de realizar este procedimiento en el hogar es que sus herramientas son de su confianza y conoce su procedencia, por el contrario cuando se realiza en una ética profesional del experto, cada vez que se atiende un cliente hay que esterilizar las herramientas.

Si en salón emplean un recipiente para sumergir los pies en agua caliente con el fin de hacer más manejable la piel, la probabilidad de adquirir una enfermedad con hongos es alta, que si se utiliza un baño común. Sin embargo al esterilizar las herramientas en una máquina, no es posible erradicar la totalidad de las bacterias. Las uñas corren el riesgo de perder su forma original, con un alto riesgo de que hallarse una infección.

Tipos de pedicure

La pedicura al estilo Europa, es una versión de los tradicional pero elegante. Las extremidades inferiores son tomadas en cuenta en todo el procedimiento de aseo, salvo en un corte de cutícula. Esta última se remueve sin emplear pinzas, al contrario se utiliza una espátula de madera.

Para dar inicio, se coloca vapor en la piel que está en el contorno de las uñas, se desplaza hacia el borde y seguidamente se aplica una solución fuertemente suavizante, la cual facilita el removido de la piel vieja sin necesidad de emplear tijeras o cuchillas. Este método aparte de prevenir las heridas y los contagios de infecciones originadas por virus riesgosos, adicionalmente minimiza el crecimiento de la cutícula, incrementa su delicadeza y elasticidad. Lo contrario sucede al cortar la cutícula, ya que la misma se regenera más dura.

La pedicure clásica difiere de la combinada en que se realiza completamente de forma manual.

La pedicure mixta esta contempla aparte de lo que se conoce comúnmente, un procedimiento que incorpora maquinas. Previo a sumergir los pies para su baño, estos son limados por una máquina, este método se ejecuta si se considera que la piel esta muy dura.

Un tipo de pedicure tradicional y pedicure tipo spa. Hace una conjugación del procedimiento cosmético de los pies con un somnífero masaje en la zona, para este se emplean aceites y cremas especiales. Este método se caracteriza por erradicar el cansancio, mitiga la inflamación y establece la imagen integra de la piel, gracias a la hidratación total y las soluciones utilizadas para el masaje. Se ejecuta posterior al todo lo que contempla una pedicura completa.

¿Cómo ejecutarla?

Indiferentemente en el lugar donde decida hacerse una pedicure, en su casa o en la estética de su preferencia, debe estar en conocimiento que dicho mantenimiento debe comenzar con un baño antiséptico de pies y manos. No importa si previamente utilizo jabón para asearse, ya que el producto antiséptico aniquilará el 95% de la suciedad y 50% de jabón. Contemplar otras opciones es perder el tiempo.

¿Cómo es el método para la pedicure?

•    Si las uñas poseen un esmalte gastado, de ser así se remueve.  Empleando una lima para uñas (las que se utilizan para las uñas de los pies es de grano medio, entre 180 y 150 de gramaje), se frota en extremo de la uña, posteriormente se unta una loción suavizante alrededor de las uñas de las manos y los pies por un tiempo de 05 minutos.
•    Se aplica una solución para pedicura (shampú normal) al recipiente dispuesto con agua templada, la piel tibia es más dócil y suave para manipular, ahora bien si te resulta incómodo el olor repulsivo o te inquieta contagiarte con alguna infección, en tal caso lo ideal es realizar un baño con una loción antiséptica derivada de hierbas: giras, manzanilla, corteza de roble, tomillo, salvia. Los pies en esta inmersión deben permanecer por 15 minutos aproximadamente.

•    La eliminación de la piel dañada empleando piedra pómez. Mientras que se está trabajando con un pie el otro debe estar en un recipiente con agua templada.
    La cutícula se remueve. Se elimina, bien sea cercenándola o empleando un palillo especial.

  • Se lima los pies con una lima de grano fino.
  • Frotamiento de pies utilizando crema y aceite hidratando integramente la piel de los pies en cada una de las zonas.
  • Eliminar cualquier residuo de pintura previo a colocar un nuevo esmalte para uñas.

Para mantener una pedicure perfecta, se recomienda poner una crema común en sus pies todas las noches.

¿Cómo seleccionar utensilios para la pedicure?

Al momento de escoger los utensilios a usar en una pedicure, debe tener conocimiento del material que está fabricado. Frecuentemente se admiten tres tipos de materiales: acero quirúrgico, acero japonés, aleación de cobalto. El resto de los materiales no es recomendable su empleo, ya que se dañan velozmente, es difícil que recuperen el filo, no son compatibles con la máquina de esterilizar.

Un equipo completo de pedicure debe contar con un cortaúñas, pinza para eliminar la cutícula, separadores de dedos hechos en goma espuma, una lima o cepillo o piedra pómez con el fin de remover la piel sin vida, de la zona afectada.

Los utensilios que integran un kit de pedicure, no son distintos a los que se emplean en la manicure, sin embargo los utensilios se diferencian en su forma. Las tijeras o las pinzas deben estar derechos para facilitar hacer los extremos lisos (haciendo circular los dobleces de la superficie ungueal hacia adentro), las pinzas para cutículas poseen una superficie de contacto alargada, las lijas cuenta con un gramaje de 150, 180 y 240 granos. A continuación se hace un detalle amplio:

  • Cepillo de uñas: Se utiliza para limpiar las uñas antes de realizar la pedicure y se puede usar tanto en seco como en mojado.
  • Tijeras: Lo más aconsejable es cortar las uñas cuando estén húmedas para evitar que se abran en capas.
  • Lima de cartón o fibra de vidrio: Nos sirve para dar forma a nuestras uñas y elimando los bordes. Lo más aconsejable es limar en el mismo sentido siempre y no de una lado a otro.
  • Cortacutículas: Sirve para eliminar el exceso de piel de las cutículas y la piel muerta que hay alrededor de las uñas.
  • Palito de naranja: Se utiliza para empujar las cutículas hacia atrás y para decorar las uñas. Puede tener distintas terminaciones, en punta o más chata.
  • Pulidor de uñas: Sirve también para limar la superficie de la uña suavemente y darle brillo. Con seis pasadas será más que suficiente.
  • Quitaesmalte: Te recomendamos un quitaesmalte sin acetona para que no se resequen las uñas y las cutículas.

Base de esmalte: Sirve para alargar la permanencia de la manicura y para proteger a las uñas de los esmaltes muy tintados.
Punzón para uñas: Sirve para esculpir algún diseño en las uñas. Los hay de diferentes tamaños y puedes ayudarte de un cartón o una tablita para mezclar los colores y mojar el punzón.

En cuanto al mantenimiento de los utensilios abarca la lubricación frecuente (mínimo una vez por mes) con aceite especial. Restaurar el filo de la maquina se ejecuta 02 veces al año (en el entendido que dichos utensilios se usen como mínimo una vez a la semana en actividades de pedicure). Aun cuando las herramientas sean empleadas únicamente para hacer pedicure a su persona, debe esterilizar los utensilios.

Secretos de los expertos

Ante la situación de se quiebre la punta de la uña y tiene pensado utilizar zapatos que dejan al descubierto dicha zona, se recomienda tomar un pedazo de tela de filtro las que llevan las bolsas de té y luego ubíquela en la zona afectada y aplique esmalte trasparente. Agregar tres o dos manos de esmalte secador rápido. Ejecutar este secreto de estética le brindará la oportunidad que las uñas se vean con una mayor longitud, resguardando el trabajo de pedicura en el resto de los dedos.

Es complicado aplicar esmalte de uñas apoyado sobre las piernas, la pintura cae sobre la cutícula. Para prevenir que esto ocurra, coloca en el borde de la uña vaselina.

Para hacer un baño antiséptico y remover la piel dañada de una forma más fácil, es recomendable realizar la siguiente receta: en un recipiente agregar un shampú de pies, 1/4 de taza de vinagre comestible y 1/4 de taza de enjuague bucal, adicionalmente 1/2 vaso de agua. Dejar los pies inmersos por un lapso de 10 minutos y posteriormente frotarse los pies con una piedra pómez.

Si lo que buscas es suavizar y al mismo tiempo una solución antiséptica, lo puedes lograr usando una cerveza común. Calienta la cerveza y agrégala en el recipiente donde tienes los pies inmersos en agua.

El formol puede ayudar a tus uñas. Aunque en la actualidad se utiliza en la conservación de muestras biológicas y para mantener cuerpos muertos frescos, también se ha empezado a utilizar en productos cosméticos. En algunos países se puede hasta encontrar el esmalte de uñas a base de formol para mantenerlas fuertes y para que crezcan más rápido. Sin embargo, si no has podido encontrar este esmalte de uñas, no te preocupes, basta con que le aplique 2 o 3 gotas de formol a su esmalte transparente para que funcione de la misma forma.

Pero ojo, solamente 2 o 3 gotas, una mayor cantidad de formol puede ocasionar mucho dolor en sus uñas y hasta otros efectos colaterales. Es muy importante que sólo apliques una capa de este esmalte con formol, eso será suficiente para que sus uñas se fortalezcan y crezcan más rápido.

Comentarios

Los cliente que están de acuerdo en el empleo de máquinas para el mantenimiento de los pies, generalmente están en contra de la pedicure tradicional en las estéticas, sin embargo lo ejecutan con buen ánimo en sus hogares. Este comportamiento se debe que con la intervención de la tecnología, las recomendaciones anteriores sobre el contagio de enfermedades quedan sin efecto, ya que con este método se minimiza el riesgo de contagio de hongos en los pies.

Si deseas profundizar sobre la manicura tradicional, observa el siguiente video.