Según las reglas de etiqueta ¿Quién debería saludar primero?

De acuerdo con las normas de etiqueta ¿Quién debería ser el primero en saludar?

No importa que tan polifacètica sea la sociedad, ésta no pude ser concebida sin ciertas normas que establezcan patrones de comportamiento. Estas reglas o patrones van orientados a hacer que el individuo se exprese según su cultura, pueda interrelacionarse con otras personas evitando conflictos, promoviendo la confianza entre ellos. Para esto es necesario que se establezcan principios importantes de etiqueta. Saber quién debe saludar primero, cómo despedirse y saber agradecer, le da a la persona grandes ventajas y oportunidades.

¿Cuàles son las reglas aceptadas?

El saludo correcto es importante en todos los aspectos, principalmente porque demuestra la  buena educaciòn en una persona.

El ser descortès, la falta de atenciòn y la rudeza, son inaceptables en las relaciones interpersonales.

A pesar de que la etiqueta es una serie de acuerdos y conseciones, son extremadamente importantes ya que ponièndolas en pràctica, podemos establecer relaciones interpersonales màs satisfactorias. Ser cortés en cualquier situación es normal para alguien que respeta su propio valor y  valora a los demás.

El saludo siempre será diferente ya que tiene sus propios matices según el caso. Saludar puede tener algunas variantes, es decir que podemos hablar de:

  • Saludo amigable.
  • Saludo secular.
  • Saludos de negocios.
  • Saludo no estándar

En la vida diaria se nos presentan muchas situaciones las cuales debemos afrontar con un comportamiento digno. A diferencia de la etiqueta de antaño cuyas normas de conducta eran extremadamente estrictas, para nuestros tiempos se permiten algunas excepciones, dejando ver que los límites de la etiqueta son flexibles.

A pesar de esta flexibilidad, es importante conocer y respetar estas normas ya que un comportamiento que denote por completo la ausencia de estas reglas, puede provocar rupturas y situaciones insostenibles en las relaciones interpersonales.

Reglas de saludos en la comunidad empresarial

Dentro del  mundo profesional, la comunicaciòn es fundamental, y su calidad va a depender del entorno en que se desenvuelva el individuo.  El tener una buena educación, sobre todo a la hora de expresarse y conversar, es muy  importante para mantener una buena imagen en la empresa donde trabaja. Para esto, cada compañía tiene sus propios estándares de conducta y procedimientos establecidos.

Las reglas que son generalmente aceptadas son:

  • En la oficina, el primero en saludar es el colega o compañero que visualiza primero a su par si ambos están en puestos de igual jerarquìa.
  • Si hay una reunión entre el jefe y el subordinado, independiente de que sea hombre o mujer, este último es quien debe dar la bienvenida al jefe.
  • En los casos en los que el Director General o Presidente ingrese a una habitación con sus subordinados, éste debe saludar de primero.

Tanto en el trabajo como en la vida cotidiana, los fundamentos de la etiqueta son importantes, sin embargo, en el àmbito profesional se aplican tomando en cuenta la jerarquìa. Este hecho se debe a las enmiendas realizadas en atenciòn al gènero femenino: en la oficina, es la mujer quien debe saludar en  primer lugar y levantarse al ver entrar al jefe. Sin embargo, hay muchos líderes que no permiten esto y  son los primeros en saludar a las mujeres que sean de cargos menores que él así como a los empleados de una edad más avanzada.

Un apretón de manos en la esfera de negocios siempre es ofrecido a una persona de mayor edad.  Cuando las presentaciones tienen lugar en una primera reunión con algún compañero o empleado nuevo, el primero en saludar con un apretón de manos es la persona a quien se está presentando. De igual forma, al ir presentando a todos los participantes, se debe indicar nombre, título y cargo, por ejemplo: Dr. José Márquez, Director. 

Si estamos sentados, no es recomendable pasar la mano sobre la cabeza de la persona que está a nuestro lado al momento de saludar. De igual forma, nuestras manos no deben estar detrás de la espalda o en los bolsillos del pantalón, esto no se considera de buena educaciòn. Tampoco es recomendable que un apretón de manos en el ámbito laboral o gerencial, sea con ambas manos, esta forma de saludar se deja para el encuentro de personas cercanas o amistades. 

¿Cómo saludar en actos o reuniones sociales?

En nuestra època, no hay ningùn protocolo rígido ya que siempre es necesario saludar dentro de los parámetros de la etiqueta. Dependiendo de la situación se asumen ciertas posturas con las normas de etiqueta:

  1. Según las normas de etiqueta, las personas de la misma edad pueden saludar al mismo tiempo, mientras que los más jóvenes deben ser los primeros y los mayores deben iniciar un apretón de manos. Sin embargo, esta posición a menudo se ignora.
  2. En relaciòn al encuentro entre una mujer y un hombre, el primero en saludar debe ser el hombre, sin embargo, una mujer puede tomar la iniciativa de dar la mano para saludar. La excepción se da cuando en un grupo existe una persona mayor, por lo cual es lógico que la dama muestre respeto.
  3. Si hay un encuentro entre dos parejas, quien inicia el saludo debe ser una de las damas, los caballeros deben mostrar respeto y luego saludar.  Si este encuentro se da en la calle en plena estación invernal, es importante retirarse los guantes al ofrecer y recibir un apretòn de manos. Este gesto denota confianza y buena educación. 

Un saludo es la oportunidad perfecta para iniciar una conversación, obtener informaciòn acerca de algún tema que se requiera e intercambiar novedades.

La cortesía en otros casos

 

Hay un sin fin de situaciones cotidianas que nos proporcionan oportunidades de relacionarnos de forma adecuada con otros miembros de la sociedad.

La relación comprador- vendedor tiene sus propias caracteíìsticas:

  • Un signo de buena educación es cuando se saluda al vendedor al entrar en la tienda.
  • Según las normas de etiqueta, la persona que requiere ayuda o busca algún tipo de servicio es quien debe mostrar respeto en primera instancia.

Sin embargo por razones éticas y en ocasiones mercantiles, los vendedores que ofrecen sus servicios y asistencia son los primeros saludar.

Las personas cuyas actividades profesionales se basan en discursos públicos, siempre reciben primero a su audiencia, ya sea una clase pequeña o una sala grande con estudiantes. En algunas ocasiones, los encuentros laborales previos llevan a flexibilizar las normas de la etiqueta, por ejemplo, si a una clase o discurso asisten estudiantes que conocen al ponente, son ellos los que deben saludar y expresar respeto en primer lugar.

Existen reglas para otro tipo de situaciones:

  • Si un conductor va en su automóvil, debe ser el primero en saludar a la persona que pasa.
  • Caminar hasta donde se encuentre un amigo o conocido parado es una muestra de respeto.
  • Si se llega con retraso a una reunión, se está en la obligaciòn de saludar y disculparse al mismo tiempo.

En relación a nuestros vecinos, aunque no tengamos trato cotidiano con ellos es necesario saludarlos, ya que viven a nuestro lado y por esa razón forman parte de nuestras vidas.

¿Cómo comportarse como invitado?

Cuando uno realiza una visita o recibe visitas, se da pie a la interacciòn de personas de diferentes edades y sexos. 

Al entrar a la casa, se debe mostrar respeto a la anfitriona, después de esta acción se saluda al resto de los presentes, comenzando por las damas. Se puede saludar de forma general moviendo ligeramente la cabeza; el corresponder este gesto con una sonrisa ayuda a generar una atmósfera positiva.

Si hay dos amigos que trabajan en el mismo lugar, y desean saludarse, primero se debe pedir disculpas al resto de los asistentes, después de esto, puede acercarse a su amigo a saludar e intercambiar con él algunas palabras.

Es trabajo de la anfitriona evitar que los asistentes a la reunión que no tengan muchos conocidos, se sientan fuera de lugar o desatendidos mientras transcurre la reunión.

Es indispensable el  intercambiar apretones de manos con todas las personas que se encuentren cerca de usted. Es inaceptable realizar este gesto solo con sus amigos o conocidos ya que para el resto, puede parecer insultante.

Hay otra regla importante: si un invitado viene a una casa, toda la familia debería reunirse con él. El despedir a un amigo que se marcha también debe hacerlo toda la familia.

¿Cómo saludar de forma sincera?

Cuando uno saluda a otra persona, no solo se limita a intercambiar palabras, es importante establecer un canal de empatía con la persona que está cerca de nosotros.

Las emociones se pueden expresar de forma efusiva o sutil, siempre y cuando sean positivas: una sonrisa ligera, apenas perceptible, es totalmente válida.

La entonación de la voz es capaz de transmitir los sentimientos de una persona en su totalidad, y las palabras secas pueden percibirse con desilusión y resentimiento. El tono áspero es inadmisible cuando se observa la etiqueta.

Expresar alegría por alguna situación es válido, sin embargo no es necesario gesticular mucho ya que se considera indecente, pero se puede dar la mano, abrazar a un amigo de manera amistosa o sonreirle a una dama.

Es importante la forma en que se estrechan las manos. Los psicólogos dicen que con esta manifestación de aprobación y respeto, es importante mantener una distancia promedio. El gesto debe ser firme y seguro sin apretar y las manos deben estar secas y abiertas.

Colocar la palma hacia arriba o hacia abajo demuestra superioridad o sumisión. Si la persona está sentada, debe levantarse al realizar este gesto y tres balanceos son suficientes para dejar una impresión positiva.

Una persona inteligente, bien educada, incluso sin tener en cuenta sus ventajas obvias, que consiste en una posición de liderazgo o una edad respetable, siempre saluda primero. Eso demuestra respeto hacia todas las personas a su alrededor, a sus puntos de vista y prioridades individuales del mundo.

Las reglas bàsicas de etiqueta y la forma correcta de saludar, proyectan al individuo.