¿Cómo limpiar el calzado blanco?

¿Cómo limpiar el calzado blanco?

Los colores claros en especial el blanco siempre esta de moda y más en la industria del calzado, donde lo usan frecuentemente. Los zapatos blancos transmiten una sensación de tranquilidad y son agradables, sin embargo cuando poseen un aspecto descuidado y estan muy sucios, su apariencia es totalmente opuesta, son desagradables visualmente. Lo recomendable es no botar el calzado no aplicar un procedimiento de limpieza desesperado, ya que existe una solución para ello. Principalmente debe remover el polvo de la superficie, adicionalmente haga un esfuerzo por conocer la naturaleza de las manchas, examinar la calidad de producto y los accesorios. Después de esto lo que resta es seleccionar adecuadamente los utensilios y restituir la apariencia original del calzado.

Para limpiar las zapatillas no siempre es necesario recurrir a los productos químicos, hay otras alternativas que, además, consiguen evitar el deterioro de los materiales. La aplicación de blanqueadores comerciales parece ser una opción muy práctica para limpiarlas y dejarlas como nuevas. No obstante, estos productos deterioran los tejidos y, a menudo, no los desmancha sino que, en las partes plásticas, destaca aún más su tonalidad amarillenta. Además, estos productos están compuestos por sustancias tóxicas que pueden afectar la salud al manipularlos. Por suerte, hay una serie de trucos caseros que se pueden aprovechar para dejar el calzado como nuevo, sin deteriorarlo o poner en riesgo la apariencia del mismo.

Particularidades

Las zapatillas blancas no pueden limpiarse con toallitas húmedas habituales, sin embargo no debes desesperarte. Es mejor que te prepares para limpiarlos adecuadamente y sobre todo tener paciencia. Lo más recomendable es lavar el calzado de color blanco sin tanto polvo en la superficie y con un poco de tiempo puedes devolverle su apariencia original. 

Acciones preparatorias:

  • Retire las trenzas.
  • Adicionalmente remueva las plantillas, estás se limpian de forma independiente. Para quitarlas garantizando se mantengan en buen estado, no ejerza movimientos bruscos.
  • Para remover la suciedad solida de la suela y de la parte superior del calzado, emplee un cepillo.

Llego el momento de iniciar la limpieza sin la mínima presencia de agua. El procedimiento va a depender del material con se fabricó el calzado. Los zapatos de gamuza se limpian delicadamente con un cepillo exclusivo para tal fin, con el propósito de remover el exceso de suciedad y polvo. Los diseños elaborados en piel natural y sintética, en esto también entran los textiles se lavan usando un esponja seca y seguidamente una húmeda. Ciertos materiales se pueden asear con un paño duro. Posteriormente coloque el calzado a secar por un tiempo aproximado de 15 minutos, es importante que el proceso de secado sea lo más natural posible. Al realizar lo antes descrito se podrá dar comienzo al objetivo fundamental.

Clases de contaminación

El calzado se puede ensuciar con distintos tipos de sustancias o partículas. El simple hecho de ir de paseo caminando por las calles de la gran ciudad, el calzado deportivo están en situación vulnerable ante elementos de contaminación, como el polvo o plantas, con frecuencia dicha suciedad se mantiene en el material textil, aunado a esto el agua empozada o de los árboles pueden entrar en contacto con las zapatillas, de ser así deberás hacer frente a las manchas amarillas que se forman, gracias al polvo y el agua.

Será un poco más difícil limpiar la suciedad de las zapatillas. Por lo tanto, es mejor prestar atención a la condición de la planta y la superficie al final de cada día. Puede deshacerse de las manchas frescas usando métodos tradicionales o usando remedios populares.

¿Cómo limpiar el calzado blanco?

Los procedimientos verificados para limpiar el calzado de hacer deporte, y los que habitualmente se usan para devolverles el color blanco natural. Los métodos de lavado los va a determinar el material de fabricación del calzado. Es relevante limpiar no únicamente las zapatillas, sino también la suela, las trenzas y plantillas. La sesión de lavado la puedes realizar a mano así como también en lavadora.

El calzado para hacer deporte fabricado en material textil, se limpian de forma más práctica que el resto de los modelos. Lavarlos a mano resultará un procedimiento muy fácil y los resultados obtenidos serán impecables, únicamente se debe cumplir con una condición: Emplear un tipo de detergente en polvo adecuado. Tiene la posibilidad de utilizar un jabón tradicional que habitualmente se usa para lavar ropa o en su defecto un detergente en polvo exclusivo para purificar elementos de color blanco. Disponga un recipiente con agua y el detergente seleccionado, sumerja los zapatos y espere un tiempo aproximado entre 30 y 40 minutos para retirarlos, seguidamente lave el calzado, haciendo énfasis en la suciedad predominante. La suciedad que se eliminó con el remojo se remueve correctamente frotando con un cepillo especial la zona perjudicada o con cepillo de lavar los dientes.

Si desea lavar el calzado en una lavadora, debe cerciorarse en seleccionar el ciclo exclusivo para zapatillas, si su máquina no posee esta herramienta, escoja un ciclo suave, que deshabilite el giro y sume más tiempo al ciclo de enjuagar. Previo a iniciar el lavado, introduzca los zapatos deseados en un forro exclusivo o sino dispone de él, puede usar un forro regular blanco de almohada. Tenga en cuenta que el agua debe tener una temperatura no mayor a los 40 grados. No es recomendable emplear una lavadora para calzados que posean elementos de adornos delicados y que brinden iluminación. Cual sea el procedimiento que escoja para purificar su calzado blanco, es imperativo enjugar muy bien.

Si tiene dudas acerca de la calidad del material de las zapatillas, sería mejor limpiarlas manualmente. Los modelos de baja calidad simplemente no sobrevivirán a la carga del procesamiento automático.

Los zapatos de piel blanca cuentan con una apariencia distinguida. Sin embargo con su uso habitual, el calzado de hacer deporte se deteriora con facilidad al menos en su aspecto. Los métodos simples reintegrarán velozmente la apariencia natural del calzado: 

  1. Usando una esponja empapada con solución jabonosa, realice movimientos delicados por toda la superficie de zapato. Ahora bien si la mugre es intensa, se recomienda sustituir la esponja delicada por un cepillo usado y con cerdas no duras. Al momento de secar el calzado usa un paño seco.
  2. Hay cierta suciedad, donde se requiere adquirir un utensilio exclusivo para lavar el calzado de piel natural. Dicha herramienta es posible conseguirla en la mayoría de las zapaterías.
  3. Tiene la posibilidad de unir almidón de papa y leche en iguales proporciones, y extender en la superficie, una vez realizado el masaje respectivo remueva el exceso con un trapo delicado.
  4. Al culminar con los masajes aplicados, se hace relevante aplicar sobre la piel una crema sin color especial para calzados. Si se amerita lustrarlos, con la finalidad de proporcionar brillo a accesorios que los adornan.

El método de remojo y lavado no aplica para el calzado elaborado en piel natural. De aplicar dicho procedimiento transformará el material en áspero y distorsionará el tono del cuero. La limpieza usando elementos húmedos, remueve adecuadamente el polvo y la tonalidad amarillenta.

Otro material que no le gusta la limpieza estándar es la gamuza. Si empapaste los zapatos de gamuza bajo la lluvia, asegúrate de dejarlos por un tiempo para un secado natural.

La limpieza de las zapatillas de gamuza se realiza de la siguiente manera:

  • Frote la superficie con un cepillo. No ejerza demasiada presión, y el movimiento que sea en una dirección.
  • Con el fin de remover los restos de mugre, utilice un trapo denso y seco.
  • Repita nuevamente el cepillado de la gamuza.
  • La suciedad proveniente de materia grasa, como por ejemplo la mantequilla, debes emplear productos exclusivos para alcanzar tal fin. Estos productos de limpieza los puedes comprar en espuma o aerosol, solo se pueden usar para esta clase de mugre. Previo a su aplicación debe batir muy bien la lata, coloque la solución sobre una esponja suave y esparza por la totalidad del calzado. Debe iniciar la limpieza en un área especifica del calzado y seguidamente por el resto de las zonas. O simplemente lo puede hacer en sentido contrario.
  • Y finalmente deje secar el calzado al aire libre, a una temperatura ambiente.

Una sencilla película de polvo, en la gamuza es posible removerla con la aplicación de un lavado a base de vapor. Pase el calzado por arriba del vapor de un agua hirviendo, artefacto especial o plancha. Dicha actividad debe llevarse a cabo en un minuto o si es posible en menor tiempo. Lo ideal es que la gamuza este húmeda, pero no mojada. Por último cepille la superficie usando un cepillo de goma.

No tiene mucho sentido lavar toda la zapatilla si solo tiene una pequeña mancha o la suciedad está en una zona especifica. Es suficiente lavar el área aplicando la técnica y el producto adecuado. 

La mezcla para la limpieza se debe aplicar en toda el área sucia del calzado y frotar con una esponja delicada. Las manchas en la suela del calzado de hacer ejercicio es un síntoma común en las personas que practican algún deporte y son amantes del color blanco. Las manchas oscuras y líneas grises tienen la capacidad de arruinar en gran medida la apariencia integral del calzado blanco.

A continuación se describen ciertos movimientos que ayudarán a limpiar la suela deportiva:

Previo a iniciar la limpieza, use un borrador convencional para frotar la zonas sucias. En la ferretería podrás conseguir esponjas de melanina, las mismas con un producto eficaz para combatir la suciedad en la suela blanca.

  • Si prefiere únicamente limpiar la suela, emplee un producto jabonoso y con la ayuda de un cepillo con las dimensiones ideales.
  • La crema para limpiar los dientes y el polvo, son productos que puedes utilizar para devolver el blanco a la zona afectada.
  • Gracias a la composición de la acetona, la misma se puede emplear como removedor de los matices amarillentos que aparecen en la superficie. Vierta una porción de la sustancia en un algodón, o tela y pase por la suela del calzado si ejercer mucha presión.

Al momento de lavar las plantillas del calzado predilecto. Sumérgelos en su totalidad en agua común y aplicando jabón corriente frótalos. Debes usar un cepillo con las dimensiones adecuadas para las zonas con una suciedad intensa. Repita el método el número de veces que sea necesario.

Purificar las trenzas es de hecho práctico. Enrollelas en la palma de la mano y aplique crema para limpiar dientes, polvo con efecto blanqueador. Espere que el producto actué por un lapso de tiempo comprendido entre 20 minutos y 30 minutos, en realidad el tiempo lo va a determinar la intensidad de la suciedad. Finalmente remueva el exceso del producto enjuagando con agua limpia. Debe tener en cuenta que si la suciedad no cede, agregue al paso anterior un producto jabonoso.

¿Qué puedo usar?

En el hogar, se torna más práctico emplear componentes habituales. En consecuencia, la mayoría de las manchas y suciedad pueden ser combatidas con cualquier clase de crema para limpiar dientes, soda y peróxido. Usa el jabón y polvo frecuente. Previo a su aplicación, es relevante que realice una prueba en la parte interna de la lengüeta, de esta manera se cerciora que la solución no va arruinar el material de fabricación.

Qué se puede utilizar en la lucha contra las manchas:

  1. Una crema para dientes con componentes blanqueadores junto con un cepillo usado, serán tus mejores utensilios para llevar a cabo esta actividad. Para perfeccionar el efecto, puede incorporar dos gotas de zumo de limón fresco. No es recomendable humedecer demasiado el cepillo, ya que se puede diluir el producto.
  2. Las inserciones de trapo se pueden blanquear con un quitamanchas. Solo se requiere aplicar los ingredientes ideales según las instrucciones. Emplee el mismo cepillo de dientes para ejecutar este método. 
  3. Se puede incorporar una pequeña porción de vinagre al habitual polvo, zumo de limón fresco o peróxido. El efecto alcanzado, será una masa densa que puede esparcirse en la superficie. Frote el calzado con un cepillo y remueva el exceso del producto lavando con suficiente agua natural. El producto obtenido de la unión de los ingredientes antes mencionados, no es ideal para calzados con aplicaciones en malla.

Puedes eliminar manchas pequeñas usando:

  1. Blanqueadores multiusos. En los nombres de dichos fondos suele aparecer el cuadro "OXI". Estos blanqueadores son capaces de refrescar el color y eliminar la suciedad.
  2. Quitamanchas convencionales que hacen frente a manchas pequeñas. Hay quitamanchas profesionales que están hechos para tintorerías, pero su precio es mucho mayor.
  3. Puede aplicar medios para lavar la ropa, se venden en muchas tiendas y el precio es bajo.
  4. El blanqueador de oxígeno hará que tus zapatos deslumbren por su blancura. Si el producto se compra en forma de polvo, asegúrese de diluirlo con agua. Este blanqueador ayudará a limpiar las zapatillas junto con la suela.

Después del lavado, debe utilizar productos para proteger sus zapatos. Antes de salir o la noche anterior, cubra sus zapatos favoritos con un spray especial o cera: el producto repelerá la suciedad y el exceso de humedad. Incluso si se ensucia, la mancha no se pegará en el material.

Sal gruesa y jabón

La sal gruesa tiene diversos usos en el hogar y también se puede aprovechar para limpiar zapatillas de tela. Sus propiedades ayudan a remover la suciedad adherida y también, realzan los tonos blancos cuando estos empiezan a opacarse. Materiales:

  • 1 taza y media de sal gruesa (150 g).
  • Jabón o detergente (dos cucharadas).
  • 1 cepillo.

¿Qué debes hacer?

  • Utiliza el cepillo seco para sacar el exceso de suciedad, por dentro y por fuera, de las zapatillas.
  • Frota un poco de sal gruesa en el interior y exterior del calzado, y déjalo actuar por una hora, aproximadamente.
  • Pasado este tiempo, enjuágalas con agua fría y tu detergente de uso habitual.
  • Aparte, retira las plantillas y déjalas en remojo en un recipiente con agua y jabón.
  • Dejar secar al sol.

Sal y leche

Algunas personas recomiendan mezclar sal y leche para obtener una solución blanqueadora para las zapatillas de tela. Si bien se trata de una alternativa que puede probarse, no hay evidencia de que sea un removedor cien por cien eficaz. Ingredientes:

  • 1 litro de leche.
  • ½ litro de agua.
  • 1 taza y media sal gruesa (150 g).
  • Opcional: jabón o detergente (cantidad necesaria).

¿Qué debes hacer?

  • Vierte la leche y el agua en un balde y añade la media taza de sal.
  • A continuación, sumerge las zapatillas y déjalas en remojo durante 3 horas.
  • Para terminar, frótalas con un cepillo y enjuaga con agua y jabón.

Bicarbonato de sodio y vinagre blanco

Uno de los blanqueadores caseros, por excelencia, es la mezcla de bicarbonato de sodio y vinagre blanco. Ambos ingredientes limpian los tejidos y el plástico de las suelas. Su uso tiene como ventaja adicional las cualidades antibacterianas de ambos ingredientes, que remueven las bacterias y hongos que causan mal olor en los pies. Ingredientes:

  • 1 cepillo.
  • 1 taza de vinagre blanco (100 ml).
  • 6 cucharadas de bicarbonato de sodio (60 g).

¿Qué debes hacer?

  • Mezcla el bicarbonato de sodio con el vinagre blanco en un recipiente.
  • Espera a que baje la espuma que se forma con la mezcla de ingredientes.
  • Luego, moja el cepillo en la mezcla y procede a frotar las zapatillas.
  • Antes de enjuagar, deja que la mezcla actúe sobre el material durante unos 30 minutos.

¿Cómo secar?

Secar inapropiadamente el calzado de hacer ejercicio de color blanco, puede echar por la borda todo el trabajo previo para alcanzar el blanqueamiento deseado. Los zapatos de deporte son vulnerables a perder su figura original severamente. Para prevenir resultados perjudiciales, cerciórate de rellenar el calzado con papel higiénico blanco o toallas de papel. Es inaceptable usar papel periódico o pinturas impresas en zapatos.

El calzado se puede secar al aire libre o simplemente en un área cálida del hogar. Garantiza que estas seleccionando un espacio retirado de artefactos que despidan calor. Si al momento posterior al lavado hay un mal olor, se sugiere disponer un recipiente con patatas peladas e incorporar los zapatos. Con el mismo objetivo, tiene la potestad de colocar granos de café o conchas de alguna fruta cítrica por varias horas.

Consejos y trucos

Realizar la limpieza de manera inapropiada puede acarrear un daño total de la apariencia y funcionabilidad de los zapatos predilectos. Las amas de casa que cuentan con mucha experiencia, tiene la disposición de manifestar sus vivencias y advertir a las más jóvenes tanto niñas como niños, los errores más comunes. A continuación se describen las simples instrucciones:

  • El calzado elaborado en piel, debe limpiarse con un producto inmune al agua.
  • Es inviable lavar el calzado fabricado en nobuck y gamuza.
  •  Las versiones de calzados de precios bajos, como el calzado de hacer ejercicio de tejido, en encaje y la malla no resistirán, el contacto con abrasivos detergentes. Para ellos emplee jabón doméstico o líquido. 
  • Es ideal que el calzado fabricado en piel natural de buena calidad, se laven con un jabón suave y una esponja especial para tal fin. 
  • Desde la base del material textil, puede remover la suciedad que ha penetrado solo con un quitamanchas delicado de buena calidad.
  • Los zapatos de tela se pueden limpiar con amoníaco. Cuando utilice dicho producto, cerciórate de que el espacio de trabajo sea ventilado, colóquese guantes de goma y una mascarilla para respirar. 
  • La crema dental junto con el zumo de limón, tiene la capacidad de blanquear el calzado de hacer ejercicio, con un resultado superior al de emplear productos químicos industriales. 
  •  Usando un sencillo borrador clerical, puedes quitar varias manchas. Dicho procedimiento es beneficioso ya que puede realizarlo fuera del hogar, incluso en la carretera. 
  • La crema dental hará su trabajo si realiza la limpieza frecuentemente y colocas nuevamente. Prevenga la fricción intensa ya que puede arruinar el material. 
  • En ciertas ocasiones, puedes dibujar sobre la zona afectada. Selecciona una pintura cálida para no dañar el calzado. 
  • El calzado elaborado en piel, se lava en una lavadora únicamente en ocasiones extremas. Adicionalmente, el método lo pueden resistir zapatos con un material de buena calidad y alta resistencia. 
  • Si iniciaste la limpieza, lo más seguro es que lavaras a máquina las trenzas y plantillas. Estos componentes importantes del calzado, afectan severamente el aspecto integral del calzado.

¿Cómo lavar y limpiar las zapatillas de deporte blancas?, vea el siguiente video.