¿Cómo limpiar una olla esmaltada quemada?

¿Cómo limpiar una olla esmaltada quemada?

Las ollas esmaltadas son un utensilio de cocina antiadherentes y que normalmente duran bastante. Este tipo de ollas se fabrica en hierro fundido, pero se pueden conseguir algunas hechas en acero, luego el metal es recubierto con una o varias capas de porcelana para así obtener una superficie lisa y antiadherente. La propiedad antiadherente de estas ollas permite que disminuya la cantidad de alimentos que pueden quedar pegados al fondo de la misma, lo que facilita su limpieza posterior.

La capa de porcelana de las ollas esmaltadas se fabrica de arcilla natural por lo que ofrece una mayor resistencia y durabilidad, gracias a que el proceso de fabricación consiste en el horneado a altas temperaturas.

Las ollas esmaltadas tienen una perfecta combinación de propiedades ofrecidas por los materiales con los cuales se fabrica. Por un lado, el hierro permite una buena distribución del calor, y por otra parte, la capa antiadherente permite la buena cocción de los alimentos sin que se peguen. Por esto, la comida se cocina homogéneamente y la sazón no se altera por la reacción con el material de la olla.

Las ollas son parte del arsenal de toda ama de casa. Cada utensilio de cocina que se tiene, desde los sartenes, woks, hasta todas las ollas posee un lugar y función especial en su cocina. Las ollas esmaltadas ocupan un lugar especial por su gran funcionalidad y por su bella apariencia. El esmalte se ve hermoso en la cocina gracias a los diseños brillantes y espectaculares que se le incorporan. Sin embargo, hay casos en que la olla favorita se quema y se estropea su esmalte. Pero no es necesario enojarse, ya que le puede devolver el aspecto original con la ayuda de métodos simples de limpieza. Y sin el primer método no funciona, no desespere, siga intentando y verá que podrá recuperar sus ollas esmaltadas.

Características del recubrimiento esmaltado

Este tipo de ollas se producen de metal o, en casos raros, de hierro fundido. Luego, se cubre con un esmalte especial, que se puede aplicar en una o más capas. El proceso de esmaltado protege al metal de la oxidación y también evita la liberación de sustancias químicas que son perjudiciales para la salud, además de otorgarle a las ollas un aspecto más elegante y hermoso.

A pesar de los beneficios que ofrece, el esmalte tiene sus desventajas ya que es un material muy frágil. Con los constantes cambios de temperatura al cocinar, en el recubrimiento se pueden forman grietas y con golpes fuertes pueden producirse astillas en su superficie.

Este tipo de ollas debe  manipularse con sumo cuidado y al limpiarlas se aconseja no usar cepillos metálicos ni abrasivos fuertes.

Entre la gran la cantidad de tipos de ollas, muchas amas de casa prefieren las ollas esmaltadas debido a sus propiedades higiénicas y a las ventajas que ofrece. Este tipo de ollas se caracterizan por su excelente calidad y practicidad, ya que se lavan fácil y rápidamente. Son unos utensilios ideales para cocinar, porque la comida que se cocina siempre es muy sabrosa y también conserva su sabor durante mucho tiempo.

Cuando se hace referencia a las desventajas de las ollas esmaltadas, entonces vale la pena señalar que la comida en ella se quema muy a menudo. Por ello, debe tener a mano productos químicos o conocer los métodos populares más adecuados para limpiarlas y conservar así su aspecto y funcionalidad.

Para poder conservar el esmalte de este tipo de ollas durante mucho más tiempo, debe seguir algunas recomendaciones simples de expertos, como las que se explican a continuación:

  • No debe colocar alimentos muy fríos encima de una olla caliente o verter agua fría en ollas calientes. Este cambio de temperatura brusco o el contacto de superficies con diferentes temperaturas puede ocasionar que el esmalte comience a deteriorarse rápidamente.
  • Si la comida se ha quemado y queda pegada en el fondo de la olla, retire los restos de comida y llene el recipiente con agua tibia.
  • Debe limpiar las ollas con esmalte con unas esponjas extremadamente suaves, ya que esto evitará daños en el revestimiento.
  • Puede lavar la sartén quemada con la ayuda de remedios populares. Por ejemplo, puede utilizar mostaza o soda.

¿Cómo limpiar una olla esmaltada quemada?

Las ollas esmaltadas tienen una fuerte capa de esmalte tanto por dentro como por fuera. Este recubrimiento no interactúa con álcalis y ácidos de los alimentos, por esto, los alimentos cocinados en estas ollas no adquieren el sabor del metal. Aunque el esmalte se caracteriza por su durabilidad puede dañarse rápidamente si se limpia incorrectamente, por lo que los expertos prohíben estrictamente el uso de esponjas de metal duro o detergentes fuertes y abrasivos que pueden afectar el esmalte. Con el tiempo, si no se tiene el cuidado adecuado, aparecen grietas en el esmalte, que luego se convierten en rasguños y se agrandan, y la comida comienza a entrar en contacto con el metal, afectando su sabor y calidad.

Una vez que se daña el esmalte, estas ollas  son peligrosas para la salud, por lo que no se pueden seguir usando para cocinar, sino solo para el almacenamiento de diversos productos o ingredientes para cocinar.

Para limpiar una olla esmaltada que se ha quemado puede utilizar productos químicos especiales. Este tipo de soluciones son excelentes para ayudar a deshacerse de la grasa persistente y el hollín. Pero no se recomiendan para limpiar en profundidad las ollas, ya que son altamente tóxicos y peligrosos. La manipulación y uso de este tipo de limpiadores químicos deben llevarse a cabo utilizando una máscara protectora, guantes gruesos y en sitios ventilados o con ventanas abiertas o una campana que funcione.

En el mercado existe un producto químico llamado "Schumann" que contiene en su composición un olor característico a acre, es un producto muy fuerte, por lo que le permitirá deshacerse de la quemadura en todas las superficies de sus ollas. Para limpiar el interior de las ollas, puede utilizar este artículo "Schumann", pero no en su forma pura, se recomienda diluirlo en agua. Para ello, debe usar 2 litros de agua por cada tapa de este limpiador químico.

A pesar de que en el mercado existen una gran variedad de productos especiales para la limpieza de sus ollas esmaltadas, muchas amas de casa modernas a menudo prefieren utilizar los remedios populares. Esta preferencia radica en las tendencias modernas de rechazar todos los productos que puedan afectar la salud o el medio ambiente, y emplear, en cambio, productos naturales que pueden tener en casa y métodos domésticos.

La soda es una solución excelente para limpiar las ollas de esmalte quemadas. Para limpiar las paredes exteriores de este utensilio de cocina, debe tomar una esponja, humedecerla con agua y agregarle una solución de soda. Si necesita eliminar los alimentos quemados de la parte interna de la olla, puede usar una solución de soda que consiste en una preparación de 3 cucharadas de soda por 200 ml de agua. Luego, vierta esta mezcla preparada en la olla, hierva durante aproximadamente media hora a fuego lento. Después debe esperar a que se enfríe completamente la olla y retire los restos de comida quemada.

Otra alternativa para la limpieza efectiva de una olla esmaltada quemada, es usar sal común que hay en cada hogar. La sal funciona cuando la superficie de la olla ni los alimentos se han quemado mucho. Para ello, solo necesita verter la sal con cuidado en el fondo de la olla, se recomienda usar preferiblemente sal gruesa. Luego, déjela actuar por varias horas y después retírela toda con ayuda de una esponja. Si la olla presenta áreas muy quemadas en su parte interna, entonces el procedimiento se puede repetir tantas veces como sea necesario para limpiar completamente el recubrimiento.

Si la olla está fuertemente quemada, utilizar sal común no será de gran ayuda. Es mejor utilizar una  solución salina. Para su preparación necesitará 200 g de sal por 1 litro de agua, luego colocarla a hervir en la olla quemada durante unos 45 minutos, y restregar con una esponja suave hasta que se elimine todo lo quemado.

Otro ayudante leal en la limpieza de las ollas quemadas con recubrimiento esmaltado es el carbón activado. Este producto lo puede adquirir en cualquier farmacia en forma de pastillas. Para utilizarlo en la limpieza de las ollas, debe estar bien picado y luego espolvorearlo en el fondo de la olla quemada. El carbón activado debe cubrir todo el fondo de la olla. Después de media hora, debe agregar un poco de agua, preferiblemente fría y esperar. Para finalizar, lave normalmente la olla y las partes quemadas se desprenderán fácilmente.

Asimismo, muchas amas de casa utilizan también los posos de café para eliminar rápidamente el hollín del fondo de las ollas. Para este método, solo basta con poner un poco café en una servilleta y luego frotar un poco los lugares contaminados. Si la suciedad es muy profunda, puede agregar el café, frotarlo y dejarlo actuar durante varias horas, luego lave de la forma habitual.

Si tiene ácido cítrico a la mano, puede preparar una mezcla muy efectiva para limpiar las ollas esmaltadas quemadas. Para esta limpieza, necesita verter en el fondo de la olla el ácido cítrico, dejar durante 2-3 horas y luego lavar con detergente para platos.

También puede incluso utilizar una cebolla común y verá que puede hacer maravillas, ya que ayuda a eliminar efectivamente los alimentos quemados del fondo de las ollas. Solo necesita verter agua en la olla quemada y colocar las conchas de dos cebollas medianas. Luego, ponga el recipiente sobre el fuego, hierva por aproximadamente 2 minutos. Después de eso, vacíe la olla y lave con suficiente agua.

Métodos populares para la limpieza de ollas esmaltadas

Hoy en día, existen muchas formas y métodos efectivos de limpiar de forma rápida y efectiva las ollas con recubrimiento de esmalte, tanto en su interior como en su exterior. Como regla general, la suciedad del exterior de la olla es mucho más difícil de eliminar que la del interior.

Para limpiar adecuadamente la superficie exterior de las ollas, se recomienda utilizar los métodos descritos a continuación:

  • Si al momento de cocinar arroz, se desborda el agua del mismo mientras se cocinaba, lo ideal sería usar un algodón humedecido en vinagre para eliminar las manchas dejadas por el agua sobre la superficie externa de la olla.
  • Para eliminar las manchas quemadas, por ejemplo, de leche, se puede utilizar una solución salina. Para ello, es necesario humedecer una esponja con esta solución y luego frotar fuertemente la superficie contaminada.

Para la limpieza de la parte interna de las ollas esmaltadas,  se aconseja seguir el siguiente procedimiento:

  • Deje que las ollas se enfríen completamente después de quemarlos.
  • Prepare una solución que consiste en mezclar 1 ml de detergente para platos, medio vaso de soda y medio vaso de peróxido de hidrógeno.
  • Esta mezcla hace un excelente trabajo en tan solo 10 minutos, y elimina efectivamente el hollín de la superficie de las ollas.
  • Después de la limpieza, la superficie debe lavarse a fondo con agua corriente.

Si necesita eliminar el óxido presente en las ollas esmaltadas, debe usar amoníaco y peróxido de hidrógeno. Es importante recordar que cuando los utensilios de cocina presentan óxido, es una señal que estos artículos no son adecuados para usar al cocinar ni mucho menos para cocinar. Si aparece una placa de óxido en el exterior de las ollas, se recomienda limpiarlas periódicamente. Igualmente, debe recordar que si el óxido está presente dentro de la olla, entonces, no es adecuada para cocinar.

Los expertos recomiendan eliminar las partes quemadas de las ollas lo más rápido posible. No deje las ollas durante mucho tiempo con el fondo quemado, ya que cuanto más tiempo se mantenga esta suciedad en la olla, más esfuerzo le costará eliminar completamente las machas negras de lo quemado.

Una alternativa muy sencilla para la limpieza de las ollas quemadas, es utilizar vinagre. El fondo quemado de la olla debe llenarse con vinagre durante 2 horas y luego lavar bien la sartén con detergente para lavavajillas. Otro método con vinagre consiste en cubrir el fondo de la olla con vinagre y calentar hasta que hierva. Luego de hervir, debe mantenerlo en el fuego durante unos pocos minutos sin que se consuma por completo. Deje enfriar y lave con detergente normal.

La bebida Coca-Cola es también muy efectiva en la limpieza adecuada de las ollas esmaltadas. Para ello, debe verter la bebida en la olla, hervir y luego mantener durante 20 minutos más a fuego lento. Una vez que se enfríe, lave la olla de manera habitual. Es importante recordar que debe realizar estas acciones con mucho cuidado, ya que esta bebida es muy espumosa y puede ocasionar un accidente.

Las ollas esmaltadas necesitan limpiarse con mucho cuidado y suma delicadeza. Si necesita limpiar la olla una mancha reciente de quemado, está estrictamente prohibido verter en el fondo agua fría, ya que esta acción puede hacer que la olla quede completamente inutilizable, debido a que el esmalte se deteriora con los cambios bruscos de temperatura.

Para eliminar los restos de mermelada quemada en la olla, será de gran ayuda utilizar soda. Este método consiste en verter en la olla 100 g de soda, y agregar agua para que cubra completamente el fondo de la misma. La olla se debe poner sobre el fuego y hervir hasta que la corteza azucarada comience a despegarse suavemente de la superficie de la olla. También como alternativa, se puede usar sal o ácido cítrico en lugar de soda.

La solución más original para eliminar estas suciedades producidas por alimentos quemados, es el uso de cáscaras de manzanas. Este procedimiento es bastante efectivo porque la manzana contiene ácido, que tiene el mismo efecto que el ácido cítrico. El uso de la manzana permite descomponer rápidamente la fructosa y el azúcar. Para usar efectivamente las cáscaras de manzana, debe frotar cuidadosamente las áreas quemadas con la piel de la manzana, esperar 15 minutos y enjuagar bajo el grifo.

Si estas acciones no le devuelven la lozanía y pulcritud a sus ollas esmaltadas, entonces se recomienda repetir el procedimiento elegido varias veces.

Para eliminar las manchas oscuras de la superficie de su olla esmaltada blanca, puede usar cloro. La olla debe cubrirse con cloro y hervir un poco. Después de que hierva y se enfríe, la olla debe lavarse muy bien con agua.

¿Cómo eliminar el oscurecimiento y el tono amarillento de las ollas esmaltadas?

Otro inconveniente que surge con el uso y el paso del tiempo en las ollas esmaltadas, es la aparición ciertas manchas de tonos oscuros y amarillos. Pero, gracias al uso de los métodos populares, se puede eliminar fácilmente las manchas oscuras, amarillas y los residuos de restos de alimentos de las ollas esmaltadas en su hogar.

Una compota hecha con manzanas ácidas ayudará a lidiar con el cambio del color en el interior de las ollas esmaltadas. El ácido málico presente en las manzanas devuelve la blancura del esmalte.

Si prefiere utilizar los productos químicos para la limpieza que se encuentran en el mercado para recuperar el esmalte de sus ollas, puede usar  el producto "Schumann" o lejía. Para utilizar estos productos, primero necesita verter suficiente agua en la olla, ponerla al fuego y hervir. Luego, agregue 1 cucharada de "Schumann" y media tableta de cloro por cada litro de agua. Después de transcurridos 30 minutos, la olla debe enjuagarse muy bien con agua corriente.

Para eliminar el tono amarillento de la superficie de la olla esmaltada, puede usar vinagre normal. Para este método, vierta en la olla 1 cucharada de bicarbonato de sodio y sal, y luego agregue vinagre. La solución debe cubrir todas las manchas presentes en la olla. Se debe dejar actuar durante aproximadamente 3 horas. A continuación, debe agregar agua a la olla y hervir. Después de pasado 20 minutos de ebullición, retire la olla del fuego y deje reposar durante al menos 12 horas. Luego, vuelva a calentar el recipiente con la solución y espere a que se enfríe. Ahora se puede drenar la solución y limpiar la superficie con una esponja.

Si la olla presenta manchas oscuras o está quemada, se puede usar suero para limpiarla. Solo será suficiente cubrir el fondo quemado de la olla con unos pocos centímetros por encima con suero, dejarlo durante un día y luego escurrir el suero y lavarla con detergente común. La presencia de ácido en el suero le da a la olla un aspecto blanco como la nieve y hace un excelente trabajo con los alimentos quemados.

Si todos los días lava sus ollas que tengan una superficie esmaltada, usando bicarbonato de sodio, puede prevenir la aparición de estas manchas oscuras y amarillas. La eliminación de manchas y quemaduras inmediatamente después de su formación, aumenta significativamente las posibilidades de que el recipiente quemado adquiera su aspecto original y atractivo.

Consejos útiles

Muchas amas de casa utilizan productos químicos domésticos para lavar de manera cualitativa y eficiente una olla esmaltada quemada. Pero hay que tener mucho cuidado con estos productos ya que son muy potentes y altamente tóxicos para su salud. Por ello, como medidas de precaución, se recomienda seguir algunas reglas simples:

  • Todas las manipulaciones que se hagan con productos químicos de limpieza deben realizarse con guantes de goma. Es importante proteger la piel de las manos del contacto con estos ácidos, lo cual evitaría la aparición de enrojecimiento o incluso quemaduras.
  • Cuando use agentes químicos de limpieza, debe usar una máscara o respirador, ya que puede producirse una nube de polvo o incluso ciertos gases químicos dañinos. Para evitar la inhalación de sustancias nocivas, debe encender la campana de la cocina o abrir las ventanas.
  • Después del uso de estos productos industriales de limpieza, debe lavar muy bien las ollas. Esto evitará que los productos químicos entren en contacto con los alimentos al usar nuevamente la olla.

Para aprender cómo limpiar una olla esmaltada quemada sin mucho esfuerzo, vea el siguiente video.