¿Cómo lavar las marcas de pluma de la ropa blanca?

¿Cómo eliminar las manchas de tinta de bolígrafo en la ropa blanca?

Resulta común observar manchas y rayas de tinta en la ropa, sobre todo en la ropa blanca o de colores claros, porque el contraste del color las hace resaltar. Esa molestia no solo afecta a los escolares o estudiantes, el empleado de oficina o un contador acostumbran llevar consigo el bolígrafo a todas partes, por lo tanto, es muy factible que su ropa se raye o manche de tinta. Pueden ocurrir accidentes como derrames de tinta cuando llevas el bolígrafo en el bolsillo de la camisa, generando una gran mancha, y por supuesto, una tremenda preocupación por la posibilidad de perder la camisa.

Cuando accidentalmente le haces una raya a la ropa con un bolígrafo o lapicero (como también se le conoce) o peor aún, cuando bota tinta, ésta se extiende por una gran sección de la tela. Aunque intentes absorber la tinta de inmediato, queda la mancha. Este tipo de contaminación no es fácil de eliminar, se requiere mayor cuidado, dedicación y tiempo. Afortunadamente, existen procedimientos caseros que ayudan a recuperar tu ropa, eliminando la mancha. En este artículo guiaremos hacia la aplicación de algunos de esos procedimientos.

Características de la contaminación con tinta

Realmente es muy desagradable que tu ropa blanca o de color claro se manche de tinta, especialmente debido a que el color de la tela hace que las marcas sean más notables. En el caso que nos compete para este artículo, nos referimos a la tinta de bolígrafo, debido a que este es uno de los implementos de escritura más usada en el mundo. Durante muchos años, los bolígrafos han ocupado un puesto importante en la sociedad, por su gran demanda, tanto así que siempre están presentes en las cartucheras (estuches para guardar utensilios de escritura) de los estudiantes, en los escritorios de oficina y en las entidades bancarias, tan solo por nombrar algunos, bien sea para tomar apuntes como para firmar documentos. Para determinar cuál es el mejor procedimiento para limpiarlo de la tela, debemos conocer un poco más acerca de su composición.

En general, la tinta está compuesta por pigmentos de diferentes colores, disueltos en solventes fabricados a partir de tolueno y xileno, lo que permite que el secado sea más rápido. Entre los tipos de tinta empleados en los bolígrafos tenemos la tinta líquida (también conocida como normal o de bola) y la de gel. Los bolígrafos de tinta líquida son los tradicionales, más comunes y económicos; utiliza tinta gruesa, permanente y con base aceitosa por lo que su consistencia suele ser viscosa. Se consiguen en los clásicos colores azul, negro y rojo. Mientras que los de gel utilizan una base acuosa en el que los pigmentos se encuentran suspendidos. Posee una amplia gama de colores pasteles y brillantes, pero los más llamativos son los metálicos: oro, plata, etc. Su uso tiende a ser más específico, formal, por ejemplo, en escritura a mano de tarjetas de invitación para bautizos, cumpleaños, bodas, etc. Por su consistencia, la de gel tarda un poco más en secarse que la líquida.

Las  tintas en gel son mucho más fáciles de eliminar porque contienen sustancias acuosas que no se fijan fuertemente en la estructura de la tela, mientras que las manchas de tinta líquida pueden requerir un retoque para lograr su eliminación por completo. Sin embargo, es factible recuperar tu ropa blanca. Cuando la tela machada es de tejidos naturales como el lino y el algodón, la tinta penetra más profundamente en las fibras. En estos casos, el proceso para eliminar el rastro de la tinta, es un poco más lento. Es mucho más fácil eliminar esas manchas si hay materiales sintéticos o mezclas en el tejido.

Dependiendo del tipo de tinta, el grado de contaminación y el tipo de tejido, se hace mucho más fácil retirar la mancha en unos casos, mientras que otros se complican un poco más. No todos los tejidos reaccionan igual con un mismo tipo de limpiador, algunos son más delicados, debes estar pendiente de las indicaciones de la etiqueta y composición de la tela. Hay algunos tipos de prendas que son muy delicadas y costosas, como es el caso de las sedas naturales. Aunque los procedimientos caseros pudiesen limpiarlas, es preferible pagar para que un especialista la limpie y no arriesgarse a estropearla.

Situación similar se presenta cuando la prenda es un abrigo que tiene pelo natural de animales o prendas de cuero fino, que han sido manchadas en lugares visibles. Lo ideal es dejarlo en manos de profesionales porque el riesgo es muy grande. Los siguientes procedimientos son los más versátiles y válidos para tejidos naturales y artificiales, no obstante, a menudo es necesario combinar varios métodos o repetir el mismo  para que la eliminación sea completa.

Métodos de limpieza

No siempre disponemos en casa de limpiadores específicos para manchas de tinta en ropa. Por ello, teniendo en cuenta que lo ideal es retirar la mancha apenas te des cuenta que se ha derramado la tinta de tu bolígrafo, es bueno saber cómo quitarla mediante el empleo de métodos caseros. Recuerda que primero debes retirar el exceso de tinta con una toalla de papel, sin restregar, para evitar que la tinta se extienda; solo debes hacer una ligera presión sobre la tinta, repetir el procedimiento con un trozo de papel nuevo para evitar mancharlo en otro sitio, hasta que visiblemente no se absorba más tinta.

Manchas con tinta normal

Los bolígrafos modernos, sin duda, han avanzado significativamente en términos de calidad de tinta. Pero nadie es inmune a trazar accidentalmente una línea en la manga o sufrir un derrame de tinta en su bolsillo. Aquí hay algunas recomendaciones y consejos, con los cuales puede eliminar rastros de tinta de varios tipos de telas blancas y ligeras, por ejemplo, de una blusa, túnica, camisa, chaqueta o camiseta.

  • Solución de glicerina. Es uno de los métodos más sencillos en la lucha contra los rastros de tinta. En la mancha o raya del bolígrafo, debe poner una solución de glicerina para que el tejido quede bien empapado. Deje la mancha en remojo con la glicerina durante una hora. Una vez transcurrido el tiempo indicado, el área del producto en el que se aplicó la glicerina debe enjuagarse completamente con agua tibia salada. Si aún queda la huella visible de la tinta, aplique jabón o polvo para lavar.
  • Una mezcla de amoníaco y peróxido de hidrógeno ayuda a eliminar bien la tinta. A una cucharadita de amoníaco y peróxido mezclados en un recipiente de esmalte, se le agrega un vaso de agua tibia. El área de la ropa, donde es necesario limpiar el rastro de tinta, debe sumergirse en esta solución durante al menos dos horas. Después de eso, enjuague con agua tibia corriente. De la misma manera, puede usar una mezcla de bicarbonato de sodio y peróxido, la proporción de los componentes en la solución sigue siendo la misma.
  • Antes de proceder a lavar, en lavadora o a mano, la ropa que está manchada, debe atacar primero la mancha y luego lavar la prenda por completo. Los detergentes para lavaplatos eliminan bien los contaminantes de la tela, son delicados y no dañan las fibras, como los agentes blanqueadores o los agentes agresivos que contienen cloro. La mancha debe frotarse bien con detergente para lavar la vajilla y dejada durante aproximadamente una hora antes de lavarla.
  • Otro de los compuestos que disuelven algunos contaminantes como la tinta son las soluciones ácidas. En casa, puede usar vinagre de mesa, jugo de limón exprimido o una solución débil de ácido cítrico. Estos procedimientos son particularmente efectivos en los primeros minutos después que se genere la contaminación. Cuanto antes aplique la solución a la tela, más efectiva será la lucha contra la mancha.
  • La tinta fresca se puede espolvorear con sal común. Este método, al igual que el anterior, es más efectivo solo en los primeros minutos después de que la tinta ingresa a la tela. Espolvoree sal en el área manchada, luego, sin usar agua, retire la sal con un cepillo o una esponja seca. Normalmente, este método ayuda a reducir al menos significativamente la mancha, ya que la sal absorbe la tinta líquida.
  • Cuando se trata de ropa de algodón blanco, de lana o de cuero claro puede remojar la mancha en leche tibia y dejarla al menos seis horas. La tinta pasa hacia la leche, por ello, debe cambiar varias veces y frotar suavemente de vez en cuando para asegurarse que la tinta no se extienda. A veces puede quedar el centro blanco y un círculo de tinta alrededor. Verás como la mancha de bolígrafo poco a poco se irá aclarando hasta salir por completo. Luego lava como de costumbre.
  • Si estamos hablando de una mancha pequeña y nos damos cuenta en el instante en que se produce, se puede usar un algodón impregnado en alcohol y aplicarlo en la prenda por el revés de donde se ha manchado. Con un trapo blanco, suave, se frota directamente la mancha hasta conseguir eliminarla. Hay que tener cuidado al frotar ya que se puede extender la mancha. Lo mejor es comenzar presionando suavemente y si no sale, puedes frotar con cuidado.

Debe tenerse en cuenta que el agua caliente solo exacerba el problema de las manchas de tinta. Debido a la expansión de las fibras, la tinta de bola penetra más profundamente en el tejido y se fija, haciendo más difícil el acceso directo a la tinta, por ende, se dificulta su disolución y retiro de la tela. En vista de ello, la contaminación con tinta debe ser eliminada por completo o lo mejor posible, antes de proceder a lavar la ropa. El tratamiento y lavado de la ropa manchada con tinta debe llevarse a cabo con agua tibia o ligeramente fría para evitar el riesgo de fijación.

Después de aplicar el método de eliminación de manchas que le haya resultado efectivo, es conveniente hervir la ropa con jabón o detergente para ropa. Esto ayudará a completar el resultado, con ello se logra retirar la tinta disuelta en las capas profundas de la tela, adicionalmente, mantienes la ropa con su color blanco original y homogéneo en toda la superficie.

Manchas con tinta de gel

Como se mencionó anteriormente, la mancha de la tinta de gel se elimina un poco más fácil. Cuanto antes se tomen las medidas para eliminar la mancha, más eficazmente se puede limpiar el producto. Para lavar la pasta de gel azul, negra o coloreada con un paño blanco, puede utilizar los siguientes métodos:

  • El removedor de esmalte de uñas o la acetona simple funcionan para disolver esos contaminantes y no arruinan la tela liviana. El procedimiento consiste en humedecer abundantemente con acetona una almohadilla de algodón, un trozo de venda o una esponja. Coloque una esponja seca debajo de la mancha de tinta. Presione la esponja bañada en acetona fuertemente contra el punto de tinta que se encuentra en la parte de arriba, manténgala presionada por un rato. La tinta del gel se disolverá con acetona y pasará a la esponja que se encuentra debajo.
  • El vodka normal funciona aproximadamente de la misma manera que el removedor de esmalte de uñas. La tinta se disuelve en alcohol etílico puro aún más rápido, sin embargo, no todos lo tienen disponible. El proceso de limpieza de la mancha de tinta de gel con vodka es similar al de acetona.
  • Cuando el rastro de tinta de gel es fresco, se puede rociar abundantemente con almidón o talco. La tinta se absorbe en el polvo. Esto ayuda a eliminar el exceso superficial, es posible que queden restos de la tinta que logra penetrar en el tejido.
  • Otro de los procedimientos consiste en el uso de trementina. Es adecuado para tintas de bolígrafo de gel y bolas. El aceite de trementina se aplica a la mancha con una esponja. Luego, se debe limpiar el tejido con un algodón humedecido en peróxido de hidrógeno, también conocido como agua oxigenada. Después de disolver el trazo de tinta, enjuague la ropa con agua corriente.
  • Muchas amas de casa recomiendan el uso de laca en spray para el cabello. En este caso se procede de la siguiente manera: Extender la parte de la ropa que presenta la mancha de tinta, de tal manera que la contaminación quede hacia arriba. Colocar una servilleta o paño de algodón en la parte de abajo. Aplicar la laca a la mancha, la cual la disolverá gradualmente y la tinta será absorbida por la servilleta para evitar que se extienda. Repetir hasta lograr la limpieza total.
  • Uno de los métodos efectivos que funciona bien con las tintas de gel es el yogur o el kéfir. Consiste en colocar un poco de leche agria o kéfir en una pequeña bandeja de esmalte o paila y calentar un poco. Luego sumergir la parte de la tela manchada y dejarla en remojo. Puede remover de vez en cuando para acelerar el proceso.

Después de un tiempo, el yogur o el kéfir van a adquirir un tenue tono de tinta. Esto significa que la mancha se ha disuelto en el medio ácido del yogur. Para extraer eficientemente la tinta y asegurar los resultados, debe reemplazar el kéfir o el yogur y repetir el procedimiento las veces que sea necesario. Una vez eliminada la tinta, lave la ropa por completo.

Si no tiene kéfir o yogur, lo puede sustituir por leche completa líquida o preparar una solución a partir de leche en polvo y agregarle unas gotas de jugo de limón. El resto del procedimiento es el mismo.

Contaminación antigua

Cuando se aplica tratamiento a la prenda de vestir, al momento de ocurrir la mancha de tinta, se obtienen resultados inmediatos porque los componentes de la tinta están frescos y se logra disolver, mientras que, cuando ha transcurrido cierto tiempo y la tinta ha perdido su solvente, se fija en las fibras dificultando en gran medida su remoción. Estos casos son frecuentes en los niños porque no les prestan mucha atención a esta situación, de igual manera, en el caso de los adultos la situación es que haya ocurrido el suceso sin darse cuenta.

La contaminación de tinta más antigua, desafortunadamente, se absorbe demasiado en la tela y, por lo tanto, se hace más difícil retirarla de la ropa. De todas maneras, recomendamos aplicar los tratamientos que han sido explicados anteriormente, los cuales son menos dañinos para la tela. Aunque no lo eliminen por completo, es muy probable que disminuya la mancha, por lo tanto, el tratamiento más fuerte surte efecto más rápido y no tendrás que dejarlo mucho tiempo en contacto. Con este proceso, los tejidos sufren menos daño y la tela se va a mantener en buenas condiciones por largo tiempo.

Otra opción es una mezcla de alcohol etílico y vinagre, conocida como lejía doméstica. Estos dos componentes deben mezclarse en proporciones iguales. La solución se aplica al área contaminada, después de lo cual debe esperar de 3 a 5 minutos. Cuando vea que la tinta de su ropa se está difuminando y borrando, puede enjuagar el producto con agua corriente. 

En el caso de que los procedimientos anteriores no surtieran efecto, entonces, lo más probable es que tenga que recurrir a la ayuda de agentes blanqueadores que contengan cloro para lavar los tejidos. Lea detenidamente la etiqueta de la prenda de vestir que desea lavar. Si las instrucciones no prohíben la decoloración, entonces puede aplicar de manera segura este procedimiento. La principal ventaja en este caso es que la ropa que estamos tratando de desmanchar es blanca, por lo tanto, no le va a desteñir la tela como es el caso de las telas de color o estampadas. En todo caso debe estar pendiente porque su ropa blanca puede adquirir un tono amarillento difícil de eliminar.

En las tiendas que venden productos para el hogar puede encontrar soluciones especiales para quitar manchas para varios tipos de telas, incluso las delicadas. Algunos de esos limpiadores consisten en oxígeno activo que son muy efectivos en una gran cantidad de tejidos. Este tipo de limpiadores se aplican directamente sobre la mancha poniendo la prenda en remojo el tiempo indicado en la etiqueta. Posteriormente, se lava normalmente. No usar en prendas de cuero.

Mire la etiqueta en la que aparecen las indicaciones de su ropa, luego seleccione un quitamanchas adecuado para él. Si no dispone de la etiqueta y tiene dudas sobre el material con el que confeccionaron la ropa, adquiera un producto quitamanchas para telas delicadas o seda.

Para obtener información sobre cómo eliminar la tinta de un bolígrafo, vea el siguiente video.