¿Cómo limpiar la grasa de las estufas o cocinas a gas?

¿Cómo limpiar la grasa de las estufas o cocinas a gas?

La limpieza en el hogar es muy importante en muchos ámbitos, ya que mejora la higiene, deja una imagen de orden y por supuesto mejora la calidad de vida de las personas. También tenemos que tener en cuenta que debemos limpiar los aparatos que utilizamos en el hogar, como por ejemplo la heladera, de esta manera los alimentos se mantendrán más frescos y sin presencia de bacterias. Pero el día de hoy vamos a hablar de la limpieza de la estufa a gas, iremos explicando como se debe limpiar adecuadamente la estufa, en partes no solo por la higiene sino que además mejoraremos su rendimiento.

Sin importar cuán cuidadosa sean las amas de casa, es inevitable que las manchas y las salpicaduras de aceite mientras los alimentos se están cocinando caigan sobre la estufa. Por supuesto, resulta muy sencillo eliminar inmediatamente las salpicaduras de aceite con una esponja, pero en la casa se tienen que hacer muchas cosas, y a veces no hay el tiempo suficiente para dedicarse a limpiar la estufa de manera inmediata luego de haber cocinado, en algunos casos las mujeres se cansan tanto realizando las tareas en el día que simplemente cuando cae la noche no quieren hacerlo, y al siguiente día hay que resolver un nuevo problema, como lo es limpiar la superficie de las manchas de grasa que ya están secas y muchas veces no se quitan con facilidad. Cabe destacar que en este artículo vamos a considerar algunas formas de limpiar la estufa a gas y como combatir la grasa.

Algunas de las características de la limpieza

Se sabe que la elección de los productos que se usarán para realizar una excelente limpieza dependerá directamente del material de la superficie de la estufa. Sin embargo, existen algunas reglas que son generales con respecto a la limpieza de las estufas a gas, además algunas también son adecuadas para los aparatos eléctricos.

  • La estufa de gas se debe limpiar, especialmente con productos que son comerciales, pero solo se deben aplicar con guantes de goma, ya que estos productos contienen componentes que pueden irritar la piel de las manos.
  • También asegúrese de que la superficie de la estufa se haya enfriado completamente después del último uso, de lo contrario, puede correr el riesgo de quemarse.
  • No se le ocurra utilizar agentes de limpieza que en la lista de sus componentes activos contengan ácidos agresivos.
  • Los componentes que son abrasivos no son adecuados para este propósito, ya que dejan una gran cantidad de rasguños en la superficie, pero los refrescos y las mezclas que los contienen se pueden aplicar de manera segura, ya que este producto no solo suaviza la grasa, sino que también absorbe los olores desagradables de los productos quemados.
  • Recuerde no utilizar cepillos que sean metálicos y/o esponjas muy rígidas para limpiar, ya que si se le aplica un fuerte impacto a la superficie puede dañarla.
  • Limpiar la grasa es mucho más difícil cuando se seca y se adhiere a la superficie, por lo que lavar la estufa a gas debe ser una tarea regular, no una emergencia. Idealmente, esto debería hacerse después de cocinar.
  • No importa el material con que esté hecha la superficie de la estufa, ya que para su limpieza, los productos que se adecuan son en forma de pasta, geles o cremas, pero los productos en polvo no.
  • Antes de comenzar a trabajar, es conveniente cerrar el suministro de gas si la estufa es a gas, y si la cocina tiene un parte eléctrica también asegurarse de desconectar el aparato del enchufe.
  • Antes de proceder directamente al lavado, retire los quemadores o las rejillas y coloque un trapo en los orificios para evitar que entre líquido.

¿Con qué se puede limpiar la superficie de la cocina?

Existen docenas de formas y/o maneras de limpiar la losa de grasa siempre y cuando se tengas las herramientas necesarias. Hay muchas recetas que también son muy populares para tal fin. Sin embargo, las mezclas incluyen ingredientes que se pueden encontrar en casi todos los hogares. Como por ejemplo soda, vinagre, ácido cítrico y amoníaco, polvo de mostaza y levadura en polvo. Y para aquellos que prefieren utilizar productos comerciales listos para el consumo, en el mercado moderno se pueden encontrar productos químicos para el hogar que ofrecen una amplia selección de productos efectivos para limpiar las estufas de gas.

Adicionalmente, debe considerar los productos que son más comunes dentro de su categoría.

Algunos consejos que son efectivos

A continuación, las formas improvisadas de limpieza con mezclas de ingredientes:

  • Si la grasa ha aparecido recientemente y aún no ha tenido tiempo de endurecerse, puede eliminarla con la ayuda de vinagre común (9%). Si está más concentrado, diluirlo un poco con agua. Vierta el líquido en una botella con atomizador y rocíelo sobre toda la superficie de la estufa de gas. Espere unos 15 minutos y retire la suciedad con una esponja suave, luego limpie la estufa con un paño húmedo y seque.
  • Si las manchas de grasa ya se encuentran secas y es imposible limpiarlas con métodos simples, no dude en recurrir a la ayuda de un ácido cítrico. Humedezca un poco la superficie y vierta mucho producto en las manchas visibles. Puede sustituir el ácido cítrico con limón, exprima el jugo sobre una mancha de grasa y frótela un poco con una rodaja de limón. Ahora necesita dejar el producto sobre la grasa para lograr disolverla durante 10 a 15 minutos y luego limpiarla fácilmente con una esponja o paño.
  • Puede mezclar un poco de soda y la sal más fina en proporciones iguales, cabe destacar que la sal gruesa no es adecuada, ya que existe un alto riesgo de rayar la estufa, agregue un poco de agua para hacer una pasta suave. La mezcla resultante la debe frotar sobre la superficie grasa y enjuagar con agua.
  • Uno de los grandes aliados de la limpieza en las diferentes áreas del hogar, es el vinagre de manzana. Este ingrediente cuenta con propiedades antisépticas, que resultan útiles para eliminar las bacterias que se reproducen en las superficies. Facilita la eliminación de manchas causadas por los alimentos y, por si fuera poco, sus ácidos actúan contra la grasa para removerla con facilidad.
  • El vinagre blanco en lo que tiene que ver con la limpieza, este producto cuenta con cualidades muy similares a las del vinagre de manzana. Además, limpia, desinfecta, neutraliza los malos olores. También, ayuda a deshacerse de la grasa en casi todo tipo de superficies de la cocina.
  • Si las manchas son viejas y hay muchas de ellas, use una herramienta más fuerte. Con una botella rociadora, humedezca la estufa de gas con vinagre, jugo de limón fresco o solución de ácido cítrico. Espolvorear soda sobre la superficie sucia. Como resultado, debe producirse una reacción química entre el ácido y la soda, lo que ayudará a ablandar la grasa.

Además para que el producto funcione, debe dejarlo durante 10 a 15 minutos y tan solo después debe lavarlo con una esponja.

  • Removerá perfectamente la grasa con gotas de amoníaco. Agregue una cucharadita de amoníaco a un vaso de agua y aplíquelo sobre la superficie sucia de la placa. Después de 15 minutos, retire la grasa ablandada con un paño, enjuague el residuo con agua y seque.
  • En los casos donde la grasa es más profunda, algunas amas de casa usan gasolina refinada, humedecen la losa manchada con grasa y, después de 10 minutos, la enjuagan con abundante agua.
  • Si tiene la oportunidad de comenzar a limpiar por la noche y terminar temprano en la mañana, siga las siguientes instrucciones. Prepare una solución de 50 g de jabón para lavar y una pequeña cantidad de agua caliente. Agregue 100 ml de vinagre (9%) y 40 g de ceniza de soda. Prepare la mezcla y aplíquela en toda la superficie de la estufa, deje actuar hasta la mañana siguiente. Durante este tiempo, la grasa se debilitará, y puede eliminarla casi sin esfuerzo. En lugar de la mezcla descrita, se puede preparar una solución con 2 litros de agua y 4 cucharadas de sal, mezcla en un plato y dejelo toda la noche, y complete el proceso de limpieza por la mañana.

Cuando esté limpiando la grasa de la superficie de la estufa de gas, no olvide lavar la rejilla superior. Hay que resaltar que el método para eliminar las impurezas dependerá del material de fabricación. Si se trata de hierro fundido, entonces la mejor manera en este caso es colocarla sobre el fuego, girándola periódicamente hasta que la grasa y la suciedad vayan desapareciendo poco a poco. Finalmente, limpie las partes que le queden residuos con un paño ligeramente húmedo. Pero si vives en un apartamento, puedes encender la cocina y colocar la rejilla, debes asegurarte de abrir las ventanas para que haya ventilación. También puede vaporizar la rejilla en el horno. Lo principal es no limpiar la rejilla con un paño húmedo después de esto, sino simplemente secarla rápidamente para que no se cubra con óxido.

Además. puedes eliminar de manera mucho más efectiva la grasa de las rejillas de acero con una base de amoníaco. Para esto basta con humedecer las barras con amoníaco con una esponja y colocar la rejilla por completo en una bolsa de plástico. Átalo al menos dos horas. Después de eso, simplemente lave bajo el grifo con un lavavajillas normal, observara como la grasa y los alimentos quemados se pueden lavar fácilmente de las barras de acero. Cuando retire la rejilla, enjuague bien en la mañana con una esponja.

¿Qué productos químicos se pueden usar en el hogar?

Sabemos que las recetas anteriores realmente pueden ayudar a eliminar la grasa de la estufa de gas, pero, como todos los productos con ingredientes naturales, tienen sus pequeños inconvenientes, siendo el principal de ellos que se debe esperar un largo tiempo para que el producto funcione como se desea, sin embargo la mayoría de las veces se tiene que aplicar esfuerzo físico. Los productos químicos para el hogar, son otro asunto. Esto se debe a que los ingredientes que se incluyen en las fórmulas de cada fabricante para disolver la grasa casi al instante, y eliminarla simplemente limpiando la placa con un paño.

Dichos productos se pueden dividir en los siguientes grupos con una amplia variedad:

  • Productos abrasivos: Se emplean para disolver y eliminar la suciedad. Contienen algunas partículas abrasivas que aumentan la acción limpiadora. Actúan como el papel de lija, friccionando y removiendo la suciedad más resistente. Este tipo de productos frecuentemente vienen en presentaciones en polvo que contienen partículas antes mencionadas. Sin embargo, en las instrucciones del producto se indica como se debe usar, las cuales suelen ser las siguientes: El polvo se dispersa por toda la superficie de la estufa durante el período recomendado por el fabricante, después de transcurrir el tiempo la grasa se elimina físicamente de la estufa con un cepillo rígido y los residuos se lavan con agua. Como ya se mencionó, el uso de abrasivos es altamente indeseable con respecto a las estufas de gas. La única opción donde se puede justificar el uso de este tipo de productos es cuando la superficie del acero inoxidable, no se dañe o raye. 
  • Los detergentes: Estos son unos productos que generalmente viene en crema y gel que incluyen micro gránulos que asumen la función de un abrasivo, pero, sin embargo la gran diferencia que tienen con los polvos es que no rayan la superficie. Se aplican sobre una superficie que ya debe estar ligeramente humedecida con agua, y luego de un tiempo, se tienen que frotar con una esponja, y disolver la grasa. Además los detergentes también tienen versiones en pastas y espumas, donde una de las ventajas que tienen es su capacidad de sostener, ni siquiera para drenar en superficies horizontales.
  • Los liposolventes: Se llama liposolubles a las sustancias solubles en grasas, aceites ​y otros solventes orgánicos no polares como el benceno y el tetracloruro de carbono. Las vitaminas liposolubles, A, D, E y K, se consumen junto con alimentos que contienen grasa. Estos vienen en presentaciones de aerosoles que están concentrados y diseñados específicamente para eliminar la grasa, por lo que no deben aplicar a toda la superficie de la placa, sino solo a las manchas de grasa. El tiempo de exposición se indica en el paquete. Por lo general, los disolventes de grasa limpian hornos, parrillas, mangos y quemadores muy contaminados.

¿Cómo se debe limpiar la estufa?

Cabe destacar, que cada una de las partes de la estufa de gas requiere un enfoque especial para la eliminación de grasa. Sin embargo, considere cómo se debe limpiar adecuadamente la encimera, sus manijas, quemadores, fondo quemado, chorros y horno. La grasa vieja se puede limpiar o remover incluso del plástico.

Limpieza para eliminar la grasa de la superficie

Para limpiar la superficie de una estufa de acero inoxidable u otro revestimiento, debe seguir las siguientes instrucciones:

  • Saque los quemadores o rejillas.
  • Con una esponja o paño seco, retire la suciedad que no esté quemada y todos aquellos residuos de alimentos que estén en la estufa.
  • Prácticamente todos los productos tanto nacionales como comerciales, se aplican sobre una superficie húmeda, por lo que su humectación será la siguiente etapa. Esto se puede hacer con agua, vinagre o ácido cítrico, todo depende del método de limpieza que haya elegido.
  • Aplique un removedor de grasa, bien sea preparado o elaborado por usted mismo.
  • Después de un tiempo de espera que ya está establecido en el producto, frote la estufa con una pequeña esponja o cepillo suave, eliminando los restos de grasa quemada.
  • Proceda a limpiar la superficie con un paño húmedo, repita el procedimiento hasta que esté completamente limpio.
  • Deje que la superficie de la estufa se seque completamente o remate con un paño seco.
  • En la etapa final, una superficie limpia puede tratarse con un pulidor o un líquido de vidrio ordinario.

Sin embargo, las áreas que están alrededor de las rejillas deben limpiar especialmente a fondo, ya que son las áreas que se encuentran más contaminadas.

Si le resulta imposible o difícil quitar los elementos como los quemadores o hornillas, puede limpiar los espacios que hay entre ellos y la estufa con un palillo.

Limpieza de las hornillas o quemadores

Recuerde que las partes principales del quemador de gas son la boquilla, el separador de incendios y la tapa de acero esmaltado. Puede limpiar el quemador o la hornilla con un jabón común y posteriormente enjuagarlo con bastante agua caliente. Si, se encuentra muy sucio, empape previamente el artículo. Al momento de limpiar el quemador, recuerde que no debe usar agentes que contengan cloro. Aplique la composición seleccionada y límpiela con un pequeño esfuerzo con el lado duro de una esponja, al terminar lave y seque.

Si se llega el momento de necesitar algo que sea más efectivo, puede usar la siguiente receta. Prepare una solución acética combinando en cantidades iguales de agua y vinagre. Hierva durante unos cinco minutos. Apague el fuego, pero no retire los quemadores hasta que el líquido se haya enfriado por completo. Al sacarlas limpie las piezas con una esponja o cepillo de dientes, proceda a enjuagar con agua tibia y séquela.

Sin embargo, no debe olvidar que se tiene que asegurar que nada impida el paso del gas a través de los quemadores. Si observa que algunos de los orificios se encuentran obstruido, límpielos con un palillo.

Limpieza de las perillas, asas o mangos de la estufa

Saca las perillas y lávalas. Lávalas en el fregadero con agua tibia y un jabón lavaplatos suave. No uses ningún jabón que contenga agentes abrasivos o amoníaco, ya que estos componentes quitarán las marcas de las perillas. Esta es la parte de la estufa donde esos componentes se ensucian con mayor rapidez y, por lo tanto, también requieren que se le realice una limpieza frecuentemente. Para limpiar la grasa y la suciedad, colóquelos en una solución de jabón normal durante varias horas, luego limpie con una esponja. Si no puede esperar tanto, si la suciedad es muy grave, hierva las perillas en un litro de agua con la adición de dos cucharadas de vinagre y, después que se enfrié naturalmente el líquido, retire la suciedad restante. Este es un procedimiento que le permite deshacerse de la grasa, incluso en aquellos lugares que son remotos.

De no ser posible retirar los mangos de la estufa para limpiarlos por separado, prepare gaseosas y amoníaco, esponja, cepillo de dientes y palillos de dientes colocándoles en una de las puntas algodón o simplemente un hisopo.

Realice este orden para realizar la limpieza:

  • Trate los mangos con soda aplicada al lado suave de la esponja.
  • Prepare una solución de amoníaco (1: 1) y limpie los lugares especialmente difíciles. Centrándose en el tamaño de los orificios y huecos, use un cepillo de dientes e hisopos de algodón.
  • Deje que actue y, después de 10 minutos, vuelva a frotar las asas con una esponja o cepillo.
  • Limpia los lugares más inaccesibles con un palillo y/o un hisopo.

Limpieza del Horno

El horno es el lugar donde la grasa del interior se acumula y se quema especialmente. Y puede resultar ser muy difícil de limpiar. Sin embargo, aquí hay algunas maneras de deshacerse de la grasa en el horno.

Donde todos los ingredientes para realizar esta preparación casera, se pueden encontrar en el almacén de cualquier ama de casa. Por supuesto, que con él se puede limpiar el horno cuando existe una contaminación mediana. Aplíquelo por completo en los elementos que se encuentren en el horno como: Bandejas, rejillas, termómetros y otros elementos, si los contiene.

Prepare una pasta en medio vaso de bicarbonato de sodio y agua, aplíquela en toda la superficie interior del horno, y especialmente donde haya más grasa y escamas. Dejar por 12 horas. Primero, use un paño seco y luego una espátula de plástico para eliminar el carbono que se ha separado de las paredes y la pasta de soda. Si en algunos lugares la grasa no se elimina por completo, rocíelos con una solución de vinagre, también puede usar un aerosol. Después de reaccionar con los restos de soda, el líquido forma una espuma, que se elimina fácilmente con una esponja junto con depósitos de carbono.

Se recomienda, que para facilitar el proceso, la esponja también se puede humedecer con vinagre.

Luego retire todo, excepto la parrilla, del horno y caliéntelo a 200 grados. Vierta agua en una bandeja para hornear o en cualquier recipiente y vierta 20 g de ácido cítrico, si no tiene este líquido lo puede reemplazar con vinagre altamente concentrado o jugo de limón recién exprimido. Ahora coloque la bandeja para hornear en el nivel más bajo.

Después de unos 40 minutos, la transpiración aparecerá en la puerta del horno, lo que significa que el agua comenzó a hervir. Apague el horno y no abra la puerta durante otra media hora. Después de retirar la bandeja o el recipiente para líquidos, frote las paredes por el lado duro de la esponja. Para eliminar las manchas de grasa muy quemadas, también puede usar soda, observará que le ayudará bastante.

Si le resulta difícil eliminar el hollín de las bandejas y las parrillas, pruebe sumergiéndolas en el agua, agregue líquido para lavar platos o refrescos y luego frote con un cepillo o una esponja dura.

Deberás limpiar el horno a fondo cada cierto tiempo o bien cuando empiece a producir mucho humo mientras horneas. Podrás hacer una mezcla de limpieza de horno efectiva a base de un cuarto de taza de sal, tres cuartos de taza de bicarbonato de sodio y un cuarto de taza de agua. Cubre cualquier metal expuesto o aberturas de obstrucción con papel aluminio para que no se dañen con la mezcla. Si tu cocina es eléctrica, quita las rejillas y pon el horno en modo de limpieza. Cuando el ciclo haya terminado, quita cualquier residuo del ciclo de limpieza con un trapo húmedo. 

Algunos consejos que debe tener presente para un excelente cuidado

Sin embargo, para evitar demasiada la contaminación o suciedad en la estufa de gas, siga algunas reglas simples:

  • Asegúrese de que la llama no se extienda más allá de los bordes de los utensilios de cocina mientras cocina.
  • Asegúrese de que al hervir el líquido no se desborde y pueda ensuciar la estufa.
  • Cuando vaya a usar el horno, cubra los platos con alguna tapa, papel especial o en su defecto papel aluminio siempre y cuando sea posible.
  • Después de que el plato esté cocido, se recomienda que no lo deje en la estufa de gas, utilícelo solo con fines culinarios y no como un soporte.
  • Si planea freír algo sin tapa, puede cubrir la superficie de la estufa con papel de aluminio, después de cortar los agujeros para los quemadores. Algunas amas de casa en lugar de papel de aluminio esparcen una capa de soda.
  • Posteriormente retire todas las manchas de grasa inmediatamente después de que aparezcan, sin esperar a que se solidifiquen.

Cabe destacar, que limpiar la estufa a gas en casa resulta ser muy sencillo. Tan solo tienes que seguir nuestros consejos.

Si aún tiene dudas sobre cómo limpiar la estufa de gas de la grasa sin productos químicos, sin duda aprenderá con el siguiente video.