¿Cómo lavar zapatos en una lavadora?

¿Cómo lavar zapatos en una lavadora? 

Con el desarrollo del progreso técnico y la llegada de nuevas técnicas, la vida se ha simplificado. De esta forma, con la invención de las lavadoras, ya no es necesario dedicar un día entero para lavar la ropa. Estas máquinas son capaces de lavar incluso las prendas más delicadas, manteniendo y cuidando su apariencia original. Asimismo, la limpieza y cuidado de los zapatos es importante. Sin embargo, lavar a mano los zapatos no es tan efectivo, la suciedad y las manchas viejas no siempre se pueden remover. Por ello, los fabricantes de lavadoras incluyeron en sus modelos un ciclo para lavar los zapatos.

Tipos de suciedad

Antes de comenzar a lavar los zapatos en una lavadora o a mano debes determinar el tipo de suciedad y el grado o nivel de esta. Como regla general, el barro "viejo" en el período otoño-primavera y el residuo salino en las botas en invierno, que aparece cuando se hacen caminos con agentes anticongelantes, hacen que nuestros zapatos se ensucien. Asimismo, se debe lavar regularmente un par de zapatos que tenga un desagradable olor, además de la incomodidad que siente quien los usa, este es un excelente medio para la propagación de microorganismos patógenos, que pueden causar daños a la salud.

¿Qué jabones o detergentes usar para lavar los zapatos?

Actualmente, hay muchas marcas de jabones que se pueden usar para lavar los zapatos en una lavadora. Lo mejor es usar jabón en polvo, líquidos o en cápsulas, estos son una solución de alta concentración, que le permite limpiar manchas y la suciedad difícil de eliminar. Pero en ausencia de agentes líquidos, también se pueden usar limpiadores en polvo. En este caso, la cantidad de jabón en polvo para los zapatos no debe exceder los 20 o 30 gramos. Para lavar zapatos de color blanco puede añadir Vanish blanqueador, este devolverá a los zapatos su aspecto original.

Tome en cuenta el tipo de material

Es necesario tomar en cuenta el tipo de material de los zapatos que va a lavar en la lavadora. Para no dañar ni estropear los zapatos, antes de lavarlos usted debe escoger el ciclo de lavado más adecuado. No se deben lavar en la lavadora los zapatos fabricados de los materiales que señalaremos a continuación:  

  • Zapatos de cuero. La piel después del lavado se deforma y pierde su aspecto;
  • Pieles y gamuza. Zapatos de cuero, gamuza o piel no deben lavarse en la lavadora porque se dañaran.    

Los zapatos deportivos son los únicos que se pueden lavar en lavadora. No debe lavar los zapatos de cuero, las sandalias y las zapatillas, ya que simplemente no soportan un largo tiempo en el agua y se despegan.

Color

Cuando se lavan los zapatos de color en la lavadora se debe agregar un concentrado al detergente para preservar el color. Es importante añadir un jabón en polvo especial para calzado, ya que contiene todos los elementos necesarios para su cuidado y son de alta calidad.

Para eliminar manchas amarillentas en los zapatos de color blanco, debe agregar lejía.  Actualmente, hay una gran selección de jabones concentrados y blanqueadores en el mercado. 

¿Cómo lavar correctamente los zapatos en la lavadora?

Antes de colocar sus zapatos favoritos en la lavadora, debe revisar los mismos para detectar daños y defectos, por ejemplo si las trenzas o la tela esta rota, esto puede destrozar sus zapatos. Tampoco se recomienda lavar zapatos con cadenas, bordados, remaches, pedrería y otros adornos. Todos los elementos decorativos se pueden desprender de los zapatos y hasta rasgar la tela, además de dañar su lavadora. Antes del lavado de sus zapatos usted deberá:

  • Quitar las plantillas, los cordones, estos deben lavarse por separado y manualmente;
  • Limpiar la suela, quitarle la suciedad, de no hacerlo toda la suciedad acumulada en la planta se depositará en la superficie del producto, lo cual no será fácil de limpiar más adelante;
  • Debe remover la grava y las piedras en las plantas de los zapatos, puede usar un cepillo de dientes viejo y un palito para comer sushi;
  • Los accesorios o elementos removibles en las zapatillas deben quitarse antes del lavado.

Una vez que usted haya revisado y tomado en cuenta todas las indicaciones anteriores debe colocar los zapatos en una bolsa especial para lavar, estas las puede comprar en cualquier supermercado. La bolsa protegerá los zapatos de roturas al estar en contacto durecto con la lavadora. Si no tiene una bolsa, puede usar una funda de almohada que no use o poner algunos trapos y toallas en la lavadora. El siguiente paso es agregar el detergente. El detergente en polvo se coloca directamente en la lavadora o en un dispensador especial, generalmente estas indicaciones las podemos encontrar en el empaque del detergente.

Debe colocar la cantidad adecuada de jabon para los zapatos de manera que el lavado y el enjuague de los mismos sea efectivo. Selecione la función "enjuague adicional". Si hay un modo especial para lavar los zapatos, uselo. Si su lavadora no lo tiene, la mejor opción será un ciclo de lavado delicado o un "ciclo corto". Una condición importante para el lavado de cualquier zapato es la desactivación de la función de secado por rotación.

Tampoco es recomendable lavar más de un par de zapatos simultáneamente en la lavadora.

Después del lavar adecuadamente sus zapatos, el siguiente paso importante es el secado. Después de sacar los zapatos de la lavadora, deben colocarlos en un lugar cálido y bien ventilado, de modo que le penetre el aire y asi pueda por completo eliminar la humedad en los zapatos y garantizar su secado. En verano, el lugar ideal es un balcón con ventanas abiertas, y en invierno, un baño con ventilación.

Después de retirar el exceso de humedad de los zapatos, se dejan en un lugar cálido donde el aire circule bien, lejos de los aparatos de calefaccióncon. Si el apartamento tiene suficiente ventilación, así puedes secarlo muy bien. Puede colocar dentro de los zapatos papel blanco para que mantengas su forma mientras secan, cambielos periódicamente mientras se secan. No debe usar periodico porque la tinta del mismo puede manchar sus zapatos.

¿Qué tipo de ciclo de lavado es adecuado para zapatos de cuero, alpargatas, así como botas de invierno y botas de otoño? Para este tipo de zapatos lo mejor es lavarlos manualmente y con detergentes indicados para estos?.

La etapa preparatoria para el lavado de estos es la misma que para el lavado a máquina, se deben sacar las plantillas, desenredar los cordones. Entonces debes elegir un detergente indicado para los zapatos y acorde al material. Puede usar un detergente en polvo convencional para ropa, o uno especial para lavar zapatos, jabón líquido, detergente para lavar platos, productos profesionales para remover la suciedad, debe asegurarse de que puedan usarse en los tejidos.

Al preparar la solución (para su comodidad, es mejor usar dos envases: uno con agua limpia para enjuagar y el segundo con un jabon en polvo), debe tener en cuenta la temperatura del agua. Esta no debería ser demasiado caliente o fría. La mejor opción es el agua tibia. El agua caliente puede dañar el zapato, y la fría no lava bien el zapato. Las intrucciones que usted debe seguir para garantizar un efectivo lavado a mano:

  • Empape un paño con la solución de jabón, limpie los zapatos por dentro, luego enjuáguelos en un recipiente con agua limpia y limpie los zapatos nuevamente;
  • Luego limpie toda la superficie del zapato y, si es necesario (en las partes donde este el sucio más severo), frote con fuerza. Si la suciedad es demasiado fuerte, entonces los zapatos puede dejar en remojo durante varias horas, después de esto enjuague la solución debe lavarse y el procedimiento se repite de nuevo;
  • Es importante saber que solo los zapatos hechos de tela de alta calidad se pueden lavar de esta manera. Los zapatos de mala calidad, así como todo tipo de calzado de cuero, gamuza o piel no se pueden poner en remojo. Además, todos los materiales anteriores aceptan el tipo de limpieza al seco y más suave. Por lo tanto, para zapatos de cuero la mejor solución será un cepillo especial, y es mejor cubrir ligeramente la piel con un paño semiseco con una solución muy suave y ligera. El cuero de alta calidad soporta una gran cantidad de humedad, pero al lavar los zapatos de cuero, se debe prestar especial atención al enjuague (los restos de detergente en los zapatos mojados se convierte en manchas que despues será imposible de remover y estropea el material cuando se seca).

Las plantillas también deben tratarse con una solución de forma similar y enjuagarse con agua corriente. Los cordones se pueden lavar en una solución o usar jabón y lavar en un fregadero.

Consejos y trucos

Vamos a conocer algunos consejos útiles acerca del lavado de zapatos:

  • Después de cada caminata, limpie la sula de sus zapatos. Esto evitará la cantidad, la intensidad de la suciedad, además pueden alargar las lavadas de los zapatos y aumentará la vida útil de los mismos;
  • Regularmente coloque en sus zapatos un spray protector. Este lo puede adquirir en cualquier zapateria. Con este producto no corre el riesgo de dañar la tela del zapato durante el secado. Este producto es un aerosol, cuando se aplica, forma una especie de película invisible que protege los zapatos de la humedad excesiva y evita la contaminación;
  • No descuides la higiene interior de los zapatos. Lave las plantillas periódicamente, y también puede colocar a sus zapatos desodorantes antimicrobianos, que son muy eficaces para combatir los olores desagradables;
  • Para lavar los zapatos blancos a mano, use un cepillo de dientes y un trapo;
  • Si después de lavar los zapatos el olor desagradable se mantiene, entonces use vinagre de mesa. El vinagre de mesa se adapta y elimina perfectamente los malos olores. Para solucionar el problema, humedezca un trapo o algodón con vinagre y frote los zapatos por dentro. También puedes aplicarlo a la plantilla. Debe tomar las previsiones y medidas de seguridad pertinentes cuando trabaje con vinagre y recuerde que la inhalación de los vapores puede provocar quemaduras en el tracto respiratorio superior de las mucosas;
  • Los zapatos de cuero después del lavado se pueden tratar con crema para bebés, vaselina o aceite de ricino;
  • Si desea utilizar jabones especiales para lavar los zapatos, mejor de preferencia a los jabones o detergentes de marca y calidad. Si planea limpiar el par manualmente, póngase guantes de goma antes de hacerlo para no dañar la piel de sus manos.

Gracias a estas recomendaciones, el calzado conservará su apariencia durante mucho tiempo.

Si sigue todas las instrucciones de lavado, entonces el riesgo de dañar sus zapatos se reduce al mínimo. En base a esta información, se puede concluir que es posible lavar sus zapatos y mantener su apariencia si toma en cuenta las indicaciones dadas previamente, asimismo, también debe lavar adecuadamente sus zapatos según la tela, suela y accesorios. Las excepciones son los zapatos de gamuza y cuero, estos deben tener un cuidado especial. Si no se pueden lavar en casa, es mejor lavarlos al seco en una tintoreria. 

Acerca de cómo lavar correctamente los zapatos en una lavadora, vea el siguiente video.