Conoce como las fajas se pueden usar durante el embarazo y después del mismo

Conoce como las fajas se pueden usar durante el embarazo y después del mismo

¿Te has planteado usar faja durante el embarazo?, ¿No sabes si las fajas le pueden hacer daño a tu bebé o si realmente es eficaz?, ¿Te encuentras esperando tu pequeño milagro? Con un cuidado adecuado, podrás tener a tu bebe sano, se sabe que durante la espera vas a acariciar tu creciente barriga e imaginando a tu futuro bebé. Además, que, si durante el día comienzas a sentir dolor en la región lumbar, debes pensar en dispositivos que reduzcan la carga para la espalda. Las fajas de embarazo están diseñadas para ofrecer soporte a la espalda y abdomen durante el embarazo. Estas prendas flexibles son especialmente útiles durante el segundo y tercer trimestre.

¿Qué es una faja?

La faja o vendaje para las mujeres embarazadas es un cinturón elástico que se puede utilizar durante el embarazo, el cual les permite reducir la carga en los músculos de la espalda y asi de esta manera poder sostener el estómago. Cabe destacar, que prácticamente es imposible que el uso de la faja para el embarazo dañe al bebé. Dentro del vientre el bebé se encuentra protegido por la musculatura abdominal, el útero y la bolsa amniótica. Por ello, aunque la faja de embarazo ejerza excesiva presión en la zona de la barriga, el bebé estará bien protegido y no correrá ningún tipo de peligro.

¿Cuáles son los tipos de fajas?

En la actualidad, existen varios tipos de fajas para las mujeres embarazadas, tales como:

  1. Vendaje de bragas: Funcionan con un cinturón elástico ancho y cosido que cubre el abdomen. Este cinturón se estira bien con el crecimiento del abdomen. Cabe destacar que la principal desventaja es que tiene que ser lavado constantemente, por lo que se desgasta rápidamente. Las mujeres embarazadas suelen comprar más de 1 por esta misma razón.
     
  2. El cinturón: Este es un cinturón elástico que se fija con velcro debajo del estómago o al costado. Este vendaje se coloca sobre bragas o medias. El grado de circunferencia se puede ajustar con la válvula lateral. Sin embargo, tiene que elegir una correa de vendaje ancha, la cual tiene un excelente efecto de soporte. Puede usar esta faja mientras está parado o acostado. Mantiene bien al feto en posición sin presionar el útero.
     
  3. Vendaje universal: Este tipo de faja se puede usar antes y después del parto. Este cinturón tiene dos lados diferentes: Donde un lado es más ancho que el otro. Durante el embarazo, dicha faja se usa en el lado ancho de la espalda y se estrecha debajo del estómago. Después del embarazo, se usa, al contrario.

¿Para qué sirve la faja en el embarazo?

Una faja para mujeres embarazadas no es una moda pasajera. Ya que la futura madre durante el embarazo debe cuidar especialmente su salud y la salud del feto. A lo largo de los últimos años, las fajas prenatales se han ido modificando para adecuarse a las necesidades de las madres, ofreciéndoles una ayuda extra en esas semanas en las que el peso de la tripa puede provocar malestar postural, cervical o lumbar en las embarazadas. Además, no se nos puede olvidar que el crecimiento de la tripa de la madre lleva aparejados también otros cambios. La manera de caminar, por ejemplo, se puede ver afectada, haciendo que la futura mamá camine abriendo las piernas en un ángulo mayor del acostumbrado.

Además, su uso está especialmente indicado durante las últimas semanas del embarazo, cuando se produce lo que se conoce como el síndrome del nido, donde la futura mamá se vuelve más activa limpiando y preparando su hogar para la llegada del bebé. Este esfuerzo extra, puede provocar dolores y lesiones si no se toman las medidas de precaución adecuadas ni se utilizan las fajas durante el embarazo para realizar las tareas.

Sabes que necesitas utilizar una faja para mujeres embarazadas si:

  1. Experimentas malestar o dolor de espalda, o si tiene osteocondrosis, es decir dolor en la espalda baja.
     
  2. Si lleva un estilo de vida activo y no pueda disminuir constantemente el ritmo existente sobre sus pies.
     
  3. Si tienes varices o dolor en las piernas.
     
  4. Si tienes miedo de la aparición de estrías o que tu piel sea propensa a la aparición de estrías.
     
  5. Si tienes un embarazo múltiple.
     
  6. Si se encuentra embarazada del segundo hijo y la pared abdominal está más estirada que durante el primer embarazo.

El mecanismo de las fajas prenatales es sencillo, consiste en un cinturón ajustable que sujeta las lumbares y se coloca por debajo de la tripa, de modo que no ejerza presión sobre el bebé. Es decir, la función principal de la faja es generar estabilidad. 

En cualquier caso, antes de comprar un vendaje para mujeres embarazadas, definitivamente debe consultar con su ginecólogo, quien dirige su embarazo. Los expertos aconsejan el uso de la faja cuando sea realmente necesario. Su uso se recomienda a partir de la semana 25, cuando la tripa ya empieza a aumentar de peso y pueden aparecer molestias en la espalda o las piernas.

Beneficios de usar una faja

Las fajas de embarazo aparte de aliviar el dolor de espalda y de la zona lumbar, tienen múltiples beneficios más para la salud de la mamá y la del bebé. Veamos todos los beneficios que aporta usar faja durante el embarazo y cómo te puede ayudar durante tu etapa de gestación:

  • Seguras de usar: Están especialmente diseñadas para utilizarlas durante el embarazo, por lo tanto, su uso no supone ningún peligro para el bebé ni la mamá.
     
  • Alivia el dolor del nervio ciático: El dolor de ciática durante el embarazo es muy común, ya que el peso de la barriga se carga mayormente en la columna y los discos intervertebral se pueden desplazar haciendo compresión en el nervio causando el dolor de ciática. El uso de la faja nos ayudara a mantener la postura de la columna evitando y aliviando el dolor de ciática.
     
  • Corrige la postura: Su uso durante el embarazo corrige la postura de la espalda y protege la columna vertebral.
     
  • Reduce las posibilidades de aborto en los embarazos de alto riesgo: Las fajas de soporte para embarazadas están especialmente recomendadas en los denominados embarazos de alto riesgo, ya que su uso reduce las posibilidades de sufrir un aborto. Consulta con tu médico si tienes dudas de cuando empezar a utilizar la faja para embarazo de alto riesgo.
     
  • Se adapta al crecimiento de la barriga: Las fajas están fabricadas con materiales elásticos que se adaptan perfectamente al crecimiento de la barriga y a cada una de las etapas del embarazo.

¿Cuándo es el momento adecuado para empezar a usar una faja?

Saber cuándo comenzar a usar una faja para mujeres embarazadas no es una tarea muy difícil y menos cuando se está en constante contacto con el médico, pero hay que tener en cuenta que se vuelve necesario cuando el estómago comienza a crecer activamente. Esto es aproximadamente de 22 a 25 semanas, es decir de 4 a 5 meses. El uso constante de una faja no puede exceder las 3 horas. Si todavía usa una faja durante el día, asegúrese de tomar un descanso, es decir quitándose la faja cada 3 horas. Cabe destacar que un buen descanso sin faja debería tomar al menos 30 minutos. Adicionalmente no use una faja mientras duerme.

Cabe destacar que a partir de la semana 39, el estómago empieza a descender gradualmente, esto le indica que su bebé nacerá pronto. Para no interferir con esto, debe usar una faja para mujeres embarazadas solo cuando salga a caminar.

¿Cómo se puede elegir la faja ideal?

Una faja que fue seleccionada correctamente no te apretará el estómago. Al momento de elegir una faja, se tiene que guiar por sus sentimientos. Ya que se debe sentir cómoda, tranquila al usarla.

Adicionalmente, debe elegir una faja que se encuentra hecho de materiales naturales que permitan que tu piel respire, ya que es un factor muy importante.

Consejos para usar las fajas en el embarazo correctamente

Las fajas para embarazadas son muy sencillas y fáciles de usar, pero si quieres utilizarlas de la mejor forma posible y aprovecharte de todas sus propiedades, necesitas seguir ciertas pautas de uso. Lo primero y muy importante, solo se debe de usar fajas específicas para el embarazo. La función principal es ayudar a soportar el peso del bebé, reducir las molestias y brindar estabilidad en la espalda. No son para adelgazar ni para moldear la figura.

Es importante que la faja de embarazo sea de la talla correcta. Debes escoger una faja acorde a tu talla, tamaño y peso, no debe apretar demasiado ni ser incomoda mientras la llevas puesta.

Lo mejor es que sea fácil de poner y quitar. Debes escoger una faja que te resulte sencilla y cómoda de utilizar para ti. Si mientras la utilizas sientes malestar, molestias o mareos, hay que quitarse la faja de manera inmediata y consultar con un especialista.

Modelos de fajas para después del parto

Como se mencionó anteriormente, después del embarazo, se pueden usar las fajas universales, donde se usa la parte más ancha del abdomen y la más estrecha para la espalda.

Cabe destacar que las fajas para después del embarazo se encuentran hechos de un material que es más duradero y denso. Estas fajas tensan el estómago y las nalgas y no resaltan la cintura.

Las fajas para después del embarazo son de varios tipos, tales como:

  1. Panties-grace: Que esconde el vientre con la franja delantera. Esta faja está hecha de material duradero y elástico. Además, se pueden usar en lugar de calzoncillos para cualquier ropa, ya que son invisibles para los demás. Por otro lado, dicho vendaje no se desliza. Algunos modelos tienen sujetadores debajo. Tales fajas devuelven el tono muscular, gracias a la redistribución de la presión en las áreas problemáticas. Cabe destacar que reducen la cintura, haciendo que el estómago quede plano.
     
  2. Vendaje Bermudas: Este es un tipo de faja donde su longitud llega casi hasta las rodillas. Esta faja esconde los kilogramos que fueron ganados durante el embarazo, además suaviza las estrías. Cabe destacar que la faja tiene cremalleras laterales y un cierre en la parte inferior.

Sin embargo, esta en tu decisión escoger que tipo de faja es la mejor para ti. Simplemente tiene que confiar en su intuición cuando use una faja prenatal. Si la faja prenatal, que ha elegido se realizó de manera correcta, le aliviará el estrés en la espalda y te ayudará a disfrutar el embarazo. Sin duda, la faja que haya elegido correctamente después del embarazo, te ayudará a sentir la alegría de la maternidad.