¿Cómo lavar prendas de lana?

¿Cómo lavar prendas de lana?

Las prendas de vestir confeccionadas en lana son piezas muy delicadas, requieren una especial atención. Su inadecuado cuidado podría arruinarlas para siempre. Si sabes como lavarlas adecuadamente la vida útil de estas prendas se alargará y su apariencia original se mantendrá por mucho tiempo. 

Caracteristicas

En las temporadas frías las prendas de vestir de lana son muy adecuadas, ya que no solo proporcionan comodidad y confort, estas son cálidas y te protegerán del frío. Asi como el resto de prendas de vestir se deben lavar regularmente. Muchas personas usan prendas o abrigos de lana y no los lavan muy a menudo. Esto se debe a que se recomienda lavarlas 1 o 2 veces al año. Es ideal lavarlos al finalizar la temporada fria. Veremos más de cerca qué otras características tienen estas prendas de vestir:

  • No es conveniente poner en remojo la pieza por largo tiempo, porque la terminará guardando con un olor desagradable. Si la deja por varios minutos en agua caliente probablemente la prenda se estirará o se hará más pequeña.
  • Si el producto es delicado y existe el riesgo de estropearlo en casa, es mejor llevarlo a la tintorería, donde los profesionales del lavado sabrán perfectamente como lavarla, y usted recibirá su prenda de vestir como nueva. 
  • Otro punto muy importante que debemos tener en cuenta es que las prendas de vestir de lana no soportan los cambios de temperatura. Esto hará que se deformen. Por esta razón, en ningún caso debe lavarlas en agua caliente y después enjuagar con agua fría. Esta fibra se puede deteriorar y deformar fácilmente.

Sutilezas del cuidado y limpieza

No es necesario lavar con frecuencia los productos confeccionados en lana, aunque, si es conveniente evitar que tomen un olor persistente y desagradable o se manchen. Usted podrá mantener el aspecto original y la buena apariencia de su prenda de vestir de lana sin necesidad de lavarlos. 

Por ejemplo, muchas manchas y suciedad se limpian fácilmente (especialmente con productos de lana afieltrada), si se dejan secar completamente. Puedes limpiar la mancha con un cepillo ordinario, pero no demasiado duro.

De esta manera se puede deshacer fácilmente del olor desagradable. Solo bastará con enrollar el suéter, el gorro, la manta o la manta y dejarlos al aire libre. Y si la pieza necesita ser lavada, entonces se debe realizar de acuerdo a todas las reglas, teniendo en cuenta las peculiaridades de la tela. En tal sentido, si tomas la decisión de lavar tu prenda de lana debes considerar las indicaciones para hacerlo apropiadamente.

Asimismo, las bufandas, boinas, chal, entre otros son accesorios que necesitan un cuidado especial y el lavado es más frecuente porque no son prendas de abrigo. Debemos tener en cuenta que los calcetines de lana se lavan con regularidad. Aquellos prendas o piezas de vestir confeccionadas con lana de camello, oveja o hilo de angora no pueden ser lavadas con jábones convencionales. Lo mejor será sustituirlos por champú. Una de las recomendaciones más importantes que debes seguir es que no puedes torcer o exprimir la prenda, de lo contrario perderá su forma y apariencia.

Asimismo, para que la lana no se deteriore, es conveniente observar todas las reglas de lavado. Por ejemplo el cachemir se debe lavar solo a mano, de lo contrario, puede dañar seriamente el producto lavandolo a máquina.

Es imprescindible que antes de iniciar el proceso de lavado las prendas de vestir se preparen con mucho cuidado. En primer lugar, lea detenidamente la etiqueta, en ella hay información de mucha utilidad como por ejemplo la temperatura adecuada del agua para el lavado, si se debe lavar a mano y como se debe secar. 

Asegúrese de verificar el estado de la prenda de vestir, en cuanto a las rasgaduras u orificios pequeños, porque con el lavado estos se pueden hacer más grandes. 

Las prendas de vestir confeccionadas en hilo de Angora son muy esponjosas, lo ideal es peinarlas antes del lavado con un cepillo especial. Esto le permite deshacerse un poco de la suciedad, lo que te facilitará el proceso de lavado principal. Además, este método ayudará a deshacerse de la ropa de los pellets y evitar su aparición.

Detergentes

Cuando hacemos una revisión de los detergentes que utilizan las amas de casa para lavar las prendas de vestir de lana, encontramos que la mayoría usa su detergente habitual. Y esto no es conveniente, por la siguientes razones:

  • Primero, muchos polvos contienen partículas de agentes blanqueadores que dañan los tejidos de punto y de lana. Y después de lavar, pueden perder su color: aparecerán manchas más claras que estropearán el aspecto del producto.
  • En segundo lugar, los jabones en polvo son más difíciles de eliminar de este tipo tejido y existe el riesgo de que después del enjuague queden restos de partículas de detergente. 

Para un mejor resultado puedes adquirir un jabón líquido o gel especial para el lavado de prendas de vestir de lana. Puedes consultarle al vendedor o previamente leer acerca de la composición o propiedades de este tejido. El jabón adecuado no solo dejará limpia la prenda de vestir, también cuidará el tejido y así la pieza quedará suave y esponjosa. 

Es posible lavar estas prendas de vestir de lana con jabón líquido. Asimismo, con champú, también puedes lavar un suéter o una gorra. ¿Por qué con estos productos? El jabón líquido y el champú hacen espuma con agua fría a diferencia de los Hacen espuma en agua fría, a diferencia del jabón en polvo que necesita agua caliente.

Una opción de lavado es usar el método de las "Abuelitas", que puede ser útil en muchos casos. Pero es apropiado solo para prendas de lana de colores oscuros. Para ello necesitará mostaza en polvo:

  • 100 a 150 gramos de mostaza seca disueltos en un vaso de agua tibia.
  • A pasar una hora, se debe filtrar el líquido de manera que no queden partículas de mostaza en la ropa. 
  • Después, esta mezcla se debe verter en un recipiente con agua tibia y se puede lavar. 

Las prendas de vestir de color blanco se pueden blanquear con la ayuda de productos de farmacia. Como por ejemplo el peróxido de hidrógeno:

  • Se debe agregar 1 ml de peróxido de hodrógeno a un recipiente con agua. 
  • Se sumerje la prenda de vestir durante una hora.
  • Después de esto se debe lavar de la forma habitual.

Este método ayudará no solo a mantener la blancura de un suéter o gorra, sino también a eliminar los puntos amarillos que aparecen con el tiempo.

Condiciones de temperatura

Es muy importante tener en cuenta que durante el lavado a mano la temperatura del agua no debe exceder los 30°C. Para asegurarte puedes usar un termómetro de bebés. En caso de usar detergente en polvo este debe estar disuelto en agua por completo. Solo entonces sumerge las prendas de vestir en esta mezcla.

Si por el contrario, desea lavar las piezas de lana en la lavadora, debe leer la información en la etiqueta. Averigüe a qué temperatura se puede lavar. Es aconsejable lavar la ropa de lana a una temperatura que no supere los 40 ° C. Las lavadoras modernas tienen un ciclo de lavado especial para la "lana", ahí se lavarán las piezas de este tejido de la manera correcta garantizando el cuidado de la prenda. 

Si su lavadora no cuenta con este ciclo de lavado, puede optar por el ciclo para ropa “delicada” o “lavado a mano”. Es posible rechazar el hilado para no dañar un producto.

Métodos de lavado

Si ustde prefiere lavar las prendas de vestir confeccionadas en lana a mano, no debe remojarlas por más de 10 a 15 minutos. No debe retorcer la pieza durante el lavado, tampoco la frote con fuerza, de esta manera no dañara las fibras. Debe lavar con mucho cuidado las prendas de lana por la delicadeza del tejido. Considere el hecho de que tales prendas de lana al mojarse pesan porque absorben mucha agua, así que necesita remojar la ropa en grandes cantidades de agua.

Para enjuagar las prendas de lana debe usar abundante agua de la misma temperatura, recordando que el tejido no admite cambios de temperatura porque se daña. Si lo hace en agua fría, se deteriorará debido a la diferencia de temperatura. Recuerde que, si usa agua muy fría para el lavado de las prendas de vestir de lana se estirán, caso contrarío estas se van a encojer. 

El enjuague se debe realizar en varios pasos. Y el último enjuegue debe ser con agua fría, lo que ayudará a deshacerse finalmente del detergente en la tela.

El acelerado ritmo de vida ha hecho que las personas prefieran usar lavadoras para lavar su ropa, en el caso de las prendas de lana lo puede hacer en el ciclo para ropa "delicada". El el manual de la lavadora puede encontrar información al respecto. Si en tú lavadora no hay un ciclo de lavado para ropa "delicada" que te permita lavarla a bajas revoluciones y temperatura, entonces lo mejor será lavar la ropa a mano. 

Es conveniente retirar la ropa de la lavadora antes que finalice el lavado, ya que si la sacas estando húmeda evitarás que pierda la forma.  Deje drenar todo el exceso de agua, y luego puede extraer el contenido del tambor y comenzar el proceso de secado.

¿Cómo secar?

Así como es importante el lavado, de la misma manera el secado de las prendas de vestir. El secado de las piezas de lana debe ser el apropiado porque siguiendo las reglas de lavado la apariencia y forma se mantiene pero con el secado inadecuado las puedes arruinar. Para evitar estos inconvenientes, ten en cuenta las reglas de secado que te presentamos a continuación: 

  • En primer lugar, extienda una toalla grande sobre una superficie plana. Es mejor usar una toalla porque absorbe mejor la humedad.
  • Luego coloca la prenda de vestir de lana que ha sido lavada sobre la toalla. Enderécelo, pero no lo estire ni lo doble para que se seque correctamente.
  • Una vez que la toalla se moje, debe reemplazarla de inmediato por otra. Esto se debe repitar hasta tanto la prenda de vestir quede libre del exceso de humedad. Así se secará por completo.
  • Periódicamente debe girar la prenda de vestir. 

No cuelgues las prendas de vestir de lana con pinzas para que se sequen, lo conveniente es que se sequen en una superficie horizontal. Este es un aspecto que debe tomarse en cuenta porque las prendas de lana se deforman fácilmente y para devolverle su aspecto original tendrá que volver a lavarse. 

No es buena idea secar un abrigo de lana o cualquier otra pieza de este tejido en la secadora. Tampoco es conveniente exponerlos directamente a la luz del sol. Nada mejor que secarlos al aire libre durante un dia ventoso y fresco. 

Para secar correctamente tus prendas de vestir de lana como tu chal favorito, necesitarás un marco de madera:

  • Para empezar, debes evitar el exceso de humedad en la pieza lavada, como se describe anteriormente.
  • Estírala en el marco, con cuidado.
  • Es mejor exponer el marco sobre una mesa o darle algo de altura, y dejar la prendas de vestir ahí hasta que esté completamente seca.
  • Después de eso, puedes plancharla a muy baja temperatura.
  • Y para el planchado lo más idóneo es colocar una gasa o tela fina sobre la prenda de vestir. 

Las boinas de lana son mucho más fáciles de secar, por su tamaño se pueden colocar sobre un jarrón, una silla, entre otros. Cada ama de casa encontrara el elemento más adecuado en donde colocar la biona para que se seque sin que esta sufra algún daño. 

Generalmente, las personas usan los balcones o las habitaciones con ventilación para secar su ropa de lana. No debes olvidar que en la cocina ni en la calle lo debes hacer, en la cocina las prendas abosrben el olor de los alimentos y en la calle puede tomar el olor del humo del tabaco. 

Consejos y trucos

A continuación te daremos algunos secretos más que te ayudarán a extender la "vida" de tus piezas de lana favoritas:

  • Para evitar que las prendas de vestir de lana se desvanezcan antes del lavado, puede agregar de manera segura un par de cucharadas de vinagre (no más del 25%) a la cubeta con la solución de jabón preparada.
  • Las prendas de vestir hechas de lana de angora deben lavarse con champú. Y no olvides enjuagarlas con abundante agua. Es mejor hacer esto varias veces.
  • Si la ropa está demasiado sucia, entonces se debe cambiar el agua varias veces durante el lavado a mano.
  • Las manchas oscuras en una pieza de lana de color blanco se pueden eliminar con la ayuda de un ácido cítrico regular. Moje el área o zona manchada de la prenda, espolvoree con polvo en la parte superior y deje actuar durante una hora. Después de eso, puede comenzar el lavado habitual.
  • Si, después del lavado, la prenda de vestir pérdio su forma, entonces el método correcto te ayudará a recuperar su estado original: empape la prenda con agua con una pistola rociadora, planche con cuidado y estírela suavemente.
  • También puede una prenda de lana volver a su aspecto original con un vaporizador casero.
  • Para asegurarse de que las piezas de color no destiñan, basta con sumergirla en agua caliente envuelta en una tela de algodón. Después de pasado algún tiempo, notarás si mancha la tela o no.
  • Algunos usan el ciclo de aire frío de la secadora para no maltratar y secar la ropa de lana.
  • Los chales suaves y los chales de punto deben guardarse en bolsas de lino para que no se deterioren con el tiempo. También, se deben guardar las piezas especialmente delicadamente.
  • Para mantener tú suéter o chaqueta de punto sin deformar, manténlos doblados en un guardarropa, no los cuelgues en un perchero. Recuerda no colocar encima de ellos prendas de vestir pesadas. 
  • Si usas el ciclo incorrecto en la lavadora, la prenda se puede dañar y quizás lo tengas que desechar. 
  • Nunca vierta polvo o gel directamente sobre la mancha o suciedad. Estos se deben disolver completamente en agua antes de iniciar el lavado, la prenda de vestir puede echarse a perder.
  • Las piezas de lana deben ser planchadas sólo por el revés. Asegúrese de ver las recomendaciones en la etiqueta (con respecto a la temperatura de planchado).
  • Nunca guardes tu ropa de invierno sucia, lo ideal es que la laves antes, y te asegures que se haya secado bien, no haya absorbido desagradables olores. Luego doblala y guardala con cuidado en tu armario, no la cuelgues. Además conviene no guardarlos muy apretados para que la fibra no se dañe.
  • Siempre debes cerciorarte que los botones o las cremalleras esten fijos en la ropa antes de lavarla. 
  • Asegúrese de colocar en el armario un producto especial que prevenga el daño de las prendas de lana además que las proteja de las polillas. Asimismo, con ambientadores especiales para ropa.

En vez de las bolas de naftalina, usa bolsitas de lavanda o bolas de cedro para mantener tu ropa de lana oliendo fresca y libre de pestes.

Si tienes espacio en tu cómoda, también puedes almacenar accesorios de invierno confeccionados de lana en un cajón.

En el siguiente video te daremos detalles de cómo lavar adecuadamente prendas de vestir de lana a mano.