Elegante traje clásico para niño

Elegante traje clásico para niño

Toda mamá en algún momento de la vida le corresponde el reto de vestir a su hijo o hija para un evento donde se requiere de formalidad. Se necesitan días de preparación para elegir el atuendo adecuado para el evento festivo, y cualquier madre se enfrenta a la especial ocupación de evaluar todas las opciones de vestimenta para su hijo(a). 

Por otro lado, si encontrar la imagen o estilo correcto para las niñas no es difícil, entonces debes saber que escoger un traje para para el niño, no es tarea simple debido a la pequeña variedad de opciones que existen. Sin embargo, esto no significa que su hijo varón no pueda lucir realmente bello y proyectar una imagen distinta cuando va a un evento de este tipo.

¿Cómo elegir un traje clásico para niño?

La moda infantil en la actualidad, refleja mucho el estilo y la personalidad de los pequeños de la casa. Además si ya escoger la ropa puede resultar entretenido, escoger un traje clásico puede resultar bastante interesante. Para ejecutar esta tarea sin complicaciones adicionales, es importante tomar en cuenta en el momento de la elección las necesidades del niño, y no anteponerla a nuestros deseo de verlo bello y a la moda.

En este mismo sentido, se puede decir que: se deben escoger prendas que resulten cómodas y prácticas sin perder de vista la imagen y función para la que están diseñadas. Las cualidades principales y básicas para la ropa de cualquier niño son la conveniencia y la practicidad. Para la ropa de niño, un criterio importante será su cansancio: no es un secreto que los jóvenes amantes de la moda mantienen las cosas más tiempo que los niños activos e inquietos.

Además, debes recordar que es un niño y a pesar del traje que lleva puesto se comportará como tal y no evitará jugar y saltar por todos lados. Un niño es movedizo, por lo que el traje a escoger no debe limitar sus movimientos ni hacerlo sentir incómodo.

La calidad dudosa de la tela se desgasta y pierde su aspecto, por lo que, al elegir un traje clásico, es funtamental prestar atención a la calidad del material con el que está fabricado. Las costuras cuidadosamente procesadas y la falta de olores serán un plus indudable. Adicionalmente sería ideal que al escoger el traje del niño, que el tipo de tejido no se arrugue fácilmente, ya que esto pudierá no ser tan conveniente. 

También vale la pena considerar la naturalidad de la tela. Después de todo, los sintéticos causan mucha sudoración en el niño, no deja que el aire entre al cuerpo, por lo que para los niños calurosos hará que se sienta sofocado. En este sentido, las telas deben ser de buena calidad, de texturas suaves, maleables, confortables y que permitan la transpiración. 

También presta atención a la época del año en que se usará el traje. Por ejemplo, las variantes de invierno generalmente son más cálidas, pero los niños activos en ellas pueden estar calientes, especialmente si el evento festivo se lleva a cabo en un espacio cálido y cerrado. Toma en cuenta este detalle, para determinar las posibles temperaturas en el lugar del evento, y así poder evaluar opciones mas abrigadas o por el contrario mas frescas, esto con el propósito de que el niño pueda estar bien y acorde con el clima. 

Un punto importante para elegir el traje de un niño será su talla, ya que una tela gruesa restringirá el movimiento del niño y afectará la comodidad. Aún así, la conveniencia es el criterio principal para la ropa de los niños, así que cuanto más simple sea, mejor se adaptará su hijo, y la variedad y los cortes intrincados son mejor para las niñas. Descarta todas las opciones que no le resulten cómodas y vayan en sintonía con su cuerpo, como por ejemplo, un traje muy ajustado o demasiado grande, si no es un traje realizado a la medida, trata en lo posible que sea lo más cercano a su talla ideal.

Finalmente, debemos mencionar que al escoger el traje para tu niño, debes tomar en cuenta su edad aunque esto pueda parecer muy obvio. Lo encantador de ser niño es precisamente eso, ser niño. No intentes hacer parecer a tu hijo un adulto, esto es lo menos que debes buscar al elejir un traje para él. Deja que siga siendo niño, la sencillez será tu mejor aliada para lograrlo. 

Características y beneficios.

Un traje clásico de niño es, en principio, el mismo traje clásico de hombre, solo que una copia más pequeña. Por lo tanto, el traje para el niño tiene todos los elementos tradicionales que la versión adulta, y por lo tanto se ve y se siente no menos elegante que el traje del papá.

Corte estricto, líneas claras de flechas en las piernas, tonos acríticos, moderados y un número mínimo de detalles que distraen: esta es la base de esta versión de la ropa.

Entre los modelos clásicos de los niños son muy populares los trajes, denominados tríada. El conjunto de pantalones, chaqueta y chaleco es muy práctico e indispensable en términos de comodidad. En invierno, una chaqueta es muy útil, y un chaleco será indispensable para dar calor. Además, debido a la falta de mangas, no limita el desplazamiento, lo que deja la máxima libertad de movimiento, lo cual es importante para un niño activo.

El tweed es uno de los materiales más populares cuando se hace un traje. Este tejido se utiliza a menudo en los uniformes escolares porque es muy práctico y cumple con todos los requisitos básicos que se imponen en la ropa de los niños. este traje se puede usar con seguridad no solo en la escuela, sino también en varias celebraciones festivas.

Los trajes clásicos para niños pueden tolerar elementos decorativos suaves, como una tira o una corbata, pero con una mínima diferencia de contraste en el color del traje en sí. Estos detalles traen notas refrescantes a la imagen general, pero no ovides que no se debe exagerar en accesorios.

¿Cómo combinar un traje clásico para niño?

La camisa blanca como la nieve y un lazo oscuro bastante tradicional se combinan perfectamente con un traje clásico y añaden una imagen de exquisita moderación. Pero combinando con una camisa brillante y colorida con corbata de patrones agregará incluso el traje más severo novedad y notas frescas.

Para un evento festivo, la camisa estará bien complementada con volantes o corbatas. La simplicidad de la imagen con un chaleco se puede combinar con una camisa colorida y también con una corbata interesante. Esta último puede ser reemplazado perfectamente por un elegante corbatin de lazo.

Por su edad los niños gozan de cierta libertad y permisividad, por lo tanto, si la etiqueta no es demasiado estricta, también puede optarse por camisas americanas o cuello mao, o con un gracioso estampado, estas casi siempre resultan muy adecuadas. Dependiendo de la edad del niño, se puede prescindir del lazo o la corbata.

En relación a los colores, por lo general se utilizan colores lisos que puedas combinar con tonos neutros como el blanco o beige. En este aspecto juega un papel importante si el evento es de día o de noche. En el día puedes utilizan tonos claros o pasteles, mientras que de noche se da preferencia a tonos mas sobrios. Hoy por hoy, los colores que se encuentran en tendencia son el beige, gris, y el azul índigo.

Un pantalón, una camisa y una chaqueta, es un look muy elegante, y que es muy cómodo para los pequeños. Puedes evaluar sustituir la chaqueta por un chaleco para un atuendo igual de elegante pero más chic. Chaleco más corbatín, la mezcla perfecta entre elegancia  y comodidad.

Un aspecto que no se puede dejar de mencionar es el calzado con la cual llevará puesto el traje el niño, opta por un calzado confortable pero sofisticado y de acuerdo a la vestimenta, los más frecuentemente utilizados son zapatos de cuero o mocasines.

En cuanto a accesorios, al igual que los adultos si se saben escoger los adecuados, complementarán muy bien el estilo, si por el contrario exageras, puede arruinarlo completamente. Por lo que sugerimos escogerlos con mucho cuidado, sin olvidar que son niños y debe resaltar la simplicidad.

Tendencias de moda

  • A la altura de la popularidad al elegir el traje de un niño sigue siendo un tejido de mezclilla. Es ideal para usar en cualquier ocasión, muy práctico y duradero. Los niños modernos todavía prefieren las cosas cómodas y ligeras, y el traje clásico de mezclilla se ha convertido en una combinación ideal de rigor, concisión y conveniencia.
  • Una camisa blanca, con un hermoso estampado, chaqueta y pantalón a juego es una combinación muy adecuada para una evento formal.
  • Ahora para un evento de estricta etiqueta, puede utilizar un esmoquin blanco si es de día, ó uno azul o gris para la noche, el fajín y el corbatin simpre deben ser del mismo color.
 
  • También lo más destacado de esta temporada son los trajes blancos como la nieve o los colores champagne, que son ideales para ocasiones festivas.
  • En cuanto a las preferencias de edad, entre la moda adolescente esta temporada en la cima de la popularidad hay pantalones con una solapa por encima del tobillo que le permite enfatizar los zapatos con estilo y una tendencia de moda de usar zapatos sin calcetines.
  • Un traje clásico tipo flux también es un atuendo ideal para que los adolescentes asistan a cualquier evento formal. Aunque los colores siguen siendo los convecionales, el atractivo estará en la escogencia de la corbata, en la que pueden utilizar colores atrevidos.
  • Los chicos más jóvenes no son tan exigentes con las novedades de la moda, porque aún son populares los modelos de trajes clásicos de corte libre. Para ellos un estilo muy acertado son los colores veraniegos, como el azul claro o el beige para celebraciones a aire libre. Se verán adorables.
  • Para los más pequeños vale la pena dar preferencia a los trajes de punto brillantes y elegantes con la presencia de dibujos y aplicaciones divertidas. Para los bebés que no escapan de las ocasiones formales, estan los llamados "enteritos" que son trajes en una sola pieza, para que también luzcan muy elegantes. Algunos traen un estampado en la parte frontal que simula un esmoquin, son muy elecuentes.

Finalmente, quiero señalar que para desarrollar el sentido del gusto del niño y su actitud cuidadosa hacia las cosas, usted debe elegir la ropa en su presencia, escuchando su opinión sobre cómo le gustaría verse, qué le gustaría usar a él mismo. Entonces se sentirá responsable por su elección y ayudará en el futuro a crear su propio estilo único. Apuesta por la sencillez, tanto en los cortes del trajes, como en los tejidos y colores. Haz que tu hijo se sienta especial, pero prioritarimente cómodo con lo que viste.