Hermoso Bra corsé

Bra corsé

¿Qué es?

Un corsé es una prenda utilizada para estilizar y moldear la figura humana de una forma deseada por razones estéticas o médicas. En los últimos años, se ha extendido el espectro de su influencia popularizándose en la cultura BDSM o la cultura gótica. Además, muchas prendas son vendidas como corset cuando, técnicamente, no lo son. Muchos de los corset actuales son en realidad bustiers o tops: están generalmente hechos de encaje, tejidos sintéticos imitando a los de antaño, pero apenas modifican la figura de quién lo usa.

El propósito y uso más común y conocido es el de reducir la silueta y hacerla más atractiva. En las mujeres su uso es más frecuente para resaltar las curvas, reduciendo la cintura, marcando el busto y la cadera. El corset, al ser una prenda interior, sirve para dibujar la figura que se desea conseguir. Principalmente los corsés se dividen en dos grupos, los que comienzan por encima del pecho, y los que empiezan por debajo. Algunos terminan en la cadera, en algunos escasos casos, terminan en las rodillas. Un tipo de corsé más pequeño es la faja, que solamente cubre la cadera, desde el final de las costillas hasta el comienzo de la pierna. Pueden llevar ligueros para sujetar las medias o una cinturilla para tal fin.

Bustiers: Prenda interior de diversas formas usada desde principios del siglo XIX. Se ajusta el busto hasta la cintura y se basa en el sostén y la camisola y rodea las costillas y las caderas. Los tirantes están bastante separados para poder usarla con escote, estuvo de moda en los años cincuenta y reapareció en los ochenta, confeccionada en tejidos exóticos como prenda exterior de noche.

Forma parte del comportamiento de la mayoría de las mujeres, que se encuentren en constante evolución para mejorarse a sí mismas, no solo internamente, sino también la apariencia física. En el curso hay varios ejercicios de acondicionamiento físico, tirando de la figura, ropa hermosa y bien elegida, enfatizando al máximo toda la dignidad, así como mucho más. Muchas chicas y mujeres a menudo olvidan un detalle importante: ropa interior correctamente seleccionada. En particular, esto se refiere a un sujetador.

La industria de la moda actualmente ofrece una amplia variedad de modelos y una gama de colores aún más grande de sujetadores. Adicionalmente el hecho de que el corpiño aprieta y sostiene el pecho, y es capaz de darle una forma hermosa y una apariencia atractiva. Pero además del tamaño, también debe elegir el modelo de sujetador adecuado, según sus preferencias, forma, tamaño de los senos, así como el tipo de ropa que usará.

A parte de los sujetadores clásicos, que son exclusivamente este modelo de ropa interior, también hay que considerar combinaciones originales de sujetadores con otros tipos de ropa.

Los sostenes tipo corsé, incluyen un corpiño y un bra.

Un corsé es una prenda única del vestuario de las mujeres, que no solo tiene la capacidad de hacerlas ver hermosas, sino que también transforma la figura, convirtiéndola en un reloj de arena. Los modelos de corsetería tiran perfectamente de la cintura, dando así una bella apariencia a toda la silueta. En combinación con el corpiño, forma un hermoso conjunto, y como resultado de esto, se obtiene un llamado bra-corsé.

Este tipo de ropa interior femenina ajusta la figura, tirando de la cintura y también funciona como soporte al pecho, haciendo hincapié en su belleza. Este modelo transforma a una chica ordinaria en una belleza femenina e increíblemente sexy, segura de sí misma y de su encanto.

Además, hay ramilletes: este es un subconjunto del corsé, pero sin ningún ajuste. Como regla, los corsé son usados ​​por mujeres delgadas que no necesitan una reducción adicional en su cintura.

Características y beneficios de los modelos

Un corsé de sostén se llama bustier. Este es el nombre abreviado para este tipo de ropa interior. También hay otros nombres, como: Un sujetador alargado, medio agarrado, un sujetador con un amplio fondo, un sujetador largo o un sujetador ancho.

Exteriormente, el bustier se ve como un sujetador, que poco a poco se convierte en un corset y forma un objeto muy bello y original de la ropa interior femenina. El corsé de sostén es perfectamente compatible con el busto y cubre muy bien el cuerpo, dándole una apariencia más esbelta.

El corpiño con huesos le da una hermosa apariencia al busto. Algunas modelos más corpulentas tienen un sujetador push-up o solo una taza densa, pero para las mujeres que ya tienen un busto de bella forma y gran tamaño, hay modelos de corset de sujetador con una copa delgada que consiste en encaje, algodón u otro material transparente que no tiene una base sólida . Como regla general, los huesos del corset del sostén se encuentran lo suficientemente amplios para que los senos de cualquier tamaño y forma se sientan cómodos en él.

Luego, el corpiño se convierte gradualmente en el corset, que tira de la cintura. Esta parte también tiene varias opciones. Hay modelos con un corsé de tela densa y huesos ocultos que recorren toda la parte inferior. Este tipo de bustier tira mejor de la cintura y lo aprieta. El segundo modelo de un sostén largo se ve como un sujetador con un corsé de tela transparente y huesos que sobresalen para un mejor tirón de la cintura. Hay corpiños y no tienen picaduras en absoluto, como regla, tienen un tejido con un efecto de estiramiento en la parte inferior y están diseñados para mujeres que no necesitan una silueta de ajuste.

Prácticamente todos los modelos de un sujetador ancho tienen correas para los hombros, algunos incluso desmontables para una mayor comodidad. Las correas realizan funciones de soporte y son especialmente necesarias si el propietario de un sostén es un tipo de corset de una mujer con un gran volumen de senos. Las correas removibles se pueden mover cruzadas a la cruz, dejar solo una de ellas o quitarlas, permaneciendo en el corsé sin soporte.

 

El ajuste en un corsé también puede ser diferente. Algunos modelos están equipados con una o dos filas de ganchos, en los que se sujeta el corset, tirando de la cintura. La segunda opción es más común que la primera e implica la presencia de un cordón, cuyo ajuste proporciona una reducción en la cintura de unos pocos centímetros. Como regla general, los ganchos y los cordones están al frente, pero algunos modelos están equipados con un ajuste posterior.

Como regla, la longitud del corset llega al centro del abdomen o lo cierra por completo. Pero hay excepciones: algunas marcas ofrecen un bustier acortado, que se llama semi corsé. Estos sujetadores largos tienen una tira de siete a diez centímetros de largo, que solo cubre la parte superior del abdomen. Los semi-corsés son bastante cómodos para el uso diario. No solo aprietan el busto, sino que también te permiten mantener la espalda recta y no desmayarte. Vale la pena doblar un poco la espalda en una posición sentada y los huesos cortos comienzan a presionar sobre la piel, respectivamente, el usuario experimenta incomodidad y se endereza de nuevo.

Un prenda como el corsé ayuda a controlar el dolor de espalda y la postura correcta.

Consejos para elegir un Bra corsé

Un bra corsé es una prenda femenina que además ser utilizada como ropa interior, en algunas ocasiones también se utilizan para completar looks "tipo lenceros". Pero ambos usos tienen en común la finalidad de estilizar y moldear la figura y hacerte sentir radiante y segura de ti misma. Es por eso, que es muy importante escoger el modelo más adecuado y lograr tu propósito de lucir una bonita silueta, toma en cuenta algunos consejos para elegir que se mencionan a continuación:

  • La talla: Es muy importante que selecciones la talla adecuada, porque cada mujer y cada cuerpo es diferente. Algunas mujeres son anchas de tórax y poseen poco busto, y otras poseen mucho busto y son de tórax pequeño. Una talla adecuada te evitará molestias e incomodidades. Por eso es muy recomendable que conozcas tus medidas, la cual puedes tomar tú misma u otra persona con una cinta métrica. 
  • La copa: Al igual que lo anterior, conocer la medida exacta de tu busto te librará de unas cuantas complicaciones. y te permitirá a su vez realizar una búsqueda más precisa.
  • Material: Necesariamente deben ser de calidad e igualmente hacerte sentir cómoda. 
  • Diseño: Aún cuando un bra corset tiene un diseño bastante estádar, puedes decidir entre escoger uno para mostrar la espalda o no. Asimismo, si lleva o no tirantes, y si los lleva verificar que estos se ajustan muy bien y cumplen su función.

En resumen, lo más conveniente para elegir bien tu bra corset es medir pecho, espalda y cintura.

Colores disponibles

La ropa interior femenina es todo un universo por descubrir y la variedad de colores de bra-corsets es bastante amplia. Estos sujetadores alargados están hechos en una diversidad de colores, desde el clásico negro hasta el rojo, el rosa y el verde. La elección depende completamente de las preferencias de gusto del cliente.

Y, por supuesto, los corpiños anchos están bellamente engalanados con diversos elementos de decoración. Algunos modelos están adornados con encaje, otros con pedrería, cuentas, lazos. Muchas chicas, prefieren comprar un corset de sujetador liso, lo decoran ellas mismas manualmente.

¿Con qué combinarse?

Indudablemente, la tarea principal del bra-corsé darle al portador una apariencia sexy a los ojos de su hombre. Use esta ropa interior junto con un hermoso fondo, así como medias altas en tono.

Pero hay chicas que usan un sostén alargado como ropa completa. Naturalmente, en este caso estamos hablando de corset largos, en lugar de truncados. Brassier-corsés se usan debajo de una chaqueta y pantalones clásicos. Tal conjunto es muy adecuado para el trabajo incluso para las representantes de negociaciones y ejecutivas de oficina, adicionalmente el corset añade a la imagen un poco de picante. Después de trabajar de esta forma, puede ir a una película o a un restaurante, y en todas partes se verá apropiado y hermoso.

Es viable usar un corsé y completarlo con jeans y una chaqueta, un cardigan de litografía. Punto importante: Indiscutiblemente debes colocarte un poco de decorado o accesorios sobre el corsé del sujetador, para que no parezca vulgar. 

Bustier con pantalones o shorts: Asegúrate que el corte de tu pantalón sea a la cintura, para que tu figura se vea proporcionada. Si quieres un look súper sexy, combínalo con pantalones entubados, pero si quieres estar más cómoda, puedes optar por un pantalón o short más holgado.

Bustier con faldas largas: Si lo que quieres es adelgazar visualmente tu figura, combina tu bustier con una falda larga, vaporosa y con mucho movimiento. La ventaja de la falda es que puedes llevarla a la altura que te favorezca.

Bustier con faldas cortas: Esta combinación es súper femenina, y te ayudará a estilizar la figura, ya que resalta la parte superior de tu cuerpo y disfraza un poco las caderas; es ideal para las chicas con cuerpo de pera, o por el contrario, las que no tienen mucha pompa.

Imágenes con estilo

Pantalones clásicos azules con una cintura exagerada son los detalles más destacados en esta imagen. Se complementan con un corset de sujetador blanco y translúcido con aplicaciones de encaje y sin tirantes. Ligeramente contrapeso este look es una chaqueta blanca extendida, que le da un estilo más formal. Completa el conjunto de botes blancos clásicos con nariz puntiaguda y embrague blanco.

Los pantalones grises estrechos, metidos hasta la mitad del tobillo desde abajo, se complementan con un corpiño blanco decorado con una gran cantidad de alfileres de plata. En las piernas lleva zapatos clásicos con una horquilla negra, los pantalones de cuero negro se combinan orgánicamente con un bustier rosa claro y una chaqueta del mismo color. La imagen es más bien restringida, debido al hecho de que las copas se fusionan con la parte del corset. Completa este look de sandalias negras con un tacón pequeño y una gran bolsa de cuero negro.

La falda negroa a la cintura es un clásico que toda chica debería tener. En este caso, se complementa con un corsé de sujetador rojo con volantes en el cáliz. Los guantes de cuero largos le dan a la imagen elegancia y sutileza, y un fino cinturón de cuero, envuelto alrededor de la cintura varias veces, lo enfatiza aún más. El look se finaliza con zapatos laqueados en color negro y una pequeña plataforma en el frente.