El Corsé de cuero

El Corsé de cuero

EL corsé es una pieza única del vestuario femenino que no solo puede embellecer la figura, sino que también puede corregirla estrechando la cintura. Convirtiendo de ésta forma tu silueta en curvas tan hermosas como la de un reloj de arena. Un corsét ayuda a muchas chicas a lograr en corto tiempo los resultados deseados. La imágen que proyecta éste tipo de prenda, es extremadamente sensual. Sólo las mujeres con una personalidad un tanto atrevida, pueden lucir ésta pieza sintiéndose seguras y cómodas ante las miradas que puedan provocar. 

Hay dos tipos de corsé, el que comienza por encima del busto manteniéndolo erguido y el que se usa por debajo del pecho llegando hasta la cadera. Éste último mantiene el vientre plano ideal para realzar la figura. 

Hace algún tiempo el corsé sólo formaba parte de la ropa interior de la mujer y se usaba en casos muy especiales. La chica que elija llevar éste tipo de prendas, puede estar segura que atraprá  miradas y se verá increíblemente bella, sexi y muy femenina. Gracias al patrón que tiene en forma rígida, proporciona una cintura delgada, un pecho erguido, un estómago plano y ayuda a tener una postura adecuada y firme. En épocas antiguas las chicas de mala reputación eran las que se atrevían a usarlo fuera de la intimidad, la sociedad lo consideraba un acto vulgar y de muy mal gusto. 

Con el paso del tiempo sabemos que la moda sufre muchas transformaciones que no dejan de soprendernos, cada día surge algo nuevo en las grandes pasarelas donde famosos diseñadores apuestan a su talento y lanzan diseños para todos los gustos y estilos. 

Hemos visto a los largo de los años que las modas van y vienen, se han dado cientos de casos donde la ropa que alguna vez marcó tendencia, vuelve a imponerse dando un vuelco que nos hace cambiar rapidamente los estilos que ya hemos adoptado, para dar paso a lo nuevo y así estar al día con lo que está de moda. El corsé fue la prenda de ropa interior usada en el siglo XIX y en la actualidad pasa a formar parte de la  ropa cotidiana de la mujer. Combinandolo en la parte superior de los vestidos de noche, hasta llegar a incluirlos en los vestidos de novia. Luego la audacia de los diseñadores fue aún más lejos, cuando empezaron a fabricar modelos en corséts de estilo casual y formal. Posteriormente se propuso que el elemento íntimo de encaje se llevara con jeans, pantalones clásicos y una chaqueta, así como sobrecamisas y tops. Todo ésto provocó distintas reacciones por parte del público, pero aún así, gradualmente el corsé comenzó a entrar en la vida cotidiana y se afianzó firmemente, tomando su lugar en el vestuario de muchas fashionistas.

Retomando un poco la historia de nuestros antepasados, para las mujeres era imprescindible el uso del corsét, ya que ésta ropa tan íntima para la época, realzaba el busto, sacaba la cintura y les mantenía una postura erguida. Las romanas y las griegas lo usaban para reducir el busto, tomando en cuenta que ésta era una pieza que causaba molestia y dolor. 

Hoy en día ésta prenda de vestir cumple una doble función, ya que es usado en la actualidad como complemento de la ropa cotidiana  y al mismo tiempo su uso prolongado ayuda a mantener una excelente postura, haciendo ver a quien lo use, una figura estilizada, elegante y sensual. Luce mejor en siluetas un poco más delgadas, realzando aún más las curvas y proyectando una imágen sexi y muy atractiva al sexo opuesto. Se puede combinar un mismo modelo de corsét tanto con jeans como con vestido o falda. Cambiándo rápidamente el estilo de un look casual y juvenil a uno más formal y elegante. 

Uno de los modelos más extrardinarios que ha causado sensación en el mundo de la moda, es el corsét de cuero negro, que también ha sido fabricado en cuero artificial. Por supuesto los corséts de cuero se pueden encontrar en otros colores, pero el más relevante y de uso cotidiano es el: "Negro." 

"Un detalle bien importante que debe ser tomado en cuenta por las mujeres: Es que se recomienda si están embarazadas, usar el corsét sólo hasta el 6to mes, para luego usarlo apróximadamente al mes de dar a luz."  

Modelos de corsé: 

"En la actualidad los diseñadores profesionales, nos ofrecen cortes y variados modelos de ésta prenda."

El modelo más popular es el corsé clásico y versátil que se adapta a casi todas las chicas. Éste modelo es una pieza que cierra la línea del pecho y llega hasta las caderas, es decir: El estómago está completamente cerrado. Dicha prenda se sujeta con una cremallera, cordón o ganchos. Algunos tienen una cremallera oculta y un cordón decorativo en el frente. 

La segunda opción es la más popular: Es un cinturón ancho y está equipado por regla general con un broche muy común, también hay modelos que vienen con cordones y ganchos.

Debajo del pecho: Ésta versión de corsét suele ser un suplemento de la ropa básica, ya sea un vestido, una camisa o una camiseta regular. Éste modelo cierra completamente el estómago y termina debajo del pecho enfatizándolo. Se sujeta con mayor frecuencia con una fila de ganchos y algunos tienen correas.

¿Cómo elegir el corsé adecuado?

  1. En primer lugar: Antes de comprar un corsét debes estar segura de que vas a elegir el correcto y sobre todo no es recomendable que sea menor a tu talla, ya que te dificultará respirar, se te hará dificil el sentarte y te limitará a moverte libremente. 
  2. Y en segundo lugar: Si el corsé es muy estrecho, apretará el pecho con demasiada fuerza y no se verá estéticamente atractivo. Así que para saber si es el ideal para tu silueta, debes probartélo antes para estar segura de sentirte cómoda y de poder moverte sin ninguna dificultad. 

Si deseas usarlo en la vida cotidiana, debes seleccionar un corsé de cuero y de variados colores. (Es recomendable dar preferencia al negro, beige o azul oscuro). Para una velada íntima a solas con esa persona especial, puedes elegir cualquier color y se vale que tenga una decoración con ruche o pedrería.

¿Qué ponerse con un corsé?

El corsé de cuero por ejemplo: Es una prenda bastante caprichosa que debe combinarse con otros elementos de su mismo estilo. Entre ellos: Una blusa, un jeans o un vestido. 

Se puede decir decir que ésta pieza en especial, tiene un corte clásico, ideal para combinarse con cualquier look y agregarle tu toque personal. Con la selección adecuada de la ropa, puedes poner a trabajar tu imaginación, creando combinaciónes únicas. Es muy acertado mezclar una camisa blanca clásica y pantalones negros ajustados, es un look que es adecuado para cualquier ocasión. Si no quieres una imágen tan atrevida, entonces puedes optar por usar una chaqueta sobre el corsét y de ésta forma suavizará un poco más la imágen y la hará más elegante y femenina. Una chaqueta de punto también se considera un artículo que puede ser usado sobre el corsét. 

Para las salidas informales, el corsét clásico se puede combinar con jeans o faldas acampanadas. Con éste elemento es posible crear muchos estilos. Por cierto, estos corsést también se usan sobre vestidos, enfatizando así la feminidad de la figura.

El corsét de cuero se combina perfectamente con las faldas mullidas. Por cierto no es necesario usar ninguna otra prenda (ropa interior) debajo del corsét, ya que muestra una imágen bastante aceptable para el uso diario, 

En los años 80 estrellas famosas como la cantante "Madonna" hicieron popular el uso del corsét, marcando en esa época una nueva tendencia. 

 Los diseñadores también incluyeron ésta pieza en vestidos de novia, causando sensación en las chicas que buscan lucir algo especial el día de su boda. Los modelos y la gama de colores es muy variada y el diseño va a depender del gusto y estilo de la mujer. 

Imagenes con estilo:

Victoria Beckham: Ha sido una celebridad que ha marcado tendencia con respecto a su vestuario ya que  en muchas de sus apariciones públicas, popularizó la moda del corsét de cuero. 
  1. En la primera imágen, llevaba un corsét de cuero sobre un top de gasa gris.  La parte inferior también la selecciona en un estilo clásico: Se trata de un pantalón y zapatos negros puntiagudos. 
  2. La segunda imagen también es discreta, lleva un pantalón clásico gris con corte recto y camisa blanca sensualmente desabotonada en el medio. El foco principal de éste marco, es una corsét ancho de cuero.
  3. En la tercera imagen, eligió usar una falda recta de cuero y un cinturón ancho en la cintura. Lo combinó con una blusa negra con escote profundo. Lleva unas sandalias de cuero que complementan perfectamente el look. Acompañado con un abrigo largo de leopardo que a pesar del brillo, combina bien con éste tipo de ropa.