¿Cómo hacer que tu discurso sea hermoso y elocuente?

Tipos de comunicación: ¿Cómo hacer que tu discurso sea hermoso y elocuente?

Una persona se caracteriza no solo por su apariencia, sino también por su capacidad de integrarse y desenvolverse en la sociedad. Especialmente se trata de habilidades en el hablar, por ello, la forma como se comunica una persona lo destaca y crea una opinión positiva o negativa según sea el caso. 

Estilos de Discursos

En un sentido general, el discurso es una manera de expresión la cual se utiliza para transmitir un mensaje o una información de manera escrita o verbal, es la capacidad que tiene el individuo de comunicarse en el sentido más amplio de la palabra. El mismo incluye el tono de voz, la narración, el gesto y la elocuencia en el habla, así como la habilidad no solo de hablar, sino también de escuchar al interlocutor.

Si una persona durante una conversación hace un mal uso del lenguaje, no emplea bien las palabras ó términos, interrumpe a la otra persona, no le permite terminar las ideas, sin lugar a dudas, no hace un uso correcto de las normas. Si se expresa de forma ordenada y moderada, asimismo, si utiliza hábilmente el lenguaje corporal, entonces esa persona causará una buena impresión.

 

El discurso es un arma poderosa, los grandes oradores, con la ayuda de sus monólogos, tuvieron un efecto casi mágico en el público. Es por eso que es tan importante aprender a hablar de forma correcta, elocuente y hermosa.

Las Formas ó "Tipos de Comunicación" incluyen:

  • Tono narrativo: También conocido como el arte de contar emociones, el narrador puede estar tranquilo, emocionado, hacer bromas, ser dominante, entre otros, estas emociones nacen de la voz. En el habla literaria, todo es importante, el volumen de la voz, su fuerza y velocidad. Asimismo, el estiramiento excesivo de las palabras puede cansar a quien lo escucha, y un discurso demasiado rápido corre el riesgo de quedar incomprendido.
  • Distancia: Es un punto muy importante a la hora de conectar con el interlocutor, generarle emociones. El narrador puede dirigirse al interlocutor públicamente, directamente, incluso intimamente, justamente de la distancia dependerá exactamente cómo la persona va a hablar (en voz alta, usará un tono suave).
  • Comportamiento: Puede ser tranquilo, descarado, moderado, inseguro, aqui se toma en cuenta la gesticulación. Los movimientos son una parte integral de la forma de hablar.

De manera que, los modos de comunicación suelen ser diferentes, desde menospreciar o bromear hasta ser serio y amargado. De una forma u otra todos ellos están intrínsecamente vínculados con el estilo de la narración. 

El estilo de narración depende también de la atmósfera emocional, así como de la elección de las herramientas elegidas para informar o narrar. Existen algunas técnicas que pueden caracterizar el estilo de discurso o narración.

  • Diálogo imaginario. ("Le pregunto ... él me responde").
  • Pregunta retórica. ("¿Qué puede ser un mejor regalo que un libro?"). Está técnica estímula los pensamientos y las emociones del interlocutor. 
  • Pregunta-Respuesta. Si la pregunta retórica permanece sin respuesta, esta técnica incluye una respuesta a la propia pregunta. ("¿Y qué podría decir? ¡Por supuesto que no!").
  • Eyaculaciones emocionales. Sirven para atraer la atención del interlocutor y se parecen a las preguntas retóricas ("¿Todavía preguntas?").

Estos son algunos ejemplos del adecuado uso de las herramientas para despertar el interés del interlocutor con el discurso. Es importante considerar el tono de voz, la entonación y la dicción. 

Estos son los elementos principales para lograr la expresividad del habla. Además, las expresiones y la gesticulación son elementos integrales de la comunicación y desempeñan un papel importante.

Dominio de las expresiones faciales y los gestos

Los movimientos, expresiones y gestos dicen mucho de una persona y dejan en algunos casos claras sus intenciones. Existen gestos básicos que se utilizan comunmente en el habla no verbal para dar información o proporcionarla efectivamente:  

  • Gestos espontáneos: Significan las expresiones de amabilidad del interlocutor y de su sinceridad. Estos incluyen "manos abiertas" cuando una persona muestra sus manos, y sus palmas hacia arriba. Otro gesto que habla de la buena voluntad se llama "desabotonar la chaqueta". Literalmente, quiere decir, desabotonar o incluso quitarte la chaqueta, lo que significa que una persona se siente cómoda al lado de la persona y él está listo para una conversación amistosa.
  • En oposición a los gestos espontáneos, hay gestos secretos asociados a la desconfianza y duda. En estos se incluyen algunos como ocultar la cara con las manos, frotarse la frente y las sienes. Acerca de la ocultación también hay incongruencia en gestos e intenciones. Por ejemplo, una sonrisa en un estado de ánimo hostil indica que una persona oculta realmente sus emociones.
  • Posiciones defensivas. En este caso la posición más común es con los brazos cruzados, lo que indica que el interlocutor esta a la defensiva, se "defiende". Aquí se deben cambiar las tácticas de la conversación, de lo contrario, la discusión posterior no conducirá a nada. Si la persona aprieta las manos, o los dedos están apretados con un puño, entonces es hostil, por lo tanto, es necesario suavizar la entonación, cambiar a un tono moderado o simplemente cambiar el tema. Si el interlocutor lo agarra por los hombros con los brazos cruzados, está listo para comenzar a defender su punto de vista.
  • Gestos de ensoñación. Las posiciones más comunes son colocar la mano en la mejilla o la fricción de la barbilla con el dedo índice y los pulgares. Esta posición es respetuosa e indica el interés del interlocutor en la conversación. Pero si la cara de una persona descansa sobre una mano con un dedo índice a lo largo de la mejilla (mientras que los otros dedos están ubicados debajo de la boca), entonces no está de acuerdo con la posición del interlocutor. Cuando una persona cierra los ojos y se pellizca el puente de la nariz, está pensando mucho en algo.
  • ¿Qué gesto puede hablar de confianza en uno mismo? Si el interlocutor pone sus manos detrás de su cabeza o detrás de su espalda, esto indica cierta arrogancia e incluso superioridad.
 
  • La posición de "preparación". Si una persona avanza con su cuerpo, y sus manos agarran una silla o se arrodillan, esto indica que está listo para terminar la conversación y marcharse.

En cuanto a las expresiones faciales, estos son signos que pueden determinar el estado de ánimo del interlocutor:

 
  • Se debe prestar especial atención a los ojos. A diferencia de la pose, los ojos no pueden ocultar las verdaderas intenciones. La persona puede exteriorizar alegría por lo tanto, quienes lo han escuchado se ensanchan, en cambio si son emociones negativas las que se exteriorizan los oyentes se estrechan. Se cree que para generar confianza en una conversación, es necesario mirar a los ojos del interlocutor muchas veces (aproximadamente en un sesenta o setenta por ciento durante la narración). Evitar o bajar la mirada no es un buen signo y este no dará buenos frutos.
  • Los labios juegan un gran papel como expresiones faciales durante una comunicación no verbal. Una sonrisa habla de buena voluntad (si no contradice una pose hostil), si los labios están comprimidos, entonces el interlocutor está cerrado, con los labios curvados se puede leer un estado de ánimo sarcástico en una persona. A la tristeza y el mal humor las esquinas de la boca caen. La sonrisa es un arma poderosa y ayuda a crear una atmósfera agradable.

La capacidad de manejar los gestos, las expresiones faciales y los movimientos corporales conforma una parte integral de la forma de comunicación, y cuanto mejor se desarrolle, se logrará un discurso más elocuente e interesante.

El conocimiento del lenguaje de señas y la mímica del interlocutor serán una gran ventaja en la conversación y permitirán controlar cualquier situación, incluso si es conflictiva.

¿Cómo desarrollar el habla?

Para mejorar sus habilidades de comunicación, debe considerar las siguientes recomendaciones:

  • Debe leer más literatura clásica (mejor incluso si lo hace en voz alta y con expresión). Y es importante después de leer desarrollar de la mejor forma de nuevo el contenido, evitando palabras indeseables y superfluas. Es bueno que tome notas, o si es posible se grabe, y luego escúche la grabación para analizar sus errores y comprender cómo suena el habla desde el exterior. Debe tener en cuenta no solo el vocabulario en sí mismo, sino también el tono de la voz, la velocidad y el volumen del habla. Puede hacer lo mismo con las películas vistas, su explicación le ayudará a comprender exactamente dónde comete errores y qué debe corregir.
  • Para tener un discurso de altura, es importante nutrir su vocabulario. Para esto, no solo necesita leer libros, sino también descubrir los significados de todas las palabras incomprensibles y desconocidas. Es importante que realice anotaciones en un cuaderno donde escriba las palabras y su significado. Deben ser correctas y coherentes con la situación planteada. Esta o esa nueva expresión aprendida no producirá una impresión positiva adecuada en el interlocutor, si la pronunciación o la expresión está "fuera de lugar".
  • Además de leer literatura clásica, periódicos y revistas, puede resolver crucigramas, estos también amplían el vocabulario con nuevos conceptos. Puede comprar juegos en desarrollo en las tiendas y jugar con amigos (por ejemplo, "adivine la palabra por descripción" y viceversa).
  • El habla no solo debe ser educada, sino también hermosa. Para ello puede usar varias expresiones figurativas, metáforas, epítetos y comparaciones, así como en las poesías. Este es un complemento apropiado que dará fe de la erudición y la educación. Lo principal aquí es no exagerar.
  • Deshacerse de las muletillas. Es uno de los principales criterios del buen hablar. Esto determina la capacidad que tiene una persona para controlar sus palabras, para mantener su seguridad y confianza. Las muletillas más comunes son: en general, bueno, por así decirlo, es más, entre otras. Todas estas frases no tienen ninguna carga semántica, simplemente obstruyen el habla y a menudo interfieren con su percepción. Lo mismo puede decirse acerca de las expresiones del argot, estas son simplemente incompatibles con el habla literaria y elocuente por cuanto deben ser excluidas.
  • Durante la conversación, es importante no solo controlar el contenido del discurso, sino también su entonación. Las palabras importantes que se pronuncian en voz baja y monótona no serán escuchadas y percibidas por el interlocutor, y un discurso serio pronunciado en tono de broma, causará disonancia entre las personas que estan escuchando. Mucho se debe a la entonación. Por ejemplo, un perro no entiende las palabras y sus significados, pero captan entonaciones en la voz del dueño: cuando se les elogia, y cuando se les regaña, en estos casos el tono cambia. Las personas también pueden verse influidas por la entonación, por lo que no se debe llevar este a un segundo plano.
  • Puede entrenarse usted mismo para lograr un hermoso discurso, hagalo delante del espejo y no delante de las personas. Debe recitar un fragmento en prosa, un poema o simplemente describir un evento mientras observa sus expresiones faciales, gestos, la velocidad de pronunciación y la entonación.

Hay otro ejercicio que lo ayudará a usar las palabras correctas de forma rápida y segura. Elija un artículo que se encuentre en la casa como una lámpara, refrigerador, mesa, entre otros, luego active el cronómetro del reloj durante cinco minutos, luego hagalo por más tiempo y hable o describa estos artículos en un discurso claro, coherente, utilizando figuras estilísticas. Al principio no será fácil (cinco minutos para hablar), pero con la práctica cada vez fluiran más palabras rápidamente.  

En última instancia, este ejercicio le ayudará a mantener un discurso de manera elocuente, utilizando un lenguaje apropiado, generando interén en quienes le escuchan y evitar que se distraigan. 

Por lo tanto, al utilizar todas estas técnicas, puede mejorar su manera de hablar, creando confianza y la capacidad de integrarse hábilmente en la sociedad.

Para aprender a realizar un discurso de manera hermosa y elocuente, mira el siguiente video.