Consejos para eliminar las manchas de aceite de la ropa

Consejos para eliminar las manchas de aceite de la ropa

Muchas veces las amas de casa a la hora de lavar, se enfrentan con el problema de ¿Cómo hacer para quitar las manchas en la ropa?. Es mucho más difícil cuando tienen esposos o hijos, que desempeñan actividades que los obligan a estar en contacto con ciertos productos, tales como: Aceite, grasa, pintura, químicos, etc., que inevitablemente por mucho cuidado que se tenga, pueden caer accidentalmente en la ropa de diario o según sea el caso, en el uniforme de trabajo. Una de las manchas más difíciles de quitar es la de "aceite", cuando cae al tejido de la ropa, ésta lo absorbe de tal forma, que deja una mancha muy fea y desagradable, que muchas veces si no sabemos cómo quitarla, terminamos por dañar la prenda. 

Afortunadamente existen muchos productos químicos fabricados con sello de calidad, que nos garantizan quitar las manchas y al mismo tiempo no dañan la textura de la ropa. Sólo se debe elegir el producto adecuado según el tipo de mancha. Y asegurarse que los componentes del mismo no dañen la tela. Hay tejidos muy delicados que se rompen o pierden el color cuando se aplican  algunos químicos. 

¿De qué está hecho el aceite? 

La mejor manera de combatir las manchas de aceita, es informarse de qué está compuesto éste mineral. 

El aceite: Es una sustancia espesa de color oscuro, de origen animal, mineral y vegetal. Y está constituido de ácidos grasos o por hidrocarburos derivados del petróleo. Su color es casi negro y debido a que su consistencia es muy grasosa, cuando cae en el tejido, las manchas se comen la tela y es muy difícil de quitarlas.  
 

Es un elemento tan fuerte que aunque caiga sólo una pequeña gota en la ropa, basta para que se extienda rápidamente, hasta el punto de dañar el tejido en su totalidad.

"Existe la posibilidad en algunos casos,  que después de un lavado exitoso, la tela cambie de color, de textura o resistencia,  justo en la zona donde está la mancha de aceite."

Consejos útiles y prácticos para arrancar las manchas de aceite

Antes de comenzar debemos tomar en cuenta que: El aceite puede estar compuesto también por azúfre, ácido sulfúrico y silicatos que pueden dañar nuestra piel, así que para realizar el procedimiento de quitar las manchas, debemos proteger nuestras manos con guantes de goma. 

A continuación los pasos a seguir para quitar las manchas de aceite:

  • Debes comenzar por la parte frontal donde está la mancha de aceite. 
  • Para evitar que la mancha se filtre en la siguiente capa de tela (si por ejemplo estamos hablando de una manga o una pierna) vale la pena poner en la parte posterior, una gasa doblada en 5 o 6 capas. 
  • Es recomendable usar un cepillo suave y un paño para frotar la zona dañada, al mismo tiempo se necesita cambiar el paño regularmente y enjuagar el cepillo con agua caliente.
  • Cuando se humedece la mancha de aceite, puede continuar extendiéndose sobre la superficie de la tela, por lo que es recomendable usar la menor cantidad de líquido posible durante las etapas iniciales de limpieza.
  • Es importante limpiar la mancha desde el borde hasta el centro, ésto también evitará que se expanda. 
  • Si se utiliza alcohol, acetona, solvente o combustible para la limpieza, es recomendable probar el producto en un lugar abierto ya que éstos químicos expanden olores muy fuertes  que son perjudiciales para la salud. (Además, cuando se trabaja con materiales químicos fuertes, debemos estar conscientes que sus compuestos son inflamables por lo que debe mantenerlos alejado del fuego).
  • Cuando el aceite cae en la tela, puede actuar rápidamente antes que éste se expanda, colocando una servilleta o papel higiénico sobre la mancha y de ésta forma lo absorbe considerablemente. 
  • Cuando utilice disolventes u otros productos químicos fuertes, es necesario lavar bien la pieza y luego secarla al aíre libre (en un lugar bien ventilado) para que desaparezcan los vapores y olores del alcohol, la acetona o cualquier otro químico que haya utilizado. 
 

 Polvos y detergentes

En la actualidad hay muchísima publicidad de jabones y detergentes que a menudo prometen resultados maravillosos para lavar la ropa, incluso garantizan quitar las manchas por muy difícil que éstas sean, tales como: Las de sangre, jugo, café, pintura, etc., que son las más fuertes, pero a pesar de tanta publicidad, el removedor de manchas de más alta calidad, apenas puede hacer frente a la mancha de aceite. Sólo hay unas pocas herramientas probadas y realmente confiables que son efectivas para combatir éste desagradable inconveniente. 

  1. El primero de la lista y el más confiable: Es un detergente para lavavajillas de alta calidad. Sorprendentemente es precisamente éste producto el que puede eliminar fácilmente la mancha de grasa o aceite. Su éxito radica en que está compuesto de productos químicos que cortan de forma inmediata la grasa. Siendo éste una alternativa que podemos utilizar para aplicarla sobre la superficie manchada de la tela. 
  2. En la mayoría de los hogares no puede faltar el jabón común o lejía: Es el asistente universal en muchas actividades de limpieza. Basta con frotar abundantemente el área contaminada, dejar reposar durante 30 o 40 minutos y lavar en la lavadora. Sin embargo, el jabón es efectivo sólo en la lucha contra las manchas frescas, es poco probable que funcione quitando una mancha que ya está seca. 
  3. Los solventes químicos también pueden ayudar a combatir éste tipo de manchas: Pero debe prestar atención a su composición: Si contiene acetona, debe ser extremadamente cuidadoso, ya que puede eliminar el color del tejido.
  4. El champú para automóviles: Es otro producto que se puede emplear para quitar las manchas de aceite. Ésta herramienta está diseñada específicamente para resolver tales situaciones, pero es recomendable sólo usarla sobre telas gruesas. 
  5. Los limpiadores de alfombras también pueden ser útiles: Su textura es bastante ligera y ésto ayuda a penetrar en la profundidad de la tela, quitando así la suciedad y las manchas. En el caso de la ropa, después de usarlo es necesario lavar la prenda con abundante agua. 
  6. El aceite esencial de amoníaco o eucalipto: También es efectivo para arrancar algunas manchas de aceite. Éste producto es muy adecuado para usarlo sobre telas delicadas a las que no se le puede colocar productos químicos tan fuertes.

Productos naturales para quitar las manchas

Hay productos que nunca faltan en casa que se pueden usar cuando tenemos una prenda de vestir manchada de aceite u otro elemento. Por ejemplo: 
  • El talco: Cuando cae una gota de aceite sobre la superficie de la tela, lo primero que se debe hacer (si tenemos a la mano el prodcuto) es colocar el talco justo en la mancha, dejamos secar y luego se retira con un cepillo suave. Los resultados son sorprendentes. 
  • El bicarbonato: Coloca un poco sobre la mancha, espera a que el producto absorba el aceite y se seque. Luego se retira con un cepillo y se lava la prenda como se hace habitualmente. 
  • La aspirina: Se introduce dos pastillas de aspirina en el agua cuando se haya llenado la lavadora, se deja diluir y se mete la ropa, ésto hará que desaparezcan las manchas. 
  • Alcohol, vinagre y agua: Se mezcla la cantidad suficiente dependiendo el tamaño de la mancha, ésta mezcla se recomienda especialmente para quitar las manchas de café. Se coloca en la zona dañada y se deja reposar por 1 hora aproximádamente, luego se enjuaga con agua y jabón.
  • La crema dental: Se utiliza para quitar las manchas de pintura de labio, se aplica en la zona afectada y se frota con un cepillo suave hasta que desaparezca la mancha. 
  • La leche: Es efectiva para quitar las manchas de tinta. Se sumerge la pieza dentro de un valde lleno del liquído y se deja en remojo durante una hora. Luego enjuaga con abundante agua. 
  • La glicerina: No es muy común tener éste producto en casa, sin embargo es fácil de conseguir y es efectivo para quitar las manchas de tinta. 
  • El agua oxigenada: Es eficaz para quitar las manchas de sangre. 

"Cuando se pega un chicle en la ropa, una  técnica infablible, es meter la pieza en el congelador y esperar a que la zona afectada se enfríe, luego se despegará de la tela fácilmente." 

¿Cómo utilizar un producto que elimine las manchas y no dañe la tela?

Es categóricamente inaceptable usar químicos fuertes sobre telas delicadas y naturales , tales como: El algodón, el lino o la lana. Con éste tipo de prendas, es  bastante difícil eliminar una mancha de aceite, ya que requiere una limpieza muy cuidadosa. Con algunos productos químicos debemos tener un poco de paciencia, ya que es probable que se necesiten de varias lavadas. También hay que considerar que hay telas  muy delicadas que se pueden dañar e incluso con sustancias menos fuertes e inofencivas. 

Se recomienda antes de usar  cualquier producto que compre en el mercado, leer las indicaciones que trae en la etiqueta y así saber cuáles son sus componentes y a qué tipo de tela se puede aplicar. 

Recurrir a productos naturales es una mejor opción, ya que éstos no contienen químicos que puedan destruir el tejido de la prenda. Y lo mejor es que son fáciles de conseguir, económicos y por lo general siempre los tenemos en casa.

 ¿Cómo quitar las manchas de las telas blancas y de color?

  • Es muy difícil quitar las manchas de una tela blanca, sin embargo se recomienda utilizar un pañuelo del mismo color, con un poco de lejía y frotar la zona afectada. También se puede  utilizar el bicarbonato o agua oxigenada, aplicándolos con un algodón. 
  • En el caso de las telas de color, muchas veces se corre el riesgo, que la tela se rompa o pierda el color. Por esa razón es muy importante realizar primero una prueba, aplicando una pequeña cantidad del producto en alguna zona escondida de la prenda, de manera que se pueda  comprobar si el químico no descolora la tela o no daña su textura. 
 

Si la tela no se desvanece bajo la influencia del producto seleccionado, su uso en el área contaminada será  recomendable, pero si hay un cambio en el color, vale la pena elegir otro medio.

Tejidos de piel o cuero

En el caso de artículos de cuero, como zapatos, carteras o cinturones, la cosa es un poco más fácil debido a su textura densa y superficie lisa. La piel o el cuero, absorben el aceite mucho menos, por lo que sólo es suficiente frotar (de manera oportuna) con una toallita humedecida en alcohol y así elimina el inconveniente  por completo. Los productos de cuero son extremadamente difíciles de lavar o secar, por lo que es mejor minimizar la posibilidad de que se  manchen o ensucien. 

Si la mancha sigue arraigada y es necesario retirarla, el champú para lavar automóviles vendrá al rescate, ya que está diseñado para combatir éste tipo de manchas, disuelve bien la grasa y elimina los restos del químico.

"Sin embargo, el uso frecuente de químicos para los productos de cuero, no es recomendable  ya que penetra profundamente en la pieza y puede llegar a destruir su textura." 

Puedes tomar en consideración usar de forma mínima o tener como última opción, la intervención de productos químicos sobre las piezas de cuero. Para hacer ésto, puedes intentar quitar la mancha con productos caseros como el jabón o alcohol. Otra alternativa sería pintar el producto con una pintura especial para piel: Ésto ayudará no solo a limpiar la pieza, sino le dará un aspecto totalmente nuevo. 

Hoy en día existen muchas más opciones para lidiar con manchas complejas. Sólo es importante elegir el producto adecuado tomando en cuenta el tipo de componentes químicos que tenga, para así evitar dañar la ropa al momento de querer quitar las manchas.

En ocasiones se busca solucionar un problema al eliminar esas desagradables manchas de las prendas de vestir, pero por otra parte, al no informarnos bien de los componentes que tienen los productos químicos que vamos a utilizar, terminamos dañando la textura de la tela.

Otra batalla para las amas de casa, es lidiar con las manchas que se dejan en el cuello de las camisas. Sobre todo cuando son piezas de ropa que se tienen que repetir a diario (uniformes escolares o de trabajo) y están expuestas al polvo y el sudor, trayendo como resultado esas horribles manchas pegadas que terminan percudiéndo el área del puño y el cuello. 

Sin embargo con la ayuda de algunos productos que nunca faltan en casa, podemos despercudir esas feas manchas de sucio. El jabón azul y el vinagre son efectivos y muy usados en generaciones. Consiste en frotar con jabón azúl la zona manchada, se le agrega un chorrito de vinagre y se deja en remojo por 1 hora apróximadamente, luego se lava de forma habitual (a mano o en lavadora) y se pone a secar al aíre libre preferiblemente. El resultado final es estupendo. 

Viajando un poco en el tiempo: Cabe mencionar que en antiguas décadas, se utilizaban sólo productos naturales para lavar y desmachar la ropa, puesto que en la época, no existían esos desmanchantes fabricados con productos químicos con los que contamos hoy en día. 

En la década de la "II Guerra Mundial", la ropa se ensuciaba con mucha más frecuencia  ya que tenían que caminar kilómetros para poder buscar agua de la fuente y así poder lavar, cocinar, limpiar y tener el aseo personal debido. En esa época no existían lavadoras y el trabajo de las mujeres consitía: "En ir a lavar la ropa al río, un trayecto que duaraba casi un día y medio."

Las mujeres usaban un cajón con una tablita para arrodillarse y así tener la cómodidad de poder lavar la ropa. Cuando era invierno buscaban un arroyo o manantial y el frío del agua muchas veces le provocaba heridas en las manos. Padecían de muchas enfermedades como el catarro, la pulmonía o la bronquítis, ya que permanecían muchas horas con la ropa mojada mientras hacían el proceso de lavado.

"Es interesante mencionar, que el jabón fue inventado por los árabes en el año 3.000 AC." 

¿Cuál es la diferencia del jabón de panela y el detergente en polvo?

El jabón se divide en dos partes: 

  • Lipófila: Es una sustancia que se une a las gotas de grasa.  
  • Hidrófoba: Se une al agua. 

Y así con éstos dos componentes, se logra disolver la grasa en agua. 

El detergente: Es un producto fabricado con muchos componentes, derivado del petroleo. El detergente ha logrado sustituir al jabón, porque en el agua se disuelve mucho más rápido y los resultados son más efectivos.