Vestidos Largos de Verano

Vestidos Largos de Verano

Los versátiles vestidos de verano, son una pieza obligatoria en los guardarropas de verano. Especialmente los vestidos largos confeccionados en telas ligeras, que lucen muy femeninos, mientras que disimulan las imperfecciones de la figura y resaltan los atributos de quien los luce. Por su gran popularidad, cada temporada los diseñadores se esmeran en presentar nuevas propuestas para complacer a las mujeres de todo el mundo.

Características 

Los vestidos clásicos de verano, se caracterizan por ser ligeros y de corte holgado. Generalmente, son descubiertos en la parte superior, con tirantes o sin ellos. Su principal ventaja es que se adaptan a cualquier tipo de figura, y por su confección en telas ligeras son muy cómodos de llevar incluso durante los días más calurosos.

¿Cómo elegir el vestido adecuado?

Los vestidos largos de verano son adecuados para mujeres de cualquier edad. Y la principal recomendación es elegir el modelo que mejor le haga sentir y armonice con elementos de su guardarropa.

Si lo que deseas es resaltar tu hermosa figura, la elección adecuada es un vestido ajustado. Para personas con figuras voluptuosas, lo mejor es un vestido de verano acampanado en la parte inferior, que dará una imagen de misterio y ocultará cualquier imperfección.

Otra ventaja de los vestidos de verano, es que el vestido correcto realza tu atractivo, sobre todo en la zona del escote, eligiendo modelos con elementos decorativos en la parte superior del vestido, como; plisados o volantes. Sin embargo, si prefiere en cambio disimular el tamaño del busto recomendamos evitar este tipo de decoraciones.

Modelos populares

Griego

El elegante estilo griego ha sido una tendencia exitosa durante las dos últimas temporadas; ya que se adapta con gracia a la figura femenina. Por lo que los diseñadores han creado modelos de cintura alta y falda recta, enfatizando la línea de la cintura con varios cinturones o cordones. Este estilo combina muy bien con cómodas sandalias.

Hombros descubiertos (strappless)

Para crear una imagen romántica de verano, la mejor opción es un atractivo vestido largo de verano con los hombros descubiertos, en tonos pastel y decorados con inserciones de encaje. Este estilo atractivo enfatiza la femineidad, y luce espléndido en chicas bajas y delgadas. El vestido strapless se puede usar sin sujetador, si el tamaño de su pecho lo permite. Si no, le recomendamos use correas transparentes para su sujetador.

Abotonado

Los hermosos vestidos con botones, son muy funcionales y los botones funcionan como decoración. Generalmente este tipo de vestidos se confeccionan en mezclilla, algodón, lino, entre otros.

Plisado

Los vestidos plisados son siempre una interesante opción para el verano. Los pliegues pueden ser grandes o pequeños. El plisado en sí es muy llamativo, por lo que se recomienda que la parte superior del vestido sea lo más sencilla posible.

En capas

Los modelos de vestidos de falda de múltiples capas son también muy populares, le van bien a quienes desean agregar volumen adicional a sus caderas; como a quienes prefieren disimular su talla.

Clásico

Los modelos clásicos, con su corte sencillo y elegante; son una apuesta segura pues siempre están de moda.

Materiales

Gasa

Los modelos más populares en vestidos de verano, son los confeccionados en telas livianas. Y la gasa es un representante emblemático de telas livianas que se pueden encontrar en una amplia gama de colores brillantes que armonizan muy bien con el ambiente del verano.

Seda

Los modelos más elegantes son confeccionados en seda, qué es una tela cara y delicada; y se utiliza para hacer hermosos vestidos, ideales para asistir a fiestas de noche, reuniones importantes o una cita.

De calicó

Los vestidos confeccionados en calicó, son generalmente sencillos y adecuados para el uso cotidiano. Elaborados con estampados veraniegos decorados con temas florales o marinos lucen especialmente bien.

De Lino

Los vestidos de lino también son una opción para el uso cotidiano, por su excelente calidad y frescura. Son tendencia ya que las fibras naturales están siendo muy populares, tanto entre los diseñadores como entre los compradores.

Colores y estampados

Los vestidos largos de verano están disponibles en casi todos los tonos y colores. Y aunque no hablaremos de cada uno de ellos, resaltaremos los más populares, y los que son tendencia para la temporada.

Verde

Al final de la primavera e inicio del verano cuando las flores y las plantas reverdecen; es oportuno usar colores brillantes. Y un vestido verde, en cualquiera de sus tonos refleja de manera hermosa la temporada.

Amarillo

Un vestido amarillo es llamativo y te hará destacar entre la multitud como referencia del esperado sol radiante del verano. Los vestidos amarillos le van especialmente bien a las rubias.

Coral

De todos los tonos de rojo, el coral es el más popular, se ajusta muy bien a chicas audaces y extrovertidas. Los vestidos largos de verano de un color tan brillante como el coral, se deben armonizar con accesorios neutros.

Estampado de flores

El verano es una época colorida y nos permite expresarnos libremente a través de nuestra ropa, y esta perfectamente alineado a la tendencia de la moda usar modelos de estampados florales en colores brillantes. Sin embargo, para las personas de talla grande recomendamos utilizar estampados de flores pequeñas, porque los dibujos grandes hacen que la figura sea visualmente más voluminosa.

Estampados étnicos

Los patrones étnicos también son tendencia para esta temporada, especialmente para los amantes del estilo bohemio, y del uso de fibras naturales.

Patrones geométricos

Los vestidos de verano estampados con patrones geométricos, al igual que los modelos clásicos son una opción comprobada a lo largo del tiempo. Los modelos con grandes lunares, cuadros pequeños o rayas, son una apuesta segura de estilo y buen gusto.

¿Cómo combinar los vestidos largos de verano?

Los vestidos largos de verano, pueden combinarse con capas ligeras o con complementos que armonicen con el estilo de verano. Como por ejemplo un chal de punto fino, un pañuelo o una estola, sobre los hombros con el fin de crear una apariencia romántica. También, se complementan muy bien con chalecos, chaquetas sin mangas o chaquetas de verano. y además se pueden combinar con diversos materiales como, un vestido de gasa, con un cárdigan de encaje un par de tonos más claros o con un chaleco de mezclilla corto.

Para crear un look de noche, y crear una imagen fresca, puedes complementar el vestido largo de verano con un bolero corto.

Zapatos y accesorios ideales

Por lógica los vestidos de verano deben usarse con zapatos de verano y según la recomendacion deben ser zapatos abiertos. Por la tarde puede ser sandalias o chanclas, y para la noche sandalias de tacón o cuña.

La elección de los accesorios debe realizarse para cada atuendo individualmente. Qué puede ir desde un bolso conveniente, pasando por hermosas piezas de bisutería, gafas de sol o un elegante sombrero que realce tu imagen y te haga destacar.

Imagenes con estilo

Para las fashionistas más atrevidas, una imagen interesante puede ser un vestido, en tono rojizo, atado al cuello y que deja un hombro abierto, complementado con sandalias brillantes de tacón y accesorios de tonos metálicos lo complementan.

Para las amantes del estilo romántico un atuendo basado en un vestido de encaje blanco; armonizado con zarcillos y un collar voluminoso, complementado con sandalias de plataforma de madera, lucira genial.

Los vestidos largos, son una pieza indispensable en el guardarropa de verano. Por eso le recomendamos tener varios vestidos de diferentes estilos, para combinar con distintos elementos que harán que la frase "No tengo nada que ponerme" deje de existir para usted.