Mujeres de Negocios: vistiendo para impactar

Mujeres de Negocios: vistiendo para impactar

Con el desarrollo a nivel mundial de la tecnología son muchas las empresas que han surgido para cambiar nuestro estilo de vida, nos han abierto las puertas a un nuevo mundo, pero especialmente a las mujeres. En la actualidad las mujeres han escalado importantes posiciones en las organizaciones, ya no solo son amas de casas, son mujeres emprendedoras, capaces de lograr lo que se propongan, desde ser gerentes de tiendas y comercios, hasta ser presidentas de empresas transnacionales y de países. Sin duda, estos cambios también afectan la forma de vestir femenina, las mujeres ahora visten de una forma en la que transmiten una fuerte personalidad, lucen más audaces, pero sobre todo se ven elegantes y sensuales, causando así un gran impacto en todas aquellas personas que las ven por primera vez. No hay nada como lograr una primera gran impresión.

 

Ventajas de vestirse bien para el trabajo y los negocios

Por lo general, en muchas empresas los empleados se visten de acuerdo a un código de vestimenta establecido en el que se exige usar una indumentaria sobria y elegante. Aquellas mujeres que ocupan cargos importantes dentro de las empresas y tienen un alto estatus cumplen con esta regla. Estas mujeres por su manera de vestir son tratadas de forma diferente a un mujer que viste de manera casual, suelen ser tratadas con gran respeto y más cordialidad de lo acostumbrado.

Una mujer que viste de manera elegante se siente y luce diferente al resto, esto las hace más seguras de si mismas, mejoran su postura y aumentan su autoestima de forma significativa. Las ventajas de este tipo de vestimenta es que nunca pasan de moda y son faciles de combinar con otros atuendos y accesorios, hacen juego con piezas clásicas como son las camisas blancas y negras y con las tendencias de moda como los colores vivos y llamativos.
 
 

 Actualmente los conjuntos para vestir en el trabajo y en los negocios se pueden utilizar en diferentes lugares. Los accesorios clásicos como pulseras, collares, carteras y maquillajes ligeros permiten a las mujeres lucir un poco más alegres y relajadas, pero sin perder ese toque elegante que les hace destacar día a día. Este tipo de combinanciones causan un gran impacto en los hombres, ya que las ven de tal manera que solo piensan en acercarse a ellas para cortejarlas pero sin perder el respeto que ellas generan al vestir de manera elegante y sensual.

Consejos para vestir bien e impactar a las personas. 

En la Oficina

Una mujer se viste para asistir a la oficina para impactar favorablemente a sus jefes y dejar una agradable imagen en ellos, lo recomendable es vestir de manera elegante y no con muchos elementos decorativos ni de manera llamativa, a fin de cuentas es nuestro lugar de trabajo y no una fiesta. Lo más recomendable son los pantalones perfectamente ajustados combinados con una chaqueta entallada y resalte las curvas del torso, este tipo de conjuntos de dos piezas permiten combinar diferentes pantalones, camisas y chaquetas, además no se vera de forma repetitiva en el día a día laboral en la oficina, se puede jugar con diferentes colores comunes en la oficina como el blanco, negro, azul, gris, entre otros.

Las mujeres cuentan con una gran variedad de atuendos y combinaciones con respecto a los hombres, no solo existen las combinaciones de pantalones y chaquetas, aquí entra en juego un elemento que no falta en el closet de ninguna mujer como son las faldas. Una buena falda puede usarse perfectamente en el trabajo sin dejar de transmitir esa imagen de elegancia y respeto. Al igual que el pantalón, la falda se puede combinar con chaquetas y blusas, lo más conveniente son las faldas ajustadas con un largo aceptable para no lucir vulgar. Las chaquetas utilizadas con las faldas pueden ser ajustadas a la cintura, con un cinturón que hará que la cintura se vea mucho más refinada.

Los zapatos terminaran de complementar la imagen para asistir al trabajo, se recomienda usar unos tacones clásicos negros o de cualquier otro color oscuro que combinen perfectamente con los diferentes conjuntos que se pueden utilizar para la oficina, aquellas mujeres que no pueden utilizar tacones debido a que les causa molestias o incomodidad para caminar, lo ideal son los clásicos zapatos de salón que son mucho más prácticos o los siempre clásicos que no pasan de moda como lo son los stilettos.

¿Cómo vestir si soy gordita?

Si eres una mujer de talla grande o gordita ¡te tenemos buenas noticias!, ser gordita no te excluye de poder vestirte bien tanto para el trabajo como en ambientes más casuales, los diseñadores han trabajado de gran manera para poder ampliar los closets y tener más variedad para este tipo de mujeres. Al ser mujeres grandes hay que cuidar más lo que usan en el trabajo para poder transmitir una imagen impactante y elegante. No es recomendable utilizar prendas ni muy ajustadas ni muy holgadas ya que estas no favorecen en nada la figura del cuerpo, si se utiliza prendas muy ajustadas estas marcaran aquellas parte del cuerpo donde queremos ocultar que existen unos kilitos de más y por el contrario si se utilizan prendas muy holgadas existirá la sensación de que el cuerpo no tiene forma alguna y no las hará resaltar, lo recomendable son prendas que resalten la figura y curvas del cuerpo pero sin acentuarlas tanto para disimular esos kilitos de más.

Se pueden utilizar camisas estampadas que centraran la atención de las personas en la parte de arriba del cuerpo, las chaquetas largas permitirán esconder esos rollitos en los brazos y encajar perfectamente en la oficina. Se recomienda utilizar las camisas dentro del pantalón para dar forma a la cintura, usar cinturones también creara la sensación de piernas más largas y estilizadas.

Si desean utilizar faldas será mejor aquellas que no se ajustan debajo de las rodillas; es importante recordar que las rayas verticales y los colores oscuros ayudarán a ajustar visualmente la silueta del cuerpo.

En cuanto a los zapatos se recomiendan usar tacones o zapatos altos ya que estilizan la figura y visualmente crea la sensación de ser más altas, más delgadas y poseer piernas más largas de lo que en realidad son.

Conjuntos de tres piezas

La manera de vestir en la oficina va mucho más allá de solo usar conjuntos de dos piezas como camisa y pantalón o falda y chaqueta, a este tipo de conjuntos le podemos agregar una tercera pieza como lo son los chalecos, lo que permitirá que tengamos más variedad y opciones al momento de escoger nuestro atuendo para la jornada laboral. La famosa icono de la moda Coco Chanel propició el uso de chalecos en las mujeres, argumentaba que era una prenda que no solo podían utilizar los hombres sino que califico al chaleco como una pieza de lujo que no podia faltar en el closet de una mujer.

Los chalecos pueden ser utilizados tanto con pantalones como con faldas, incluso pueden utilizarse debajo de las chaquetas. A la hora de escoger un chaleco hay que considerar una seria de cosas para que este pueda resaltar nuestros cuerpos y dejar una buena imagen en los compañeros de trabajo; para la oficina es recomendable utilizar colores neutros como los son el gris, negro y azul marino, de esta manera podremos combinar el chaleco con más prendas de nuestros closets y mantener esa elegancia que nos caracteriza como mujeres.

Es importante conocer la silueta de nuestros cuerpos para así saber qué tipo de chalecos podemos utilizar, si tienes una silueta en la que tus caderas son más anchas que la parte superior de tu cuerpo es recomendable utilizar chalecos cortos con cuello redondo. Mientras que si posees un busto grande te recomendamos no abrochar los chalecos para que así puedas lucir esa impactante figura, y para estilizar la figura es recomendable utilizar los chalecos largos con cuello en “V” que llegue por debajo de la cintura, este tipo de chaleco combinado con un cinturón acentuara más las curvas del cuerpo lo que definitivamente logrará que luzcas mejor.

Faldas: Símbolo de Feminidad

Las faldas son prendas que expresan totalmente la feminidad de las mujeres, todas las mujeres pueden utilizarlas sin importar edad, estatura o peso, aunque estos factores hay que tenerlos en cuenta para poder usar la falda apropiada y que permita lucir nuestra figura. Las faldas ajustadas resaltan notablemente la forma de los glúteos y caderas.

En la oficina es recomendable utilizar la clásica falda de lápiz o de corte recto. Las faldas lápiz nos permitirá lucir la elegancia que siempre queremos tener en nuestro lugar de trabajo y nos ayudara a obtener una excelente postura ya que al ser una falda justa nos hace caminar de forma recta y con las piernas muy juntas. Las faldas se pueden utilizar por debajo o por encima de las rodillas, recordando siempre que si decidimos utilizarla por encima de las rodillas no podemos exceder los 5-10 centímetros para no lucir vulgar y poder mantener una excelente imagen.

Los colores oscuros y opacos son ideales para usar en nuestro lugar de trabajo ya que no restan formalidad a nuestra vestimenta y no agregan volumen a nuestro cuerpo, es recomendable evitar los colores llamativos y grandes estampados. Las faldas con colores oscuros u opacos son fáciles de combinar para looks diferentes ya sea con chaquetas ajustadas o chalecos sin cremalleras.

Trajes Estrictos

Los closets femeninos se caracterizan porque podemos encontrar todo tipos de prendas y podemos hacer muchas combinaciones para lucir diferentes todos los días aunque este nos lleve parte de nuestro tiempo, no siempre tenemos que ser creativas e ingeniosas a la hora de vestir para ir al trabajo, también podemos lucir trajes estrictos y nos veremos tan elegantes como siempre, los trajes estrictos deben ser lo más sencillos y cerrados posibles, son trajes que nos harán lucir de manera sobria y calmada. La mejor opción para combinar siempre será una chaqueta ajustada de corte clásico que pueda abotonarse.

Si deseamos utilizar falda con este tipo de combinaciones estas deberán tener un ajuste un poco más arriba de la cintura y ser cerradas en las rodillas. En cuanto a los pantalones, se recomienda que sean de un corte estrecho en el área de los glúteos. Estos looks los podemos completar con un peinado que favorezca nuestro tipo de rostro y con un maquillaje ligero que nos permita lucir frescas y limpias.

Más allá de lo tradicional... Pantalones Cortos

No todo tenía que ser pantalones de vestir y faldas, también podemos usar pantalones cortos para ir a trabajar en el día a la oficina o para algún evento nocturno relacionado con el trabajo. Los pantalones cortos tienen muchas ventajas, son muy cómodos, combinan con muchas prendas de nuestro closet y favorecen bastante la silueta, caderas y glúteos. El color negro es sin duda alguna el más favorable para los pantalones cortos ya que este color estiliza más que los otros nuestra figura. Los pantalones con el tiro alto favorecen bastante ya que alargan las piernas de forma visual, marcan y estilizan las caderas.

Los pantalones cortos deben estar hechos de telas gruesas, este tipo de tela es la que suele utilizar para hacer los trajes de verano.

Estos pantalones los podemos combinar con chaquetas manga corta o chalecos como de los que ya hemos hablado anteriormente, así como con tacones clásicos o con sandalias tradicionales acorde a la ocasión en la que nos encontremos.

Trajes Clásicos

Los trajes clásicos por más anticuados que puedan parecer nunca pasaran de moda y siempre serán una opción a elegir para nuestras actividades laborales, hoy en día con las nuevas tendencias de moda podemos ver estos trajes con diferentes accesorios y de colores llamativos.

Un traje clásico siempre estará conformado por una camisa y una chaqueta combinadas con pantalón o falda, a la hora de usar los trajes clásicos existen diferentes reglas que debemos respetar para así no dañar nuestra apariencia y no desencajar en el trabajo. La chaqueta siempre debe ser del mismo color que la falda o el pantalón, las faldas ideales son las de un largo por debajo de las rodillas y los pantalones de un largo suficiente como para cubrir la parte superior de los zapatos o tacones que se estén utilizando. No se pueden utilizar camisas con escotes pronunciados (pecho y espalda), no se pueden utilizar ni faldas estampadas ni pantalones tipos pescador.

Podemos combinar un traje clásico con un blazer ajustado y abotonado. Este de tipo de conjuntos siempre se debe acompañar con un maquillaje ligero.

¿Comó vestir apropiadamente para actividades fuera de la oficina?

No todos los negocios los llevamos a cabo dentro de la oficinas, otros negocios los podemos realizar en almuerzos, cenas, fiestas, cocteles, entre otro tipos de actividades. En este tipo se situaciones podemos vestir de manera más relajada que para la oficina, podemos dar rienda suelta a nuestra creatividad y combinar diferentes prendas y colores que demuestren que somos mujeres capaces de adaptarse a diferentes ambientes y a las nuevas tendencias.

Podemos vestir de manera alegre y seductora, con chaquetas ajustadas con escote no muy pronunciado que nos haga lucir de manera sexy pero no vulgar, este tipo de chaquetas se puede utilizar con pantalones ajustados que resalten la cintura, glúteos y la forma de nuestras piernas. Para este tipo de ocasiones podemos usar colores que generalmente no utilizaríamos dentro de la oficina como lo son el rojo, amarillo y el verde, las faldas estampadas también son una buena opción.

Los accesorios también serán bienvenidos pero no en exceso, nosotras lucimos los accesorios y no ellos nos lucen a nosotros, entre más simple sean mucho mejor, conjuntos de pulsera, collar y zarcillos siempre complementarán bien cualquier conjunto que nos pongamos. Los zapatos pueden ser altos pero no necesariamente tacones ya que al caminar con estos nos veremos un poco incomodas o forzadas e iría en contra de la imagen relajada que queremos generar, también podemos aprovechar estas situaciones para lucir el cabello de forma diferente, se pueden utilizar rulos, ondas e incluso mechas, siempre cuidando que el estilo que llevemos sea compatible con la forma de nuestro rostro.

Estilos Ligeros

Para ir a la oficina no solo tenemos que vestir con trajes que lleven chaquetas o chalecos, podemos utilizar una blusa común que tengamos en nuestro closet y combinarla adecuadamente con un pantalón de vestir o con la falda. Las blusas pueden ser de tela gruesa o ligera pero es importante que esta tela no sea transparente y no deje ver nuestra ropa interior ni el abdomen de nuestro cuerpo. Existen diferentes tipos de blusas que podemos utilizar en la oficina, todo dependerá de cómo nos guste vestir y de nuestro cuerpo.

Podemos utilizar blusas con manga largas o cortas pero nunca blusas que solo tengan tiritas. Las blusas manga largas son ideales para aquellas mujeres que quieren ocultar esos rollitos incomodos de los brazos, aunque de igual manera cualquiera de los dos modelos se verán genial.

Estas blusas se pueden combinar con algún collar y pulsera, las blusas con botones también encajaran perfectamente en la oficina siempre y cuando no sea escotada.

Escogiendo colores ideales

Para la oficina siempre será recomendable vestir con los colores básicos, ya que estos nunca pasarán de moda y nos hacen lucir refinadas y elegantes. Los tonos negros, grises, blanco y azul marino siempre serán  clásicos para usar, pero si queremos agregarles un toque diferente, que refleje nuestra personalidad y sea nuestro sello característico podemos combinarlos con camisas unicolores que no sean estampadas y con accesorios de colores que no sean muy llamativos.

Entre los colores básicos y clásicos para usar en nuestra ropa de trabajo debemos incluir los colores como el gris, beige y el marrón, estos colores no son tan populares como el blanco y el negro pero son colores clásicos que nos permiten lucir perfectamente en la oficina, últimamente estos colores han tenido una gran aceptación entre las personas, haciéndolos cada vez más populares en el mundo de la moda.

Los colores más alegres y llamativos serán bienvenidos en reuniones de trabajo o eventos fuera de la oficina. En esta área existen infinidades de colores para utilizar como el rojo, naranja, rosado, turquesa, lila, entre otros; lo importante es saber combinarlos porque nuestro objetivo es lucir radiantes y hermosas y no parecer un disfraz de carnaval. Además de los colores podemos utilizar diferentes estampados, animal sprint, rayas y figuras, este tipo de diseños agregara variedad a nuestra manera de vestir.

Telas idóneas

Al tener tanta variedad de conjuntos y combinaciones para vestir también nos encontraremos que existen muchas telas diferentes para confeccionar nuestras prendas de vestir. La selección de la tela dependerá de la época del año y de la imagen que queramos crear.

Entre las telas más comunes para las prendas de oficina podemos están la gabardina, este es un tejido que puede ser de algodón o estambre y se caracteriza por su resistencia y que al utilizarla nos aporta brillo. Este tipo de tela se utiliza para fabricar vestidos, pantalones de vestir y chaquetas, cabe destacar que es un material cómodo de utilizar y agradable a la piel.

El lino es una tela que se recomienda para el verano, ya que es una tela delgada, durable y permite que nuestro cuerpo transpire bien. De este tipo de tela es recomendable hacer blusas por su cómodidad y podremos utilizarlas en lugares aparte de la oficina. También podemos utilizar telas como franela, son telas suaves y con superficies satinadas que sirven para hacer trajes y chaquetas.

¿Como saber que conjuntos podemos comprar y usar?

Hay una serie de cosas que debemos considerar a la hora de comprar y usar prendas para vestir tanto en el trabajo como fuera de él. Es fundamental conocer nuestro cuerpo para poder utilizar atuendos que favorezcan nuestra figura y se adapten perfectamente a nuestros cuerpos. Si eres una mujer de talla grande no es recomendable utilizar prendas muy ajustadas ya que estas nos aportarán volumen y nos veremos más grandes de lo que realmente somos, por el contrario podemos utilizar prendas que nos queden un poco sueltas las cuales nos quitaran volumen y nos harán lucir más delgadas. Las prendas muy sueltas en cambio no ayudan a las mujeres delgadas, para este tipo de cuerpos es mejor utilizar piezas ajustadas que resalten y modelen nuestras curvas.

Siempre antes de comprar alguna prenda tenemos que pensar el estilo y en el color que queremos, es fundamental escoger prendas hechas de un buen material ya que esta lucirá de manera elegante, es importante prestar atención a las costuras y verificar que sean resistentes, que las prendas tengan botones de repuesto y que traigan un pequeño retazo de tela la cual nos permitirá conocer el color y textura exacta de la tela de la que está hecha la prenda que estamos comprando.

También hay que considerar que la prenda a escoger sea la apropiada para la ocasión y así no vayamos a sentirnos fuera de lugar, además de que sean prendas que podamos combinar con otras y podamos utilizar en diferentes ocasiones y lugares, entre más versátiles sean las prendas es mucho mejor para nosotras.

¿Qué debo ponerme?

Lo mejor de los atuendos clásicos para la oficina como los pantalones y las faldas es que podemos combinarlos con diferentes tipos de blusas y camisas y así tener una gran variedad de conjuntos. Las camisas con un escote ligero nos harán lucir sensual pero no vulgar y seguiremos manteniendo esa imagen elegante que siempre queremos transmitir, además de que se verán muy bien. Entre más sencillas sean las combinaciones mucho mejor ya que así mantendremos una manera armoniosa y sobria de vestir. Estos looks los podemos combinar con chaquetas y chalecos.

Podemos utilizar prendas de las que no hemos hablado como lo son los suéteres, estos son muy versátiles y hay innumerables modelos. Ellos siempre deben combinar con el pantalón o falda que decidamos utilizar, al igual que con las camisas, dentro de la oficina se recomiendan colores clásicos como el azul, blanco y negro. Los suéteres cuello de tortuga siempre serán una opción que nos harán lucir elegantes y existen suéteres con el cuello en “V” que podemos combinar con blusas y harán una combinación agradable a los ojos de los demás.

Los zapatos son fundamentales a la hora de escoger el look que vamos a usar, pero no solo son importantes por cómo nos lucirán sino también por nuestra salud. Escoger los zapatos dependerá exclusivamente del tipo de trabajo de que vayamos a realizar, si vamos a realizar un trabajo en el que estamos en constante movimiento y de pie durante tiempo prolongado son recomendables los zapatos bajos, los cuales nos otorguen un gran soporte y sean cómodos. Estos zapatos pueden ser tipo ballet o mocasines, lucirán perfectamente con pantalones clásicos o pantalones cortos. Si el trabajo que vamos a realizar requiere que estemos sentadas la mayor parte de nuestra jornada laboral podemos usar zapatos con tacones no mayores a 3cm, en estudios realizados recientemente se descubrió que el uso de tacones mayores a 3cm es perjudicial para los pies ya que el peso de nuestro cuerpo no se distribuye de manera equitativa y esto ocasiona que nos duelan los huesos del pie, salgan ampollas y hasta que se nos deformen los pies. Es importante lucir bellas y elegantes pero más importante es cuidar nuestra salud.

Los accesorios son bienvenidos pero en cantidades pequeñas, recordemos que somos nosotras quienes lucimos los accesorios y no ellos a nosotras, el juego de collar, pulsera y zarcillos siempre será tradicional y lucirá genial, también podemos agregar un reloj elegante que no sea muy llamativo. Podemos combinar estos accesorios con una cartera o bolsa de mano clásica para guardar nuestras cosas y que luzcan perfectamente con nuestro look.