¿Qué llevar con una chaqueta vaquera?

¿Qué ropa puedo usar con una chaqueta vaquera para lucir moderna y espectacular?

Una chaqueta vaquera es un elemento de vestuario cómodo, práctico y siempre a la moda. Una chaqueta de mezclilla es una sencilla prenda de vestir que no debe faltar en el guardarropa de una mujer. ¿Qué ponerse con una chaqueta vaquera para lucir moderna y espectacular?. Antes de decidir cuál es la ropa que podemos vestir con ese tipo de chaquetas y que color es el que mejor combina, debemos conocer un poco acerca de sus cualidades.

 La chaqueta vaquera, también conocida como chaqueta de: Mezclilla, denim (porque esa tela se originó en el poblado de Nimes al sur de Francia) o jeans, está confeccionada con un tejido a base de algodón muy resistente, por ello, en sus inicios fue utilizada como lona para los barcos y posteriormente como tela para confeccionar ropas para trabajos fuertes, los famosos overoles, entre otros. Por facilidad en la obtención del tinte, su bajo costo y lo apropiado para las labores, el color que se hizo popular fue el índigo, de allí el nombre "blue jeans". Con algunas ligeras variantes, hoy en día se continúa utilizando esa tela para la confección de pantalones y chaquetas, entre otras prendas, inclusive su color índigo continúa siendo el predominante.

Modelos con estilo

El modelo clásico. Este diseño se ha mantenido en la popularidad por mucho tiempo, es el modelo básico que se presenta con una longitud media. Tradicionalmente tiene bolsillos de parche, cuello y botones a todo lo largo de la parte frontal. Esta chaqueta es universal en cuanto a combinaciones de moda, acepta gran variedad de ropas y accesorios como complemento.

El modelo acortado. Esta versión es exclusivamente femenina, el largo de la chaqueta es hasta la cintura, lo que permite a las mujeres estilizar su figura y destacar la forma de los glúteos y las piernas. Además, por su longitud favorece la libertad de movimientos y permite que las combinaciones sean más evidentes, es decir, acentúa el contraste deseado. La chaqueta de mezclilla corta, está diseñada para ser usada en casi todas las temporadas, especialmente en verano porque permite mayor circulación de aire. Esta chaqueta merece una atención especial debido a que puedes lograr cualquier atuendo, dándole originalidad y novedad, sin restringir sus movimientos y sin sobrecargarla imagen. Es ideal para el vestuario de verano, combinado con chiffon exuberante y otros modelos de vestidos frescos.

El modelo largo. Este modelo también está diseñado para mujeres. La chaqueta se presenta con diversas variaciones en cuanto a diseños, puede ser recta o ajustada, tener un elástico en el área del cinturón, inclusive hay modelos a los que se les incorpora una coqueta capucha. La mayoría de los modelos de este tipo de chaquetas se distinguen por tener cuello, sin embargo, podemos encontrar versiones que no lo llevan.

El modelo combinado. Básicamente está confeccionado con mezclilla al que se les adicionan otros materiales que pueden ser: encajes, inserciones de cuero o piezas de otra tela. Estas combinaciones se ubican, generalmente, en las mangas, en la parte posterior o en los lados de la chaqueta, aportándole un toque femenino. A veces los bolsillos se destacan por estar hechos con una tela contrastante.

Una chaqueta de mezclilla blanca. Es un diseño que puede ser representado por un modelo clásico o un modelo corto. El color blanco da la sensación de frescura, por lo que es ideal para lucirla durante el verano. Este modelo se ve muy bien en imágenes cotidianas y románticas simples. Entre los modelos desarrollados para estas chaquetas blancas se observan con mangas de diferentes longitudes. Hay chaquetas con mangas largas, cortas o incluso sin ellas. Son tan versátiles que también se destacan por la presencia de ciertos elementos decorativos que les brindan originalidad y belleza. Por ser de color blanco es muy fácil hacer combinaciones de diferentes tipos, tan solo cambiando la ropa que llevas debajo.

Modelo con capucha. Para las amantes de un estilo deportivo libre tienen disponible este modelo. A menudo, estas chaquetas están elaboradas con una combinación de tela de mezclilla y tejidos de punto gruesos. La ventaja es que puedes jugar con el clima al tener la  opción de llevar la capucha puesta o no dependiendo de las condiciones ambientales. Si eres de las que disfruta de largas caminatas al aire libre, te va a gustar este modelo, sobre todo en la época de brisa fría. Otro detalle importante es que en el borde de las capuchas les colocan insertos de telas o pieles cálidas que le aportan calor adicional, ideal para el período de invierno, además le sirve de decoración porque usualmente les da un toque elegante y hermoso.

Una chaqueta vaquera con un estampado. Este modelo es bastante llamativo, hace que la persona se destaque porque es una prenda que atrae la atención. El estampado puede ser de delicadas flores, inscripciones, dibujos en blanco y negro o color, entre otros. Al elegir un modelo de este tipo, es importante tomar en cuenta que el resto del atuendo debe ser de colores discretos para que no desvíen la atención de la chaqueta. De igual manera, recuerde que el resto de la ropa debe llevar algunos de los colores del estampado para que le brinde armonía. El estampado puede ser elaborado por ti de acuerdo a tus gustos e imaginación. Lo ideal es que no sobrecargues el adorno en la chaqueta porque puede generar el efecto contrario. En caso que no te sientas capaz de diseñar o elaborar el estampado, tienes la opción de buscar un especialista.

El chaleco de mezclilla puede ser corto o tener una longitud clásica. A menudo, especialmente en modelos femeninos, puedes encontrar que están adornados con dibujos, pedrería, inserciones de encaje, etc. Este modelo se ve increíble con camisetas y vestidos de cualquier estilo. Es sumamente femenino.

El modelo aislado. Especialmente diseñado para la temporada fría es este modelo, que tiene en su parte interior un aislante que permite retener el calor corporal. La tela del forro, conjuntamente con el aislante, mantiene el interior de la chaqueta de mezclilla con una temperatura agradable y suave textura. Con la intención de reforzar la retención del calor y además darle un toque especial y elegante, hay modelos que están decorados con inserciones de piel en bordes como el cuello y los puños, algunos de ellos hasta en la parte del borde inferior de la chaqueta. En definitiva, te mantienen protegida del clima frío y a la vez te permiten reflejar una bella imagen.

¿Cómo elegir?

La elección de una chaqueta vaquera no es un proceso tan sencillo considerando la gran diversidad de modelos que están en exposición en las tiendas, unas más bellas que otras. Aparte del gusto del cliente en cuanto al estilo, color preferido y la presencia o no de decoraciones, hay que considerar la temporada en la que lo piensas usar para definir si es acolchado y cual forro tiene o si por el contrario debe ser fresca y ligera; cual es su contextura, es decir, las mujeres curvilíneas tienden a verse mejor con ciertos modelos en particular y la estatura de la persona nos conduce a definir el largo de la chaqueta, si el modelo debe ser corto o largo.

Determinar el modelo

Entre la variedad de chaquetas, encontramos de diferentes longitudes como son: cortas, intermedias y clásicas. Como ya mencionamos, muchas veces la selección se hace en función del gusto del usuario, no obstante, hay que tener en cuenta la estatura de la persona que la usa, por ejemplo, las chaquetas cortas son las más adecuadas para mujeres de baja estatura, visualmente dan la impresión de ser más altas de lo normal, mientras que las mujeres altas si pueden vestir las chaquetas que son del tipo largo, aparte de las cortas. En otras palabras, para las mujeres de baja estatura y delgadas es preferible buscar un modelo corto porque le permite estilizar y aparentar un alargamiento de la silueta.

Las chaquetas confeccionadas con tejidos que se expanden permiten destacar la forma de la usuaria. Es decir, las jóvenes altas y delgadas pueden optar por usar chaquetas ajustadas y les hace lucir muy bien. De igual manera, si eres de las mujeres del tipo curvilínea que les gusta mostrar su figura, también puedes seleccionar una chaqueta confeccionada con telas que se expanden.

En el caso de que tengas sobrepeso y no quieras destacar tu figura, puedes optar por modelos a base de algodón que se mantienen firmes. También puedes escoger una chaqueta con estilo recto y cortes en los lados cuyas costuras sean verticales y los bolsillos solo deben estar en las costuras laterales y ser de formas verticales. La longitud de la chaqueta va a depender de tu deseo de destacar la figura, en este caso, puedes centrarte en mostrar las caderas u ocultar lo que consideres defectos. En cualquier caso, la chaqueta no debe obstaculizar el movimiento, debe ser cómoda, independientemente del tipo de tejido y modelo utilizado. Estas consideraciones ayudarán a alargar visualmente la silueta y hacer que una mujer con formas curvilíneas luzca más delgada y estilizada o sencillamente se sienta satisfecha mostrándose tal cual es.

Elegir color

Tradicionalmente, el índigo es el clásico color azul de la chaqueta de mezclilla. Precisamente por llevar ese tono, que puede ser considerado neutro, es que esta chaqueta se puede combinar perfectamente con muchas piezas del guardarropa, por ello se considera que es la elección perfecta. Permite definir una gran variedad de imágenes casuales tan solo cambiando la ropa que lleves en ese momento. Por su parte, la chaqueta blanca por su sencillez y sensación de frescura es adecuada para el período de verano y también es muy versátil a la hora de buscar combinaciones.

Específicamente para los modelos femeninos, podemos ver en exhibición una amplia variedad de colores brillantes entre los cuales están: turquesa, púrpura, rojo, etc. Para su selección, debe considerar la ocasión en que lo va a usar, es decir, si es para trabajar entonces busca un estilo serio, elija un color discreto, para que las personas se enfoquen en usted y no en la chaqueta que está llevando. Para el resto de las ocasiones, puedes decidir por los colores brillantes, pero siempre enfocados en estilo sencillo. Por otra parte, al momento de escoger la chaqueta de mezclilla es bueno tomar en cuenta con que atuendo la vas a combinar, porque a diferencia de la tradicional chaqueta azul u otros colores como el negro o blanco, que también son neutros, tienes que jugar con los colores de la ropa para lograr una bella combinación.

Las chaquetas vaqueras con colores pastel son agradables a la vista y tienen la ventaja de que son adecuadas para todas las mujeres. Ahora bien, en los casos en que tengas sobrepeso y te decidiste por una chaqueta que tenga tela estampada con un patrón pequeño o inclusive con figuras geométricas grandes, entonces es preferible seleccionsr aquella que tienen un arreglo de tendencia vertical porque tiende a estilizar la figura. Cuando ya ha decidido el modelo adecuado de la chaqueta

Elige un tono

El tono que escojas tiene que ver en gran medida con el color de tu piel y contextura, aunque también está afectada por la estación climática. Para ello, lo más recomendable es que te pongas la chaqueta seleccionada según tu criterio o gusto y observes si ese tono te favorece, te hace ver radiante. Por otra parte, para las mujeres con sobrepeso sugieren tonos oscuros que estilizan la figura.

Definitivamente, al elegir una versión azul, no estás definiendo exactamente el tono que quieres porque hay una amplia gama de tonos azules, por ello, a menudo surge otra pregunta. ¿Cuál de los tonos de azul es el adecuado para mí? La mejor opción es un tono promedio entre azul oscuro y claro. Ese tono clásico siempre está de moda, se ve elegante y combina con muchos otros colores en la ropa.

Decidir sobre la necesidad de forro

En la mayoría de los casos, las chaquetas de mezclilla no están forradas, por supuesto, las opciones de verano no lo necesitan. Estas chaquetas protegen del clima sin aportar calor, por ello pueden ser usadas durante la temporada de calor. Sin embargo, durante las estaciones frías o muy frías, es importante ir seleccionando forros suaves y cálidos, así como la incorporación de aislantes térmicos. La ventaja de estas chaquetas es que se adaptan fácilmente a este tipo de variaciones.

Hay modelos que llevan aislamiento con tela de franela, ideal para las noches bastante frescas, sin embargo, su apariencia no les agrada a muchas personas. Durante la temporada fría, puede utilizar un modelo de chaqueta de mezclilla que lleva un forro de piel de oveja. Esos modelos se ven bien, son considerados duraderos y cálidos. Estas incorporaciones también aplican para las chaquetas que tienen capuchas, las cuales pueden tener forros que añaden confort.

Decidir si se necesita decoración

Para sentirte a gusto debes definir tu estilo. Si quieres decorar tu chaqueta, ¿Necesitas pedrería, cadenas, flores, encaje o algún otro detalle en particular? Debes tomar en cuenta en qué momento vas a usar tu chaqueta, es decir, para un ambiente informal, cualquier opción se adapta perfectamente, mientras que para lugares con una apariencia casual pero seria, es mejor elegir el modelo clásico habitual. Uno de los estilos de moda reciente son los modelos de tela desgarrada o desgastada. Con la finalidad de generar estilos, que satisfagan los exigentes gustos de las mujeres que quieren lucir modernas y hermosas, se crean diseños con decoraciones ingeniosas sutiles o llamativas.

Califique la conveniencia y calidad del producto.

Antes de hacer la compra definitiva, debes ser un poco exigente con relación a la prenda que vas a adquirir, ¡Vístela! ¡Muévete! Lo ideal es que te sientas cómoda, con libertad de movimientos y a gusto con tu apariencia. Mírate en un espejo, si la imagen que vez es radiante, es otro punto a su favor. No hagas una selección apresurada, considera la ocasión en que lo vas a usar y que posibilidades tienes para combinarla.

En cuanto a la calidad, es importante hacer una revisión completa a tu hermosa chaqueta de mezclilla. Presta atención a las costuras y puntadas, deben ser lisos, sin hilos salientes. Los botones deben estar firmes y ser fáciles de ajustar. Si el producto tiene una cremallera, es importante verificar su funcionamiento. La calidad de la tela es importante, si tienes referencia acerca de los fabricantes, también puede ayudar en tu selección.

¿Qué ropa combina con una chaqueta vaquera?

La gran ventaja que tiene la chaqueta vaquera es que es fácil de combinar, no obstante, hay ciertas prendas de vestir que son más favorables. La imagen que pueden generar son realmente agradables, por supuesto, deben ser consideradas en función de la ropa que tengas en casa. Entre los posibles acompañantes de la chaqueta de mezclilla tenemos: pantalones casuales de cualquier tipo, faldas rectas de longitud media y debajo de la rodilla, vestidos largos, vestidos veraneros rectos o amplios y faldas anchas, entre muchos otros.

Pantalones vaqueros

Si quieres vestir con la chaqueta y el pantalón de mezclilla al estilo vaquera, es aconsejable que no sean del mismo color porque luce monótono y está fuera de moda. Para favorecer la armonía de la imagen, lo principal es elegir un jeans de un color diferente al de la chaqueta.

Por ejemplo, los pantalones de mezclilla azul marino se ven muy bien con una chaqueta azul índigo o más claro. La imagen se puede complementar con una camiseta o franela. Los zapatos pueden ser de cualquier tipo, desde zapatillas y zapatos cómodos hasta elegantes zapatos con tacones.

Pantalones casuales

Con una chaqueta de mezclilla tienes muchas opciones de pantalones con que complementar. Para las jóvenes pueden ser pantalones de punto o cuero. Los pantalones de color caqui también combinan perfectamente y lucen muy bien, inclusive con cualquier tono de la chaqueta de mezclilla. Recuerda que estas chaquetas se caracterizan por ser de estilo informal, por lo tanto, unos de los pocos pantalones que debes evitar son los elegantes.

Para el verano, con tu chaqueta puedes usar pantalones cómodos hechos de materiales naturales de tonos claros, también combinan perfectamente los que son confeccionados con telas muy ligeras y frescas. Las fanáticas de los colores brillantes pueden elegir pantalones de color burdeos, rojo, amarillo u otros colores.

La chaqueta vaquera es tan fácil de combinar que también están permitidos los pantalones estampados.

Leotardos

Las amantes de la moda ya tienen una nueva opción muy cómoda: chaqueta vaquera con leotardos (leggings), esos pantalones elásticos que se amoldan a tu figura y te ofrecen plena libertad de movimientos. Este conjunto puede ser complementado con una camiseta larga o una blusa. Una opción conveniente para llevar en los pies son los zapatos de deporte o zapatillas de ballet cómodas. También es posible llevar unos zapatos con tacones según la ocasión, por ejemplo una cita romántica, para ello tienes que adecuar las decoraciones que complementen tu atuendo.

Pantalones cortos

Una chaqueta vaquera con shorts (pantalones cortos), forman una combinación espectacular de verano para las bellas jóvenes. Los shorts pueden ser de cualquier tipo: cuero, algodón, mezclilla, etc. Al elegir un modelo de pantalones cortos de mezclilla, recuerde que debe elegir un tono diferente del color de la chaqueta para que destaque. En general, los pantalones cortos pueden ser de cualquier color o diseño de estampado.

Vestido

Cualquier modelo de vestido se verá increíble con una chaqueta vaquera. Larga y fluida o corta y exuberante, inclusive con el largo mini. Con el tipo de zapatos tampoco hay problema, pueden ser de cualquier estilo. Para pasear, puedes llevar sandalias bajas. En una cita romántica, las sandalias de tacón son las apropiadas.

Para los modelos de vestidos de verano muy largos, la chaqueta más adecuada es la acortada. Las mangas enrolladas se suman a la imagen de la informalidad y la coquetería.

La combinación de un vestido y una chaqueta vaquera se ve delicadamente femenina y un poco audaz. Puedes lograr una imagen realmente espectacular cuando coloques, sobre tu vestido de gasa o con encaje blanco, una chaqueta de mezclilla.

Con un vestido de vaina, puedes usar un modelo de chaqueta del tipo corto. Para complementar, un bolso pequeño y zapatos con tacones le imparten una imagen armoniosa, con un toque innegable de elegancia.

Falda

Maxi

Las faldas largas se ven elegantes y sofisticadas con una chaqueta vaquera. La falda puede ser unicolor o estampada, la elección del color es libre y solo está limitada por su gusto personal. El complemento ideal para una falda, en este caso, sería una camiseta blanca o una franela. Los zapatos cómodos sin tacón, le dan un toque armonioso a esta imagen.

Cuero

Una hermosa falda de cuero es una combinación perfecta con una chaqueta vaquera en aquellas mujeres que siempre visten a la moda. El complemento de una delicada blusa le da un toque espectacular. Los zapatos pueden ser de cualquier estilo, desde zapatillas hasta zapatos elegantes con tacones. Como puedes ver, la imagen es bellísima, imposible pasar desapercibida con este atuendo.

Corta

Una falda corta en combinación con una chaqueta vaquera crea una imagen linda y femenina. Puedes escoger colores brillantes, con estampados, delicados colores pastel o con encajes. Solo es cuestión de imaginación y estilo. Puedes lograr combinaciones espectaculares que te harán sentir bella.

Combinaciones de colores y estampados

Cuadros

La opción de moda en el estilo casual es una chaqueta de mezclilla con un vestido o una camisa a cuadros. En combinación con unas zapatillas deportivas puedes conseguir una apariencia cómoda para todos los días. Unas botas marrones y accesorios adecuados, pueden crear una imagen al estilo vaquero.

Estampados de flores

Con una chaqueta de mezclilla, el estampado de flores delicadas da una combinación interesante, expresa contraste y armonía al mismo tiempo. Los vestidos, faldas y pantalones con motivos florales, en combinación con una chaqueta vaquera, destaca los rasgos femeninos y delicados. En estos casos, la chaqueta vaquera debe ser unicolor para no sobrecargar la imagen, de igual manera, si la chaqueta es de un color diferente de azul, negro o blanca, lo ideal es que la chaqueta sea de uno de los colores que destaca en el estampado para obtener una imagen armoniosa.

Guisante

Los "guisantes" coquetos en combinación con una chaqueta vaquera se ven refinados y expresivos. Con este atuendo no vas a pasar desapercibida.

Rayas

Las rayas siempre están de moda. Una chaqueta vaquera puede ser el complemento perfecto para una camiseta con chaleco en combinación con faldas, pantalones cortos o pantalones largos decorados con rayas. Los modelos pueden ser diferentes desde el punto de vista del color de las rayas y el ancho de las mismas, inclusive, la misma ropa puede tener franjas de diferente grosor. Recuerda tomar en cuenta las combinaciones de colores para que luzca especial.

Color blanco

La mejor combinación, o por lo menos la más llamativa, es la de una chaqueta clásica de mezclilla con un complemento blanco. En la temporada de verano, los atuendos que consisten en vestidos blancos por completo, se ven frescos y elegantes, si además, le colocas una chaqueta de este tipo creas una combinación excelente. Los accesorios que incluyas en esta combinación pueden ser variados y, en términos generales, cualquiera se adapta muy bien.

Otros colores

No solo es importante escoger con que ropa puedes combinar tu chaqueta de mezclilla. Como hemos visto en los párrafos anteriores, también es relevante el color de la chaqueta y de la ropa que llevas puesta o te piensas poner. Con la finalidad de mostrar una apariencia armoniosa es primordial tener mucho cuidado con la combinación de colores.

La chaqueta vaquera va bien con delicados tonos pastel. El gris, por ejemplo, es una buena combinación. Las fanáticas de los colores brillantes pueden combinar una chaqueta vaquera con casi cualquier color, sin embargo, es recomendable no exagerar con el brillo. Por ejemplo, cuando elija un pantalón amarillo con una chaqueta de mezclilla, lo mejor es que te pongas una camiseta o camisa blanca. Así restablecerás el equilibrio y la armonía de la imagen.

Aunque la chaqueta e mezclilla clásica, con su color azul tradicional, es muy fácil de combinar por tener un tono neutro, es un requisito importante a la hora de decidir la combinación, considerar el color de la pieza de ropa de la parte superior y de la inferior porque la imagen no es solo la chaqueta, es toda la ropa como tal. Si la pieza de la parte superior es unicolor, entonces la parte inferior de la ropa debe ser uno o dos tonos más clara o más oscura. Por otra parte, si la parte inferior tiene varios colores, por ejemplo estampado, sin importar si es sencillo, algunos de esos tonos debe estar presente en la parte superior de la ropa. Por supuesto, en el caso contrario, cuando la parte superior tiene varios colores, aplica el mismo criterio. Tomando en cuenta estos detalles vas a lograr una imagen armoniosa.

Lo que no debes ponerte

Como ya hemos visto anteriormente, la chaqueta vaquera por su estilo y tipo de tela, es muy fácil de combinar con otras piezas de ropa como faldas, pantalones y vestidos tanto largos como cortos, así como también con diferentes colores, estampados o sin ellos. Pero aún así, hay ciertas excepciones que debes tomar en cuenta. Por ejemplo, no uses una chaqueta e mezclilla con:

  • Pantalón clásico.
  • Falda lápiz (también conocidas como falda tubo).
  • Vestidos cortos de lana.

¿Cómo debes llevarla?

Al elegir un atuendo, es importante recordar que una chaqueta vaquera es una prenda de vestir en un estilo informal. Esta chaqueta no es adecuada para la oficina, a menos que la empresa no tenga establecido un código particular de vestimenta, en estos casos la puedes usar pero tratando de llevar una ropa menos informal y acompañado con unos zapatos de tacones altos.

Cuando te quieras poner una chaqueta de mezclilla, recuerda que puedes dar libertad a tu imaginación según tu estilo, combinando con ropas de diferentes colores y texturas, usarla abotonada o desabrochada, enrollar las mangas y añadirle accesorios. Cada una de estas opciones le hace crear una apariencia particular que puedes definir según tus gustos, sin embargo, es importante tener en cuenta no sobrecargar la imagen con demasiados detalles.

Solo es importante recordar las reglas de la combinación de dos ropas de jeans, que no tengan el mismo color y no mezclar muchos colores brillantes.

Además, si la chaqueta ya tiene un acabado brillante, tenga cuidado con las decoraciones. Lo mismo ocurre con las chaquetas estampadas, ya tienen suficiente decoración para que lo sobrecargues con otros accesorios. En estos casos, una franela o blusa unicolor logra dar un toque armónico a la imagen.

Insistimos en que las ropas confeccionadas con telas de mezclilla son de un estilo informal, por lo tanto, los zapatos deben coincidir con ese estilo. Los que se adaptan mejor son los zapatos informales, zuecos, sandalias y botas, todos deben ser de tacones bajos o hasta una altura moderada. Los bolsos también deben combinar para que el estilo sea completamente armónico. De hecho, hay bolsos que son confeccionados con el mismo tipo de tela de la chaqueta.

Imágenes de moda

La combinación de esta falda de cuero acampanada con una chaqueta vaquera azul crea un aspecto juvenil interesante. La camiseta blanca con un estampado de verano le da ese toque refrescante, necesario para la temporada. Tanto los zapatos negros como el bolso complementan armoniosamente el estilo. El toque final es el collar brillante que destaca la feminidad y el refinamiento.

En este caso, la combinación de un vestido beige de tela suave que llega hasta el suelo y una chaqueta vaquera, es una solución elegante. Las zapatillas blancas se adaptan armoniosamente a un aspecto casual, cómodo, con un toque de elegancia. El pañuelo azul, atado delicadamente en una mano, es un buen accesorio que muestra buen gusto. El complemento perfecto es el bolso azul oscuro.

Este estilo les luce muy bien a las jóvenes delgadas. La combinación clásica de negro y azul se presenta espectacularmente con pantalones cortos y una camiseta con estampado brillante, observe el fabuloso contraste de los colores. Los zapatos y el bolso con el mismo tono encajan armoniosamente en la imagen.

Si lo que buscas es una opción delicada y femenina, este vestido blanco como la nieve que llega hasta el piso, con una chaqueta de mezclilla azul se ve moderna y elegante. La delgada correa marrón está en armonía con el pequeño bolso. En este caso, un mínimo de joyas sencillas y discretas, son la elección correcta. Con estos adornos es suficiente para lograr los objetivos deseados.

En esta imagen podemos observar que la joven lleva pantalones negros ajustados y una camiseta blanca estampada, las cuales complementa con una chaqueta vaquera a la que se han incorporado unas cuentas. La decoración de la chaqueta le da un toque de elegancia a este aspecto casual. Unas botas cómodas y un bolso negro terminan de completar esta imagen.