Traje de baño infantil para el ballet

Traje de baño infantil para el ballet

El traje de baño surge en los años 1890 durante el siglo XIX para disfrutar de las aguas del mar, esta prenda ligera, práctica y pequeña de la actualidad, que no solo disfrutan jóvenes y adultos, sino también los niños en la misma medida. Usted debe seleccionar el traje de baño que se adapte de mejor forma a la figura corporal de los niños, con el objeto de que puedan lucir prendas cómodas y que en definitiva les permita una mayor movilidad, desplazamiento, al mismo tiempo que luzcan una imagen tierna, hermosa y acorde a su niñez. En ese sentido, son ideales al momento de vacacionar en la playa, o simplemente para practicar gimnasia o bailes como el ballet. 

Ahora bien, el uso de trajes de baño en el ballet es necesario para el desempeño del mismo, ya que son mallas que permiten el ejercicio de esta disciplina clásica, como lo es, la danza o ballet. De esta manera, al momento de interpretar roles coreográficos, deberá tomar en cuenta que las prendas no debe tener mucho peso para así agilizar los movimientos, por ello, estos trajes de baño son prendas ligeras, cómodas, de calidad que se adaptan al contorno del cuerpo, lo que implica que pueda realizar los movimientos con mayor libertad. 

La expresión usualmente se asocia con el lenguaje y la palabra escrita, sin embargo hay una forma de expresión que no tiene voz ni se escribe y son el manejo de los movimientos y la coordinación de los arcos corporales, la forma de expresión más sublime, ya que requiere de una sensibilidad extraordinaria por ello se necesita de un vestuario ligero que se adapte al cuerpo y que facilite la dinámica de los movimientos, al resaltar la importancia de los desplazamientos como una forma de actividad expresiva que trascienda a la actividad coreográfica más audaz, sin perder la comodidad y estilo. 

De modo que, el ballet es una forma de baile como expresión artística que permitirá a los niños desarrollar habilidades y desenvolverse al tiempo que aumenta el valor por las artes escénicas. Cabe destacar que el ballet se originó en la época del renacimiento italiano a lo largo de los siglos XV y el siglo XVII en Francia durante el reinado de Luis XIV, época en la que se fundó la Académie Royale de Musique en la Ópera de París. Uno de los precursores del ballet fue el francés Jean-Georges Noverre(1690-1774) a quien se le conmemora anualmente en el día internacional de la danza, tomando en cuenta que fue un bailarín que dedico toda su vida al arte de la danza, resaltando la coreografía como una forma de expresión de emociones humanas, así como de impartir cultura y catapultándose como pionero del ballet moderno del siglo XX. De modo que, con la llegada del ballet clásico, éste se ha convertido en un arte clásico que se mantiene vigente y es un modelo que impulsa la misión de las artes, como una forma de contribuir al desarrollo humano, a la evolución cultural y social.

A todas luces el ballet es una disciplina en el entrenamiento de habilidades, que no se limitan a un simple baile o danzas acrobáticas, sino que también pretende expresar un mensaje que no se puede exteriorizar con palabras, lo hace a través de técnicas expresivas, al tiempo que promueve valores como la perseverancia, disciplina, historia y cultura, por ello, es un ejercicio recomendado para los niños, ya que esta etapa es fundamental para afianzar empatía y sensibilizarlos, a través de esta práctica integral que comprende recreación y un espectáculo teatral.

De modo que, el ballet requiere de un vestuario adecuado y especial para la libertad de los movimientos, a finales del siglo XIX en Rusia se usaban una especie de túnicas para la puesta en escena del arte de la danza, sin embargo, no tardaron en adaptar la moda de parís, el cual se mantuvo como una influencia especialmente para las bailarinas y de esta manera a principios del siglo XX ya habían adoptado el vestuario, época donde los bailarines rusos comenzaron a realizar sus giras en la Europa Occidental. 

Al momento de practicar la danza de ballet las niñas necesitan confianza, comodidad y espacio para desenvolverse y desarrollar su flexibilidad, al tiempo que deslumbran elegancia y gracia al bailar, por ello, es necesario que se moldee una postura correcta. Así pues, se requiere que las niñas usen un traje de baño cómodo, adecuado, que retenga la humedad y suficientemente elástico que permita una mayor durabilidad, gracias a sus tejidos y con diseños especiales para realizar este tipo de bailes, habida cuenta que esta es una prenda requerida para la práctica de clases coreográficas.

El equilibrio y agilidad en los movimientos es una de las características que deben ser tomados en cuenta, y que debe preservar la bailarina, cuya presencia escénica debe ser impecable a través de su lenguaje corporal, siendo este el enfoque principal de atención de la audiencia. De modo que, para alcanzar los niveles de flexibilidad necesarios que permitan los movimientos deseados en el ejercicio del ballet, en cuanto a alcanzar la expresividad a través de esta prenda de baño para niños con tejidos resistentes, flexibles y que al mismo tiempo logre una apariencia tierna y romántica.

De este modo, el vestuario debe estar específicamente diseñado para las clases de danza, donde las niñas se sientan lo más cómodas posible. Para ello, los diseñadores se esfuerzan en llevar al mercado una gran variedad de estilos, especialmente confeccionados para el baile y con una apariencia hermosa, que permita resaltar el encanto y la magia de los más pequeños, preservando su protección y comodidad durante la ejecución de su trabajo de baile. Así pues, los niños, pueden disfrutar de la práctica del ballet de una forma mucho más placentera y feliz, que le permita entusiasmarse por participar en estos eventos que requieren de mucho esfuerzo físico y disciplina en la realización de las maniobras y movimientos, todo ello, en aras de que puedan divertirse con sus hermosas prendas y vestidos coloridos. Por tales motivos, el presente artículo aspira intentar revelar ¿Cómo puede usted seleccionar correctamente el traje de baño ideal para el baile de ballet de sus niños? 

Modelos

En la actualidad existe una gran variedad de diversos modelos, con estilos y variadas formas y colores de trajes de baño infantiles especialmente diseñados para el baile. De modo que, los apasionados por la danza artística y su simplicidad tienen distintas opciones para hacer su elección, ya sea el traje de baño con la falda incorporada o únicamente la prenda por separado, usted tiene la posibilidad de seleccionar entre un amplio margen de prendas en el mercado. El traje de baño infantil especialmente creado para la danza del baile como lo es el ballet, se le agrega la falda para complementar su look ideal, por ello inclínese por elegir prendas de alta calidad, cómodas y resistentes que le permitan mayor durabilidad, resaltándose además la necesidad de que combine con el resto del look para acudir a la clases de ballet, siendo piezas básicas. No obstante, para aquellos aficionados de la moda y el cambio de estilo permanente, se le sugiere que preste atención a las prendas que se estructuran en conjunto, las cuales, consiste en combinar el traje de baño con los distintos modelos de falda, como se ahondará más adelante.

Al momento de seleccionar un traje de baño es preferible escoger colores neutros, como el color blanco o de color inexistente como el negro, aspirando que estas prendas de baño sean compatibles con cualquier estilo y color de falda, para ello, debe tener en cuenta los vestidos de baño deben ser enterizos y eligiéndolos de unicolor, ya sea blanco o negro, le permitirán lucir única en cada momento. Es preciso resaltar que la comodidad es una característica imprescindible para la funcionalidad del traje de baño, sobre todo al momento del baile, además se debe tener en cuenta que tratándose de niños se sugieren prendas elásticas de telas livianas. 

Las bailarinas de ballet necesitan de un traje de baño cómodo, ya que la práctica en sí misma requiere que las niñas estén expuestas a constantes movimientos, tomando en cuenta que esta práctica exige flexibilidad, donde se observa como las niñas caen sobre las puntas de los pies en una clara apariencia de que están “volando” y tocan el suelo como unas plumas. Además hay que tomar en cuenta que la comodidad y practicidad de las niñas, primeramente obedece a la su época infantil, donde asumen el rol de bailarinas en espectáculos ante una audiencia que está a la expectativa de su actuación en el escenario. 

Es imprescindible que el vestuario sea de calidad para uso profesional, que posea una costura resistente para realizar los movimientos de forma más segura, cómoda, y que además se pueda combinar con faldas tipo pareo, tutu, faldas de media pretina elasticada o inclusive aquellas faldas para flamenco, por lo que el traje de baño infantil es una pieza fácil de combinar y crear un look suficientemente encantador para el desenvolvimiento en escena. De manera que, el bañador debe completarse con el resto del vestuario para lucir un estilo con gracia y realzar la belleza para lograr exponer su arte en una gloriosa presentación del arte del ballet. Así pues, las prendas de traje de baño son consideradas una prenda clásica, que tiene peculiaridades sutiles y refinadas para distinguirse y destacar, por ello en la parte superior de la prenda se pueden utilizar materiales como la tela de encaje, de guipur, satén y otras telas, así como, adornos con cuentas, pedrería, lentejuelas y brillantes. 

Vale la pena agregar que los tejidos de guipur son fibras entrelazadas que se hilan como un lienzo arácnido, de modo que no tiene un fondo y se caracteriza por ser un símbolo de elegancia. Además de ello, una característica importante y que es preciso resaltar, es que son telas refinadas que tienen muy poco peso a nivel corporal, por lo que, los convierte en los trajes de baño infantil preferidos para la dinámica de la danza, al resaltar el brillo mientras realiza su desplazamiento con fuerza y vitalidad en el escenario. Por otra parte, cabe destacar que estas prendas tienen una variedad de estilos, ya sea de mangas largas, manga de tres cuartos, de mangas largas, o de hombros abiertos, para bailar de forma más ligera y liberar adrenalina conforme al estilo de las niñas. 

Una de las características importantes que vale la pena señalar, es la importancia del baile como el ballet, ya que desarrolla la sensibilidad al reducir la ansiedad al tiempo que permite incrementar la autoconfianza y superar la timidez, lo que evidentemente les permite ser sociables. La disciplina es otra de las características significativas con el ejercicio de esta práctica, tomando en cuenta que este ejercicio exige niveles de coordinación que solo son realizables con la debida concentración y práctica. 

Por ello, lo más conveniente al seleccionar un traje de baño infantil para la danza es que debe tomar en cuenta la calidad de la prenda y su comodidad, aspirando a que las niñas pueden desarrollar las artes escénicas del ballet con mucho más facilidad y soltura, ya que esto le permitirá corregir malas posturas, así como aprovechar su facilidad locomotora propia de los años de niñez. 

Cuidado

La comodidad y la estética es un equilibrio que se consigue seleccionando el traje de baño más adecuado, procurando alcanzar la destreza de movimientos, sobretodo en la práctica de niñas que están en sus inicios de aprendizaje y que requieren de una indumentaria que le permita al profesor visualizar sus posturas, corregirlas y evitar maniobras peligrosas. Al momento de seleccionar el vestido de baño debe tener en cuenta que este sea liviano y flexible que permita realizar los movimientos, procurando elegir prendas de la más alta calidad, procurándose de esta manera prevenir lesiones, que le produzca irritaciones a su delicada piel o que las prendas sufran de desgarres o roturas. 

Así pues, el traje de baño de ballet es una prenda obligatoria para el ejercicio del baile, por ello, debe elegir la prenda que mejor se ajuste corporalmente y que no le impidan sus desplazamientos, además de que permita una armonía con la falda o tutu que al efecto se combine. Lo cual implica el uso de tutus y faldas que faciliten los movimientos, tomando en consideración las características de esta actividad expresiva como lo es el ballet, en el que se necesitan prendas cómodas y con apariencia dócil y elegante que permitan una mayor coordinación, al tiempo que proyectan una imagen romántica en la presentación de las bailarinas. Los saltos, el desplazamiento, la locomoción y el soporte que necesitan los practicantes de esta disciplina así como la secuencia de movimientos audaces, permiten desarrollar el ballet, al aspirar lograr la ligereza y producto este arte expresivo que busca manifestar y recrear situaciones románticas, dramáticas y de comedia en todas sus actuaciones. 

Así pues, no se debe obviar el hecho de que el traje de baño de ballet se utiliza en el entrenamiento intensivo, donde el diseño se debe ajustar a la forma del cuerpo y garantizar el flujo y movimiento de las articulaciones, así como de mantener las posturas correctas. A tal efecto, se sugiere que seleccione prendas de calidad, con tejidos suaves y delicados que le permitan mayores niveles de ligereza y movilidad mientras realiza el arte del ballet. Por lo tanto, se recomienda lavar las prendas únicamente a mano y con detergentes suaves, por otra parte, se debe tener en cuenta que para que las prendas tengan mayor tiempo de vida útil, las mismas se deben lavar regularmente con productos especialmente diseñados para ropa delicada, para que no pierda su color y forma, asimismo, es preciso insistir en el cuidado de la prenda evitando el desgaste de las mismas para así mantener sus cualidades de resistencia y flexibilidad.

Como se ha expuesto, el ballet es un arte escénico que requiere de disciplina, concentración y coordinación física y mental, para ello, es indispensable que las niñas utilicen un vestuario cómodo que les permita desarrollar la práctica con mayor soltura de movimiento, ya que varían desde los simples hasta los más audaces. Es necesario el cuido y conservación de las prendas a los fines de asegurar su durabilidad y mantenerse con una imagen delicada, elegante y pulcra, además de ello, estas prendas son las responsables de coadyuvar en los procesos corporales de estimulación sanguínea, en el incremento de elasticidad, en el equilibrio, agilidad, psicomotricidad, postura de la columna, la expresión corporal, y en definitiva le permite estar cómodo al no interferir en su sistema respiratorio, de allí la importancia de utilizar prendas adecuadas y su respectivo cuidado, tomando en consideración los costes de las mismas. 

En resumen, el ballet es una danza artística y una forma de expresión de las artes, que le permite a los niños aumentar su sensibilidad y su curiosidad por la cultura y la historia, al tiempo que les brinda la oportunidad de ser más sociables al ser capaces de confiar en los demás y principalmente de confiar en si mismos, ya que estimula la autoestima, al tiempo que cultiva valores como la disciplina, perseverancia y el esfuerzo, canalizando las metas a través de consecutivas repeticiones donde interviene la mente y el cuerpo en su conjunto. Los movimientos son las características esenciales del ballet y allí radica de la importancia de un traje de baño como pieza fundamental que es combinada con faldas, las cuales le deben generar la ansiada autoconfianza para realizar los ejercicios aeróbicos y puestas en escenas que incluyen movimientos como saltar, estirar, doblar, elevar y deslizarse con una suavidad y docilidad que se asemeja a una pluma.