Pijamas para recién nacidos

Pijamas para recién nacidos

Para una mujer el embarazo es una de las etapas mas maravillosas de su vida. Durante esta etapa la mujer está dedicada al cuidado del bebé que está en su vientre y de si misma . De igual manera, la futura mamá durante este tiempo va preparando todo lo necesario para el bienestar y comodidad del bebé para cuando ya esté en sus brazos. Entre muchas de las tareas que realiza esta una de especial encanto y emoción, que es escoger la ropa del bebé, esta tarea hay que realizarla con mucha dedicación y entrega, ya que es una de las necesidades prioritarias del bebé.

El comportamiento y el estado de ánimo del bebé en los primeros meses de vida dependen no solo de la cantidad de alimento consumido, sino también de un buen sueño. El niño debe dormir en paz y comodidad. Y una comodidad adecuada se la proporcionará un pijama cómodo y ligero que le resulte placentero. Aunque existen muchas prendas de vestir para los bebés recién nacidos, este artículo esta orientado a proporcionarte algunas sugerencias para escoger una pieza necesaria y que utilizan a diario: "un pijama". 

Características y beneficios

Para los recién nacidos solo hay un modelo de pijama, que tiene varias características. La principal ventaja de los pijamas para bebés es que tienen el formato de un mono que no se desliza, desabrocha y de ninguna manera interfiere con su piel. En segundo lugar, son fáciles de cambiar, quitarlas y ponerlas, esto es muy importante porque en los primeros días de vida del niño, tendrás que cambiarlo varias veces al día. En tercer lugar, un pijama cómodo no se ajustará demasiado a su cuerpo y permitirá libertad a sus movimientos como estirar brazos y piernas.

Un beneficio adicional que tiene un pijama es que permiten al bebé recién nacido estar protegido y mantener la temperatura de su cuerpo, ya que en ese momento aún no la regulan muy bien. También, al momento del cambio de pañal un pijama resulta muy práctico, dependiendo del modelo, si se mancha sólo tendrás que cambiar una parte del mismo.

Para muchas madres, utilizar un pijama para abrigar al bebé es la opción mas recomendable, para resguardarlos del frío, ya que cubrirlos con mantas para dormir puede representar algunos riesgos. De igual manera, los materiales utilizados para fabricar pijamas por lo general están diseñados para evitar alergias en la delicada piel del recién nacido.

 

Es necesario saber que una sola pieza de pijama no será suficiente. Se recomienda comprar al menos 4-5 piezas. Esto se debe al hecho de que una pieza estará en el niño, las otras dos estarán en la sala de secado, y un par más puede ser útil en cualquier momento.

Por último, vale la pena mencionar que es necesario elegir cuidadosamente desde el principio. Después de todo, estas prendas, desafortunadamente, no pueden ser devueltas. Por lo tanto, si no tiene supersticiones sobre compras antes del nacimiento de un niño, entonces no compre toda la ropa a la vez. Muchas cosas pueden ser pequeñas.

¿Cómo elegir y qué buscar?

Para realizar una buena selección de pijamas para el bebé, es necesario considerar diferentes aspectos que beneficiarán principalmente al niño. Ahora bien, es necesario decir de inmediato que debes olvidarte solo de la ropa hermosa. Por supuesto, debe ser agradable y bonita, con seguridad escogerás aquellas de acuerdo a tus gustos y preferencias, pero el punto más importante a la hora de elegir es el material y la calidad del pijama.

El tejido es un aspecto de mucha relevancia al momento de optar por un pijama, es necesario que sea de fibras naturales, como por ejemplo: el algodón, seda, lana, entre otros.  Este tipo de tejido permite que la delicada piel del bebé transpire y la humedad se evapore, evitando así complicaciones como alergias o irritaciones. Evita en lo posible telas sintéticas.

Como ya mencionamos anteriormente, serán incontables las veces que tendrás que cambiar la ropa al bebé, por lo cual es recomendable que sean prácticas al momento de quitar o poner. Es por esto que se sugiere escoger prendas con broches o botones de arriba hacia abajo, ubicados por delante o por detrás de la ropa. Descarta en lo posible aquellas prendas que se colocan por la cabeza para evitar incomodarlo. Tomar en cuenta este detalle le facilitará la vida tanto al bebé como a los padres. 

 

La tela debe ser necesariamente natural, porque la piel del recién nacido es sensible a todas las cosas. Los productos hechos de algodón o satén se adaptan perfectamente para el período de verano. Por estas telas pasa perfectamente el aire, lo que significa que el cuerpo respirará. Para el invierno, es mejor comprar pijamas de lana o franela.

 

El modelo debe ser de corte libre, para que el niño no se sienta incómodo. Preste atención al hecho de que no haya costuras gruesas, masivas y una decoración convexa. Los cierres siempre se deben coser, y los botones se recomiendan planos. Las mamás, por supuesto, quieren hermosos pijamas de encaje, que están decoradas con varios apliques y bordados. Sin embargo, dichos elementos solo pueden interferir con el bebé, por lo tanto, piense ante todo en la comodidad.

Hay que mencionar también, que aunque quieras comprar muchas prendas de vestir para tu bebé, la realidad es que estos crecen muy rápido y cambian de peso de manera vertiginosa, es decir, que la ropa de recién nacido le queda bien durante corto tiempo y aunque es comprensible que desees verlo con ropa a su medida, bastará con comprale sólo unas cuantas piezas. En este sentido, es buena idea comprar también otras tallas que puedan durarle mucho más tiempo. 

Al elegir una prenda puedes considerar algunas que lo estimulen y llamen su atención o lo calmen según sea el caso, elije colore, diseños, texturas adecuados para descubrir sus primeras emociones. Adicionalmente, deberás diferenciar entre pijamas de verano y de invierno, para escoger con presición los tejidos oportunos. Para las noches de verano es aconsejable pijamas ligeros y con las prendas necesaria, mientras que para las noches de invierno, debes asegurar que la ropa cubra las demandas de calor indispensables, dejar al bebé bien abrigado, y si es necesario utilizar piezas complementarias como gorros y manoplas.

Encontrarás pijamas hermosos y originales que pueden tener un dibujo o algún tipo de impresión. No necesitará otros elementos y decoración adicional. Lo principal es que el dibujo sea suave y agradable. No compre pijamas con la imagen de terribles héroes múltiples o personajes de la película. Aún cuando sea su personaje favorito Batman o Shrek pueden asustar aunque en las pantallas sean amables.

Para concluir, antes de realizar las compras para el bebé haz una lista de lo que realmente necesitas, piensa en tu economía, puede resultar difícil no complacer todos tus impulsos, sobretodo si es eres mamá por primera vez, sin embargo, es recomendable consultar precios. Además, debes pensar que muchos de los obsequios que recibirá el bebé será para esas primeras semanas de vida.

 

No compre un pijama del tamaño exacto,  porque el niño crecerá bastante rápido. Además, como se mencionó anteriormente, estas prendas de vestir solo obstaculizan el movimiento. Recomienda comprar pijamas al menos una talla más grande.

Modelos populares

Para los recién nacidos, el pijama más conveniente es un slip. Estos son monos hechos de materiales para dormir naturales, que pueden tener diferentes elementos de sujeción y algunos otros detalles. De hecho, llamarlos resbalones es un nombre no oficial utilizado por las madres. En la tienda, un producto de este tipo puede denominarse sliders, overalls o simplemente pijamas. Son ideales para las primeras semanas de vida del bebé, ya que debemos cuidar su temperatura.

Este es un modelo increíblemente conveniente, porque el niño en esta prenda no se incomoda. Los pantalones o una camiseta no se corren porque están conectados. Lo principal es elegir los cierres correctos.

Los modelos más recomendados

Pijama con botones

En este modelos de pijama, los botones se encuentran desde el cuello hasta la parte inferior de las piernas. Esta es una opción muy conveniente para bebés de hasta tres meses. Es una prenda muy fácil de quitar y poner sin esfuerzo de su parte o para el bebé. Estos estilos pueden hallarse de piernas cerradas o abiertas. Por primera vez, es mejor tomar la primera opción, porque mantendrán al bebé calientito y ayudarán a que el pañal se sostenga mejor. A medida que crece puedes evaluar la segunda opción que igual resulta beneficiosa.

 

Pijamas con cierres

Por lo general, los cierres están ocultos por una línea adicional que ayuda a evitar el contacto con la delicada piel del recién nacido. Esta es también una opción muy conveniente, sin embargo, a muchas mujeres no les gusta. En primer lugar, las madres creen que el cierre puede romperse, lo que causaría muchas incomodidades al niño y a la madre. Y en segundo lugar, algunos temen que un cierre pueda presionar accidentalmente el cuello del bebé repentinamente.

Pijamas con botones desde el cuello hasta una de las piernas

Todo un modelo original, que también es muy ventajoso. Se recomienda para niños de 3 meses. El pijama se quita fácilmente, lo cual es muy beneficioso para vestirlo con frecuencia durante el día. Y los botones planos no interferirán con su bebé.

Pijama manta

Este modelo de pijama pueden ser tipo "saco de dormir", es cerrado y lo cubre hasta los pies. Son adecuados para protegerlos en invierno, con esta pijama no tendrás que preocuparse si el bebé se mueve mucho, ya que por mucho que lo hagan no quedarán al descubierto. También se puede utilizar de "sobrepijama". 

Pijama dos piezas

Es un modelo de pijama muy clásico para los recién nacidos. Resulta muy cómodo al momento de cambiar el pañal,  porque sólo debes retirar la parte inferior. Puedes conseguir con la parte del mono, abierta o cerrada en los pies, no se corren porque las dos piezas pueden unirse a través de broches.  

Pijama buzo bebé

Aunque no son muy comunes, este tipo de pijama se caracteriza porque además de cubrir el cuerpo y las extremidades, también cubre la cabeza. Viene provisto de un cierre que lo recorre en su totalidad. Si bien es cierto que puede no ser funcional y cómodo, es muy apropiado para cuando existen temperaturas muy bajas.

Body

Son una de las prendas mas características de los bebés. Es una gran opción para el verano. El body es un pijama corto que tiene un broche entre las piernas del niño. Estas pijamas no se resbalan y no se corren y se pueden quitar fácilmente al cambiar pañales. Las mangas pueden ser cortas o largas. Sin embargo, para los primeros días del bebé es mejor comprar la última opción.

 

El body puede tener sujetadores en el centro de las piernas, en los hombros y en el costado. Elija lo que es más conveniente para usted. En resumen, al elegir los pijamas para los bebés recién nacidos, estas deben cumplir con ciertas caracrterísticas, donde resulten seguros,cómodos y divertidos, esto se traducirá en una gran satisfacción para usted y su bebé.