Tendencias de moda en gabardinas para el verano

Tendencias de moda en gabardinas para el verano 

En la época de verano cuando hace mucho calor, la costumbre es usar prendas de vestir delgadas, frescas y lo más livianas posible. Sin embargo, incluso en estos días el clima puede cambiar y puede hacer un poco de frío debido al viento o la lluvia, y es necesario contar con alguna pieza que proporcione abrigo y protección.

Ante estas situaciones de cambios bruscos e inesperados en el clima, la mejor solución es tener en el armario una buena gabardina. Siempre se ha pensado que las gabardinas son prendas ideales para la época de otoño o invierno, pero ya no, ahora son una prenda esencial en el guardarropa de todos y se pueden usar sin importar la época del año.

En esta temporada, los diseñadores de moda recomiendan prestar atención a las elegantes gabardinas confeccionadas especialmente para el verano. El corte y estilo de las gabardinas de verano no se diferencian mucho de los modelos creados para el otoño o invierno, la diferencia entre estos modelos radica en el tipo de tela o tejido utilizado en su elaboración. Las gabardinas de otoño o invierno se fabrican principalmente para proporcionar calor y comodidad, mientras que las gabardinas de verano tienden a ser más ligeras.

Las gabardinas de verano se fabrican a partir de telas menos densas y delgadas, simplemente para protegerse del clima, no como abrigo. En el presente artículo daremos a conocer los modelos y estilos más populares en esta temporada de garbardinas para verano y con qué se deben combinar para lucir siempre a la moda.

Estilos de moda en gabardinas de verano 

Para esta temporada de verano, una opción ganadora es una gabardina ligera de corte clásico. Este modelo de gabardina presenta un corte sencillo y elegante, recto en los hombros y una doble línea muy coqueta de ojales para los botones. Asimismo, están de moda las gabardinas con una capa hecha en tela liviana, así como también las tradicionales gabardinas confeccionadas con material transparente y que es más parecida a un impermeable.

La tendencia favorita de esta temporada son los modelos de gabardinas en telas brillantes con una gran cantidad de aplicaciones decorativas. Los expertos en moda afirman que para el próximo verano las gabardinas con diversas variantes en los modelos estarán a la vanguardia.

A continuación se presentan los modelos de gabardina que estan de moda esta temporada:

Gabardina sin cuello

La gabardina sin cuello no pasa de moda, este estilo tiene varias características distintivas como las mangas cortas hasta el codo, escote de cuello en "V", distintas longitudes, corte libre, ausencia o presencia de un cinturón. Además, las mangas de estos modelos pueden ser acampanadas o complementadas con una banda de goma, para un mejor ajuste.

Gabardina sin mangas

Para los expertos en moda el modelo clásico de gabardina sin mangas se convertió en un verdadero éxito de esta temporada de verano. Este tipo de gabardina se asemeja mucho a un chaleco largo, un cárdigan o una chaqueta sin mangas. El modelo puede tener o no una capucha, pero siempre manteniendo una imagen de elegancia. Por lo general, ya existen modelos con un estilo similar pero sin cuello, y para el próximo verano las mujeres podrán hacer alarde de estas creaciones con un cuello cruzado.

Gabardina tradicional

Por lo general, las gabardinas de corte tradicional suelen usarse ​en la temporada de temperaturas bajas, ya que están hechas de tejidos tradicionales y densos haciendolas bastante cálidas.

Los diseñadores ofrecen y muestran en las últimas colecciones de gabardinas modelos más ligeros que una bata de algodón, con cinturón y bolsillos con parches.

Materiales de las gabardinas de verano

La diferencia principal de las gabardinas que se usan en otoño o invierno y las gabardinas de verano se centra en el material que se emplea en su confección. Generalmente, las gabardinas en todas las estaciones tienen el mismo modelo y estilo, solo se diferencian en la funcionalidad de la tela. Las gabardinas de verano no llevan forro interior por lo que son más ligeras, no son demasiado calurosas y permiten protegerse en los días lluviosos y en las tormentas de verano.

Además de utilizar el algodón tradicional para la confección de las gabardinas de verano, también se emplean otros materiales como encaje, seda, lino, entre otras telas. A continuación se presenta en detalle las características de estos materiales:

Lino

Las gabardinas hechas de lino son increíblemente livianas y robustas al mismo tiempo, pero si están hechas con 100% de lino presentan un inconveniente y es que se arrugan fácilmente. Debido a esto, es muy poco frecuente que se emplee el lino en su forma pura y se prefiere complementarlo con tejidos de fibras sintéticas.

Seda

Las gabardinas confeccionadas en seda tienen una textura muy lisa y ligeramente brillante. Estos modelos son increíblemente prácticos y duraderos, especialmente si se siguen todas las reglas para su cuidado y mantenimiento. Las gabardinas de seda son fáciles de lavar, para remover pequeñas manchas solo basta frotar la mancha con un bastoncillo de algodón y, para manchas más graves es suficiente lavarla con agua tibia.

Tejido de punto

Las gabardinas hechas con tela viscosa como el rayón o fibras acrílicas harán que su imagen sea lo más original y elegante posible. En apariencia, este modelo se parece más a un cárdigan convencional, pero si se complementa con enormes botones y una capucha, el look general cambiará completamente y resultará un estilo más osado y atrevido. La gabardina de punto es la que mejor se ajusta a la imagen de verano, especialmente si está tejida a ganchillo o con patrones de agujeros grandes.

Encaje

Este tipo de gabardina traduce a la perfección la típica imagen de verano y además otorga un toque de romanticismo al look completo. Su corte puede ser clásico o más parecido a un suéter largo. A menudo, el encaje se combina con otros materiales, lo que hace que el modelo sea aún más interesante y atrevido desde el punto de vista estético.

Colores actuales de las gabardinas de verano

Los tonos más populares son los brillantes y sólidos. Los diseñadores predicen que en la proxima temporada la tendencia apunta a los colores verde limón, melocotón, lavanda y tonos cereza. Los colores pasteles no estarán tan a la vanguardia de la moda, aunque pueden haber sus excepciones.

Siempre habrá preferencia por los colores suaves como el beige, marfil, rosa claro y naranja pálido.

¿Cómo elegir la gabardina adecuada?

Como en todos los casos que se eligen diversas prendas de vestir, la elección de la gabardina adecuada va a depender completamente de sus preferencias personales. Si le gusta usar vestidos largos hasta el piso o pantalones, es mejor dar preferencia a modelos de gabardinas más largos. Pero, hay que tomar en cuenta que las gabardinas de corte clásico se ven mejor si son cortas, es decir, con una longitud hasta la mitad de la rodilla o un poco más arriba.

¿Cómo combinar una gabardina de verano?

La gabardina de verano se puede usar con cualquier tipo o modelo de vestidos de verano, pantalones, faldas o incluso con pantalones cortos. Es importante recordar que si va a combinar la gabardina con una falda o un vestido, se debe elegir un modelo más largo que la falda o vestido, de modo que el dobladillo del vestido quede completamente cubierto por la gabardina.

Crear una imagen con mucho estilo

Para armar una imagen glamorosa se recomienda equilibrar audazmente el color de la ropa con la gabardina. Los diseñadores aconsejan elegir opciones de gabardinas que ayuden a contrastar la tonalidad del atuendo básico.