Cardigans

Cardigans

A partir del siglo XIII los cardigans se convirtierón en una prenda de vestir muy funcional y adecuada para las mujeres. Estos son una especie de chaqueta de punto confeccionada en lana suave, que cae libremente sobre la silueta y no tienen cuello. Su versatilidad permite crear innumerables imagenes y se adapta a cualquier prenda de vestir, por su amplia variedad de modelos, estilos, diseños y colores. Además, son una confortable prenda de abrigo, protege del frío y te hace lucir muy femenina y elegante. Los cardiganes estan presentes en las colecciones de moda de todas las temporadas, se diferencian en la densidad del tejido. 

¿Quién lo creó?

El Conde de Cardigan James Thomas Brudenell, quien vivió desde 1797 hasta 1868, es a quien se le atribuye el nombre de esta maravillosa prenda de vestir. Esto se debe a que usaba una chaqueta de punto para protegerse del frío y poco a poco su uso se hizo común entre las personas. El Conde consideraba que era primordial estar impecable, en cualquier situación y circunstancia, gracias a la chaqueta de punto esto era posible. Por ello, el cárdigan paso a ser una prenda muy popular durante el breve momento de gloria de este personaje. Y muchas fabricas comenzarón a producirlos a gran escala para abastecer el mercado británico. Con el paso del tiempo el cárdigan se hizo popular y se fue adaptando a diferentes estilos.

Modelos de moda

El cárdigan es una pieza que se confecciona en una gran variedad de modelos y estilos. Por su amplia aceptación en el mundo de la moda los diseñadores han creado modelos para mujeres de distingos gustos, preferencias y figura o forma del cuerpo. Por esta razón, podemos afirmar que habrá un cárdigan hasta para las mujeres de gustos más exigentes. Cada temporada se incluyen modelos de cárdigan a las colecciones de moda, estos se renuevan o sencillamente se crean otros. 

Sin botones

Un cárdigan sin botones puede ser una prenda muy útil para crear cualquier imagen, y esto es muy conveniente ya que puedes usar broches, asimismo, si lo deseas lo puedes llevar suelto y lucirá como una capa, este es el complemento ideal para cualquier imagen. Y se adapta fácilmente a cualquier estilo, puedes hacer que tu cárdigan se vea diferente cada día cambiando el broche y su posición. 

Otra opción para sujetar el cárdigan es usar un elegante cinturón de cuero, este le da a tu imagen un aspecto mucho más femenino y refinado. El ancho del cinturón puede variar dependiendo del resto de prendas que integren tu outfit. 

Y, finalmente, la tercera opción será un cinturón de la misma tela y color de tu cárdigan. Este modelo es muy interesante porque enfatiza la silueta, solo ten en cuenta que debes colocar con cuidado y gusto el cinturón para que no luzca el cárdigan como una bata de baño. 

Sin mangas

Hay una amplia variedad de cardigans sin mangas, sobre todo se diferencian en el tejido del cual están hechos. Para la temporada de verano el modelo ideal de cárdigan sin mangas es el confeccionado en tejido de punto, por su ligereza y frescura. Este combina muy bien con una camiseta y unos leggings. También puedes reemplazar los leggings por unos jeans tipo boyfriend. 

Con capucha

El modelo de cárdigan con capucha puede ser de dos tipos. Estan los cardigans con capucha deportivos, donde lo más importante es el confort y la comodidad y los cárdigan con capucha fabricados en cualquier otro tejido, estos son de un estilo más clásico, pero son excelentes para protegerse del frío. Asimismo, un cárdigan con capucha hecho de un tejido ligero puede ser una pieza muy conveniente para el verano.

Con botones

Este es el clásico modelo de cárdigan, además de lo práctico es muy versatil, con el puedes crear un look formal para ir a la oficina o uno más casual por ejemplo para una reunión con amigos. Asimismo, hay modelos de cardigans con cremalleras, cuyo uso realmente no difiere del modelo de cárdigan con botones, solo se diferencian en el tipo de cierre.

Colores 

En la actualidad, las prendas de vestir se destacan por la gran cantidad de colores, no existe ningún tipo de restricción en la selección de colores. Los distintos modelos y estilos de cárdigan también los encontramos en una amplia gama de tonos. Solo debes elegir el color en función del vestuario que vas a lucir, la ocasión y la forma o figura del cuerpo. 

Esta temporada los tonos claros o pastel como el rosa, azul celeste, beige, crema, entre otros, son los que estan de moda. Evita los colores brillantes o llamativos. 

¿Cómo elegir el modelo de cárdigan más apropiado?

Para esta temporada estan de moda los cárdigans confeccionados en telas ligeras sin sujetadores como por ejemplo cierres o botones, se recomienda usarlos con un cinturón delgado y elegante, así lucirás muy femenina, al mismo tiempo estiliza la figura. Una de las indicaciones más relevantes que hacen los estilistas es en relación al color, estos deben ser de tonos claros o naturales, los colores brillantes no destacan la belleza de la prenda. 

Los cardigans estampados con motivos florales son los preferidos esta temporada por las mujeres que les encanta vestir a la moda, la regla es simple, si el estampado es de colores fuertes combinalo con una falda o pantalón claro, al contrario, si el cárdigan es de colores suaves la pieza que uses debajo debe ser de un tono más fuerte. 

El complementeo perfecto para un cárdigan son los zapatos de tacón, sin duda, lucirás mucho más elegante, una buena opción son los zapatos con tacones gruesos, para mayor comodidad y confort. Dedemos recordar que un cárdigan confeccionado en tejido de punto se debe combinar con prendas de vestir ligeras, de esta manera se equlibra y armoniza la imagen. Una mujer se debe destacar no solo por su elegancia sino también por el buen gusto. Cada elemento que integre tu atuendo debe ser escogido con mucho cuidado. 

Los cardigans pueden ser fabricados en algodón, lana, seda y de materiales sintéticos como microfibra, poliéster o fibra acrilíca.

¿Con qué combinar? 

Combinar un cárdigan no es una tarea compleja, ya que estos combinan con muchas prendas de vestir. La versátilidad de esta pieza la hace un básico para cualquier mujer, dependiendo del modelo tenemos muchas opciones para hacer juego con un cárdigan. Vestidos, pantalones, leggings, faldas, incluso pantalones deportivos ajustados lucen muy bien con un cárdigan. 

Y dependiendo del tipo de cárdigan puedes complementar tu imagen con zapatos elegantes de tacón, botas altas, botines con cordones, zapatillas deportivas, sandalias altas de plataforma, y hasta zapatillas con suelas gruesas. Las mujeres delgadas con una figura esbelta lucirán hermosas y refinadas con un cárdigan confeccionado en un tejido denso. Las chicas de cuerpos exhuberantes pueden reducir visualmente su silueta con un cárdigan de algodón manga larga.  

En esta temporada uno de los modelos de cárdigan que revolucionó la moda son los hechos en jeans, largos y con bolsillos perfectos para llevar con jeans desgastados y ajustados con un top tipo corsé. Puedes crear un look glamoroso con un cárdigan manga larga sin botones de color violeta, con unos zapatos de tacón del mismo color y unos jeans estrechos. Los cardigans en tonos nude son los más usados esta temporada. Y para lucir elegante y con mucho estilo usa botas altas con tu cárdigan. Las mujeres más jóvenes encuentran en un cárdigan, jeans y sandalias flat un outfit muy cómodo, el estampado en animal print también esta presente en esta prenda de vestir. Finalmente, una camiseta blanca, un jeans y un cárdigan siempre será un atuendo apropiado, solo elige adecuadamente el modelo de cárdigan, según la ocasión y la temporada.

Si deseas ser el centro de las miradas un cárdigan con un vestido corto y botas hasta las rodillas. Solo una mujer audaz y seguro de si misma es capaz de lucir este outfit.