Zapatillas de punto con suela de fieltro

Zapatillas de punto con suela de fieltro

Aunque aún se piense que no usar zapatos en casa parece una costumbre algo japonesa, los escasos estudios que se han hecho sugieren que poco a poco se va haciendo más popular. Los japoneses estaban acostumbrados a quitarse los zapatos antes de entrar en sus casas y ponerse unas zapatillas o pantuflas en la entrada, pero este no es el caso de las culturas occidentales, donde las zapatillas o pantuflas normalmente eran usadas al llegar la noche.

Las pantuflas o zapatillas son un tipo de calzado suave de uso doméstico que generalmente tienen suelas finas y flexibles, con dibujos poco profundos para prevenir resbalones en suelos lisos. En la actualidad, se pueden encontrar una gran variedad de modelos de zapatillas que van desde las más sencillas y cómodas hasta las que tienen decoraciones más elaboradas y con más ventajas para su uso en el hogar.

Sin duda alguna, las zapatillas que se usan para estar en casa deben cumplir un requisito principal y es ser cómodas y que estén confeccionadas con materiales que permitan que el pie descanse de un ajetreado día de trabajo. Una de los modelos más populares son las zapatillas hechas de punto y si incluyen una suela de fieltro, la suavidad y comodidad que ofrecen es aún mayor.

Características y ventajas de las zapatillas de punto

Recientemente, la popularidad de los productos hechos a mano ha ido ganando impulso y las zapatillas ligeras para estar en casa entran en esta categoría. La técnica de ganchillo, croché o tejido de gancho, es una técnica para tejer diversas prendas con hilo o lana que utiliza una aguja corta y específica de metal, plástico o madera.

Esta técnica consiste en pasar un anillo de hilo por encima de otro. Entre los tejidos de punto distinguimos dos grandes técnicas: tejido con agujas, y el ganchillo, que se efectúa con una aguja de ganchillo. Con esta técnica se pueden elaborar una gran variedad de artículos como prendas de vestir y elementos decorativos para el hogar.

Los zapatos hechos con esta técnica son muy bellos y las costureras pensaron en unir la técnica de punto e incorporarle una suela de fieltro, lo cual además de ser materiales muy suaves y cómodos son, ante todo, zapatos respetuosos con el medio ambiente.

Las zapatilla de punto con suela de fieltro le permitirán sentirse cómodo en casa, y el contacto del fieltro con la piel le proporcionará un suave masaje que tendrá un efecto positivo en la microcirculación de la sangre y una reducción del dolor si tiene problemas con las articulaciones o ha tenido un arduo día de trabajo.

Otra ventaja de las zapatillas con suela de fieltro es que es un accesorio elegante que sus amigos seguramente envidiarán y les pedirá que compartan el secreto donde compro unas zapatillas tan bellas y con una apariencia tan cómoda.

Tipos de zapatillas de punto

Las zapatillas de punto pueden ser tanto infantiles como para adultos, ya que son unos accesorios que deleitan a las personas de todas las edades.

  • Las zapatillas para niños generalmente están hechas de hilos más suaves, y para una mayor comodidad y para evitar lesiones en la delicada piel del pie de los niños, también se les incluye una plantilla, que además les proporciona un mayor soporte al pie. Las zapatillas para niños se pueden confeccionar tanto en tejido de punto, como de cualquier tela suave, como franela o piel. La parte superior de las zapatillas de niños pueden tener elementos decorativos, imágenes de personajes de dibujos animados o cuentos de hadas, arcos, pompones, estrellas, entre otros.
  • Las zapatillas de punto para adultos difieren de las de niños en su diseño. Las de adulto son más sobrias y pueden o no incluir una plantilla, dependiendo de las preferencias de quien las va a usar.

¿Dónde comprar zapatillas de punto?

En el mercado existe una gran selección muy rica de zapatillas con suela fieltro, especialmente en las tiendas que ofrecen productos hechos a mano. En estos establecimientos podrá encontrar accesorios que se confeccionan de una manera rápida y que son de muy alta calidad, con una gran variedad de colores, decoraciones y de diversos tipos de hilo. Además, allí los precios son un poco más altos que los productos de fábrica y lucen mucho más hermosos y exclusivos.

Si así lo desea y es más conveniente para usted, puede comprar modelos de zapatillas de punto de fábrica en cualquier gran tienda de zapatos en línea.

¿Cuánto cuestan las zapatillas de punto?

En promedio, el precio de las zapatillas de punto con suela de fieltro oscila entre setecientos y seis mil rublos, todo depende de la complejidad del modelo, la cantidad de tiempo empleado y la calidad de los materiales utilizados.

Al comprar estas zapatillas, puede estar seguro de que son únicas a su manera, ya que son modelos exclusivos. El precio de un par de zapatillas de punto para estar en casa hechas en fábrica es de unos quinientos rublos.

¿Cómo hacer en casa las zapatillas de punto?

Si no desea comprar las zapatillas, sino que es de las personas que les gusta hacer cosas por usted mismo, puede estar seguro que con un poco de trabajo las puede hacer sin inconvenientes. Si a primera vista una tarea parece desalentadora, no se preocupe, con tan solo estudiar detalladamente los materiales presentados e instrucciones paso a paso, el proceso de fabricación de zapatillas no le parecerá tan complejo.

Para realizar esta labor, necesitará hilo de tejer, agujas de tejer o ganchillo, una aguja, un punzón, un trozo de fieltro, un patrón que coincida con el tamaño de su pie y un poco de imaginación. La creación de las zapatillas comienza con la formación de una parte superior tejida, cuya altura varía según el gusto del cliente.

Tan pronto como está listo la parte superior, se cose a la suela de fieltro y los orificios se perforan con un punzón, ya que la aguja puede romperse si se usa un material excesivamente denso. Los agujeros deben realizarse a 1 centímetro de distancia unos de otros, trazando una sucesión de agujeros perpendiculares de 1 cm, que conecten la parte superior de la suela con el canto lateral, ambos situados a medio centímetro del borde. Es importante que los agujeros se realicen bien, y con una distancia suficiente del borde, ya que de lo contrario el fieltro se rajará cuando se realice la primera línea de ganchillo.

Luego, la plantilla se pega o se cose y el producto está listo. Opcionalmente, se puede decorar las zapatillas con diversos adornos o elementos que la hagan más bella y exclusiva.

Ideas creativas y populares para hacer unas zapatillas de punto

Cuando las zapatillas de punto las hace usted misma, es posible incorporarle ideas muy creativas y poder tener unas zapatillas únicas y muy originales. A los niños, por supuesto, les gustarán las zapatillas de punto con suela de fieltro, hechas en forma de animales graciosos, pájaros o insectos. Las mariquitas, las abejas, los ositos de peluche, los perros y otros héroes adorables suben el estado de ánimo del niño. Además le pueden proporcionar una estrategia de enseñanza ya que el niño podrá aprender qué pie va en cada zapatilla, especialmente si las zapatillas son dos componentes de un todo, es decir, las dos mitades de una naranja, un girasol, entre otros.

Si las zapatillas son para una mujer, lo más probable es que prefieran delicados motivos florales o zapatillas de colores intensos para alegrar el alma y los ojos.

Las zapatillas de punto pueden ser un buen regalo para su amado hombre, especialmente si están hechas con sus propias manos. Si no hay tiempo para jugar con la costura o el tejido no es parte de sus habilidades más fuertes, siempre existe la oportunidad de mandarlas a hacer en el modelo que desee. Las decoraciones que pueden incorporarse a las zapatillas pueden ser muy sobrias, como símbolos nacionales, o un poco juguetones, como hipopótamos, trajes, carros, tanques o sin decoración. Las zapatillas en forma de autos con luz de fondo con LEDs blancos y rojos integrados en la parte delantera y trasera se convertirán en un detalle muy especial y único. Si su esposo va al baño por la noche, puede estar absolutamente tranquilo que no se perderá.