Botas de esquí para niños

Botas de esquí para niños

El esquí es una actividad recreativa muy emocionante, tanto para adultos como para niños. Existen distintas modalidades, de esta manera se seleccionan las categorías que abarcan ciertos tipos de requerimientos o de instrumentos que se deben utilizar. Para muchos esquiar es una fuente de entretenimiento, ya que nada se compara a la adrenalina que sienten cuando se deslizan sobre la nieve o el agua. Es conveniente conocer todo lo referente a este deporte antes de practicarlo, así podrá disfrutar al máximo de esta experiencia. Dependiendo de la categoría que se practique, sea en las montañas o en el agua se necesita un equipo. Es importante que el gusto por este deporte se desarrolle desde la infancia.

El esquí se convirtió en uno de los pocos deportes que se pueden practicar en familia, sobre todo en la temporada de invierno. 

Muchos padres temen comprarles esquís a sus pequeños hijos por el temor a que se enfermen por estar expuestos a las bajas temperaturas. Pero esto no es cierto, ya que los deportes de invierno no solo fortalecen el sistema inmunologico, estos también contribuyen con el crecimiento y desarrollo del niño.  

Para la práctica en la nieve se necesitan botas, fijaciones, esquís, ropa adecuada para esquíar y bastones, en caso de que sea en el agua se utilizan los monoesquís.   

Siendo las botas uno de los elementos indispensables para esquiar, al elegir botas de esquí para niños debe tomar en cuenta una gran cantidad de recomendaciones ya que existen diferencias significativas en los modelos de botas para niños con las que usan los adultos. Sí, y los factores que pueden afectar la elección son bastantes, y no están simplemente limitados a las habilidades y el estilo del niño.

Elegir las botas se hace más complejo por el hecho de que los niños de diferentes edades definen el nivel de comodidad de diversas maneras, por esta razón, los padres deben escoger las botas para esquiar casí por intuición. En este artículo hablaremos acerca de las características específicas de las botas de esquí para niños, ¿Cómo ajustarlas y cómo elegir las botas de esquí adecuadas para un niño?.

Características y beneficios de las botas de esquí

Las botas de esquí para niños se dividen principalmente en dos tipos. El primero, está diseñado para niños de 3 a 9 años, estas se distinguen por su peso ligero y suavidad. Con estas botas, los niños solo comienzan a aprender los principios básicos del esquí, por lo que el énfasis principal está en la seguridad y la comodidad.

El segundo tipo de botas se les conoce como "Junior", ya que son para niños con un buen grado de aptitud física. Estas botas son las indicadas para los adolescentes que ya han adquirido habilidades y destrezas en esta actividad deportiva, dignas de un atleta joven. Son bastante rígidas, por lo tanto proporcionan suficiente estabilidad en los giros.

Criterios para seleccionar las botas de esquí para niños

Es crucial señalar que las botas de esquí difieren también en el tipo de fabricación, y esto influye significativamente en la elección de la bota adecuada para niños de diferentes edades. Por ello, las botas para niños en edad preescolar, deben tener un clip, y para niños mayores serán dos. La rigidez de las botas no debe exceder el índice de 10, mientras que las botas para adultos pueden variar hasta 150 unidades.

En el caso de que el tamaño del pie del niño oscile entre 22 y 26.5 se deben seleccionar botas con tres clips. Son botas bastante cómodas, y el nivel de rigidez ha aumentado a 30 unidades. Los zapatos con cuatro clips son los recomendables para los niños que ya tienen un buen nivel de aptitud física. Su nivel de rigidez varía entre 60 - 70 unidades.

Modelos de moda

En el mercado podemos encontrar una gran variedad de botas de esquí tanto para niños como para adultos. Estas no solo se diferencian por su rigidez, sino también por los materiales que se usan para su elaboración, así como los niveles de ajuste. A continuación los modelos más comunes de botas de esquí. 

Para "Snowboard"

El Snowboard es el deporte de invierno de moda, este deporte extremo se caracteriza por el deslizamiento sobre una pendiente parcial o totalmente cubierta de nieve sobre una tabla. Para su practica se requieren botas con un elevado nivel de estabilidad, ya que se alcanzan altas velocidades y el joven snowboarder realiza piruetas o maniobras durante el descenso. Por eso la rigidez de los zapatos debe variar de 3 a 7, y deben estar hechas de materiales sintéticos. ¿Por qué los materiales deben ser sintéticos?. Eso se debe a que la piel natural aumenta el peso de la bota cuando está mojada, y no es muy cómoda, especialmente para un niño.

Esquí de fondo

En esta modalidad los deslizamientos sobre la nieve son en terrenos llanos, con poca pendiente y en pendientes pronunciadas pero cortas.

Las suelas de las botas que se utilizan en el esquí de fondo son muy suaves y firmes, con ellas también se puede caminar sin ningún inconveniente. Siempre se usan en conjunto con calentadores modernos que tienen prácticos cierres de velcro, lo que facilita colocarselas al niño.  

Para "Esquiar"

La rigidez de las botas para esquí inicia en un rango de 15 a 30 unidades. Este tipo de botas proporcionan un nivel óptimo de comodidad en caso de movimientos bruscos, además brindan una excelente absorción de impactos. Se debe tener en cuenta que para el niño manejar estas botas es extremadamente difícil, por esto se deben elegir cuando tenga un elevado nivel de preparación física.

Velcro

Es preferible elegir botas con velcro para los niños, ya que este cordón los entretiene durante unos minutos antes de ajustarlas. Además, es un cierre que le permite ajustar el tamaño de la bota correctamente y no apretar demasiado, lo que a menudo ocurre cuando se ata un cordón. El velcro sirve también como una especie de protección adicional contra la nieve dentro del zapato, cubriéndo mucho mejor las piernas del niño.

Deslizamiento 

Las botas para deslizamiento complacerán a todos los padres, debido a que no tendrán que preocuparse por adquirir un costoso modelo de botas que al poco tiempo le quedarán pequeñas al niño. La principal característica que distingue a estas botas es que pueden aumentar o disminuir de tamaño al deslizarse. Estas son una verdadera salvación para los padres. Los expertos aseguran que son ideales para niños que estan en pleno crecimiento.

Patinaje sobre hielo

Las botas para patinaje sobre hielo difieren del resto porque son especialmente altas y tienen cierres en el tobillo. Ya que en el hielo, un deportista principiante se expone a caídas fuertes y serias, las botas para patinaje sobre hielo son diseños con bastante rígidez. Debe escoger estas botas para el niño según el ancho del pie y el tamaño, así como por indicadores como el material y las características del accesorio.

Colores

Las botas de esquí para niños vienen en una gran variedad de colores, asimismo, las botas de adultos. Por lo general, las botas de niños son coloridas y llamativas, y esto permite verlas claramente cuando estan en contacto con la nieve. Las nuevas tendencias de colores en botas para niños son en tonos azules, verdes, rojos, amarillos y naranjas.

Materiales

En la mayoría de los casos, las botas de esquí modernas están hechas de materiales sintéticos de diferentes texturas para garantizar su durabilidad y prácticidad. Pero para la fabricación del interior de las botas a menudo se utiliza piel natural. Esto le da a los zapatos la propiedad de un aislamiento térmico incomparable y al mismo tiempo proporciona el nivel óptimo de intercambio de calor.

Precios

El precio de las botas de esquí para niños oscila entre 10 y 100 dólares. Este dependerá de la calidad del material, el fabricante, el tipo de calzado, diseño, entre otros.  

¿Cómo elegir la bota de esquiar para niños adecuada?

Si piensa que puede elegir las botas de esquí correctas, solo guiándose por el nivel de rigidez y el grado de preparación física del niño, esto es imposible. Las botas de esquí tienen una serie de elementos pequeños, y cada uno de los cuales cumple su función, por esta razón, el proceso de elegir un modelo de bota para esquiar adecuada para un niño es considerablemente complicado. Y hay un indicador que debe determinarse con una particular precisión.

Tamaño

Para determinar el tamaño exacto del pie del niño, debe trazar su pie en una hoja de papel y medir la longitud y el ancho de la pisada resultante. De esta manera tendrá un tamaño de bota europeo, y para comprar un esquí, debe agregar otra mitad del tamaño al resultado.

Al principio, el niño puede sentir que la bota es demasiado pequeña, la siente ajustada, pero no se apresure a medir el modelo un poco más grande. El asunto es que las botas de esquí modernas se fabrican a partir de un material que a su debido tiempo se adapta a la forma del pie, y con el uso frecuente de las mismas pronto no sentirá incomodidad.

Otros elementos

Es importante que los clips de arranque estén hechos de metal sólido. Algunos fabricantes los hacen de plástico, pero se desplaza rápidamente al primer contacto con una superficie dura, por lo que es importante dar preferencia al metal.

Los interruptores para diferentes modos suelen colocarse en todas las botas para principiantes, pero si compra botas para un adolescente, debe considerar que la capacidad de transformar el arranque del modo "caminar" al modo "montar" debe estar presente.

Si el niño practica diferentes modalidades de esquí, lo más recomendable es que adquiera un modelo de botas combinado. Esto asegurará la comodidad del uso de las botas en los pies del niño durante un período prolongado, y reducirá significativamente la probabilidad de lesiones. Pero en cuanto a las marcas, las más populares y conocidas hoy en día son las botas para esquiar de fabricantes como Spine, Alpina, Nordway y Madshus.